Los últimos alemanes | Ecos del Balón

Los últimos alemanes


Jordi Medina fue un joven abogado catalán que quiso suceder a Joan Gaspart como presidente del FC Barcelona, allá por 2003. Un crit valent, su candidatura, tenía poco apoyo, aunque no por ello eludió prometer lo siguiente: “Tres jugadores de la liga holandesa, si bien ninguno holandés, y otro de la liga alemana”. Más tarde añadiría a Toppmöller como entrenador y “dos jugadores de su total confianza”. Klaus Toppmöller había diseñado el Bayer 04 Leverkusen Tri-perdedor de la temporada 2001/02, un muy buen equipo que desbordó a Europa.

Le sobró mérito. El déspota Bayern Múnich de Kahn, vigente campeón, comenzó a apagarse tras conseguir su ansiada Copa de Europa, y la Bundesliga inició su travesía por el desierto de la mediocridad hasta su renacimiento más cercano. El fútbol alemán evidenciaba un desgaste y una desilusión graves. Pero apareció el Leverkusen, quizás el último gran producto puramente germánico, el último según su vieja escuela: versatilidad y solidez táctica, dominio físico y aéreo y poseedor de una llegada desde la segunda línea que aplastaba. Este deporte, siempre muy hábil, eligió sabiamente a Michael Ballack como líder del proyecto.

Ramelow y Ballack formaban una pareja tipo Albelda-Baraja.

Ballack fue un crack que hizo grandes cosasBallack vivió a mitad de dos tiempos y dos culturas. No llegó vivo al boom de su Liga y no disfrutó de los beneficios más artísticos del mestizaje de la Mannschaft, pues si bien compartió vestuario con polacos como Klose, la magia mediterránea de Özil aún no había impregnado a la selección -a la que hoy le falta precisamente la competitividad de Michael-. Incluso en el Chelsea, su mejor opción, tuvo que comerse el post-Mourinhismo. Sin duda era una potencia, pero andaba deprimida por la marcha del, quizá, gran fenómeno social del fútbol post-Maradona. El lío es que Ballack era tan bueno que pese a estar en lugares caídos jugó muchas, muchas finales. Demasiadas.

De ganar la Final de Alemania 02´, tendría un Balón de Oro.

Fiel a su fama puede que su mejor recuerdo sea aquel año del Bayer Leverkusen en el que pudo ganarlo todo y no ganó nada. El de su hola al mundo: el de un centrocampista omnipresente que iniciaba el juego, marcaba los tempos, decidía con pases y que marcó 22 goles en 40 partidos. Definir su estilo como exquisito es excederse, porque no fue ni mágico ni espectacular, pero debe constar su precisión: el repertorio técnico de Ballack jamás le supuso una limitación, si bien es cierto que su juego era de ritmo bajo -en el Chelsea de Grant, que es el suyo, se jugó a la velocidad más baja de la era Drogba-. En el Leverkusen de Toppmöller según el día acompañaba a Ramelow en el doble “5” pero con libertad absoluta (4-4-2), o daba un paso al frente y se ponía junto a Bastürk por detrás de Neville (4-1-4-1). Su nivel fue de Balón de Oro.

Zé Roberto en la izquierda daba salida y desborde a Topmöller.

Lucio fue casi tan impactante como BallackEl resto de la columna vertebral estaba compuesta por los centrales Nowotny-Lucio, muy complementarios, y por los otros tres centrocampistas titulares: Schneider, volante derecho de diestra perfecta, el propio Ramelow, mediocentro recio, y Zé Roberto, que en competencia con Lucio era la segunda clave del equipo. Quien luego pasase a jugar en los doble pivotes compensó en banda lo habido y lo inexistente, aportando encima su desborde. Tan de moda como están los Iniesta, Modric, Dembélé o Jacky (por regatear por dentro) y quizás el primero fuese Zé Roberto, aunque en el Leverkusen tuviese otro rol.

En lo más táctico, la carta secreta fue la marca al hombre. Toppmöller proponía persecuciones individuales a todo campo. En la semifinal, Ferguson no supo combatirlo. Aquel Ramelow vs. Verón lo traumatizó de por vida. Ninguna bruja más pisó Old Trafford desde el 24-04-02.

