Una dinámica diferente | Ecos del Balón

Una dinámica diferente


No puede constar como brillante la victoria del Real Madrid ayer en casa del Viktoria Plzen pero es indudable que la dinámica de resultados y de acciones que terminan cayendo de su lado se ha revertido desde el primer encuentro de Santiago Hernán Solari al frente del banquillo blanco. La diferencia de calidad se tradujo con prontitud y eso permitió al vigente campeón de la competición abrir el marcador, distanciarlo y vivir con tranquilidad ante un colectivo checo que puso en problemas al conjunto merengue en la primera media hora. En colectivo constaron más los detalles que el conjunto, si bien el técnico argentino dio continuidad a un 4-2-3-1 en el que la principal novedad estuvo en la posición de Bale y en la utilización de Daniel Ceballos.

El choque comenzó como mucha ida y vuelta

El choque arrancó y progresó hasta el 0-1, un guiño técnico y estético de Karim Benzema, en un ida y vuelta que ninguno de los dos equipos hizo por controlar. Ambos conjuntos salieron a presionar la salida del rival y ninguno pudo saltarla, instalarse arriba, dar un pase atrás y atacar organizadamente, con continuidad y temple. Se dejó ver algún amago del Madrid pero entre las dificultades y algunos ajustes de precaución ejercidos por Solari atacar y defender juntos no fue una opción. El ritmo del partido fue, en la primera media hora, directo, precipitado y de continuas llegadas.La estructura blanca, si bien juntaba seis jugadores alrededor del primer pase, y después buscaba un constante cambio de orientación hacia el lado derecho, no tenía un apoyo de calidad por delante para crear superioridad sobre la presión checa.

La poca presencia de Ceballos, más mediapunta que interior, en los primeros pases, condicionó una salida blanca que derivó en un juego más exterior. Ahí se pudieron ver dos ajustes que se están dando con más continuidad y repetición que en meses anteriores. En banda derecha, Lucas Vázquez recibió varios de esos cambios de frente, es decir, el gallego era responsable de la amplitud en todos los momentos de la jugada. También lo sería Álvaro Odriozola, con Lucas viniendo por dentro, peor las salidas del Viktoria Plzen obligaron al Madrid a repartir de otra manera el ancho. La espalda del lateral no era, en muchos momentos, una opción de contragolpe. Odriozola esperaba y se posicionaba por detrás de Vázquez para asegurar, mientras en la izquierda, Benzema y Bale intercambiaban mucho la posición en situaciones tanto posicionales como de transición. Más directo en las combinaciones, los primeros compases del Madrid de Solari buscan atacar espacios y generar un intercambio posicional entre francés y galés que dinamice la aceleración de la jugada.

Ceballos de mediapunta, principal novedad

Lo cierto es que el Madrid sufrió con el juego directo de los checos sobre Chory. La manera con la que los locales se abrían y se abalanzaban sobre el área, obligó a Casemiro a retrasar mucho más su posición, lo que dejaba mucho espacio en la medular. La perdida de balón, al suceder tan pronto y en zonas intermedias dejaba a los blancos ciertamente desorientados para decidir el tipo de acción a realizar -repliegue o achique-, produciendo espacios que su rival sí aprovechó para sumar varias llegadas de peligro real. Una vez, no obstante, Benzema silenció el teatro, el Madrid comenzó a tener mucha presencia en el área, castigando las debilidades del rival, poco agresivo y titubeante. Goles a balón parado, remates en área pequeña y un marcador complaciente con un Madrid que aún no debe sacar lecturas relevantes en cuanto a su juego. Esas están por llegar.


15 comentarios

  • José Luis 8 noviembre, 2018

    Para mí, amén de la suerte-cambio de dinámica-fortuna… lo que hay es un mayor aprovechamiento de la plantilla con un sistema que aprovecha mucho mejor los recursos que tiene. Solo haría un cambio más: Bale sería el mediapunta y Ceballos el que ocupe el lado izquierdo, aguantando la bola y que Reguilón sea el que le doble constantemente. Pero eso acabaría con la velocidad en banda.

