El problema de Griezmann

¿Qué le está sucediendo a Antoine Griezmann en este comienzo de temporada? ¿Por qué está dando menos pases y chutando menos veces que en los años anteriores? ¿Es una cuestión individual o una cuestión más colectiva en la que influye Simeone?

 


De estas preguntas surgió un bonito debate acerca del Atlético de Madrid, pero no fue, obviamente, la única cuestión tratada en este #DirectoEcos. El rol de Cristiano Ronaldo en punta, la aportación de Gabriel Pires en el Leganés de Asier Garitano, la identidad del Getafe de Pepe Bordalás y los problemas que está viviendo el Málaga de Michel fueron también protagonistas del episodio de hoy.

 

Referencias:
Canal de “Ecos” en Youtube
¿Quién quedará 4º en La Liga?


5 comentarios

  • Juan Plaza 9 octubre, 2017

    El problema es de Simeone, que está radicalizándose en sus ideas y ya no aguanta en la zona de creación ningún jugador que no sea un percherón o un autómata. Y Griezmann, en tanto que maestro, ha nacido para gozar creando, en concreto siendo el último eslabón de la creación de juego. Tiene demasiado fútbol en su cabeza para ser un triste finalizador o cuasi finalizador Es un rol banal y prosaico para él.

    Respond
  • Abel Rojas 10 octubre, 2017

    Pues diría que Simeone está alineado más jugadores creativos que nunca, Juan Plaza.

    Respond
  • Santiagoestrade 10 octubre, 2017

    A lo mejor puede ser justo esto también parte del impacto.

    Por un lado, la presencia de Thomas hace que el juego transite más directamente a través de la zona de creación y casi siempre por dentro. Esto hace que, al no progresar paulatinamente por fuera, no se crea amplitud, la defensa se mantiene cerrando el centro y no se generan espacios libres que ocupar por el francés para enganchar. Por otro lado, esto también influye en el hecho de que el lado fuerte (filipe-koke) no interviene tanto, y cuando lo hace, en el momento en el que el balón vuelve al carril central (Correa/Thomas), se pierde la circulación y se coge verticalidad. Así nunca le da tiempo al principito a llegar a apoyar el juego por el carril izquierdo.

    Luego está Correa. Su capacidad de giro y de romper líneas por dentro en conducción, unido a que ahora sí sabe cuándo tiene que soltar una vez ha atraído (y unido a su agresividad en ataque, que hace que su ímpetu no le permita medir cuándo tiene que ir al balón y cuándo tiene que fijar o romper) hace que muchas veces sea él quién se descuelga a la mediapunta. Y Griezmann, que no es tonto, no entra en el juego de pisarse mutuamente o a ver quién tira el apoyo primero. Asume que su papel es el de punta y se centra en empujar la línea defensiva. Esto también viene por culpa de la mentalidad de Grizi, que no acaba de ser la de un líder que toma la iniciativa.

    Por último, Saúl. Aunque es una jugada que este curso todavía se está viendo muy poco (ya que Gabi está desapareciendo de los onces y Augusto todavía no está, esto obliga a Saúl a que, cuando juega en el doble pivote, no pueda descolgarse), la tendencia a la conducción interior de Saúl se solapa con la lateralidad del francés desde un escalón más arriba. Si éste flota entre líneas, atrae la marca y bloquea el pasillo para la llegada de Saúl.

    Con todo esto quiero decir que precisamente, en mi opinión, lo que ha mermado la ambición de Griezmann es este nuevo modelo de juego de más posesión. Ahora no es él el discurso, sino la floritura. Y encima de una manera que no le permite "soltarse". Cuando fue Koje en la base, su juego si le daba los tiempos necesarios al francés para ir acudiendo al apoyo segun fuera necesario. Ahora la circulación es muy vertical y con poquísima amplitud. Han desaparecido los tiemols y los espacios.

    Respond
  • Juan Plaza 10 octubre, 2017

    @Abel Rojas
    Seguramente no he visto bien al Atleti este año (sólo 2 partidos) y escriba mucho de oídas. Pero, estimado Abel, no considero creativo a ningún jugador del Atleti, salvo a Griezmann si se le pide que lo sea. Me parecen muy buenos soldados, con su calidad apta para un equipo de la élite, o desequilibradores en velocidad, pero no creativos. Pero bueno, es también una cuestión lingüística. Por ejemplo, a mí el Chelsa no me parece nada creativo (aunque megacompetitivo)

    Respond
  • iLoveCholo 11 octubre, 2017

    Para puntualizar el comentario de Santiagoestrade decir que a Carrasco lo veo algo desconectado por el mismo problema de verticalidad del equipo que hace que los balones no lleguen a banda para que él pueda encarar y que cuando se vaya al medio no haya huecos para recibir en condiciones.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.