Allá van con el balón en los pies | Ecos del Balón

Allá van con el balón en los pies


Podríamos decir que el gen de supervivencia del Barça en la Liga española escapa de toda lógica si pasásemos por alto la presencia de Leo Messi. El argentino acorta las distancias hasta lo irreal, y esa influencia significa una vida extra para sus compañeros y una mengua en la decisión del rival. Su obra de arte para hacer el 4-3 fue el penúltimo episodio de un partido precioso y emocionante que el campeón, ni tan siquiera con 0-2 arriba, fue capaz de controlar.

El comienzo del choque estuvo marcado por la altura a la que Javi Calleja decidió proyectar a sus puntas para realizar una primera presión. Chukwueze y Ekambi iban muy arriba, con Iborra cerca de Busquets y Cazorla y Morlanes tratando de que los interiores culés –Vidal y Arthur- no pudieran girar y ver el juego de cara. La medida permitió al submarino amarillo, en el tramo inicial, robar cerca de Ter Stegen y finalizar jugadas, pero el temor a que los puntas del Barça quedasen uno contra uno contra los defensas hizo que la distancia entre ataque y zaga fuera demasiado amplia.

El Villarreal tuvo la intención de presionar, pero la línea de ataque lo hacía con más determinación que la de defensa, lo que generó unos espacios en los que Luis Suárez castigó

La línea de cinco defensas del Villarreal no acompañó con decisión esa primera presión, y en ese escenario aparecieron dos nombres para castigar su sistema defensivo. El primero fue Luis Suárez, que se impuso de forma constante con sus movimientos de apoyo, lo que permitió a Malcom poder correr siempre con ventaja contra su par. El segundo, ya en un escenario en el que el Barça había progresado y hecho recular a la zaga local, fue Sergi Roberto, que encontró espacio en el carril interior derecho al actuar Alfonso Pedraza en la misma línea que su defensa.

No logró nunca el Villarreal que sus tres centrales tomasen la determinación de achicar espacios, pero con el paso de los minutos sí sumó a la línea de centrocampistas a Pedraza, lo que limitó el juego interior culé al no tener Sergi Roberto tanto espacio y permitió a los de Calleja robar de forma más frecuente en zona de medios y poder proyectar a Chukwueze y Ekambi en uno contra uno ante los centrales del Barcelona, escenario en el que Umtiti y Lenglet vivieron una pesadilla en la defensa del campo abierto.

Ekambi y Chukwueze superaron en lo individual a Lenglet y Umtiti

El partido de Toko Ekambi fue realmente bueno en cuanto a su movilidad sin balón. El delantero camerunés tiene una enorme facilidad para desplazarse en diagonal desde el carril central hasta la banda izquierda, lo que sumado al sufrimiento de Umtiti para orientarse en el perfil derecho resultó un grave problema para el Barça. Si Ekambi estuvo bien, Chukwueze estuvo superlativo. El nigeriano tiene una gran soltura para conducir y desequilibrar, y ante Lenglet mostró un punto de pausa sobresaliente para acelerar y desacelerar en el momento adecuado, convirtiéndose en el gran foco de ventajas ofensivas para su equipo.

Con el Villarreal consiguiendo activar de forma frecuente a su pareja de puntas gracias a sus ajustes sin balón y sobre todo, gracias al descomunal encuentro de Santi Cazorla –el asturiano puso dirección al balón en un día en el que el cuero volaba de un lado a otro-, el Barcelona sentía la necesidad de respirar lejos de su propia portería, y la opción clara de encontrar a Luis Suárez y correr se acabó tornando en precipitación. En ningún momento del partido los de Valverde consiguieron pausar sus posesiones lo suficiente como para que la contra local no apareciera de forma frecuente, cuestión donde evidentemente se notó la ausencia de Leo Messi. Su zurda, un día más, cambió el guión para el equipo culé, que sin embargo regresa de La Cerámica con algunas dudas no sólo instaladas en las rotaciones del crack argentino y de Gerard Piqué.


5 comentarios

  • AdrianBlanco_ 3 abril, 2019

    Ya hemos hablado muchas veces de él por aquí pero qué futbolista tan divertido es Samu Chukwueze. Por velocidad, por recursos en el uno para uno, por chispa… Anoche volvió loco al Barça. Y sobre todo a Lenglet.