    Significativo parece que Isco, en Champions sea nuevamente suplente. Desde Cardiff no se veía en el banquillo en un partido importante de Champions. Porque el de ayer era vital, más que importante. Y el malagueño fue el tercer cambio. Apuntar también lo de Lucas Vázquez, jugador al que se agarró Zidane en su momento. Particularmente, no me gusta absolutamente nada. Su entrega y poco más. No tiene pierna zurda, no es fuerte, no tiene gol, pase corto normalito, no tiene disparo lejano, no puede jugar en el perfil zurdo… Pero tiene ida y vuelta, y en momentos como este, es fundamental. Julen lo colocaba en el extremo derecho. Con eso, ni tenía extremo ni tenía centrocampista. Luego en el carril derecho; aprovechable. Pero el día del Barsa, teniendo que taponar a Alba, se olvidó de él. Justo el único día que le hacía más falta. Lucas Vázquez, cada vez que entra en el campo (como titular o suplente) lo entiendo como una medida defensiva del entrenador. Lopetegui no lo entendió así nunca.

    Otro apunte a reseñar. Casemiro en salida se colocaba muchas veces entre los dos centrales, y caía mucho, muchísimo al costado diestro a taponar. Kroos, se hacía con todo el ancho del terreno. Igual se está formando el próximo Xabi Alonso.

    Y por último, Modric. Me da, que o Isco o Luka ocuparán el puesto de Ceballos ayer en Vigo. Ese partido es trascendental para los intereses blancos. Es una final. Probablemente el único cambio. Entonces veremos cual es el equipo tipo de Santiago Hernán Solari, y, probablemente su posible continuidad.

    Respond
  • Dani Souto 8 noviembre, 2018

    No es para sacar conclusiones sobre su juego, como cerráis el texto, pero sí creo que sirve para apuntar cosas en la libreta. El resultado y el acierto de Benzema fue difuminando unos primeros compases de encuentro en los que el Madrid sufrió. Más allá de meros problemas defensivos, recursivos ya en este Real Madrid con el mal momento de Ramos y Varane o las sucesivas bajas en esa línea, vi a un Real Madrid lento, con muy poco ritmo de circulación especialmente expresado en un Toni Kroos que no dista mucho del actual momento de Luka Modric, y eso ya es decir mucho.

    El Viktoria Plzen no fue suficiente como conjunto, pero un equipo con la estructura y solidez atrás suficiente como para aguantar al Real Madrid podría ponerle en serios apuros si consigue ejecutar una presión alta suficiente, pues veo un Madrid, con Solari o sin él, muy vulnerable en este aspecto.

    Respond
  • David de la Peña 8 noviembre, 2018

    Es difícil después de un 0-5, pero a mí el Real Madrid no me gustó ayer, si nos centramos en un análisis sobre su plan de juego y su progresión de cara al futuro. Vi un equipo bastante inconexo, sin roles definidos y al que le costó muchísimo juntarse. Sin una zona clara de recepción para Toni Kroos y un Ceballos también muy diluido.

    Yendo esto por delante, es obvio que la confianza de una goleada, de cara a ciertos escenarios, y sobre todo, a finalizar acciones, va a crecer, y ese es un buen argumento para progresar. Pero futbolísticamente lo que vi en Pilsen a mi me dejó bastante frío.

    Respond
  • Fernandojb 8 noviembre, 2018

    Un madrid mas reconocible, mayor ritmo, juego mas sencillo y distancias y pases con mayor distancia, basico en el madrid, un equipo que maneja muy bien esa distancia, frente a equipos y jugadores que estan mas comodos en juego y pases con distancias mas cortas.
    – ese extraño elemento llamado karin benzema, va dos goles, esta en racha, que hace, ir a por mas goles, no, que va, se dedica a pasearse por el campo ofreciendo salida y jugadas a sus compañeros. una cosa de locos.
    – un bale por fin mas alegre.

    y sobre todo un emergente Kroos, y eso es medio madrid.
    Solari, parece un entrenador, pragmático, con las ideas claras, poniendo a los jugadores contextos que faciliten su juego, que en este momento es lo importante.
    próxima estación vigo, supongo que un pasito de kroos, modric y bale dictará sentencia.

