Bajo la lluvia

No hacía nada solo, ni celebrar un gol siquiera. Se acostumbró a compartir porque así llegaba antes. Le facilitaba la carrera al rápido. Nunca tanta pausa fabricó más velocidad; hasta Fran parecía una bala. Valerón marcó el ritmo de la Liga de Campeones


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.