Pares o Nones: Las ligas de Pep Guardiola | Ecos del Balón

Pares o Nones: Las ligas de Pep Guardiola


La Premier League afronta este fin de semana su última jornada con una incesante lucha entre Manchester City y Liverpool por el título. El cuadro de Pep Guardiola, líder en solitario, depende de sí mismo para conseguirlo. Alejandro Arroyo y Adrián Blanco debaten sobre la liga de ambos equipos y lo extremadamente complicado que es competirle un campeonato tan largo al técnico de Sampedor. El Liverpool de Jürgen Klopp, finalista de la Champions, tan solo ha perdido un partido en esta Premier.

Alejandro Arroyo: […] Ha tenido que esperar la Premier a la jornada 38 para conocer a su campeón, no sabemos si va a ser el Manchester City o si va a serlo el Liverpool de Klopp. (…) Y surge una reflexión: solo uno va a levantar el título pero los dos se pueden sentir con la capacidad de haber cumplido un objetivo, de haber ganado una liga y cumplir unos récords, que hacen especial una Premier que, como vivimos aquí en España en su momento con Mourinho y Guardiola, y vuelve a tener a Guardiola como protagonista y a un Klopp que ha tenido que adaptarse a muchas cosas a nivel mental, táctico, estratégico… que es lo que exige Guardiola a la hora de ganar una liga.

Adrián Blanco: Es un martillo pilón. Si uno ve la clasificación: el Liverpool puede ganar o puede quedarse sin esta Premier en la que se va a ir los 97 puntos y en la que ha perdido solo una jornada. Son 7 empates y una sola derrota en un calendario como el de la Premier, en una competición que te exige un día a día tremendo, un desgaste enorme en cada partido para cualquier plantilla, y al final hemos visto que en el mercado de fichajes, es verdad que seguramente también condicionado por lo que ocurrió en Kiev ante el Real Madrid, el Liverpool ha tenido que ampliar su fondo de armario. Y ese fondo de armario es responsable de que el equipo de Jürgen Klopp haya llegado a estas alturas del curso con las posibilidades intactas, o abiertas, de poder competirle la liga a todo un Manchester City.

Alejandro Arroyo: Es que tienes que planificar las temporadas de manera muy diferente a cómo se hacían hace cinco o seis años. Lo que te exige Guardiola es una adaptación constante. Además, la carencia que más se le puede atribuir a Klopp, o en la que al menos no tiene la brillantez de otras fases del juego, es precisamente lo que le ha hecho crecer esta temporada. Al tener un reto tan exigente, donde Guardiola ha transmitido el mensaje de que en una liga tan física no se responde con el físico sino con un sistema que trabaja la salida de balón y que lleva a crear ventajas en todas las zonas del campo a través de la circulación, Klopp ha entendido que para seguir ese ritmo hay que tener muy trabajada la fase de posesión en campo contrario; eso lo ha tenido muy claro: el Liverpool ha tenido patrones que lo han llevado a mejorar ahí, y evidentemente no vamos a descubrir que a través de la fiabilidad defensiva, el fichaje de Van Dijk ha reducido muchísimo la posibilidad de dominar las áreas. Y eso es a lo que lleva Guardiola: equipos que son muy protagonistas, que tienen que ganar todos los días, que tienen que ser fiables atrás a través de su circulación de balón. Y el Liverpool, evidentemente, ha respondido al reto. Pero no le va a valer. Parece que no le va a valer. Puede haber sorpresa de última hora, pero lo que ha conseguido Guardiola de nuevo de controlar la Premier, lo que él decía de controlar la segunda jugada, le costó en la primera temporada pero lo que ha hecho en las dos siguientes es una barbaridad.

