Eriksen y Sisto ante un corazón peruano | Ecos del Balón

Eriksen y Sisto ante un corazón peruano


No defraudó el Perú-Dinamarca jugado en Saransk en la noche de ayer. La victoria de los daneses, fraguada tras un gol paradigmático del contexto emocional que los de Ricardo Gareca afrontaban, estuvo etiquetada por la normalidad de los escandinavos para producir, sufrir, defender, atacar y materializar. Sobre todo porque Perú dispuso de la energía que caracteriza a su fútbol y al inspirador ímpetu que ha arrebatado el presente de todo el país, pues la selección andina jugó como vive hoy, como está viviendo esta Copa del Mundo a la que no acudía tras casi cuatro décadas. Perú compitió con el orgullo, y eso le llevó a crear peligro pero a no comprender todos los tiempos propios de un debut mundialista. Dinamarca sacó mucho más a su propuesta desde la calma, aunque su receta no fuera tan prolífica.

Perú arrancó con Cueva, Carrillo y Farfán moviéndose sin parar

Arrancó el choque con el mencionado derroche peruano como si en su presentación en sociedad tocara mostrar, en una píldora, lo que puede esperarse del método Gareca. Aunque terminó con más posesión que rival, no sólo pro tener que remontar, sino porque define a Perú la versatilidad para trajearse con múltiples combinaciones, el inicio del choque vio a Perú más reactiva, esperando más atrás con un 4-4-2 muy agresivo, yendo a anticipar en los apoyos y mordiendo cuando el balón llegaba a los costados. Por encima de todas las cosas, los sudamericanos se movían, un elección quizás poco precavida en campo contrario pero muy productiva en el ajeno. Perú salió, tanto en alineación como en intención, con ganas de agitar las cosas.

Eriksen conectó más veces con tal de ordenar a los suyos

Sin Paolo Guerrero, el cuarteto atacante -Cueva, Carrillo, Flores y Farfán- se encargaba de agredir con cada intervención. El gesto y la velocidad corporal de todos ellos dejó ver a las claras toda su razón de ser: Perú no mastica, sino que progresa en base a la dinámica de muchos de sus hombres. Sumando a los laterales a dicha fiesta, los de Gareca intentaron intimidar a una Dinamarca fiable en su defensa del carril central. Sus piezas, centrales y pivotes, mezclan serenidad, envergadura y orden. Desde ahí permiten a sus medios y extremos correr o relacionarse. Sin brillar en exceso ni hacer algo especialmente grande, Eriksen fue cogiendo el tranquillo a la fase ofensiva de su equipo y comenzó a moverse. El sistema de su equipo no quiere de él que sea un ’10’ de recepción y jugada ofensiva, sino un sustento en la circulación. Servido por Sisto desde la banda izquierda, Dinamarca interrumpió las salidas de su rival y redujo el impacto rítmico de cada transición.

El gol explicó el exceso de ímpetu andino

La segunda mitad se llevó poder delante todos los amagues y sirvió para que el reparto de roles se definiera todavía más. Y debe detenerse el desarrollo del partido y su crónica en el gol danés, pues Perú había finalizado una contra con una pérdida en tres cuartos que dejó una estampa complicada: siete futbolistas se quedaron en campo contrario; en el lado del balón presionaron dos, a diferente intensidad, tres de los descolgados, una vez se perdió el balón, se quedaron parados tras perderla y tres únicos defensores corrigieron desincronizados la progresión del contragolpe que dejó a Eriksen directo hacia la portería de Gallese. De tanto ir y sin medir los efectivos, Perú encajó el gol que después precipitaría, como elogio, un derroche incondicional de todos sus futbolistas por no encajar una derrota. No se sabe qué margen de maniobra dispone Gareca tras la derrota peor da la sensación de que si gestiona bien el mensaje, seguramente lo más difícil de templar, esto puede ser sólo un tropiezo.


8 comentarios

  • José Luis 17 junio, 2018

    No recuerdo una derrota más injusta en un Mundial. Qué manera de jugar y atacar de los peruanos. Por dentro, por fuera sobretodo, al pie, al hueco, por arriba, por bajo…. Me encantó. Ya el empate me parecía mal resultado después de ver lo que hacían ambos equipos.
    Además se vieron detalles técnicos de grandísimo nivel. Los regates de Carrillo, el tacón de Guerrero,… Una pena porque el partido de ayer era fundamental para ellos.
    De momento, ya estoy con Perú, aunque me da que no pasa de la primera fase.

