El algodón de la Liga | Ecos del Balón

El algodón de la Liga


Hay un equipo en la Liga que sabe mejor que nadie qué equipos están jugando bien y qué equipos están jugando mal. Esta es una virtud desatendida o apartada de los atributos que se le suponen a los equipos en el mundo del fútbol pero que con un poco de memoria y olfato puede atribuírsele a determinados conjuntos. En la Liga española consta en estos momentos un equipo termómetro; un indicador que permite saber cómo de bien estás jugando o cuántos problemas estás atravesando. Por la forma con la que plantea los partidos, por como no concede un ápice de ventaja, concentración o compromiso, sea a nivel psicológico o táctico, el Getafe de José Bordalás es el algodón del campeonato español. La resonancia magnética que descarta o certifica la salud de los 19 equipos restantes.

Porque perder o ganar en el Santiago Bernabéu o en el Camp Nou no tiene por qué significar haber jugado mal. La diferencia de calidad es tan amplia que todo escenario es posible inclusive rayando la perfección. Pero visitar el Coliseum Alfonso Pérez conlleva un examen futbolístico perfecto para ver en qué punto se encuentran los equipos. Podría decirse que ganar y jugar bien en el campo azulón puede servir para extrapolar la salud de cada equipo. Y eso es así porque el Getafe entrega y pone sobre la mesa un nivel, un estilo y una regularidad que no decae. El Getafe no tiene días malos en lo competitivo y siempre está preparado para castigar malas decisiones o dificultades en el juego.

Bordalás es el termómetro de calidad de esta Liga 2018-2019

De entrada, el equipo de Pepe Bordalás es un equipo que respira conciencia en cada lance del juego. Sus jugadores compiten desde una idea en la que van a aprovechar la iniciativa del rival para generar situaciones favorables, van a encontrarse muy cómodos en las esquinas del ring y van a desgastar al contrario con pequeños detalles, defensivos y ofensivos, que conjugan alto nivel y distinción formal.

Con un 34% de posesión, el equipo con menos posesión del campeonato, el Getafe es el colectivo que más minutos ha estado por encima del marcador en esta Liga (159 minutos). O bien marca pronto o bien mantiene durante muchísimo tiempo sus ventajas. Entre sus características principales, destaca una extraordinaria capacidad para permanecer dentro de los partidos, y gane o pierda siempre suele hacerlo o con portería a cero o perdiendo por un gol.

Ese 34% de posesión es el menor de las cinco grandes ligas europeas, teniendo la pelota 50 minutos de los 240 que ha disputado, habla de cómo ha aprendido a competir sabiendo que no la tiene por dificultad sino por deseo, habilitando además una transición ofensiva y un juego por bandas tan precavido como eficaz. Jorge Molina y Ángel continúan sumando compatibilidad, mientras Amath al espacio y Alejo en el uno contra uno dotan al sistema, más allá de su acierto, pues son dos jugadores intermitentes en ello, de un equilibrio ofensivo propicio para acercarse siempre a la victoria.

Jorge Molina es indispensable para el sistema

En su fase defensiva, el conjunto getafense sigue apoyándose en un 4-4-2 simétrico, que puede manejar una altura media y otra más hundida, con capacidad para bascular y recuperar metros en el lado débil debido a la sincronización de sus líneas y el compromiso de sus hombres de banda. Arambarri en el pivote y Djene para las ayudas junto a Bruno para fijar el área consiguen que el Getafe provoque segundas jugadas en las que ahí sí, el Getafe ha de ser mejor que nadie.

Para poder transitar y escapar de su fase defensiva, Molina en su juego de apoyos y Ángel ensanchando la jugada para abrir el campo y separar a los últimos hombres del rival consiguen completar un puzzle perfecto en su engranaje. Toda la calidad individual con la que no cuenta está compensada por un sistema que casi siempre logra que el rival no pase la prueba del algodón.


6 comentarios

  • AArroyer 22 septiembre, 2018

    Auténtico tuétano. Le está sentando genial al Getafe acumular tiempo trabajando, le está sentando muy bien su año de asentamiento. Lo único que creo que sigue dejando a deber es el rol de Portillo y el rol de Amath. Para mí están superbien tirados esos roles. Un interior con capacidad para mediapuntear y darle utilidad con balón a una banda en campo contrario, aunque no tiene réplica en Damian Suárez, y un Amath que al espacio debería ser un puntal en transición para estirar y ayudar a Molina, peor a mí no me termina de convencer su rendimiento.