Adrián Blanco: Controlar las segundas jugadas, Arroyo, con un equipo en el que muchas veces es Fernandinho el único pivote y a partir de ahí: David Silva, Bernardo Silva, Kevin de Bruyne, Kun Agüero, Sterling, Sané… Futbolistas que, en condiciones normales, en cualquier otro equipo, saldrían muy mal parados en los duelos directos de una competición como la Premier, estamos viendo, sin embargo, que los dominan. Y que los dominan porque la pizarra les permite estar a todos ellos muy cerquita de esa segunda jugada, del balón directo, del duelo aéreo; presiona el equipo de una manera muy coral, y a partir de ahí, de esos movimientos, de que se juegue siempre en campo rival, el City ha conseguido ser en la Premier un equipo muy fiable en lo defensivo, que se ha dejado muy poquitos puntos y que concede muy poquitas ocasiones. Y claro, contra esto: ¿quién puede competir? Ni a la plantilla más larga que ha podido hacer el Liverpool en los últimos años le va a dar para levantar un título en el que, insisto, ha perdido solo un partido y está rozando los 100 puntos… Es que es una locura.

A.A.: Es una locura porque el dato es tremendo: el Liverpool ha perdido solo un partido. La liga inglesa tiene un punto de inflexión en el que el Liverpool tiene un pequeño bajón: recordemos que aventajaba al City en siete puntos, y tiene un bajón de dos partidos en los que el City se reengancha y no vuelve a perder el liderato. Hablamos de un ritmo de puntuación que se ha dado ya como costumbre, que lleva el sello de un entrenador inigualable en este siglo, ni en general. Y ya no tiene a Messi. A la hora de construir equipos, de construir sistemas, es verdad que luego tiene la debilidad que quizás le falta por solventar a nivel de eliminatorias para ser un poco más versátil tácticamente, pero si tienes que construir un equipo para ganar una liga, Pep Guardiola es uno de los nombres propios de este siglo, sin lugar a dudas.

A.B.: Es un gana-ligas. Es un gana-ligas total, lo ha demostrado allí donde ha ido y lo ha hecho con una competición en la que muchos, insisto en el tema de las segundas jugadas y de los balones divididos, creían que su estilo no se iba a poder adaptar. Que no iba a poder adaptar un estilo de tanta posesión, de tanto pase corto, de tanta asociación en un escenario que no permite esto; que siempre se ha caracterizado por su propia naturaleza: mucho balón largo, mucho balón dividido, mucha carrera al espacio… Y sin embargo, hemos visto que la adaptación ha sido tremenda. Maravillosa. Es una competición que ha cambiado por completo. Y en la que ha dejado un sello, o a abierto una pequeña puerta a que precisamente el Liverpool se haya tenido que adaptar este curso a un plan de partido que hasta entonces desconocíamos en la pizarra de Jürgen Klopp, y a que otros entrenadores, u otros proyectos, caso del Chelsea, hayan visto ahí una oportunidad de construir una plantilla muy potente a nivel técnico, muy potente de talento, y que ahora debe afrontar escenarios de repliegue rival que hasta entonces no eran tan comunes en la Premier. Porque al final ese balón dividido, esas posesiones que estaban siempre 50-50% o 49-51% eran el patrón habitual de una competición como la inglesa. Y esto ha cambiado por completo.

A.A.: La Premier tuvo un primer cambio en el siglo que es con la llegada de Mourinho: un equipo muy versátil, sobre todo sin la pelota. Las transiciones de aquel Chelsea eran un rodillo. Pero si ese equipo naciera hoy sería muy complicado que le compitiera la liga al Manchester City de Guardiola, porque precisamente la respuesta que ha llevado al Liverpool a ser mejor equipo es lo que quizás necesitaría tener muy afilado Mourinho; y lo que luego, precisamente, le llevó a competir y a ganar una liga: que es tener un ataque posicional de primer nivel en el Real Madrid de Cristiano Ronaldo, Kaká y Benzema. Eso es lo que le llevó a Mourinho a subir ese escalón necesario para competirle una liga a Guardiola. Le ganó. Pero es que estamos hablando de palabras mayores, porque no le va a valer a Klopp seguramente todo lo que ha hecho. Han dejado los dos a veintipico puntos al Chelsea, que es el tercero. Efectivamente, ha cambiado la liga por completo y la Premier ahora es completamente diferente a como era antes de la llegada de Pep Guardiola […]


Referencias:
“Pares o Nones”
https://twitter.com/adrianblanco_
https://twitter.com/arroyer


8 comentarios

Ir abajo

  • Mirard 12 mayo, 2019

    Pep continúa su labor evangelizadora, llevando su fútbol a lugares de culturas futbolísticas tan diferentes a la suya. Es evidente la huella que ha dejado en el fútbol alemán (y que no a todos ha gustado) y va camino de hacer lo propio en Inglaterra. ¿Podría ser su paso siguiente Italia? Me encantaría ver un Pep en la Juventus, o el Inter, adalides del fútbol italiano tal y como es mundialmente reconocido, y ver de lo que es capaz.

