Iñigo en San Mamés | Ecos del Balón

Iñigo en San Mamés


Iñigo Martínez apareció allá por 2013 como uno de esos centrales muy competitivos que permitía a su equipo cosas que sólo los grandes centrales le permiten a grandes equipos. Lo que se dice un central Champions, que se clasificó con la Real Sociedad para dicha competición y que ponía un punto de partida, un campo base desde el que trabajar hacia determinados objetivos potenciales como jugador. Para ser el mejor futbolista posible, Iñigo Martínez comenzó poniendo el listón alto. Unos cuantos años después ha cumplido algunas cosas, y las ha mantenido, pero en él se veía algo más que mantener lo prometido. Quizás, como el propio Laporte, a otra escala superior de rendimiento, Iñigo Martínez también vería con buenos ojos un movimiento que permitiera redescubrirse.

Repasando los diferentes equipos de los que ha formado parte, Martínez ha demostrado calidad para rendir en situaciones muy diferentes en contextos similares. En todas estas temporadas, la Real Sociedad ha sido un equipo que ha variado de ritmo pero siempre ha propuesto una idea de elaboración y protagonismo. Desde lo general, Iñigo se ha destacado, con momentos soberbios, por ser un central muy bueno en la defensa del área y una gran personalidad para mantener la altura defensiva que el balón y sus centrocampistas necesitan. Más potente que veloz, para él, defender muy arriba fue fruto de la citada personalidad y de la acumulada experiencia. Las mayores virtudes como defensor siempre las registró apuntalando el área. Su colocación, su contundencia y su juego aéreo, lo convertían en una garantía.

La Real y el Athletic defienden arriba pero son diferentes

Eso en San Mamés será valorado pero más lo será su capacidad de liderar una zaga, de darle matices a la salida de balón y de marcar diferencias en el duelo individual, un lance muy relacionado con la intensidad que se entiende por esencial en los vizcaínos. Quizás sea este el matiz más interesante y más necesario de comprender por Iñigo en su desembarco en Bilbao. La Real defendía muy arriba para dominar desde la construcción pero el Athletic defiende muy arriba desde la presión. Uno nace desde el balón y otro nace desde el duelo individual. Es un matiz que bien podría ser pilar; lleva consigo un cambio de mentalidad.

En un equipo nacido de lo construido con balón, es importante la posición y la altura. Sin embargo, en el Athletic tiene mucha más importancia tomar la decisión de salir a por la disputa en mucho menos tiempo. Y es que los mediocampistas también saltan al robo con más frecuencia, lo que deja más balones sueltos o escapadas del rival para contragolpear que provocan en el zaguero la decisión de disputar o esperar y contemporizar, normalmente en inferioridad. Esta diferencia es sustancial para valorar el rendimiento de Iñigo como central zurdo. Desde ahí, si su chip defensivo es el adecuado, sus virtudes y sus defectos quedará encauzados para activarse unos y camuflarse otros.

Por otro lado, con balón, Martínez volverá a ser el central de mayor protagonismo. Principalmente por su envío largo, un aspecto muy valorado por Aduriz y Raúl García, los dos atacantes que han dotado de identidad al último Athletic de Valverde y al actual ataque de Ziganda -en menor medida-. Su zurda tendrá especial valor si Iker Muniain vuelve con total garantía física y recupera la confianza que había mostrado, la que le había situado como jefe estilístico del equipo. La conexión Iñigo-Iker en ese flanco izquierdo será nuevamente una posibilidad para tener activados los dos principales recursos ofensivos del Athletic: el ‘9’ en largo, el ’10’ en corto.

Iñigo tendrá mucho peso en salida de balón

En sus dos últimos años, Iñigo ha dejado momentos para todo. Ha sido irregular, ha tenido fases de buen rendimiento y momentos algo más grises pero tiene la personalidad y la calidad para volver a brillar. Moverse para reencontrar su mejor fútbol.


