Falta de matices | Ecos del Balón

Falta de matices

La temporada del Sevilla no es de las más habituales en cuanto a su desarrollo. Si bien encontró una oportunidad de crear un sistema y unas jerarquías titulares-suplentes mientras competía por cosas importantes -tres previas de Europa League- el equipo arrancó muy pronto su temporada y comenzó a mantener la concentración desde muy temprano. La Supercopa de España se sumó a ello y comenzó la Liga. Para ese tiempo, Machín ya había decidido o estaba a punto de considerarlo como definitivo, que su equipo formaría con tres centrales y dos puntas, asegurándose un hombre más en las áreas, causa y consecuencia de que su ritmo de juego fuera extremadamente alto. Como Banega sería finalmente su mediocentro, la agresividad con balón y el saltarse algunos pasos por el camino serían la razón final que envolvería su día a día. Bajo este prisma, que Banega sea el mediocentro del sistema no conlleva más superioridad en mediocampo a través de la pelota.

El argentino es un pasador muy agresivo, y si bien en salida de balón sabe protegerla y orientar el juego, su naturaleza como gestor del juego es la de batir líneas y activar atacantes. No es un organizador clásico. Como, además, Machín es un entrenador que motiva la verticalidad en su juego, el Sevilla se originó y se formó como uno de los equipos más ultradirectos de la competición. Y lo que en mi opinión le está llevando a pasarlo mal pasa justamente por todas estas características, pues no contienen, por debajo, una alternativa que haga sostenible un control de los partidos que no haga a las áreas las verdaderas protagonistas. La lesión de Gonalons y la poca trascendencia del dúo Banega-Mesa cuando comparten alineación no ha permitido a los hispalenses compaginar su juego de áreas con una circulación más masticada. El control del Sevilla nacía de su agresividad y su posterior presión. Y ahora, sin tanta efectividad en las mismas, en un momento de escasa confianza, el control no llega de otra manera.

0 comentarios

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.