    Respond
  • Santiago Estrade 12 mayo, 2019

    Tengo muchísimos sentimientos encontrados en este final de temporada.

    Por un lado, este Liverpool y su futbol tanto Premier como underground se merece un doblete (con permiso del gran infravaloradísimo Pochettino), aunque sólo sea como reconocimiento a Klopp por haber sido capaz (sin levantar tanto revuelo mediático como Guardiola) de virar 180° el chip de su plantilla en cuanto a cómo atacar (mejor dicho, a dónde moverse al atacar para que, aunque no se tenga tanto punch, les coja bien posicionados para la pérdida) y cómo defender (Van Dijk mediante). Se ha vuelto el contender por excelencia, porque su Borussia ya mereció algo más de lo que tuvo (algún que otro grande todavía recuerda haberlas pasado canutas para remontar en la vuelta un marcador abultado de la ida…).

    Por otra parte, al ser guardiolista y colchonero (raro; de los que no les sabe mal que un trabajador con talento y ambición, estancado y sin posibilidad de promocionar, como Agüero, decida cambiar de empresa para mejorar profesionalmente), me resulta muy tentador y resultadista esta Premier para el City. Al haberse quedado sin la posibilidad de Champions (levantar la orejona era para el Kun la última oportunidad de trascender históricamente), una liga y poder decir que Pep, donde va impone su "lente futbolística" es muy suculento.
    Por parte de Agüero, a pesar de no haber conseguido llegar a ser Top3, ha acabado medio sometiendo la Premier, a base de acabar casi todas las temporadas entre los tres pichichis. Y su carrera en el City es la de un grande. Llega cuando el equipo no es nada y lo alza (junto con Toure, vale) para que pueda ser considerado dentro del Big Six. Luego, rodeado de estrellas, pero "sin entrenador" y sin sistema, es el que lo sostiene arriba (junto con Silva, vale) y finalmente se desata por juego más que goles (junto con Sané, vale) y hace al equipo candidato a todo. Un poco, el Firmino del City.

    Ahora que lo pienso, la clave de estos dos equipos está, no en sus "jugadores franquicia", que despuntan en el perfil específico del tipo de juego que practica su entrenador. Es decir, no son los Silva(s), Gundogan, Van Dijk, Gabriel Jesús, Mané, etc. Son Salah, por haberle enseñado a atacar y no correr sin balón, LdB por haberle enseñado a no moverse al soltar el balón, Sané por haberle enseñado a recibir de espaldas y tener que jugar para sus compañeros centrocampistas y no para sus compañeros delanteros, … Es decir, para mi la clave está no en cómo potencian sus fortalezas, sino como comentais, en cómo pulen sus debilidades para adaptarlas y usar para ello los propios mecanismos que por idiosincrasia se usan en la liga. El Liverpool ataca mucho en estático, pero más como el Tottenham que como el Barça o Madrid. El City también, pero más como lo hacía el Arsenal. En contraposición por ejemplo con el Chelsea de Sarri. Los tres "juegan a lo mismo", pero uno diría que el skyblue y el red son más Premier. El de Sarri suena a invento europeo… :p

    Respond
  • Fernandojb 12 mayo, 2019

    Premier diferente por la llegada de Guardiola?
    Totalmente en desacuerdo.
    Guardiola en champion y en premier parecida importancia.

    Respond
  • Jos 13 mayo, 2019

    @Fernandojb
    Tan diferente que un equipo con 97 puntos no la va a ganar

    Respond
  • Fernandojb 13 mayo, 2019

    @jos
    Bueno y uno de 98 le elimnan en champion .