El Bayer Leverkusen eliminó a media Premier League.

Antes de disputar la semifinal con el Manchester United el conjunto de Toppmöller eliminó al Arsenal y a la Juventus en la segunda fase y al Liverpool en los cuartos tras una exhibición de Lucio. Lo del central fue emocionantísimo, incluyendo un golazo de crack en el minuto 84 que remontaba el que Litmanen había marcado 4 minutos antes. Entonces comenzó la luciomanía.

Todo el mundo sabe lo que ocurrió en Hampden Park, fue la noche de Casillas y Zidane. También se conoce que el Bayer Leverkusen perdió la final de la Pokal contra el Schalke 04, y que desperdició una increíble ventaja de 5 puntos sobre el segundo en la Bundesliga a falta de solo 3 jornadas (ganó el Borussia Dortmund de Amoroso). Pero por cómo jugaron, porque han vuelto al escaparate mediático de repente, porque un nuevo humilde alemán se ha vuelto a colar entre los cuatro mejores de Europa y por Michael Ballack, apetecía recordar al ya para siempre apodado como Bayern Neverkusen de Klaus Toppmöller. Alemanes.


46 comentarios

  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    Recomiendo este vídeo para recordar cositas sobre esta gente y, sobre todo, para ver lo que era Michael Ballack de joven, que vaya barbaridad:

    Respond
  • kay 19 abril, 2013

    Me acuerdo perfectamente, por que poco antes fue justo cuando empecé a seguir fútbol de verdad.Bayer, Arsenal y Borussia me encantaban.Y como futbolistas Rosicky y Ballack.me acuerdo que a un compañero le hable del desconocido Ballack y se reía para pico después, final de champios.

    Y menuda última jornada de la Bundesliga.parecía un guion más que algo real, menuda emoción.

    Respond
  • @JuanDV14 19 abril, 2013

    Gran texto Abel.

    Gran equipo este Bayer, fútbol alemán de los 80 y 90, de los que te avasallaban con arreones físicos pero que añadía también mucho toque y elaboración de las jugadas cuando era necesario.

    Así sin pensarlo demasiado detenidamente me atrevería a decir que muchos de sus jugadores dieron este año el nivel más alto de su carrera deportiva como Ballack, Ze Roberto, Neuville y sobre todo Baştürk.
    Baştürk jugó una semifinal y una final prodigiosas. De hecho, aunque Ballack era el alma de ese Bayer, en muchas ocasiones el juego, el pase y la nota diferencial corrían a cargo del joven turco. Me acuerdo siguiendo a Turquía en el mundial de Korea solo por verlo jugar.

    Un detalle de la final.
    El Bayer en los últimos minutos achucha muchísimo al Madrid, surgiendo la figura de Casillas que jugó los 5 mejores minutos que jamás he visto a un portero, bueno, pues en ningún momento se pusieron a colgar balones, salían tocando y siguieron jugando como hasta entonces (lo que llevó al comentarista a decir algo así como "mira no tiran pelotazos").
    En esa jugada se podía vislumbrar un equipo que moriría, que iba a perder todo lo que tenía ganado, pero que a pesar de eso iba a ser recordado, hasta el punto de que once años después en un punto de España íbamos a seguir hablando de la fatalidad de aquel Bayer Leverkusen del año 2002.

    Respond
  • sergio 19 abril, 2013

    Ballack era un escándalo en aquellos tiempos, sus goles de puro llegador son los mejores que he visto en los últimos años junto con los de Lampard y Gerrard. En aquella final en el que el Madrid gano la Novena si es verdad que literalmente les acosaron en los últimos 5 minutos y las paradas que hizo Casillas son sencillamente estratosféricas, creo que el madrid supo aprovechar muy bien sus recursos en aquella final y aprovecharse de la estrategia en el gol de Raul y creo que lo que marca la diferencia es el gol de Zidane, ese gol sencillamente vale una champions y en mi opinión desmoraliza al rival que se dice interiormente "Madre mía lo que nos acaban de hacer".