    Respond
  • felipbras 17 junio, 2018

    de lo que he visto. Peru es la selección que más me ha gustado. No digo que sea la mejor, ni la más competitiva, pero me ha recordado mucho a los mundiales de hace más tiempo. Antes el fútbol de selecciones eran sobretodo pasión y calidad individual, las que mejor conjuntaban eso se llevaban el gato al agua. Ahora está todo más encorsetado, más preparado tácticamente… más profesionalizado si se quiere decir, se asemeja mucho más al fútbol de equipos. Creo que hemos perdido un gran componente que hacía que la cita mundialista fuese algo todavía más especial. No creo que sea casualidad que los últimos mundiales la mayoría de partidos han sido más bien sosos. Hace un tiempo te ponías a ver un Islandia vs Argentina y te dviertías bastante más delante del TV. O las míticas selecciones africanas: Camerún, Nigeria…

    Me alegra que siga existiendo equipos como este Perú.

    Respond
  • Albert Blaya Sensat 17 junio, 2018

    Fue emocionante ver jugar a Perú. Sabías que, tras casi 40 años sin Mundial, la única manera de conectarse a él era esta: jugar de forma vsiceral. Advíncula, Yotún y Carrillo, juntamente con Cueva me parecieron, hasta el momento, las grandes revelaciones. Impresionante derroche futbolístico.

    Respond
  • David de la Peña 17 junio, 2018

    Me gustó mucho el partido. Perú transmitió frescura, ideas claras, y luego es que tiene jugadores que te alegran la vista. Cueva y Carrillo son gambeta pura y eso para el que está mirando es un regalo. Ahora, quizás se está hablando poco de Dinamarca y demasiado de injusticia, ¿no? Kasper Schmeichel es un argumento muy competitivo, y además logró encontrar cómo hacer daño, aunque fuera de manera puntual, al sistema peruano, esta vez gracias a Sisto, pero hay otros jugadores en los que apoyar la responsabilidad en otros contextos, como por supuesto Eriksen, o con Poulsen.

    Respond
  • @Montoro97 17 junio, 2018

    Precioso partido. Contraste de estilos, la mayor seriedad danesa contra la divertida Perú de Gareca. Muy fan de los últimos y totalmente de acuerdo con Albert Blaya Sensat.

    Como dice Arroyo, si pueden reconducir esa tremenda ilusión por el buen camino y añaden cierta tranquilidad en momentos claves pueden tener opciones de pasar porque juegan de lujo.
    Dinamarca, defendiendo bien y creando peligro a través de un gran Pione Sisto, muy bien el del Celta.

    Qué imagen la de Cueva llorando tras fallar el penalti, la Copa del Mundo es brutal.

    Respond
  • AdrianBlanco_ 17 junio, 2018

    Por salirme un poco de los Cueva, Eriksen, Guerrero y compañía, me gustó muchísimo el partido de Yotún. Futbolista a seguir a lo largo de esta Copa del Mundo, sin ninguna duda. Menudo pie izquierdo tiene. Ya no solo para organizar, sino también para disparar. Tras el Portugal-España, este Perú-Dinamarca. Qué partidazo. 😀

    @Montoro97

    Esa imagen fue tremenda. Tremenda.

    Respond
  • elfutbolero 17 junio, 2018

    Me alegra sobremanera (aunque no me sorprende) que salga el nombre de Yotún. Ayer, los medios de comunicación más mediáticos destacaban el partido de Carrillo, Cueva o Guerrero; quizá, incluso, estos tres nombres destacaron más que el jugador de la MLS, pero a nivel de sorpresa me parece que indiscutiblemente Yotún se lleva la medalla.

    Un futbolista cerebral donde los haya, de los que no alardean técnicamente sino que se dedican a lo que tienen que dedicarse: a jugar de forma inteligente subordinando su lucimiento personal al rendimiento de su equipo. Yo pensaba en el caso de Guardado, otro futbolista de banda que está terminando su carrera de organizador. Yotún está también cerca de la treintena, pero es evidente que el medio también es su sitio (de hecho, en el arreón final de su equipo, tomó un papel mucho más protagonista en la circulación y la selección peruana lo notó).

    Hablando en general, creo que los peruanos no tienen que desfallecer en su impresionante apoyo a sus 23 representantes. Jugando como ayer, la victoria ante Francia es más probable de lo que puede parecer. Y si eso ocurre, atención porque hasta aspirarían al primer puesto.

    Respond
  • Javier 17 junio, 2018

    Ayer no quiso entrar la caprichosa. Peru demostro caracter, solidaridad y mucho futbol. Farfan, Carrilo, Cueva y Flores se entienden muy bien por abajo y hacen daño, pero dio la sensacion de que falto Guerrero desde el inicio. Alguien para luchar fisicamente con los centrales y dejar mas liberados a los demas.

    Era muy importante no perder el primer partido pero concido con los demas comentarios, jugando así todavia tienen posibilidades. Colombia ya le gano a Francia 3 2 (y en Paris) y Australia no sera facil ni para Dinamarca ni para Peru.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.