Más campeón que nunca | Ecos del Balón

Más campeón que nunca


Cuando la diferencia de nivel entre dos equipos, como la existente entre Watford y Manchester City, es tan amplia, cualquier decisión tomada desde el banquillo, como planteamiento, carece de garantía. Competirle al Manchester City desde la inferioridad es un negocio muy poco rentable. La inercia del tiempo y la convivencia con un equipo de tal magnitud y forma lleva a entender que se deben cerrar espacios en campo propio, alternando con fases de presión y contragolpes que progresen por banda. Pero a la idea deben acompañarle grandes dosis de sufrimiento, resistencia suerte y marcador a favor. Y el City seguiría siendo favorito. La final de la FA Cup fue un fiel resumen del fútbol inglés que ha dominado el tetracampeón citizen

Javi Gracia prefirió defender muy atrás y el City dominó a placer, sobre todo tras una parada salvadora de Ederson

Javi Gracia armó un 4-4-2 arquetípico con el pensamiento principal de pasar muchísimo tiempo asentado sobre su frontal, acumulando muchos hombres cerca de Gomes, un plan al que el City respondió con una constante agresividad para martillear la última línea, que terminó difuminándose con el mediocampo de las avispas. Fijando marcas por dentro para lanzar a sus laterales y empujar con sus centrales, la situación cobró tintes antaño irreales pero costumbristas para el Manchester City. Sumado un 70% de posesión, una fotografía ejemplificó bien el escenario mayoritario de la final. Los Silva, Bernardo y David, ejerciendo de hombres adelantados, dejaban paso a Laporte y Kompany, que ejercían de cordón para abrochar el zapato. La orma del entramado, la posible transición del Watford, se originó por fuera y de haber materializado la ocasión clarísima del 10′, todo podría haber sido cuanto menos más emocionante.

Porque tras la parada de Ederson, el City salvó el primer golpe necesario para los rivales de Guardiola, quienes si bien no se acercan a transformar el cuentro, sino a acentuarlo, al menos consolidan uno de los postulados obligatorios en todo desafío de victoria ante los skyblues. Llegado el fallo, el escenario siguió tal cual. La circulación del City continuó percutiendo con la naturalidad de quien alterna las funciones de amplitud y desborde en multitud de jugadores. Sterling y Mahrez tan pronto recibían al pie como concedían incorporación a Zinchenko y Walker, mientras Gundogan y Laporte se atrevían con algunos pases más agresivos. El City fijaba con los Silva el intervalo entre central y lateral para después atacar la espalda cuando el extremo recibía al pie. Una y otra vez, añadiendo ‘puertas atrás’ para empujar a los zagueros del Watford hacia la olla, el City se adelantó y abrió el portón.

El Watford se abalanzó en la segunda mitad y terminó claudicando

Lo que sucedió después fue común y previsible. Gracia adelantó todas sus líneas, comenzando a presonar con todo el equipo; los saques de banda, la salida de balón, las recepciones de los centrocampistas, derivando en un vendaval del Manchester City, que se olvidó de dominar la posesión para demoler al espacio en cada transición. EL 6-0, poco bagaje para lo que se vio en la segunda mitad, coronó una temperada inmaculada del conjunto de Pep Guardiola en territorio insular.


1 comentario

  • ruqueyo 19 mayo, 2019

    Yo creía que por este blog se defendía que la Premier era la mejor liga del mundo y la más competitiva, y sin embargo, me encuentro este artículo empezando con la enorme diferencia entre el City y el otro finalista, el Watford, que no olvidemos, ha acabado 11º en la Premier, aunque estuvo hasta las últimas jornadas con opciones de quedarse con la 7ª plaza que podía dar acceso a Europa League.

    Dicho esto, el City es con mucho el mejor equipo de la Premier, y ahora mismo veo más probable una tiranía de los 'citizens' en la Premier que una alternativa probable. Que luego esa superioridad se traslade a Europa en la Champions es otra cosa, de hecho nadie se esperaba que Liverpool o Tottenham llegaran como finalistas, pero en los torneos domésticos, el City lleva ya dos años intratable.

    Ahora mismo lo único que podría parar este régimen autoritario del City en las islas es que la UEFA sancione duramente al City, que no lo veo probable.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.