    Respond
  • Felipe S. Mateos 19 abril, 2013

    A mi el que me flipaba era Ramelow

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    @ Felipe S. Mateos

    Jugador al que muchos entrenadores de grandes equipos querrían hoy, como mínimo, en su banquillo.

    @ JuanDV

    Sin duda el tipo del rendimiento excesivo para su capacidad fue Bastürk. Está clarísimo. Mediapunta hábil y tal, sí, pero… nada del otro mundo. De hecho ni siquiera era titular indiscutible en el Leverkusen, y luego fracasó en la Premier.

    Pero con lo de Lucio, Ballack y Zé Roberto, que al fin y al cabo eran los tipos que llevaron al Bayer a la Final, no puedo coincidir. Fue su temporada más impactante porque fue la primera espectacular, pero los tres han tenido momentos tremendos en el fútbol.

    De hecho Ballack es, con margen, el más infravalorado. ¡Ya quisiera Löw a Ballack donde Khedira o incluso Schweinsteiger! La competitividad-sobriedad-calidad de Ballack era otra película. Por no hablar de su constancia y su liderazgo. Este hombre llevó a todos sus equipos a niveles que no le correspondían. El Leverkusen a la Final de 2002? Alemania a la Final de 2002? Alemania a la Final de 2008? El Chelsea a la Final de 2008? El Chelsea casi a la Final de 2009 hasta el Iniestazo?

    Ninguno de esos equipos, en ese momento, estaba para eso.

    @ Sergio

    Realmente la fInal, sin ser cómoda para el Madrid, siempre dio la sensación de que era más blanca que otra cosa. Raúl y Zidane agarraron el partido y se notó la diferencia. Aunque luego tuvieron ese arreón que mitificó a Casillas.

    Respond
  • @SharkGutierrez 19 abril, 2013

    4–4-2 tan frío como efectivo, todo muy alemán: correcto, sencillo, metódico y eficaz, en los que Zé Roberto y Lucio (no es casualidad que años después el Bayern se llevase a los dos últimos), pusieran la magia en un equipo que venía a ser lo mismo que años atrás lo había sido el Bayern o el Schalke ganador de la Copa de la UEFA.

    Éste, junto a la Copa de la UEFA ganada al Espanyol a doble partido del mítico Bum Kum Cha, dirigidos por Erick Ribbeck, fueron quizás, los dos más exitosos Leverkusen de su historia. Una historia, que comienza en primera división a partir de los 80. Hasta entonces había sido un equipo modesto (2º división) de la Cuenca del Ruhr. Haciendo un inciso, hay que entender que Bayer hizo crecer la ciudad de Leverkusen (ya que ésta eran cuatro aldeas); la creación del club, fue de algunos empleados de Bayer, una ciudad cuyo fundador fue (en gran medida) Carl Leverkus (su empresa de tintura la compró Bayer en el siglo XIX).

    Volviendo al tema fútbol, aquél Lucio me deslumbró; era divertido, alegre, se sumaba (como Piqué en momentos de desesperación) al ataque con una frecuencia, que pocos defensas hoy en día hacen sin mucho éxito (David Luiz, por ejemplo). Lucio era competitividad y saber estar., al mismo tiempo. Simplemente colosal; el Neuville triunfador, Ulf Kirsten dando sus últimos pasos como mito, Berbatov dando los primeros de su carrera…me encantaba y como dicen algunos, uno de los hombres más seguros y más "última generación" de alemanes que quedaban en la selección era Ramelow. Quizás lo que menos me gustaba era la portería; Butt no me pareció que estuviese a la altura (y no lo digo por la final).

    Anécdota: lo de Bayer Neverkusen se lo empezaron a llamar los seguidores del Colonia (sus más acérrimos rivales, ambas ciudades apenas están separadas), aunque es curioso que cuando empezaron a llamarles así, el club consiguió una Copa de la UEFA y una DFB Pokal. Esa Bundesliga que perdieron en casa ante el Werder de Thomas Schaaf y el gol de Aílton hicieron comenzar el principio del fin, que terminó con la destitución de Toppmöller en febrero de la temporada siguiente, cuando el equipo peleó para no descender. Había acabado un ciclo.

