Koke, ¿mediapunta del rombo? | Ecos del Balón

Koke, ¿mediapunta del rombo?


Lo que parecía una apuesta transitoria o un plan para determinados rivales se ha convertido en una necesidad. Cuando el Atlético de Madrid tiene la pelota está ocupando el campo y haciendo las cosas de la misma manera, siendo esa una muy diferente a todo su pasado. En esta apuesta, Simeone sigue siendo directo creando una ocasión de gol y sigue siendo prudente a la hora de progresar, juntar y distraer, como ha sido siempre, pero los matices, siendo los conceptos compartidos, han cambiado. Se refuerza el carril central, se rodea la pérdida de balón y se libera fuera como método de aceleración, pero ahora, las líneas del rival se sujetan con muchos más escalones, de arriba a abajo, en lugar de muchos hombres alineados, de izquierda a derecha; todo gira en función del eje vertical y no del horizontal. Ya no hay lado fuerte en un costado sino estructura escalonada con la que ser superior por dentro. Y ahí, siempre hay un mediapunta en el rombo de centrocampistas que está protagonizando el ataque posicional del conjunto rojiblanco.

Koke y Saúl están teniendo problemas para encontrar un rol

Esta disposición sólo fue utilizada por Simeone de manera continuada en un tramo de su trayectoria como entrenador en el club colchonero. Fue en los últimos dos meses de la temporada 2015-2016. Allí, Jackson Martínez y Luciano Vietto no cuajaron, y Simeone otorgó la completa titularidad a Fernando Torres. Junto a Antoine Griezmann en la punta del ataque, el argentino apostó por un 4-4-2-en rombo que potenció una sociedad que motivara la fluidez a la hora de crear ocasiones en ataque organizado. Y allí, como ocurriera dos años antes con Costa, multiplicó la conexión de Koke con Torres, hasta el punto de que el fuenlabreño encontró mucha facilidad para anotar con continuidad. Lo verdaderamente interesante de cara a extrapolar esas dos situaciones es que Koke era el mediapunta y en 2019, su ascendencia y consistencia le ve ahora como un interior fundamental para su técnico.

Koke, máximo asistente desde que juega en el primer equipo

Pero sin un rol demasiado claro. Para Simeone, Koke tiene que ser parte activa de la transición que lleva al equipo a cruzar la divisoria, antes que situarle como receptor del pase entre líneas y posterior conexión con los puntas o los extremos. No perderla en los inicios y orientar la salida del equipo es labor de quien para Simeone es el centrocampista más consistente en términos de toma de decisiones y la elección entre la recepción y el pase posterior. La mediapunta es para un Thomas Lemar al que la falta de seguridad en acelerar el juego le está dejando sin un rol de acción, aunque sí de posición, dentro del sistema. El francés ocupa un lugar, una altura del campo, pero no tiene la relevancia que requiere para sus puntas ese escalón de la jugada. Bien es cierto que esa atracción de cuatro hombres en rombo le permite al Atlético de Madrid lanzar a sus laterales a la vez, haciendo que los interiores, Saúl y Koke, retrocedan y basculen cuando su compañero de banda recibe, atentos a la cobertura ante posible pérdida, pero el vallecano, un último pasador excelso, podría ser la llave, el siguiente nivel del sistema.

Héctor Herrera podría ser el ‘Gabi’ de aquel rombo 2016

Sobre todo por dos razones. La primera en la posición de interior, Simeone cuenta con un jugador como Héctor Herrera, unos de esos centrocampistas que pierde muy pocos balones, toma buenas decisiones, filtra también envíos a la mediapunta y además dispone de un gran trabajo defensivo. La segunda, tiene que ver con la capacidad de Resurrección para proteger la pelota rodeado de jugadores. Koke es el centrocampista más capacitado para ocupar espacios, activar líneas de pase y proteger la pelota de espaldas. Bien es cierto que el espacio es reducido, en el que hay menos tiempo, donde el gesto técnico de Koke podría quedarse algo ahogado, sin jugar tanto de cara, pero su capacidad para girarse y filtrar pase, a dos delanteros, con Herrera y Saúl fijando posicione so intercambiando las llegadas al área, podrían servir como solución a una zona del campo en la que Costa y Joao Félix todavía no están encontrando el acomodo necesario para dominar la frontal.


5 comentarios

  • umas21 1 octubre, 2019

    Sobre el papel suena de maravilla ese rombo con herrera y saul de interiores koke de MP y arriba un morata joao felix que parece tremendamente complementario. Aunque en todo esto salta una duda importante, es Thomas Partey el 5 que necesita el atlético?