    Respond
  • AArroyer 8 noviembre, 2018

    @Dani Souto

    Comparto tus sensaciones. A mí el Madrid no me gustó. Creo que lo que ajustó Solari tenía sentido una vez el rival salía con tanto peligro y que la diferencia de calidad valió para marcar las diferencias, pero yo no rescataría nada a nivel de juego aún. No me pareció un partido con el que sacar conclusiones. De hecho para mí el termómetro del encuentro me parece Dani Ceballos, que desde el minuto 1 hasta el 0-2 pasa completamente desapercibido como mediapunta. Ni le encuentran entre líneas ni participa bajando al interior de las dos bandas para generar superioridades.

    Respond
  • Fernandojb 8 noviembre, 2018

    @david

    es que el madrid, como yo lo veo, es de los mejores equipos cuando no esta junto ( en ataque , al menos ) y es un poco inconexo.
    o por lo menos es mejor equipos que otros bajo ese concepto,
    cuando es un equipo mas vulgar es junto y conexo.

    creó que el madrid de ayer mas o menos es el que hemos visto en champion estos años, un equipo con defectos, pero sin dudas, valiente, etc.

    que puede perder el proximo domingo, pues desde luego, pero bueno tiene posibilidades de hacer algo.

    es como el barca, pues fuera le va mejor siendo un poco inconexo, y jugando no tan junto, con ritmo, que la version pluscuanperfecta del control del juego, de movimientos, de ritmo.

    que tendra que mejorar contraataque, etc, pues seguramente, pero ayer la defensa que termino, es la que es, pon a un equipo top de los perfectos que termine con esa defensa. ponle al barca con esa defensa , o al bayern, a la juve ?

    Respond
  • Fernandojb 8 noviembre, 2018

    @arroyer

    pues difiero completamente el termometro del madrid es Kroos, benzema , bale, casemiro.

    con todos mis respetos Ceballos no es ningun termometro, del madrid, de hecho es lo que le lleva al madrid aqui.

    ceballos tendra su evolución, este año , muy buena, pero no es termometro de nada, es com decir que el termometro del barca es semedo o malcom.

    Respond
  • AArroyer 8 noviembre, 2018

    @Fernandojb

    Yo no digo que Ceballos sea el termómetro del Madrid, sino del partido del Madrid ("termómetro del encuentro" puse). Ceballos es un jugador de último tercio de campo -mediapunta de un 4-2-3-1- del que se espera que se mueva para generar superioridades y darle posesión al equipo en campo rival, y pasó de puntillas por el partido. El Madrid no generó el resultado como consecuencia del juego. Personalmente no podría argumentar que el Madrid hizo las cosas bien para ir 0-2 tras lo que se vio en la primera media hora. Hubo un momento alrededor del 20'-25' que el Madrid pega varios cambios de orientación y suma un poco más de continuidad pero a mí el Madrid me dijo muy poco, tanto colectiva como individualmente.

    Respond
  • Fernandojb 8 noviembre, 2018

    @arroyer

    vamos a ver posesión en campo rival, eso ha sido una lacra, el madrid en general no necesita tener posesión en campo rivla para marcar mas goles, de hecho el fallo de lopetegui ha sido ese, y de la seleccion, no generan mas goles por tener posesión en campo contrario.

    puede ser importante para marcar el primer gol, para llevar el rimo del juego, pero en si no es una cuestión tan básica, en champion al menos.
    el madrid si fue importante la actuacion de jugadores y que son importnate, kroos, benzema, bale, casemiro, y eso es importante mas que la actuacion de Ceballos ( que estuvo bien, pero que le falta todavia )

    y luego es lo de siempre, generas superioridades para marca gol, si los marcas sin generar superioridades pues no pasa nada, para que e vas a complicar, digo yo.

    y mira si fue importante, que es el primer partido que le veo al madrid en mucho tiempo saliendo muy bien al contraataque, pero muy bien y vinicius con un cierto papel, cosa que se habia perdido, y claro si no amenazas arriba, pues todo es muy complicado el equipo contrario se va arriba.

    par ami eso es mas importante, esa velocidad en el juego el contraataque, que posicionarse arriba, que por cierto que seguro que solari, ya lo tiene apuntado, pero hay que ir con un cierto orden en un equipo.

