God


No hay certeza sobre quién fue el primer futbolista que, tras marcar un puñado de goles en el encierro del área, en franco duelo con esa noble criatura que algunos llaman portero, pero cuyo nombre verdadero es cancerbero, fue apodado “Matador” (o, más bien, “Killer”, pues seguramente fue en Inglaterra). La mente que ideó la metáfora, que más tarde ha devenido en apodo genérico, seguramente tuvo en cuenta la mirada plácida y calma del delantero ante la salida huracanada de su rival a vencer. Con la frialdad necesaria, el goleador dispara y anota. La imagen es preciosa y la metáfora bendita. Es perfecta. El goleador es un matador, es Hugo Sánchez coleccionando víctimas en sus incursiones a la zona de castigo. Un día a alguien se le ocurrió y así ha quedado para todos los miembros de esa estirpe.

Todos menos uno. Robbie Fowler es ‘God’. Un dios rebelde, un poco punk y muy británico. Pensemos en Fowler. Es mediados de los 90’s, estamos en Anfield y tanto el campo como laRobbie Fowler ha sido uno de los preferidos de Anfield Road camiseta de Robbie están embarradas. El Liverpool, su equipo, acaba de recuperar el balón y ante ello mira fijamente el esférico e inhala una bocanada de aire. Se da vuelta y comienza a correr en zig zag, con la adrenalina disparada, esperando a que los otros “Spices Boys” le pasen la pelota para que él, lejos de todos los defensas, defina y marque con un toque divino. Robbie celebra y exhala. Vive, más bien. Todo lo que hace el resto de la semana no tiene importancia sin ese momento. Bien lo explica Brian Hall, gloria del equipo, sentado en la gradería de Anfield mientras habla, con brillo en los ojos, del dios de Merseyside: “Esta es la historia de un hombre joven que llegó al fútbol y lo único que quería hacer era marca goles”. Era una entrevista que le hacían para una serie de capítulos que recopilaban los 100 futbolistas más importantes de la historia del Liverpool, llamado “100 players who shook The Kop”, en la que Fowler salió en cuarta posición, sólo superado por Ian Rush, Steven Gerrard y Kenny Dalglish.

Dios duró, en verdad, sólo tres temporadas. Sus tres primeras como titular en Liverpool, desde la 94-95 hasta la 96-97. Durante su trienio marcó más de 30 goles en todas las competiciones, siendo el único novato que lo ha logrado en las cuatro ligas grandes de Europa. El cuarto año su rodilla se rompió y se perdió la mitad de la temporada y el Mundial del 98. Su lesión le dio minutos a Michael Owen, quién, en su ausencia, tomó su testigo, marcó varios goles y se hizo con su vacante en el seleccionado. No volvió a ser el mismo delantero de demarques infinitos y obsesivos, que corría a toda velocidad para quedarse solo y poder sacar a relucir ese golpeo clínico, preciso, letal. El Cassius Clay de Anfield.


12 comentarios

  • Jesús 19 julio, 2013

    El 'terror de Toxteth' se ha convertido en uno de los mejores delanteros que Anfield ha visto jugar. Fowler nació con una luxación congénita de la cadera y además, de pequeño sufrió asma, pero esto no seria un obstáculo para convertirse en una leyenda y en el máximo goleador de la historia del Liverpool Football Club.

    La gente tampoco olvida de Fowler la imagen de Fair Play que dió la vuelta al mundo en un partido frente al Arsenal. Fowler tiró el penalti para que Seaman lo detuviera, pero en el rechace, Jason McAteer marcó. Ese año le concedieron el premio UEFA Fair Play. Poco después, Fowler sería sancionado por la UEFA con 900 euros de multa por vestir una camiseta de apoyo a la huelga de los trabajadores portuarios de la ciudad de Liverpool en un partido. Él levantó una camiseta donde se vió un mensaje de apoyo a 500 trabajadores despedidos. No se cortaba ni un pelo para demostrar lo que él sentía, por aquél penalti inexistente frente a Seaman ni tampoco por apoyar a muchos trabajadores de su ciudad.