    Por otro lado, hoy el Atlético va a pasarlo mal me parece. No llega con buenas sensaciones de juego y el Getafe lo va a exponer todo me temo. Simeone parece que se va a preparar, con Filipe en izquierda para trenzar en campo contrario y acumular posesión y Giménez y Lucas en los centrales para defender hacia arriba.

    Respond
  • Gonzalo 22 septiembre, 2018

    No se si soy yo , pero en mi opinion este año , el Geta tiene mas polvora arriba que otros años y sin embargo creo que le esta costando mas crear ocasiones de gol que en otros cursos , Mata , Guardiola , Angel que a mi me parece un jugadorazo , y por su puesto el veterano Jorge molina , es un equipo pon puch y que sabe a que juega y a mi me encanta la propuesta siempre valiente de Bordalas. Y creo que volvera a ser una de las revelaciones de esta liga.

    Respond
  • José Luis 22 septiembre, 2018

    Enhorabuena por el titular. Simplemente espectacular. Perfecto chicos, y resume plenamente lo que es este peculiar técnico, que no es personaje aún porque entrena al Getafe. Pero denle tiempo… Fíjense cómo de "algodón de la liga" que es el Getafe de Bordalás que me ilusioné en la primera jornada con mi Madrid solo por el repaso que le dio al Getafe. Y eso que el Getafe quiso ser fidedigno al gen Bordalás.

    Cuento una anécdota… He perdido casi 400 euros por culpa de Bordalás. O mejor dicho, de mi fe en este hombre. Fue una combinada fácil y lo "gordo" venía porque puse que el Getafe ganaba al Sevilla de Machín por más de 2,5 goles. El partido quedó 0-2 y hubo una jugada de gol-gol que paró el portero del Sevilla. Tampoco era tan complicado. La rivalidad Machín-Bordalás es antológica y el técnico del Sevilla aún no ha ganado a este pedazo de entrenador que tenemos el gusto de ver en el Getafe.

    Como será de buen entrenador, que -perdonen que lo diga así- Simeone se ha puesto el parche antes de la herida con "es un equipo agresivo", "hay que ver que a Cristiano lo han expulsado y con el VAR el Getafe tiene que hacérselo mirar"… Escuchar eso en palabras de Simeone, perdonden de nuevo, es canguelo puro. Bordalás es una de las grandes noticias de LaLiga. Soy fan suyo desde hace bastante tiempo. Me encanta.

    Respond
  • AArroyer 22 septiembre, 2018

    @José Luis

    Qué grande 😀

    A mí me generaba dudas que el salto de categoría le castigara a la hora de sumar registros en esta competición, que no tuviera plan con balón cuando la calidad que iba a tener en lo individual no era alta, pero es que en campo propio es un equipo demoledor. Competitivamente es un exprimidor de naranjas. No concede absolutamente nada de nada de nada. Y para mí es que es justamente eso. Si juegas bien ante el Getafe y muestras mucha solidez y capacidad para crear ocasiones, es que lo más normal es que seas un señor equipo y estés para muchas cosas. Es un indicador perfecto para saber si estás jugando bien o si las vas a pasar muy mal en el Coliseum. Y creo que el Atleti hoy lo va a pasar mal, la verdad.

    Respond
  • Grimshaw 22 septiembre, 2018

    @AArroyer

    Muy interesante artículo, me ha gustado leerlo. Pero quiero hacer un par de correcciones, si se me permite, al texto: La posesión media del Getafe no es de 34%. Según Whoscored es de 39,8%, pero yo me fiaría del dato común de LaLiga, SofaScore y Windrawwin: 35,25%. Footystats afirma que alcanza el 43%, así que dudo de su fiabilidad… :p

    Luego, eso de los 50 minutos, por lo que leí en un artículo de El País y en un tweet, no se refiere a la posesión del balón por parte de un equipo sino al tiempo que está en circulación; es decir, que en los partidos del Getafe se juegan 50 minutos de los 90 reglamentarios. Encaja bastante con las recientes investigaciones, porque en un estudio de la 16-17 que se publicó en Marca se afirmaba que la duración "real" de los partidos de nuestra liga era de 54 minutos.