    Respond
  • Wjcmha 19 abril, 2013

    Gran infravalorado Michael Ballack. Gran gran infravalorado. Jugadorazo tocho donde los haya. Solo Gerrard me ha parecido mejor, hablando de centrocampistas de ese corte. Lampard era más ritmico, pero menos grande, para mi gusto,

    Supercompetidor que daba la cara siempre. A bajar, a sacarla, a defender, a soltarse y llegar…es un tipo que en un partido grande siempre sabias que era un marron de cuidado.

    No tenia brillantez, pero tenia TODO lo demás.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 abril, 2013

    La gran proeza de Michael Ballack será siempre el Mundial 2002. Es cierto que difícilmente veremos una Copa del Mundo de nivel más bajo (la trayectoria de Alemania hasta la final fue Arabia, Camerún, Irlanda, Paraguay, USA, Corea), pero también Alemania era muy débil, como ya comentamos en otra ocasión.

    Es que en cuartos ganan 1-0, gol de Ballack. Semifinales 1-0, gol de Ballack…. fue él. No mereció perderse la final ante Brasil.

    Respond
  • @SergioPL14 19 abril, 2013

    Sólo diré que, en verano de 2002, cayó una camiseta de Alemania de Ballack de tenderete playero. Uno de los jugadores fetiche de mi adolescencia.
    No recuerdo con mucha claridad el partido de Hampden Park, sí los detalles. Los tres goles, sobretodo el de Zidane claro, las paradas de Íker, el momento en el que César dice "hasta aquí"… Recuerdo con más claridad las sensaciones. Sentía que el Bayer se estaba enfrentando a un gigante al que no tenía posibilidad de ganar. Sentía que, a cada gol de los germanos, respondería Raúl, Zidane, Figo o quien fuera con otro. Nunca tuve la percepción de que el Bayer pudiera ganar esa final.

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    @ Shark

    Me encantaba el gordito Ailton. Me encantaba.

    @ Wj

    Es que para mí Ballack no era un Gerrard o un Lampard, sino un jugador mucho más pausado y relacionado con la posesión del balón. Ballack es alemán, no británico. El británico es de 1 o 2 intervenciones por jugada; Ballack podía participar 5 o 6 veces sin problemas, y pararse, y luego acelerar. No sé con quién equipararlo. Quizás el primer Cesc, el que jugaba al lado de Gilberto Silva, sea lo más parecido, sin ser igual.

    De hecho cuando Ballack llega al Chelsea el cambio es ese: la pelota pasa a ser raseada. Se pasa de Cech-Drogba-Lampard a Cech-Ballack-Juego, y eso unido a todo lo demás desembocó en dudas -aunque llegaron a la Final de la Champions y la perdieron en el último penalti-.

    Respond
  • Wjcmha 19 abril, 2013

    Os imaginais al Malaga con Ballack? O mejor, al Atletico con Ballack?

    Respond
  • @charloz_ 19 abril, 2013

    Si mal no recuerdo, el Bayern fichó a sus tres cracks el mismo verano, no?…

    Respond
  • Miguel Canales 19 abril, 2013

    A mi me encantaba Schneider. Mira que había mejores jugadores en aquel Bayer, pero esa tipología de futbolista siempre me encantó. Era Alemán.puro, nada anárquico ni imaginativo. Pero simpre era regular en su rendimiento, un metrónomo

    Respond
  • @migquintana 19 abril, 2013

    Y Berbatov, otro no demasiado ganador, coronando el equipo.

    @charloz_

    Creo recordar que ''sólo'' ficharon a Ze Roberto y Ballack. Y a Michael, si no me equivoco, por muy poquito. No sé si porque acababa de contrato, que algo me suena, pero vamos… fue una ganga. Muy del Bayern Munich este movimiento de fichar a los mejores del equipo que destaca en Alemania, eh.

    @SergioPL14

    Yo tengo el mismo recuerdo, pero también lo tengo de que el Real Madrid no hizo un partido demasiado brillante. De hecho, es sorprendente la de momentos épicos e históricos que nos dejó aquella Final para no ser realmente espectacular de forma continuada.