    Michael Owen: "A menudo se refieren a él como 'God', lo que resume el respeto que le tienen en Anfield tanto aficionados como jugadores. Pero no sorprende si responde a 'Bernard', el cual es el otro nombre de pila". Es una frase que Owen dijo para referirse a Fowler en el día de su trigésimo octavo cumpleaños. También hay otra frase muy buena, como cuando Fowler compartió delantera con otra leyenda del Liverpool como era el gran Ian Rush y que el día en el que se despedía del Liverpool dijo: "Lo dejo en buenas manos, Robbie eclipsará todo lo que yo he logrado en el Liverpool Football Club". Un año después (1996) recogería el testigo del número que portaba el galés, cambiaría su mítico dorsal 23 por el 9 de Rush.

    Los números de Fowler en el equipo de Anfield son bastante buenos: 183 goles en 369 partidos. En cuanto a su palmarés, ha conseguido ganar 2 Copas de la Liga, 1 Copa de UEFA, 1 SuperCopa de Europa.

    Respond
  • @SharkGutierrez 19 julio, 2013

    "El obrero del gol"; es curioso como Robbie Fowler apadrinó el color rojo y luego salió por la puerta de atrás. De puntillas y sin hacer ruido. Para el recuerdo queda esa celebración contra el Everton, donde hace gesto de esnifar cocaína, de protestar por los estibadores del puerto de Liverpool, o de intentar de convencer al árbitro, a pesar de que el trencilla se empeñaba en sí. Era todo un personaje; Rush le dio la alternativa y Robbie la aprovechó. Tengo que decir que la cuarta temporada también fue bastante buena. Hablamos de que Fowler luchaba por protagonismo en la Premier, con Cantona, Yorke, Shearer o inclusive Le Tissier. Mantuvo el nivel durante bastante tiempo.

    Luego, si llegó la cuesta abajo. Tanto es así, que ahora anda por Oriente dando sus últimos pasos, tras andar por Australia. Un mito viviendo el de Toxteth.

    Respond
  • Abel Rojas 19 julio, 2013

    @ Jesús

    Espectacular comentario :-)

    Recuerdo que cuando era pequeño me alucinaba el Liverpool de tres jugadores que me encantaban por puro carisma, porque yo no me daba cuenta de mucho más: Paul Ince, Steve McManaman y Robbie Fowler.

    @ Shark

    De Le Tissier habrá que hablar algún día largo y tendido… Está bastante tratado el tema, pero nunca se ha debatido aquí en la Comunidad. Veremos.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 julio, 2013

    @Jesus

    "Los números de Fowler en el equipo de Anfield son bastante buenos: 183 goles en 369 partidos"

    Al loro, un gol cada dos partidos, muy, muy bien. La verdad es que no le tenía por un goleador tan fiable. Y eso que es un mito de los 90 en la primera Premier. Fowler es uno de esos jugadores con los que empezabas a descubrir el fútbol. Carisma puro.

    Respond
  • @SharkGutierrez 19 julio, 2013

    @Abel

    Para Le Tissier, hay opiniones divididas. Hay quien se siente muy fetiche de este futbolista y hay quien dice que está demasiado mitificado a posteriori. Lo cierto, es que no dejó indiferente a nadie y eso es motivo, al menos de tratarlo en la comunidad. También hay un goleador que parece que pasó de puntillas, pero solo nombrarlo sabías que era gol: Alan Shearer.

    Respond
  • @JuanDV14 19 julio, 2013

    @Abel
    Yo también recuerdo con mucho cariño ese equipo. Fueron mis primeros años de fútbol (años 95-96) y aquel Liverpool me gustaba, quizá por eso lo recuerdo con mucho cariño.

    A los tres jugadores que apuntas yo añadiría a un veteranísimo John Barnes que tras haber sido un extremo toda su carrera en esos años se reconvirtió en un notable mediocentro, en un caso bastante similar al de Ryan Giggs.

    @Le Tissier
    Partiendo de la enorme clase que tenía, yo creo que el mito ha eclipsado en gran parte la realidad.

