Un sistema para De Bruyne | Ecos del Balón

Un sistema para De Bruyne


El sistema del Manchester City orbita en estos momentos única y exclusivamente en torno a Kevin de Bruyne. El jugador belga volvió a ser muy determinante en la victoria de su equipo, esta vez ante el sorprendente Leicester de Brendan Rodgers, en una nueva exhibición técnica, táctica y física desde el interior derecho. Todos los movimientos del equipo, desde su fase de iniciación, en la que Bernardo, esta vez como interior izquierdo, bajaba hasta muy atrás para recibir, pasando por Walker, el lateral diestro, que se metía siempre hacia dentro para asegurar los primeros pases y liberaba a Mahrez por delante, y hasta su aceleración en campo rival, estaban pensados para que De Bruyne recibiese muy cerca del área. Y que lo hiciera, además, con la suficiente ventaja para ‘pensar y ejecutar’.

Todo el sistema del City gira en torno a su mejor hombre: KdB

Ante un Leicester más bien reactivo en la primera mitad, que defendía en 4-4-2 desde un bloque medio-bajo, el Manchester City trató de doblegar al rival mediante una serie de pases que nacía originalmente por izquierda, a partir de los apoyos de Bernardo Silva en una posición intermedia entre los centrales, el mediocentro -Gundogan- y el lateral de su lado -Mendy-, que era el encargado de dar la amplitud, mientras que Sterling se movía de manera horizontal entre la banda y el carril central, aceleraba por dentro y acababa siempre en las inmediaciones del área, con Mahrez muy abierto en la derecha y De Bruyne presto a atacar la frontal a la espalda de Ndidi y Tielemans. Sin embargo, si el Manchester City no consiguió encontrar con continuidad al belga en esta zona fue, principalmente, por dos razones: la primera, claro está, vino motivada por la buena disposición y predisposición del Leicester en su propio campo, y la segunda tuvo que ver directamente con la cantidad de futbolistas que Mahrez, en su mismo perfil, atraía con cada acción (control y regate) desde el costado. Aunque, dicho lo cual, nada y menos necesita el belga para establecer las diferencias.

El otro gran nombre de la primera mitad fue el de Jamie Vardy. A través de sus rupturas al espacio, al filo entre la legalidad y el fuera de juego, el delantero inglés completó una serie de desmarques potentísimos de dentro hacia fuera y de fuera hacia dentro, cruzándose siempre en diagonal para escapar del banderín e imponerse así con su trayectoria en la carrera al central del Manchester City, Jamie Vardy fue causa y a la vez consecuencia del plan adoptado por su equipo desde el arranque. Brendan Rodgers lo tuvo muy claro en este sentido, y cada recuperación, más arriba o más abajo, se tradujo en un balón largo a la carrera de su delantero referencia. Una serie de carreras que, por otro lado, señalaron lo mucho que sigue sufriendo el cuadro de Pep Guardiola en su transición defensiva, y más ante este tipo de atacantes. Y de planteamientos. La prueba fehaciente de que este año también, y van ya unos cuantos, el de Sampedor deberá modificar el fondo, y seguramente su forma, para competir en UEFA Champions League.

Jamie Vardy le hizo muchísimo daño al City con sus rupturas

La actitud del Leicester City fue muy diferente tras el descanso. Saliendo siempre desde atrás, orientando el juego hacia sus costados para tejer triangulaciones por fuera entre el lateral, el pivote y el extremo de cada lado, para progresar de manera vertical a dos-tres toques máximo, el cuadro de Rodgers consiguió arrebatarle la iniciativa a los locales durante diferentes tramos del segundo tiempo, aunque este guion de partido le abrió demasiadas puertas y ventanas a la transición defensa-ataque de los de Guardiola. Un escenario que el Manchester City dominó igualmente, sobre todo a partir del tres a uno, a pesar de los ajustes que Rodgers fue introduciendo desde el banquillo, y que, a pocos días de finalizar el 2019, a dos meses de vista de la eliminatoria ante el Real Madrid, quién sabe si sirvió como punto y aparte, punto y coma o incluso un punto y seguido, tal vez, de lo que está por llegar.


5 comentarios

  • torralba8 22 diciembre, 2019

    ¿Cómo puede solucionar Guardiola los problemas de su City a la hora de correr hacia atrás?

    Respond
  • Camilopato7 22 diciembre, 2019

    Yo creo que ahí hace falta trabajo y un pivote adicional. Ayuda ayer el hecho de que Fernandinho no es central, y por eso Vardy lo machaca. Gran victoria, pero Pep necesita ajustes para su transición defensiva. Bien el Leicester, perp la diferencia es que ahora Mahrez juega para los skyblues.

    Respond
  • Mark 22 diciembre, 2019

    @torraalba8 Rodri-Fernandinho-KdB en el medio

    Respond
  • miguel 31 diciembre, 2019

    Pero otro artículo dfe De Bruyne??? Ya debéis llevar 20 este año, y otros 50 de Guardiola y su Manchester City…

    Respond
  • AdrianBlanco_ 31 diciembre, 2019

    @Miguel

    Si el mejor centrocampista ofensivo del mundo vuelve a ser determinante en un partido importante, en este caso en un Manchester City-Leicester que podía ser trascendental para la Premier, había que analizarlo. 😉

    No vamos a dejar de escribir de Messi, por ejemplo, porque nos haya acostumbrado a sus genialidades, ¿no?

    ¡Feliz Año a todos y gracias por estar ahí, [email protected]!

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.