    Respond
  • @Joanbarriach 19 abril, 2013

    @charloz

    Sí, el efecto aspiradora del Bayern hizo presencia comprando la columna vertebral enterita del Bayer Leverkusen: Lucio, Ze Roberto y Ballack al Bayern. Y Berbatov se fue ese verano a Old Trafford. Lo que viene a ser la desmantelación de aquel equipo.

    En ese equipo era muy de Basturk. Me encantaba ese jugador, no era el mejor ni el más importante pero era muy de él. Equipazo, la final vs Madrid la dominaron en grandes fases del encuentro. La primera parte desde el gol de Lucio al gol de Zidane es un baño del Bayer al Madrid de manual.

    Y en la segunda mitad jamás una lesión le vino tan bien a un equipo y a un entrenador…

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 abril, 2013

    @Miguel Canales

    Schneider no podía ser más alemán. Ese sí que era un germano vintage. Dicho esto, estaba lejos de ser uno de los fenómenos del equipo, está claro.

    El bueno era Ballack, luego Lucio. Esos llegaron a la categoría de jugadores inolvidables. Han hecho historia en Mundiales y Champions, vaya. El resto no.

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    @ WJ

    Es el tipo de jugador que le falta al Atlético, de hecho.

    @ Charloz

    A Lucio lo ficharon en 2004. Se quedó dos años más en el Leverkusen, increíblemente.

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    @ Canales

    En aquel equipo era importantísimo. De hecho aquel año sonó para el Bayern y algún grande de Europa -por supuesto el Inter ^^-, pero aquella fue definitivamente su temporada gloriosa. Esos jugadores suelen dar rendimiento en casi todas partes. Sin excesos, pero siempre cumplen.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 abril, 2013

    En la final del 2002, al Madrid le pesó el desorbitado favoritismo con el que llegó a dicho encuentro. El Madrid había ganado dos Champions en 98 y 2000 y en ninguna partía como favorito y mejor equipo del mundo. En esta sí, y el rival a priori no era una Juventus como en el 98, ni siquiera el equipo de "supermoda" como llegó a ser el Valencia del 2000. El Leverkusen fue a perder y resistió con empaque.

    El Madrid ganó por los chispazos de Zizou y Raúl, que podían pasar como los dos mejores del mundo en ese momento, y por el portero más determinante que yo conocí. En otras palabras, ganó por calidad.

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    Pero no por calidad en los detalles, sino por calidad para dominar. Zidane y Raúl no marcaron dos goles. Dominaron el partido durante 2/3 del mismo, siendo generosos.

    De hecho, aquella final es un partido perfecto para comprobar lo buenos que eran Zidane y Raúl, porque hicieron de sí mismos.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 abril, 2013

    Tendría que volver a verla, pero creo recordar que en la final de 2002 el Madrid tiene bastante menos control del partido del que tiene en el 2000, que es un repaso de tranquilidad y jerarquía al Valencia.

    También tengo en mi mente una actuación flojita de Ballack. Se le vio muy poco y creo que solo chutó en una ocasión.

    Respond
  • @pablofg_21 19 abril, 2013

    Igual me matáis por lo que voy a decir. Sin quitar un ápice de mérito a Iker, que ha demostrado todos estos años que ha sido el mejor portero de las últimas décadas y de los mejores de la historia, ¿ninguno creéis que su actuación en Glasgow está un pelín sobrevalorada?

    Es que yo veo a menudo sus paradas, y vale que la carga emocional era muy grande, que salió desde el banquillo y que eran los minutos finales de una final de Champions, pero yo creo que si no hace alguna de esas paradas, se le critican. Mi percepción es que son tiros parables, que no necesitan ese toque de magia que tiene Iker.