    Respond
  • José Luis 8 noviembre, 2018

    @fernandojb

    Normal que no hayas visto contraatque en el Madrid este año. No ha tenido parcial de dos goles de diferencia en toda la era Lopetegui con tiempo para hacer contras. El Madrid disfruta con partidos rotos, y eso no lo ha tenido hasta ayer. También hay que ver a un Madrid que se ponga en ventaja en los primeros 5 minutos. También se verá otro equipo, mucho mejor. Tanto en colectivo como individual. Pero tampoco lo hemos podido disfrutar de momento.

    Respond
  • Retapete 8 noviembre, 2018

    Fernandojb

    Yo creo que el Madrid más fuerte que he visto en la última década, el de la 2016-2017. Arrasó muchos partidos encerrando al rival en su área, consiguiendo la posesión y marcando sin espacios para correr. Encerraba al rival y éste no salía hasta que le tocaba sacar de medio campo, porque ya le habían cascado gol.

    Lo que pasa es que el ataque a una defensa en estático requiere de mucha calidad de todas las piezas, toques de espalda, movilidad, los laterales, sobre todo Marcelo cómo si fueran extremos puros generando muchísimo…pero para mí ese 4-3-1-2 con Isco mediapunta se sustentaba y arrasaba a base de tener la posesión lo más cerca del área rival posible.

    Respond
  • Fernandojb 8 noviembre, 2018

    @retapete

    pero no venimos del mejor madrid, venimos del peor madrid de los últimos tiempos.

    y el madrid de la ultima champion, gano fuera al psg, a la juve, al bayern y digamos que la final, hombre y tenia posesion, pero no gano por eso, y ganar fuera en champion en esos campos es complicadisimo.

    pero y luego no se vive de la mejor version ( este año la roma ) se vive de versiones peores, de partidos mejores y peores.

    @jose luis
    en efecto no empezar perdiendo o por lo menos no regalar los primeros tiempos pues es ya en si un gran avance y mas fuera.
    que igual ha sido casualidad, pues probablemente, que ha tenido suerte pues también.
    pero el partido del barca, la desidia eso ya no es suerte.

    en efecto vamos a ver si contra el celta no empieza perdiendo , eso es un avance enorme y luego si se entra con ideas y personalidad, a por el partido.

    sino que le pegunten al at madrid la diferencia entre empezar ganando o perdiendo, pues de un 4-0 a un 2-0.

    Respond
  • nexus_dum 8 noviembre, 2018

    Ceballos necesita campo para exhibir su formidable capacidad fisica ,al igual que Odriozola, ambos condicionados .El primero por el planteamiento y el segundo por un nefasto Lucas que cada vez que entra resta al juego.
    Me gusto bastante Reguilón no se amedrenta el chaval y eso es bueno y Benzema al que le pido esto contra equipos de la liga.

    Respond
  • Boris_pina 8 noviembre, 2018

    Sin ver el partido e interpretando lo que esta en el articulo me parece que el Madrid gano a fuerza de talento y que Benzema en la champions se comporta como ese delantero que nos prometieron cuando fue fichado, mas allá de eso no parece que a nivel de juego la situación haya cambiado, de juego el equipo sigue bastante corto y Solari ha optado por lo practico, que tiene mejor plantilla que casi todos en el grupo, la verdadera prueba viene contra el celta ahí se vera que tanto puede dar este Madrid de Solari.

    Respond
  • (*_*) 8 noviembre, 2018

    Concuerdo con el pensamiento que el Madrid no jugo nada bien y la victoria se debio en exclusividad al (muy humilde) adversario y las individualidades madridistas.

    Las individualidades pueden darse gracias a que en el 11 habia un nucleo de jugadores con fisico y "ganas" de competir. Me refiero a Odriozola, Reguillon, Sanchez, Vinicius, y Ceballos. Basicamente con tratar y perseverar le dan aire al resto del 11 que esta como esta (mal).

    Las titularidades garantisadas de Kroos y Casemiro simpre me han parecido sospechosas por sus limitadas cualidades fisicas y tecnicas pero lo de ayer me parecio hasta algo casi grosero. Con pocos minutos Llorente y Valverde han demostrado poder competir por la titularidad sin problemas pero siguen en el banquillo. Estas tendencias a premiar al pasado en lugar de oxigenar el presente y esperanzar al futuro crean un equipo calcificado que deambula entre partido y partido.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.