Mhkitaryan con Wenger y Özil | Ecos del Balón

Mhkitaryan con Wenger y Özil


Es difícil calibrar las perspectivas y expectativas que Henrikh Mkhitaryan y Arsenal FC tienen depositadas en la operación que ha llevado al armenio al Emirates Stadium. El ya exjugador del Manchester United es un futbolista ciertamente particular que ha sufrido un frenazo en su carrera. Después de explotar como tremendo llegador en el Shakthar y brillar maravillosamente de la mano de Klopp, su fútbol va a encontrar un contexto no del todo claro tras no encajar en uno que se dibujaba desde la claridad. Y puede que por ello, en su desembarco en Londres, nazca una oportunidad, pero no será sencillo. A priori no suena del todo idílico. Sobre todo por lo que ha significado su inmediato precedesor, Alexis Sánchez, en el último ciclo del Arsenal.

De entrada, Arsene Wenger tendrá que hacerle un acomodo. En las últimas semanas, el alsaciano ha alternado su 3-4-2-1 y ha vuelto en determinadas semanas a la línea de cuatro defensas y una configuración que daba prioridad a Jack Wilshere, con Xhaka a su lado y Özil por delante e incluso en un 4-3-3, con Elneny por detrás y Özil partiendo desde la derecha. Con el alemán como referencia creativa, Mkhitaryan podría volver a la banda en un equipo que no se destaca, más si apuesta por Wilshere junto a Xhaka, por su velocidad. Si Wenger no recupera el 3-4-2-1, lo más probable es que lo haga, con doble mediapunta, el armenio podría jugar en un costado de un equipo más posesivo y no tanto de transiciones. No es la mejor de las opciones.

Mkhitaryan creció en un equipo nacido desde la presión

Podría decirse que Mkhitaryan está técnicamente preparado para todo. Brilló heredando la mediapunta de Götze en un equipo de ritmo altísimo que demandaba un control de balón primoroso pero que a la vez permitía a su mediapunta ser más un delantero, realizando acciones técnicas precisas y no tan numerosas, casi todas orientadas para acelerar y definir, de primer nivel. Pero Henrikh no puede hacer todo. Primero, necesita jugar por dentro porque por fuera carece de desborde en parado y de elasticidad para serl extremo. Y segundo, sería muy extraño que se destapara como un mediapunta de mucha participación.

Lo cierto es que Mkhitaryan fichó por el United gracias a que el Borussia Dortmund era un colectivo que nacía desde la presión. Robaba arriba. Y cuando tenía la pelota, se saltaba muchas estaciones. Hummels y Gündogan agredían con pases filtrados que no daban tiempo. Es decir, Mkhitaryan quiere que todo pase rápido. El United de Mou, que no nacía desde la presión, sino desde el repliegue o el envío en largo, no ha logrado darle al armenio ese contexto de velocidad “x2″ que en muchos momentos parecía provocar el conjunto alemán. El Arsenal tampoco es eso. No puede serlo, por confección de plantilla y por ideas preestablecidas.

Özil tendrá que llevar el peso de la circulación desde la mediapunta

Para Wenger surge una cuestión interesante y compleja de resolver, pues Alexis Sánchez asumió el rol de mediapunta participativo, sudamericano, que suma pases, se acerca a compañeros, dota de fluidez a la circulación y llega al gol. Y eso tendrá que serlo Özil, pues, como decimos, no ya sólo Mkhitaryan, sino tampoco Iwobi, pueden desempeñar algo similar. La otra cuestión importante, puede que la que más, es cómo llegará al gol Mkhitaryan. La clave de un equipo que nace de la presión y el contragolpe es que aparecen carriles para correr y llegar al remate, implicando a un ‘9’ -Lewandowski, Aubameyang-, que contribuía a todo ello. El ritmo del ataque del Arsenal será la prueba del algodón para un mediapunta que, paradójicamente, es más goleador que cualquier otra cosa.


10 comentarios

  • elfutbolero 26 enero, 2018

    Sin duda una de mis debilidades. Uno de esos jugadores que me han hecho sentarme en el sofá por partidos que en otras circunstancias no habría visto (no sigo prácticamente nada la liga alemana).

