Una charla al descanso

Una vez tuve un entrenador que era un soso. Ojalá nunca llegue a leer esto pero es que era así. Esa sosez se hacía todavía más insoportable en los días de partido. Daba el once, tres palabritas y luego un aburrido: “venga chicos, salimos y hacemos


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.