    Respond
  • AArroyer 3 abril, 2019

    La verdad es que es difícil decidir por dónde empezar. Lo de encajar un 0-2 a los 15 minutos tras perder un 0-2 hace pocos días ante un rival directo… si no es estar en la lona, se le acerca. Y el Villarreal se levantó, sobre todo porque, yendo a lo básico, tiene jugadores con mucha capacidad para hacer daño y hacer jugadas.

    Al Barça le hace daño más las delanteras que hacen jugadas que las que le dominan arriba. La movilidad de los puntas, Samu y Toko, fue muy dañina sin Piqué. El talento de Cazorla, pues lo que venimos viendo en las últimas semanas.

    Y después el Barça, que estaba grogui… suma otro punto que explica bien lo que dice David: superviviencia adquirida, esencial en las ligas de las últimas temporadas. Messi… lo de siempre.

    Respond
  • Captain14 3 abril, 2019

    El partido de ayer deja mucho contenido:

    • El partido más intrascendente que recuerdo de Arthur. Fue porque el partido se rompió el Barça no conseguía sujetar? Fue porque las bajas de la columna vertebral Piqué – Rakitic – Messi fueron demasiado para él? Lo cierto es que le vi sin posibilidad de agarrar el partido.

    • El peor partido de Lenglet que recuerdo de azulgrana. Chukwueze tuvo mucha culpa; pero también la falta de ayudas de Alba, el agujero originado por su compañero de zaga y este Busquets transparente.

    • Umtiti, muy preocupante. Lento, perdido, superadísimo. Vale, que el perfil diestro, pero buf. Anticompetitivo. Preocupa porque en teoría debería dar descanso a Lenglet y Piqué en los partidos de Liga que restan, pero con lo poco que le gusta arriesgar a Valverde, no sé si le dará muchos más minutos hasta que la cosa esté resuelta.

    • Lo pregunto abiertamente: renta tener a Busquets como titular indiscutible? Suelo ser bastante crítico con Rakitic, porque el volumen de minutos que acumula me parece desproporcionado, pero es cierto que está siempre pendiente de compensar el equipo. Ayer Busquets fue transparente en defensa, y en construcción de juego aportó unos pocos pases pero nunca consiguió conectar a Arthur, presionar hacia delante, robar, dividir, nada. Tiene 30 años y a Cazorla le ves físicamente mucho mejor. Su manotazo al suelo tras perder un balón peligroso lo resume. Es historia viva del club, pero toca pensar, ya, en si es realmente una pieza competitiva…

    • Qué pena no haber invertido todos esos minutos de no-cambios de Suárez / Messi en partidos decididos, en casa (para que hagan más goles y goles), qué pena no haber concentrado todos los minutos que tampoco sirvieron de mucho para Denis, Rafinha, Munir y Boateng, qué pena no haber cogido todos esos minutos y habérselos dado a Malcom. Hoy sabríamos si tenemos un cambio para remontar una eliminatoria o no. Si tenemos un titular para partidos "fáciles" en casa o no.
    Debe ser muy difícil gestionar un vestuario como éste, pero parece tan claro que hemos desperdiciado una oportunidad…

    Respond
  • Captain14 3 abril, 2019

    Respecto a esta loca capacidad de remontar del Barça, creo que el factor psicológico Messi desestabiliza al rival. Ayer veías el lenguaje no verbal de los jugadores del Villarreal tras el 4-2 y era de confianza, incluso tuvieron alguna ocasión más. Y a la que el 10 tiró un par de paredes empezaron a pegarse tiros en los pies. La expulsión, la falta en la frontal, la colocación de Asenjo (aunque eso es imparable).
    Creo que en Europa esa amenaza no se percibe tanto. La última vez que Messi decidió unos cuartos fue en 2015, en el primer año de Lucho, y eso se nota.

    Respond
  • Vallesano 3 abril, 2019

    Me gustaria introducir una cuestión y es el poderio físico del equipo si esta para competir con los grandes equipos de
    Europa (Liverpool,City,Juve,Oporto…).Jugadores como Busquets,Arthur,Coutinho no destacan por su físico y más
    alla de Messi solo veo como diferencial el talento y poderio defensivo de Piqué,la velocidad de Dembele y la capacidad
    de trabajo de Rakitic.
    Anteriores equipos del Barça tenian mucho poderio físico aunque no se incidiera con jugadores como Yaya Toure,Keita,Abidal,
    Puyol,Alves e incluso Etoo.Ciertamente técnicamente somos élite pero no se si llegará para la Champions.
    Que opinais?

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.