    Cuando llegó de la mano de Mourinho al United y al tenor del estilo que el portugués suele implementar en sus equipos, eran pocos los que no apostaban por un maridaje ejemplar. Al fin y al cabo, ¿quién no podía intuir que el jugador armenio liderara las transiciones mancunianas con ese excelso control orientado, esa elegante conducción de la pelota (con la espalda erguida y la cabeza alta en todo momento) y esa gran velocidad? Pero el disponer de Fellaini, Pogba e Ibra, sumado a que por una cuestión de adaptación Mkhitaryan no ralló a niveles precedentes, fue demasiado sugerente para Mou.
    Esta temporada el contexto era aún más complicado, con un ManU que pasa más tiempo replegado en el primer tercio del campo que ninguno de los otros 6 primeros equipos, por no hablar de la apuesta decidida por la salida en largo hacia Lukaku. Si añadimos la explosión de Lindgard, la recuperación de un puesto en el once por parte de Mata y el paso adelante de Martial y Rashford, las puertas del ídolo armenio quedaron cerradas.

    Sobre su adaptación al equipo londinense no soy tan pesimista. Oportunidades en el once inicial tendrá seguro -y eso es lo primero- porque sencillamente se encuentra entre los once mejores jugadores de su equipo, y su condición de mediapunta encaja a la perfección con el esquema predominante del conjunto gunner. A nivel táctico, es un futbolista que tiende a alejarse del balón y a bajar a descargar con frecuencia. Hasta ahí no hay problema; el Arsenal dispone de jugadores que gestionan bien la circulación del balón como Xhaka, Ramsey u Özil. En cuanto al ritmo, sí que es verdad que disfruta con un juego ajetreado que le abra espacios para conducir y superar por velocidad a los rivales, pero es que Henrikh es un jugador maravilloso en las acciones técnicas. Quizá la única razón de que no le hayamos visto destacar en contextos donde el ataque estático sea una constante es porque simplemente no ha estado antes en ningún conjunto así.

    Muchas ganas de verlo a las órdenes de Wenger. Evidentemente, en líneas generales Alexis es mejor jugador, pero sería una buena noticia para la Premier League recuperar al Mkhitaryan del Borussia.

    Respond
  • AArroyer 26 enero, 2018

    @elfutbolero

    Pero es que eso va en la naturaleza del jugador yo creo. Mkhitaryan es un mediapunta bastante particular. Muy particular. Que tiene un control de balón exquisito pero que es diferencial en ritmo altísimo y en rematar llegando, donde es un portento, pero es un futbolista de carácter frío, que no interviene demasiado. para mí es un mediapunta ejecutor per se, no es tanto el contexto lo que le determina. Aparte, no sé si tiene tanto fútbol para tomar decisiones de repente.

    Respond
  • Juan Plaza 26 enero, 2018

    En un 4-2-3-1 puede jugar perfectamente en cualquier puesto de la línea de 3 mediapuntas. Lo hará muy bien. En el ManU nunca le vi sitio. En los gunners lo estoy viendo

    Respond
  • elfutbolero 26 enero, 2018

    @AAroyer @Juan Plaza

    Es normal que el fichaje genere algo de incertidumbre por dos motivos: porque viene, entre comillas, a "sustituir" a un enorme futbolista como Alexis Sánchez; porque hasta ahora no ha mostrado en la Premier el rendimiento que tuvo en la Bundesliga.

    ¿Qué si "lo hará muy bien"? Yo no podría afirmarlo tan categóricamente, pero a priori no veo la incompatibilidad entre el fútbol del armenio y el sistema táctico del Arsenal. Como ya he dicho antes, estoy de acuerdo en que es un jugador que tiende por naturaleza a alejarse del balón, pero precisamente eso debería enriquecer un engranaje gunner que con Özil o Xhaka va sobrado de perfiles que puedan mimar la circulación de la pelota.

    Respond
  • Gerson 26 enero, 2018

    Como aficionado del Arsenal yo estoy muy ilusionado con este fichaje. Sí es una pérdida importante para el Arsenal que se vaya Alexis, pero viendo el contexto y ante la posibilidad de perderlo gratis en menos de 6 meses, se minimizó en lo posible el impacto deportivo (y económico) con la llegada de un Mkhitaryan, un jugador que ya Wenger quiso en verano de 2016.