    Respond
  • @migquintana 19 julio, 2013

    @Jesus y @David León

    Yo también tenía esa impresión, David. De hecho, esas cifras no son mejores porque incluyen los de la vuelta de Fowler con Rafa Benítez (12 goles en 39 partidos). Sus primeras temporadas son buenísimas en este sentido, porque sólo en Liga, como comenta Kundera, mete 12, 25, 28 y 18.

    Respond
  • Kundera 19 julio, 2013

    @ Fowler goles

    Robbie tiene un ritmo goleador increíble hasta la lesión. Se lesiona y no sólo deja de ser el mismo, sino que pierde el puesto con Owen en selección y Liverpool, y pasa a ser el delantero rotativo. Su golpeo era increíble. Las ponía colocadas, con potencia, al lado del palo… arriba o abajo. No importaba. Un aguijonazo letal. Y siempre quedaba lejos de los centrales. Hacía lo de Chicharito en el área un poco más atrás, y cuando el Liverpool bordeaba 3/4 el ya estaba solo. A mi me flipan esos delanteros.

    Respond
  • Seto 19 julio, 2013

    Que nostalgia estos articulos (el de la fiore de batigol tamabién) que me hacen volver a mi niñez…y es un gusto cuando estan escritos….pues como deciis algunos, " de esa manera inclasificable con la que escribe Kundera"…con un marcado acento literario diria yo…

    Siempre sentí fascinación por Fowler….por la sonoridad de su apellido, por sus pintas de "un poco punk y muy britanico" como bien describe Kundera, por la fascinación que yo percibia que despertaba entre su publico…por la facilidad que tenia para marcar…

    La verdad es que al vivirlo de tan pequeño, luego mas mayor siempre me quedó la duda de cual habia sido su verdadero nivel futbolistico. Mis ojos de infante, y luego el recuerdo seguramente magnificado me han impedido medirlo objetivamente.

    Gracias por alegrarme la tarde aquí en el curro equipo de ecos :)

    Respond
  • javi15195 20 julio, 2013

    Como no dejéis de hablar del Liverpool no pararé de daros la brasa comentando vuestros artículos, jajajajaja.
    No tuve el placer de ver jugar a Fowler, por mi edad y por mi desconocimiento futbolístico hacia esta figura hasta hace unos 6 años. Pero sé que "he shook the Kop" y eso es bastante definitorio para su figura : pasional, conquistador de corazones reds y un frío goleador el cual merece mucho respeto.
    @SharkGutierrez
    Me parece que Alan Shearer sigue siendo alguien infravalorado en el ambiente futbolístico popular. Una de las almas más puras en cuanto a gol de las Islas, si no el que más. No sé si ese chico tenía algo en la cabeza más allá de tres palos y una red, porque su obesión en el campo por llevar la pelotita hasta el fondo de ese objeto era inaudita. Por cierto, ¿no convivía Robbie Fowler en su época con un tal Denis Bergkamp? 😉

    Respond
  • @SharkGutierrez 20 julio, 2013

    @Javi15195

    Si, convivió. Pero Bergkamp empezó a destacar un poco más tarde. Robbie había explotado tomando la alternativa a Ian Rush (de hecho llegaron a jugar juntos más de una vez). Dennis llegó en 1995, además que fue más (a mi entender) un jugador con menos gol que Robbie. A mi Shearer, me fascina como figura. Él Blackburn campeón fue una cosa exagerada, con él y otro (que tal baila) como Chris Sutton. Por cierto, Daglish era el entrenador; a nadie le extraña, ¿verdad? ^^

    La pareja que formaban Robbie-Owen, daba ciertas esperanzas a Inglaterra en aquél momento.

    Respond
  • @DavidLeonRon 21 julio, 2013

    @javi15195

    Se puede entender. En Champions y competiciones internacionales se mostró poco, o no demasiado. No levantó titulos. Eso sí, fue el máximo goleador de la Euro 96, torneo que Inglaterra estuvo cerca de poder ganar.

    Y bueno, sus cifras en el Blackburn daban miedo. Ojito… 112 goles en 138 partidos!! Media de 0,82 por partido, de locos.

    Dicen que estuvo muy cerca del Barcelona.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.