El regate de Januzaj | Ecos del Balón

El regate de Januzaj

Los caminos hacia el gol en los primeros pasos de Asier Garitano al frente de la Real Sociedad fueron más tortuosos de lo que cabía esperar. El equipo donostiarra acumulaba mucha más calidad que su Leganés, al que supo preparar para atacar en el momento y tiempo justos, pero la adaptación de su modelo de juego a las nuevas piezas no ha sido sencillo, a pesar de que sus futbolistas a priori se adaptaban francamente bien a esa idea de ‘tender la trampa’ y atacar con verticalidad un espacio concreto. Los nombres de Willian Jose, Juanmi, e incluso el fichaje de Sandro encajaban muy bien con esos dos conceptos, más si por detrás hay nombres como Illarramendi, Zubeldia o Zurutuza, muy capaces de encontrar desde el pase jugadores que corren al espacio.

Sin embargo el ataque de la Real Sociedad se quedaba corto en los primeros meses de campeonato. Darle los carriles exteriores jugadores como Rubén Pardo o Mikel Merino restaba un punto de fluidez para mover defensas que ha llegado con el aterrizaje de Adnan Januzaj. El belga es el jugador más genuino de la plantilla txuri-urdin cuando el equipo mantiene la pelota en campo rival. Ni siquiera Oyarzábal, que demanda más carril central, aporta esa frescura cuando recibe sobre la cal. Con él los de Garitano tienen un jugador alejado del radar defensivo rival que, y esto es lo más importante, genera ventajas con pelota al pie. Su agilidad y desborde dan otra dimensión al ataque, por lo que más allá de que hablemos de un jugador de calidad, su diferenciación con respecto a sus compañeros le convierte en pieza vital en el trayecto hacia el gol.

1 comentario

  • David de la Peña 2 diciembre, 2018

    Es cierto que cuando la Real busca transiciones sobre todo rápidas al ataque, como hizo en el Villamarín, Sandro y Willian Jose por fuera tienen mucho sentido, pero qué veneno le metió el belga cuando entró en el tramo final.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.