    Sea por las razones que sea, deportivas o extradeportivas, el Alexis de los últimos meses perdía mucho el balón y lo retenía demasiado, lo cual muchas veces tenía más contras que ventajas y en especial a Lacazette. Por eso me sorprendió bastante escuchar en el Luces de Ciudad de esta semana que el chileno era la "pausa" mientras que el jugador armenio era todo contrario. En mi opinión, el Arsenal no va a buscar que Mkhitaryan haga lo mismo que Alexis. Esta es una oportunidad perfecta para que el equipo dependa menos de semejante talento individual como lo es Alexis, y busque potenciar más el colectivo. La esencia del Arsenal de Wenger, los mejores equipos que han jugado con el francés, es el fútbol asociativo, de a pocos toques.

    Con Mkhitaryan, el Arsenal gana un jugador para dinamizar más el ataque, tomando en cuenta que Lacazette es un delantero móvil que suele moverse bastante y buscar asociarse con los compañeros. Debido a que ciertamente desde la base del Arsenal los mediocentros del Arsenal por los momentos no generan demasiado fútbol (Xhaka/Wilshere/Ramsey) con el jugador armenio más arriba para dar los últimos o penúltimos pases, Ozil puede dar un paso hacia atrás para ayudar en esa generación de juego. Yo sí creo que la sociedad Ozil-Mkhitaryan le dará muchos beneficios al Arsenal. Veremos como los trabaja y los aprovecha Wenger

    Respond
  • Faetón 26 enero, 2018

    Me sumo al bando de los ilusionados con El trueque. Creo que ganan todos. Y en clave Arsenal, Wenger ya tiene experiencia con jugadores fríos (Arshavin)

    Respond
  • Mark 26 enero, 2018

    Tiene pinta de que jugara de mediapunta en un 4-2-3-1… cuando Ozil se marche en verano.

    Respond
  • danielgi610 26 enero, 2018

    Yo tengo una valoración diferente del jugador, es mas con Klopp no jugó tan bien. Con el que la rompe es con Tuchel, el cual evidentemente hace un futbol más asociativo, y la rompe desde la banda derecha o la banda izquierda asociándose y a la vez estirando el campo mandando centros precisos, para mí encaja perfecto en el Arsenal

    Respond
  • Fdeprimera 26 enero, 2018

    Una duda, ¿Mkhitaryan no jugó mejor con Tuchel que con Klopp? El primer año de Henrik en Dortmund fue de adaptación, mientras que en el segundo, último curso de Jürgen en el banquillo, fue bastante desastroso.

    La llegada de Tuchel, sin embargo, revitalizó al equipo a través de la pelota y el juego de posición. Ahí es donde creo que más marcó la diferencia Mkhitaryan, partiendo de un costado con libertad para irse hacia adentro y compartiendo delantera con Reus y Aubameyang.

    En este sentido, si Wenger apuesta por un 1-4-3-3 de más balón, creo que el armenio podría encajar bien partiendo de la banda izquierda, en un equipo que acumularía hasta cinco centrocampistas (Xhaka, Elneny, Wilshere en el medio y Özil y Mkhita en los costados). En todo caso, veremos.

    Respond
  • JamesAR 27 enero, 2018

    Buenas tardes.
    Para mí Mkhita es un jugador demasiado frío y que se ausenta en demasiadas fases de los encuentros.
    Nunca entendí porqué Mourinho apostó por él para su sistema teniendo varias alternativas mejores ya en su plantilla cuando llega a ManU.
    Jugador el armenio que te sorprende por su forma de domar la pelota pero al que nunca he visto como referente en uno de los equipos TOP europeos, quizás para mí le falten Jerarquía y Regularidad, aspectos clave en los grandes equipos.
    Veremos con Wenger si encuentra una buena versión de sí mismo y si nos hace disfrutar a los seguidores de la Premier, yo no apostaría mucho pero en el fútbol todo es posible.

    Un saludado Ecos!

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.