    La realidad es que no se que añade a una liga que se gane con 98 o con 80.
    Mas que poner en crisis el modelo liga, allegri tambien es un ganaligas.e
    Este tipo de futbol da muchos puntos ante equipo flojos, se puede ver hasta en la seleccion española, que en fases clasificatorias sigue con unos numeros eapectaculares y luego nada.
    Se puede decir que este tipo de juego, tiene mas imvfluencia en ligas con contextos de diferencias de nivel y sobre todo de evolucion de jugadores.

    Respond
  • Fernandojb 13 mayo, 2019

    @brazuca
    De los ultimos 5 partidos city.liverpool.
    3 vctorias del liverpool , 1 empate y 1 victoria del city.
    Esta victoria del city fue con ajustes del cty y muy parejo , liverpool 51 por ciento de poseaion 7 tiros y 5 a puerta, city 8tiros y 4 a puerta.
    Yo creo que decir que estos siatemas prepondera mejores resultados ante equipos desigules no es fanatismo es una estadistica .

    De hecho he dicho que el city liverpool han sido los partidos lideres de esta temporada.
    Y creo que se puede sostener tranquilamente que es.asombrosa la temporada del liverpool, que me gusta mas.su futbol y lo que propone.y los datos y estadisticas.se pueden sostener, como.se podia sostener lo de robertson , lo de van dyjk , el valpr de la.delantera del liverpool.

    Respond
  • Santiago Estrade 13 mayo, 2019

    Lo de los puntos es un simple dato absoluto y objetivo. Se habla de 90-100 puntos para ver lo cerca que ha estado de la perfección. Tan sencillo como esto: si acabas con 111 puntos (37 jornadas x 3pt por victoria) ganas la liga seguro. Entonces, si un equipo acaba con 100 puntos, lo normal es que gane la liga. De hecho, porque ha ganado casi todos los partidos. Solo eso. Una liga de 80 es una liga que puedes ganar, pero solo porque ha habido un nivel o muy bajo o demasiado parejo. Si te acercas a los 100 puntos, lo normal es que tu bañance de victorias sea muy mayor al de los demás. Por pura estadística, que no es otra cosa que coger absolutamente todos los resultados de todas las ligas grandes de todas las últimas décadas (imagínate la muestra de partidos que da como para qie sea bastante fiable) y hacer una media para ver el ratio de puntos que normalmente implica que se ha tenido tantas victorias, que es muy poco probable que haya coincidido que otro equipo haya logrado el mismo hito la misma temporada. De ahí sacan ese número. De la pura aritmética y del registro histórico.

    Y todo esto, como comentais, partiendo de que como dices, un equipo como el Liverpool, que tiene una proporción tan bestial de victorias e incluso el goal average contra su rival directo a favor, a lo mejor se queda sin ningún título. Estamos descartando muy a la ligera las posibilidades del Tottenham. Es decir, los números del Liverpool son sostenibles, depende. Igual le valen para… nada. Para empezar, porque en liga lo que te la gana no es el enfrentamiento directo, sino la regularidad. Generalmente los dos partidos esos son irrelevantes en la diferencia de puntos que crean (en realidad no hay tantas ligas que acaben el primero y el segundo tan tan cerca peleandola hasta el final; suele haber un colchón ya en las tres últimas jornadas) con respecto a los 35 restantes (6pt VS 105pt).

    Respond
  • theblues 14 mayo, 2019

    Sin quitarle merito a su trabajo en el Bayern Munich, este Manchester City es la segunda gran obra de Guardiola. Esta 2018/19 es la temporada de la confirmacion. Haber conseguido esta Liga con 98 puntos, despues de haber conseguido 100 en la anterior, con el nivel de exigencia que ha puesto el Liverpool, y tras tener a su jugador mas diferencial lesionado la mayor parte de la temporada, es una autentica burrada. Si, es cierto, tiene muchos recursos disponibles -mas que ningun otro en Inglaterra-, pero -aun con esos recursos- no es nada, nada facil hacer lo que el Manchester City ha hecho estas dos temporadas, tanto en terminos de resultados como de sensaciones. Y tambien es cierto que la Champions se le atraganta y es un paso que necesita dar, si o si, para que consideremos a este City como uno de los grandes equipos de las ultimas decadas, pero eso no quita merito a lo complicadisimo que es lo que ha logrado en el futbol ingles.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.