10 comentarios

  • millanadriam 2 febrero, 2018

    "Por otro lado, con balón, Martínez volverá a ser el central de mayor protagonismo. Principalmente por su envío largo, un aspecto muy valorado por Aduriz y Raúl García"

    Esto me parece clave. Les va a dar mucho en defensa, pero no poco en ataque. No es lo mismo ver como Herrerín y Unai Nuñez bombardean a Aduriz y Raúl García a balonazos, que ver como Iñigo les pone el balón allí donde ellos quieran. Creo que Ziganda va a explotar bastante este recurso y las dos torres de arriba lo van a agradecer.

    Respond
  • Ralon 2 febrero, 2018

    Saludos a todos.

    @ Alejandro Arroyo

    ¿Porque no han ido a por él los grandes equipos de la champions con una clausula tan accesible?

    Respond
  • AArroyer 2 febrero, 2018

    @Ralon

    Porque, en mi opinión, ha sido bastante irregular desde 2013, ha mantenido ciertas virtudes pero no ha terminado siendo un crack de la posición. De cualquier modo desconozco qué y cuántos equipos han ido o no a por Iñigo en todo este tiempo. No se sabe y no solemos tratar esos temas.

    Respond
  • AArroyer 2 febrero, 2018

    @millanadriam

    Es uno de los aspectos que más debería explotar el Athletic, sea como primera opción o como alternativa.

    Respond
  • MigQuintana 2 febrero, 2018

    Me parece muy complicado diagnosticar esa irregularidad que cita Arroyo. Estoy totalmente de acuerdo y no alcanzo a comprenderla. Es verdad que todavía es joven, que seguramente le queda aun su mejor fútbol como consecuencia, pero después de la primera vuelta del año pasado… No sé. Raro.

    Respond
  • JavierBM 2 febrero, 2018

    @Quintana

    Creo que, como Laporte, el cuerpo le venía pidiendo un cambio. Va más allá de lo futbolístico.

    Respond
  • Adrián Cervera 2 febrero, 2018

    Soy declarado fan de Iñigo. Es incomprensible que un central de este nivel, y a ese precio (viendo las cantidades que se están moviendo) no haya acabado en un aspirante a la Champions o a algún outsider (tipo Liverpool, Milan, Spurs, etc).
    Como decís a veces se ha mostrado irregular, pero si os fijáis siempre en malas rachas de sus equipos. Me parece que era una cuestión de hastío, de saberse grande y verse limitado por el proyecto, y a parte del tema económico, creo que estaba pidiendo un cambio de aires y nuevas ilusiones a gritos.

    Respond
  • Asier 2 febrero, 2018

    @millanadriam
    Ojo que Iago Herrerín tiene un golpeo de pelota notable. Lo suyo son pases largos, no pelotazos.

    Muchas ganas de ver a Iñigo en San Mamés. Un central que permita que Yeray vuelva y que Núñez crezca a la vez que se mantiene el techo del equipo.

    Respond
  • Coronel 3 febrero, 2018

    @Aarroyer

    "Porque, en mi opinión, ha sido bastante irregular desde 2013, ha mantenido ciertas virtudes pero no ha terminado siendo un crack de la posición. De cualquier modo desconozco qué y cuántos equipos han ido o no a por Iñigo en todo este tiempo. No se sabe y no solemos tratar esos temas."

    Completamente de acuerdo. Apunta pero no despega…

    Respond
  • Lucas 3 febrero, 2018

    @Coronel .

    Hay un histórico gigantesco de futbolistas que simplemente maduraron antes y con 19 o 20 años alcanzaron su techo , eso suele confundir pues creemos que su evolución va a continuar y la realidad es que su camino tras tocar cumbre ya solo puede ser de bajada … Varane tiene pinta ser ser un caso similar , jugadores muy buenos con 21 años pero que con 25 no son mejores .

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.