Ha nacido un central | Ecos del Balón

Ha nacido un central


Siete partidos en el primer equipo le han bastado a Pau Torres para renovar su contrato y ser llamado por Robert Moreno, un combo soñado no sólo para el propio jugador, sino para el Villarreal y para Javi Calleja. Hace ahora una temporada, el submarino comenzó a experimentar muchos problemas en área propia que condenaron mucho su día a día. Si bien el equipo nunca buscaba el control total de los partidos, puede decirse que le costaba darle ventajas a sus zagueros. Sin embargo, las dudas y la fragilidad defensiva del equipo en situaciones cercanas a portería acrecentó la sensación de erosión del juego del equipo, con serios problemas de consistencia y tendencia al fallo individual o concatenado. La dirección deportiva tuvo claro la dirección a tomar y los frutos están madurando.

Robert Moreno: “Esta temporada lo seguimos desde el minuto uno. Tiene unas condiciones naturales que nos gustan, buena salida, tácticamente es un central de manual. Cumple con lo que se espera de un central. Tiene expectativas de ser un gran central en el futuro”.

De entrada, Pau Torres es un central zurdo, con toda la flexibilidad y posibilidad que otorga la mera condición de serlo. No proliferan. y eso añade un valor extra del que ya suma tener a dos zurdos y dos diestros en primera línea, tanto para perfilarse en acciones defensivas como para encontrar naturalidad en multitud de situaciones de construcción del juego. Dicho esto, Pau es un central que rezuma calidad. Por delante de añadir la virtud de poder desempeñar el lado siniestro de la zaga, el canterano contiene una serie de talentos que le han ayudado a aterrizar en Primera División sin apenas sufrir daños propios del desafío y su adaptación.

De entrada, su salida de balón es más que aseada. Domina la conducción ante bloque medio para atraer una primera marca y comenzar a atacar la siguiente línea, creando constantes superioridades, mientras domina un envío largo preciso cuando el rival tapona las vías más cercanas. Su rango de pase es amplio y encuentra mucha soltura en una suerte en la que es el más creativo de los dos centrales. Cuando la pelota la tiene el rival, sus propias declaraciones hacen completa justicia a lo visto por el momento.

“Soy un defensa más posicional que contundente y expeditivo, más de anticipar y estar concentrado para tener ventajas en los balones divididos y las pérdidas. Me gusta estar en contacto con la pelota, y creo que tengo facilidad para salir jugando desde atrás.”

Pero a la misma altura de su nivel individual ha de situarse la combinación de talentos y caracteres que está afinando con Raúl Albiol. Titulares ambos en los siete partidos de Liga, y a diferencia de la inseguridad que se palpó en cada momento de la anterior zaga, ambos comparten virtudes de área -enorme envergadura la de ambos- y fuera de ella -fantástica lectura de situaciones en transición- que ha depurado de manera directa los problemas atrás. Más allá de que el rival pueda hacerles daño por gozar de más nivel, la sensación de fiabilidad en la zaga del Villarreal es un hecho absolutamente comprobado.


5 comentarios

  • Ignacio 5 octubre, 2019

    Y para celebrar que Ecos le dedica un artículo, coge el tío y se marca un golito 😛

    Respond
  • José Luis 6 octubre, 2019

    Siempre me han gustado los centrales zurdos. Pero entiendo a los equipos que no los quieren. Los zurdos tienen la derecha de palo. Un simple pase atrás al portero lo hace mejor un diestro desde la posición de central zurdo que un zurdo. Un pase horizontal al central diestro lo hace mejor (más alejado de la presión del delantero) un central con pierna derecha que otro con pierna izquierda. Y un pase largo al extremo derecho lo puede hacer mejor (esconde más la pelota al rival) un diestro desde la posición de central zurdo que otro central que golpee con la izquierda. Hasta para el regate puede ser mejor el central que domine la pierna derecha en el sector siniestro de la zaga.

    Dicho esto…. sigo prefiriendo los centrales zurdos. Hay equipos que se obligan a tener centrales zurdos en su equipo, como es el caso del Barcelona. Más desde que pasó Luis Enrique (Robert Moreno hace lo mismo: Pau, Hermoso, Íñigo): Mathieu, Vermarlen, Umtiti, Lenglet… No son casualidad. La salida del Barsa es muy particular. Con porteros que tienen tanto dominio del pie para dicha salida de balón, es necesario que los centrales estén muy atrás y muy pegados a la cal. Eso provoca que el zurdo pueda dar un pase diagonal al mediocentro o paralelo a la línea de banda al interior zurdo o lateral de esa banda.

    En el caso de Pau Torres, lo he visto poco. Muy poco he visto a Pau cómo para opinar de él. Solo decir que me gusta la pareja que hace con Albiol y que si es capaz de adaptarse también al lateral izquierdo, tendrá mucho recorrido en el fútbol élite y la Selección.

    Respond
  • Pablo Meseguer 6 octubre, 2019

    Cuando el año pasado disputó 38 partidos de titular con el Malaga en Segunda División ya daba la sensación de que volvía a Villarreal una cosa muy sería. Era evidente que el Villarreal necesitaba renovar la defensa y que Pau podía ser parte de la misma renovación. Si a alguien le quedaba alguna duda, en los primeros partidos de liga se ha encargado de disiparlas. Su partido contra el Madrid en la jornada 3 y contra dos puntas como Jovic y Benzema fue buenísimo. En directo impresiona. Trasmite muchísima seguridad y control en cada una de sus jugadas. Para mi está un paso y medio por delante de Albiol en cuanto a nivel individual. Hay ganas de verle con la selección, claro.

    Respond
  • Juan Rodríguez 13 octubre, 2019

    @José Luis
    Central zurdo, por supuesto. Y en general los zurdos. A mí un equipo sin 3-4 zurdos en el campo no me va

    Respond
  • Leo Messi 14 octubre, 2019

    Esperemos que tenga buen futuro

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.