El sello De Marcos | Ecos del Balón

El sello De Marcos


Aquel proyecto, del que distan más de seis años, tuvo a Óscar de Marcos como uno de sus más significativos representantes. Fue un momento especial para el Athletic Club como institución, para el futbolista del Athletic y para la ciudad de Bilbao. Pero especialmente fue singular para el futbolista de Laguardia, quien de la mano de Marcelo Bielsa descubrió mucho más de lo que pensaba y seguramente menos de lo que estaba dispuesto. Polivalencia en todo el sentido de la palabra que le llevó, como está ocurriendo en este momento, a desempeñar muchos minutos como lateral, más que de largo, de todo recorrido. Óscar de Marcos vuelve a ser muy importante en el sistema de San Mamés.

Su marca individual ante Coutinho del pasado fin de semana recordó la capacidad de De Marcos para perseguir sombras y recuperar metros. Su compromiso emocional en un sistema con similitudes al de Bielsa está llevando a De Marcos a volver a sentir y recordar su papel en aquel equipo. Y es que defendiendo a todo campo a un rival en concreto que puede ser extremo, mediapunta o punta dependiendo de por dónde se mueva y progrese la jugada y los cambios que originen las marcas individuales, los conceptos defensivos pueden variar de un momento a otro.

De Marcos: “Creo que hoy en día casi todos los jugadores van aprendiendo a jugar en muchas posiciones. El jugador tiene que tener aprendidos los conceptos de todos los puestos. Yo, por circunstancias, he tenido que jugar en muchas posiciones, todos nos adaptamos rápido. Eso es importante”.

Está siendo precisamente el sector derecho de la defensa bilbaína uno de los que mejor está interpretando las ideas de Berizzo. Junto a De Marcos, Yeray Alvárez y su naturalidad para salir a los costados a cerrar progresiones o a corregir los movimientos de su marca mediante anticipaciones y velocidad está resultando un indicador valiosísimo para instalar definitivamente la idea que Berizzo quiere de su equipo, en todos los campos de la Liga, en todos los minutos del partido.

De Marcos: “El estilo se parece, ellos coincidieron mucho tiempo. Cada uno tiene su propio estilo pero sí parten de una base similar, aunque Eduardo ha introducido sus matices. Hay bastantes cambios que son los que tenemos que aprender. Con Marcelo coincidimos seis de los que estamos ahora. Tenemos que adaptarnos lo antes posible. Está claro que nos va a venir bien, un cambio ayuda a mover todo, a trastocar las teclas. Entrenando hace muchas pruebas, nos coloca a todos en un determinado puesto, pero durante el ejercicio va variando las posiciones de todos para que todo el mundo aprenda los movimientos, para que todos sepamos coger los conceptos lo más rápido posible”.


2 comentarios

  • AArroyer 5 octubre, 2018

    Es imposible que Oscar de Marcos pase desapercibido hoy, en San Mamés, en un derbi, y tras sus últimos partidos, dándole sentido al sistema de Berizzo. Me parece uno de los jugadores a seguir este curso. Creo que puede volver a sorprendernos muy gratamente.

    La Real no está teniendo claro del todo qué jugadores y qué sentido darle a sus bandas, así que De Marcos, frente a Kevin Rodrigues en ataque y pudiendo presionar en mediocampo, me parece que va a ser crucial.

    Respond
  • Javier Cordero 5 octubre, 2018

    Recuerdo aquellas eliminatorias ante el United en UEL cuando Ferguson dijo que no había visto un equipo correr en Old Trafford como aquel de Bielsa. Fue una locura en especial lo de De Marcos, todavía pienso que tiene 3 pulmones.

    Bielsa también dice que un futbolista maneja 3 o más posiciones y funciones durante el partido. Eso lo aprendió rápido De Marcos: lateral, interior o extremo. La jugada que hace en el gol en el empate a 1 vs Madrid le define a las mil maravillas: un lateral que se mete al interior y que tira un desmarque cual delantero. Es un lujo para este Athletic y para Berizzo en general. No se me ocurre otro jugador de la plantilla más identificado con la idea y más aplicable a ella.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.