    Igual es cosa mia eh, pero no sé ^^

    Respond
  • @pablofg_21 19 abril, 2013

    Pongo vídeo, para recordar: http://www.youtube.com/watch?v=tcs-dxF_3ic

    Si acaso la que le hace a ¿Baştürk? con los pies…

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 abril, 2013

    @pablofg

    Esas cosas no se juzgan. Hacerlas es cosa de elegidos. Estar ahí, que te salgan, que el delantero no remate a otro sitio…

    Yo es que no concibo la frialdad en estos asuntos. Es como cuando me dicen que si la galopada de Leo ante el PSG tampoco es para tanto, que si esto, que si lo otro… lo siento pero no. Esas cosas pasan porque son ellos. A otros no les pasa. Con otros no se producen esos "errores".

    Además, que la parada del pie es de locos!!:p

    Respond
  • @migquintana 19 abril, 2013

    Al final es un todo, ¿no? El escenario, el momento, el minuto, lo cercano de los remates, la espectacularidad de las paradas, el significado de las mismas… es complicado no ''sobrevalorarlo'', la verdad. Yo estoy de acuerdo con David, estas cosas no pueden ser medidas de forma lógica. ^^

    Respond
  • @Chemaerrebravo 19 abril, 2013

    @Abel

    "Apareció el Leverkusen, quizás el último gran producto puramente germánico, el último según su vieja escuela: versatilidad y solidez táctica, dominio físico y aéreo y poseedor de una llegada desde la segunda línea que aplastaba"

    Entiendo lo que quieres decir Abel, pero este Leverkussen yo no lo pondría como vieja escuela germánica: básicamente, porque la vieja escuela Germánica (desde el 70) estaba definida por la figura de una pieza táctica que daba todo el sentido a su modelo: el líbero. Y aunque creo recordar que en la final de Glasgow Ramelow desempeña ese papel por la baja de Nowotny (que implicó un cambio más profundo de sistema), el Leverkussen de Toppmoller no frecuentó ese sistema de marca genuinamente alemana.

    Otro factor que me impide ver a este equipo como algo genuinamente alemán, pese a tener a Lucio, el defensa más alemán que ha jugado en Alemania en los últimos 20 años pese a no serlo, con su espíritu libre, es el tema delantero. El delantero más importante de Toppmoller era Olivier Neuville. Tenía a Kirsten, un cabeceador tremendo, y a Berbatov, un punta muy móvil aunque no tanto en sus inicios, pero el delantero que determinaba el juego era Neuville, y Neuville era un ratón de espacios, nada que ver con la tradición germana.

    El Bayern 2000-2002, el de Linke, Effenberg (que al final acababa casi metido de libero), Jeremies, con Salihamidzic y Lizarazu de carrileros, me parecía mucho más alemán que el Leverkussen

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    @ Chema

    Ajam. Estoy de acuerdo en lo que dices. Yo iba más por temas "metafísicos" que estrictamente tácticos. Cuando yo veo al Borussia Dortmund de Klopp veo algo a medio camino entre Inglaterra y España que desde luego luego no es Alemania. Y el Bayern me parece España pura y dura, por ejemplo. Incluso el Schalke semifinalista era otra cosa. El Leverkusen de 2002 sí me parecía un equipo de personalidad claramente alemana. El Bayern que citas, pues más todavía, claro. Porque encima era mejor.

    Respond
  • @Chemaerrebravo 19 abril, 2013

    @Abel

    Pues ojo Abel, al hablar de temas metafísicos no olvidemos que este Bayer es historia, esencialmente, por perder toda la gloria en una semana, tres competiciones. Creo que los alemanes nunca querrían a perdedores con ellos ^^

    Sobre este equipo, Ramelow fue una pasada ese año, tenía ese rango de jerarca que daba miedo. Y Scheneider era pura fibra alemana, incombustible, un perfil incansable y continuo como ahora es Lahm, futbolistas que no pueden bajar de unas determinadas vueltas, van, van, van, siempre a ritmos altos. Y le pegaba muy bien a la pelota.

    Respond
  • yoxter 19 abril, 2013

    grandísimo jugador, sin ser exactamente lo mismo pero me recuerda a patrick vieira, no corria demasiado, pero sabia estar en el lugar correcto, y si te encontrabas con él como si te dieras con una pared. Aunque a diferencia del francés ballack pasó la mayor parte de su carrera siendo un volante ofensivo. Es una pena que no halla podido disfrutar de esta generación de futbolistas. ¿se imagnan alemania y el bayern con el mejor ballack? serian si cabe aún mejores.

