Castillejo desde la banda | Ecos del Balón

Castillejo desde la banda


El Villarreal de Javi Calleja ha necesitado de un viaje interior en el que el equipo tenía que amortiguar la salida de su hombre gol, Cedric Bakambú. Si el técnico madrileño encaró su etapa en Castellón dibujando un rombo que potenciaba al camerunés y a Pablo Fornals, el camino posterior resultó ser un campo de pruebas para encajar a los futbolistas que atesoraban la calidad suficiente para recibir un acomodo. Primero entró Raba, Bacca pasó a ser el ‘9’ del equipo, y en base a una identidad que no estaba marcada por la asociación (50% de posesión, 10º equipo de Primera), buscó recuperar la posibilidad de correr, de disponer de velocidad y desborde individual en cuyo rombo era difícil relacionar con hombres como Cheryshev o Castillejo.

Calleja está optando en las últimas semanas por un 4-2-3-1

En las últimas semanas, Calleja ha dejado de lado su dibujo principal para apostar por un 4-2-3-1 que tiene dos consecuencias claras y directas. La primera es que Manu Trigueros acompaña a Rodri en tareas de elaboración, donde ambos son tremendamente complementarios. Uno más fijo, el otro más dinámico, y ambos con capacidad para filtrar balones, batir líneas y encontrar las bandas con celeridad. Rodri más pendiente de fijar la altura del equipo y Trigueros acercándose a la mediapunta. Para poder hacerlo, el campo queda abierto con Denis y Samu quienes están dotando de verticalidad al juego exterior castellonense. Hoy, ante el Celta de Vigo, ante un Celta sin Aspas y que deja muchos espacios en las transiciones, los de Calleja pueden castigar con mucha contundencia.

En dicho dibujo, Castillejo y Cheryshev ocupan las bandas

Y ha sido precisamente Samu Castillejo uno de los talentos que la idea de Calleja dejaba sin activar. Comenzó el malagueño interpretando el interior derecho del rombo de manera muy diferente a la que podría hacer un centrocampista canónico. En su crecimiento, Castillejo parecía más preparado y apto para encajar como segundo punta, y es que Samu sigue necesitando la banda y la diagonal para desequilibrar. Sus características técnicas y físicas pareen más propias de una diagonal y desmarque tras pared que permanecer por dentro y tocar más balones. Ante el Leganés, de hecho, su misión fue absolutamente exterior, recibiendo en muchas más ocasiones (70 contactos con el balón) que Cheryshev (44), Raba (50) o Bacca (39).

El malagueño recibe abierto y con mucha frecuencia

Tras y como refleja ‘Fútbol Avanzado’, el Villarreal con Castillejo marca 0.9 goles más por partido y necesita la mitad de tiros para marcar un gol. Y es que Castillejo siempre ha sido un futbolista de constancia y presencia. Sin tanto juego interior como para pensar en él como un futbolista de apoyo pero sí con la personalidad para recibir y darle al equipo amplitud y profundidad. Y hoy parece el futbolista más capacitado para quebrar la cabeza de Unzué.

 
 

Foto: GABRIEL BOUYS


2 comentarios

  • ferpulpillo 28 abril, 2018

    A mi me encanta Samu. Su tramo de Liga entre octubre y enero (aproximadamente) fue brutal. Coincido en que no es demasiado completo, se trata de un perfil específico pero muy útil en la Liga con tantos equipos acumulando jugadores de posesión en medio campo que necesitan ese contrapunto por fuera para desbordar y dar profundidad.

    Respond
  • AArroyer 28 abril, 2018

    @ferpulpillo

    La verdad es que lo de los ibicios de Calleja tenía muchísimo sentido para encajar a Fornals y Bakambú. Pero una vez se fue Cedric, menos sentido tenía no invertir en Castillejo, el gran daminificado del rombo.

    @Juan

    Muchas gracias por la corrección.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.