    Tendría más sentido viendo el filo de los pases del ghanés ponerlo a él de MP y jugar con herrera de pivote y koke y saul de interiores?

    Respond
  • donmarcelobielsa 1 octubre, 2019

    "Koke es el centrocampista más capacitado para ocupar espacios, activar líneas de pase y proteger la pelota de espaldas"

    Desde luego Koke podría rendir bien en la mediapunta, también porque es mejor en la asistencia que la organización. Es un jugador raro, la verdad. Sin tener tanta magia en el pie, me recuerda a Beckham por su necesidad de jugar en banda a pesar de que sus condiciones rueguen por centrarlo. Pero es que es centrarlo… y se diluye.

    De todas maneras, de cara al sistema, imagino que por la mediapunta pasará también Joao Felix. Por la manera que plantea el Atlético el rombo, en la fase ofensiva es más una distracción que un recurso, con la idea de ganar tiempo y espacio para las incorporaciones de Lodi y Trippier, que son a la postre los jugadores "más creativos" del equipo. El plan A es esperar y centrar, y por ahí entiendo yo que el Cholo querrá incorporar a Morata con Costa para darle más opciones de gol.

    Veremos. No veo fácil que siente a Costa, de la misma forma que parece complicado que Saúl o Koke dejen su puesto. Parece más factible, en clave Cholo, seguir restándole protagonismo a Joao Felix. El problema con el rombo es que exige un nivel técnico altísimo a sus oponentes, capacidad de girarse y dejar atrás rivales y tirar paredes en espacios muy pequeños, y ahí creo que el luso sí que se puede abrir camino. Con Thomas y Joao en los vértices, tendrían mucho ganado.

    Respond
  • AArroyer 1 octubre, 2019

    @umas21

    Thomas es ahora mismo imprescindible para Simeone en salida de balón, de hecho se está convirtiendo en una ventaja competitiva de la competición. Y luego, Thomas da sentido al cambio de orientación a los laterales. Si Thomas no juega ahí, los laterales van a perder muchas oportunidades de recibir en ventaja y con velocidad. Es el alley-oop. El matador necesita a un pasador que sepa conectar de esa manera. Saúl, Koke, Llorente o Herrera son mucho menos precisos y lentos en el gesto. Thomas antes jugaba más de mediapunta porque era muy joven y le costaba mucho darle consistencia a su juego abajo. Y ahora lo tiene, pierde menos balones, saca la pelota él solo y luego es el mejor pie jugando de cara para activar a los más alejados, que por decisión técnico, son los más importantes del sistema.

    Respond
  • AArroyer 1 octubre, 2019

    @DonMarceloBielsa

    Esto es muy muy cierto:

    "De todas maneras, de cara al sistema, imagino que por la mediapunta pasará también Joao Felix. Por la manera que plantea el Atlético el rombo, en la fase ofensiva es más una distracción que un recurso, con la idea de ganar tiempo y espacio para las incorporaciones de Lodi y Trippier, que son a la postre los jugadores "más creativos" del equipo. El plan A es esperar y centrar, y por ahí entiendo yo que el Cholo querrá incorporar a Morata con Costa para darle más opciones de gol."

    Pero si a los laterales se les logra tapar, tienes doble amenaza, con Thomas conectando y filtrando dentro, y ahí me encaja Koke.

    El handicap que podría hacer que SImeone no lo utilizara es porque quiere a Koke mas pendiente de otras cuestiones, y porque usas a 4 centrocampistas a la vez y solo dejas a Llorente en el banquillo. No es mucho problema porque si se lesiona uno, reajustas la posición de los otros tres, pero puede ser raro a nivel de convocatoria.

    Respond
  • Faetón 1 octubre, 2019

    A mí me da la impresión de que el Cholo, con sus dos interiores, intenta dibujar "lo contrario" que Pep en el Bayern.
    Guardiola no quería a sus laterales proyectándose por banda sino dando consistencia a la sala de máquinas para protegerse de las transiciones de su rival, y daba más vuelo a sus interiores. Aquí el cholo parece que busca laterales con más vuelo e interiores muy abajo, esos dos interiores han de tener oficio además para ensuciar los contraataques del rival por banda cuando éste recupera y busca la espalda de trippier y lodi.
    Y en ataque me da la sensación de que el papel que reserva simeone a sus laterales esta temporada comparte algunas similitudes con los esquemas de zidane en el pasado: bombardear una y otra vez el área desde los costados sin profundizar en exceso. Quizás lodi tiene más versatilidad y físico para llegar a línea de fondo que trippier, o así me lo ha parecido hasta ahora.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.