    Respond
  • calaboca 19 abril, 2013

    Ze Roberto, cerca de los 39 años, está jugando a un nível espectacular. Ayer metió al Gremio en octavos de la Libertadores con gol de chilena y un gran partido, menudo cachas! http://www.youtube.com/watch?v=xhHqfF71tjo

    Todo lo contrario a Lucio, que llega tarde a todo, le están pesando mucho los años en el Sao Paulo, con 4 años menos…

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    @ Chema

    Claro, claro ^^ Como te dije, iba más por el estilo y las sensaciones de su fútbol.

    @ Yoxter

    Bueno, es que el Bayern con Ballack de Javi Martínez -o incluso de Kroos- y Alemania con Ballack donde Khedira -o incluso Bastian-… Pfff.

    U ojo, mismamente este Chelsea con el mejor Ballack donde Mikel o Ramires.

    Respond
  • @Informe_Futbol 19 abril, 2013

    @Joan Barriach
    Berbatov paso por el Tottenham antes de llegar a Old Trafford, Joan.

    A mi el que me encandilo de aquel equipo ademas de Ballack y Lucio, era Diego Plascente. Un lateral muy argentino.

    Respond
  • @migquintana 19 abril, 2013

    @calaboca

    Un día habría que decirle a Abel o David que escriban sobre Ze Roberto. Seguramente, una de las trayectorias más interesantes y movidas de la última década del fútbol europeo. Su paso por Madrid, su hacer en la canarinha, el salto del Bayer al Bayern… Ahí hay articulazo.

    @Informe_Futbol

    A mí Diego Placente también me parecía muy interesante. Y eso que su paso por Vigo no fue demasiado bueno, por no decir que por los líos extradeportivos posteriores mucho cariño no le tienen.

    Respond
  • calaboca 19 abril, 2013

    @migquintana

    Totalmente de acuerdo con la impresionante carrera de Ze Roberto. Yo la frase que más comento a la galera brasileira es "en la Canarinha necesitais un Ze Roberto para empezar a ser algo". Podría ser un Mauro Silva o un Mazinho, pero es que puestos a elegir como que Ze abarcaba más, ocupaba mucho más campo, sería más importante hoy, hasta bromeo con su vuelta a la canarinha (y ojo! daría la talla). Lo comparan con Ramires, pero hay años luz entre ambos.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 abril, 2013

    Pues no sé yo si me cabe fácil Ballack en el Bayern y la Alemania actual. Si decimos que con Khedira tienen un problema de mezcla con Bastian, con Ballack que me parece menos sacrificado que Sami… y para jugar arriba te da más determinación que Ozil, pero yo no los cambiaba.

    Lo mismo me pasa con Javi Martínez (no tango con Luiz Gustavo)…

    Además, yo a Bastian no lo toco.

    Respond
  • @SharkGutierrez 19 abril, 2013

    @DavidLeon

    A día de hoy no cabría. Digamos que Ballack fue el cambió el "6" alemán. Antes, esa figura era muchísimo más conservadora, más posicional, para cubrir las espaldas del organizador: estaba detrás del balón. A partir de Ballack, se crían diferentes tipos de "6": los hermanos Bender, Khedira, el Schalke ficha a Jones y así varios casos. Todos ellos, sin ser prodigiosos en lo técnico, hacen sin balón más que con balón, facilita superioridades zonales, llega, pisa área, muerde, presiona; pero luego su despliegue en transición defensiva, es de admirar también; no son especialistas en robar y salir en conducción pero si de habilitar a alguien que si lo puede hacer. Esos 6 que te terminan con 10-12 goles por temporada, a día de hoy son oro.

    Respond
  • @oscarge80 19 abril, 2013

    Vaya equipazo formaron (con posiblemente el punto más alto de casi todos sus componentes), y como acabaron a las puertas de todos los títulos (casi se recordará más eso que el enorme potencial del equipo).