    Ya centrándonos en el equipo: al Getafe le veo numerosos factores que es necesario mejorar si quiere crecer, especialmente en escenarios que le van a ser negativos. El Getafe está en bottom 5 en estadísticas ofensivas tales como pases por partido, porcentaje de acierto en el pase, disparos realizados por partido, disparos entre los palos por partido y pases clave por partido. Y si bien es cierto que lleva tres porterías a cero de cuatro y que aún no ha recibido gol cuando iba ganando (el dato de los 159 minutos), también es cierto que cuando ha recibido un gol ha sido incapaz de reponerse.

    Esto evidencia una limitación, contextos que el Getafe de Bordalás no trabaja o no quiere trabajar, el esfuerzo en mejorar y profundar en los conceptos defensivos (seguridad, cercanía y poca flexibilidad de las líneas; ayudas a los laterales de los extremos…) se evidencia en que el Getafe es también el equipo que menos tiros ha recibido que requisieran de la intervención del portero Soria: ocho en cuatro partidos (teniendo en cuenta que ahí están RM y Sevilla, está más que bien). Además de ser, al acabar la jornada 4, en el equipo que menos goles había recibido junto al Valladolid. El equipo solamente maneja un plan, el A, no existen más opciones. Nos deja a un equipo que estudia muy bien al rival y sabe ejecutar lo ensayado, que posee unos fundamentos para minimizar los riesgos en defensivos que son de lo mejor de la Liga.

    Por último, decir que Bordalás antes de que acabe este mes va a cumplir los dos años en el Getafe. Si comparamos la plantilla del ascenso y la actual, solamente repiten Portillo, Molina y Damián Suárez. Entiendo que esta falta de continuidad de los "alumnos" pueda significar un impedimento para el aprendizaje, pero no concibiría que durante toda la temporada el único plan, la única situación en la que disfrutáramos, fuera el bloque bajo y contragolpe con marcador a favor. El Espanyol de Rubí, con tres meses, ya maneja más registros.

    Soy del Getafe, admirador de Bordalás y de su juego (tan lícito como cualquier otro, de hecho disfruto viéndolos luchar los 90 minutos), estoy agradecido por lo que ha hecho por nosotros, pero me parece inevitable exigirle más, de conocer qué podemos hacer con el dominio del balón (ya tenemos en muchas ocasiones el dominio emocional y el espacial). Sé que muchos aficionados de nuestra liga se cambiarían por nosotros, pero a este Getafe se le atisba potencial para cotas mayores, no en la clasificación sino en el campo, y creo que es hora de dar ese paso.

    Respond
  • AdrianBlanco_ 22 septiembre, 2018

    @Gonzalo

    Algo parecido hablaba el otro día con @Arroyo y @David, cuando salió el tema de Jaime Mata, pero es que Bordalás, creo, está muy contento con lo que tiene. Creo que hay pocas parejas en Primera que funcionen tan bien como la de Ángel & Molina. Son uno solo. Eso sí, y aquí quiero meter yo la puntillita, el contexto del Pizjuán también fue muy favorable para los dos. Sin quitarle ni un ápice de mérito a ninguno, por supuesto. Ya digo, me encantan como pareja. :)

    @JoséLuis

    Es que es un hueso. Este Getafe es un hueso. Y hay una cosa que siempre me ha llamado especialmente la atención de Bordalás y este equipo: juegue quien juegue en el doble pivote, desde Gaku a Djené, con las diferencias que hay entre uno y otro, nunca desentona(n). Y ese, por sí solo, ya es un mensaje con muchísimo valor. La plantilla por completo lleva la idea en sangre.

    @Grimshaw

    Este es un debate interesantísimo, súper interesante, de verdad. Pero es el escenario, o el contexto, en el que más cómodo se encuentra Bordalás viendo a su Getafe. Y no sé cómo asimilaría esta plantilla, a estas alturas, una nueva alternativa en el juego más ambiciosa con la posesión. De hecho, de este debate, me quedo con lo que reconocía Guardiola hace unos días: "Cruyff no iba al plan B, sino a fortalecer el plan A". Y creo que por ahí pueden ir los tiros también con lo que busca Bordalás.

    De hecho, decisiones como las de poner a Gaku o Djené en el doble pivote, o elegir entre Portillo o Alejo por el costado, bien podrían ser ese "fortalecer el plan A". Pero insisto, es un debate interesantísimo. :)

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.