    Alucinante la cantidad de campo que era capaz de abarcar Ballack (y no solo en Leverkusen, aunque haya sido una de sus mejores épocas) enorme futbolista, me encantaba.

    ¡Saludos!

    Respond
  • Abel Rojas 19 abril, 2013

    @ Oscarge80

    Comentarios como el último de David León me hacen pensar que o tú y yo lo sobrevaloramos o que este hombre está muy infravalorado!

    Se me ocurren muy pocos equipos en los que el mejor Ballack hoy no fuese titular, la verdad. Si es que se me ocurre alguno, porque creo que todo da pie al comentario en este tema.

    Respond
  • @DavidLeonRon 19 abril, 2013

    A ver, no nos liemos ^^

    ¿Es Ballack mejor que Khedira? Sí. ¿Sería titular en Alemania? Sí.

    ¿Es Bastian-Ballack la pareja que equilibra los problemas de los de Low? No. De hecho creo que se acentúan casi más que con Khedira.

    La cosa sería más o menos así.

    Respond
  • yoxter 19 abril, 2013

    @DavidLeonRon ·

    creo que podrían jugar los 3 juntos, bien con bastian delante de la base formada por ballack y khedira, o bien con ballack como volante ofensivo. En cualquier caso ballack me parece superior a ozil, tanto en ofensiva como en la defensiva.

    Respond
  • @SharkGutierrez 19 abril, 2013

    Para mí, Khedira, los hermanos Bender, etc…son los herederos de la función "6" que representaba Ballack. Es el modelo de centrocampista que se está produciendo en Alemania en estos últimos tiempos; las escuelas quieren eso, buscan ese perfil para alternar con el Mediocentro. Es una función que ahora tiene más vida ofensiva que años atrás. Antes era un centrocampista más defensivo, solo se sumaba al ataque en jugadas a balón parado. Ese centrocampista ha mutado en un jugador con más aporte en ambos lados del terreno de juego.

    Respond
  • Abel Rojas 20 abril, 2013

    Es que no se trata ni de ser mejor o peor ni de subir más o menos. Se trata de que Alemania hoy es un equipo de transiciones al que le falta pausa y poso en la base de la jugada, en la zona de mediocentros. Ballack es un jugador muchísimo más dominador y relacionado con una posesión templada que Bastian y no digamos Khedira, y tener esa pausa, ese control, esa, a veces, horizontalidad, a Alemania le haría más competitiva seguro desde mi punto de vista.

    Respond
  • SharkGutierrez 20 abril, 2013

    El predecesor de Bastian para mi es Effemberg; es el único que creo le sabría poner pausa a Alemania. Obviamente, también Illkay.

    Respond
  • @Jon_izag 21 abril, 2013

    Para mí que escribáis sobre los principios del siglo XXI mola. Más que nada por que fue la época en la que me empezó a molar esto del balón, y el Neverkusen fue un equipo muy especial. Sin haberme dignado nunca a revisionar sus andaduras por Europa sí que fue uno de esos equipos que caló bastante.
    Recuerdo ver la ida de semis contra el United, y y tras un empate (2-2, creo) celebrarlo como si ya estuvieran en Glasgow (para berrinche de Fergie). Recuerdo la vuelta, grabando el partido y mirándolo con mis padres al día siguiente, tras haber conseguido no leer nada ni ver un telediario durante todo el día. Recuerdo que en los partidillos del colegio nos elegíamos a Ballack, Ze, Neuville, Schneider… mientras contra los que jugábamos se elegían a Rivaldo, Saviola y compañía.
    Y al final lo perdió todo. Lo único que me he dignado a mirar fue la final de copa contra el S04, con un estelar Victor Agali. Todo muy mítico.
    No sé, yo echo de menos estos tiempos. Con posiblemente mucho peores equipos, pero también con más candidatos a todo.

    Respond
  • Ruben 21 abril, 2013

    Pues para mi el inicio de esta Alemania viene precisamente por la baja de Ballack y la entrada de gente como Ozil o Muller. No creo que sea precisamente lo que necesite esta Alemania, que para empezar necesita poco que tocar.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.