Munir ante el reto de su carrera | Ecos del Balón

Munir ante el reto de su carrera


Munir El Haddadi todavía no ha roto a jugar. Es pronto, apenas tiene 22 años y sólo acumula 70 partidos en la élite, pero todavía no ha conseguido dar ese paso adelante que, por ejemplo, sí dio Sandro Ramírez el año pasado en La Rosaleda. Su problema, en todo caso, no parece relacionado con una cuestión de tiempos, sino de fútbol.

A Munir le cuesta hacer según qué cosas que sí imagina.

La clave está en esa pequeña gran incompatibilidad que existe entre el perfil de futbolista que parece ser Munir y las condiciones que él tiene para desarrollar dicho rol. El madrileño es un jugador que entiende bien los espacios. Tanto desde dentro a fuera como desde fuera a dentro, Munir lee muy bien este tipo situaciones de juego que implican un ritmo alto, espacios y los defensas corriendo para atrás. Además tiene talento para el disparo, intuición para el remate y, en definitiva, cierto olfato para el gol, lo que le convierte también en un potencial ejecutor muy peligroso. Sin embargo, todo esto no siempre se articula bien. Su físico parece una cosa y luego es otra. Es rápido y bastante ágil, pero no es potente. Sus primeros pasos no marcan diferencias. No eliminan rivales. Y a partir de esta falta de superioridad es donde se comienza a notar que también es muy liviano para ejecutar según qué movimientos. Con balón y sin él.

Este déficit convierte a Munir El Haddadi en un jugador demasiado dependiente del contexto para desarrollar su mejor fútbol. Éste, en Valencia, no le acompañó en ningún momento. Y ahora, en Vitoria, tampoco parece hacerlo en exceso, pero entre los cambios de De Biasi y su buen nivel quizás haya motivos para la esperanza.

Alfonso Pedraza está siendo clave para Munir El Haddadi.

El entrenador italiano ya ha elegido estilo: el Deportivo Alavés jugará atrás, muy atrás, defendiendo siempre a partir de la línea divisoria y no antes. Un hecho que obviamente determina también la forma de atacar del conjunto babazorro: lo hará al contragolpe y, sobre todo, desde muy lejos. Algo a lo que si añadimos a los pocos hombres que involucra en el ataque (dos por regla general, tres en las jugadas más puntuales, pero nunca más) lo hace muy complicado.

En cambio, como decíamos, Munir está respondido bien. Y el porqué, además de en su buena lectura, se encuentra el nombre propio de las dos figuras que más le acompañan. El que le habilita, el que le encuentra y el que le lanza es Álvaro Medrán. Jugando como mediapunta, no por detrás, De Biasi consigue sumar un centrocampista sin perder un jugador capaz de conectar con el punta. El que le acompaña, el que le asistente y el que le potencia es Alfondo Pedraza. El canterano del Villarreal, miembro de esta generación Sub-19 de Ceballos o Asensio, está siendo todo lo que necesita Munir para que cada uno de sus toques no se pierdan en el infinito. Pedraza es, sobre todo, un muy buen conductor. Virtud que le permite a Munir, que no olvidemos está jugando como hombre más adelantado, desaparecer de la jugada durante veinte metros. Él da salida, encuentra a Pedraza y ya no aparece hasta los últimos dos toques, que están siendo muy buenos a pesar de las duras circunstancias. Porque el Alavés ataca demasiado poco, el que menos de toda La Liga, pero con Pedraza & Munir lo hace bien.

Lo lógico es pensar que Munir no volverá a jugar en un contexto tan de mínimos como el que se plantea ahora para el Alavés. Pero lo cierto es que, sea ahora o poco más tarde, Munir se va a enfrentar a lo largo de su carrera al reto de ser más autosuficiente. Y ésta, por su dificultad, puede ser una buena ocasión para ir superándolo.


8 comentarios

  • vi23 27 octubre, 2017

    Munir es un poco descendiente de esa estirpe de segundas puntas que entienden el juego y a las que les falta algo de carrocería (y un poquito de finura técnica). Bojan también podría caer en esta categoría (por lo que leo en el artículo, entiendo que no va a ser titular). Si me apuran, incluso Raúl (sobre todo el de la segunda parte de su carrera) podría encuadrarse ahí. El futbol del siglo XXI es cruel con estos jugadores.

    A Sandro le veo otra cosa. Él sí tiene la fuerza/potencia/velocidad para jugar como 9 o en banda. Es un perfil de jugador, digamos, más acorde con su tiempo

    Respond
  • MigQuintana 27 octubre, 2017

    @vi23

    De hecho, cuando escribía de Munir me acordaba de Rodrigo Moreno.

    No son exactamente el mismo tipo de jugador, sienten el fútbol de una manera diferente y Munir me parece mucho más adaptable a otras posiciones, pero como digo va cortito de autosuficiencia y necesita un contexto bastante determinado. Sandro, en cambio, parece que confianza funcionaría en cualquier equipo.

    Respond
  • Cmarquez1995 27 octubre, 2017

    LA Munir le cuesta hacer según qué cosas que sí imagina”. Esta frase me parece totalmente cierta. Lo comparas con Rodrigo pero yo creo que éste, sin marcar diferencias físicamente, ni mucho menos, sí que es algo más potente y enérgico.

    Respond
  • Abel Rojas 27 octubre, 2017

    Sí, claro que Rodrigo tiene más energía. En cualquier caso, debo reconocer que yo en Munir no he creído demasiado casi nunca y que este año me está gustando mucho. No sólo me está pareciendo que está jugando bien, sino que además me está divirtiendo como nunca me había divertido.

    Respond
  • dribleador 27 octubre, 2017

    Munir me dá el jugador de tipo clásico medio campista-delantero que se forma en el F:C:Barcelona. Lo emparejo a Sergi Roberto en formas talentos técnicos. Uno iintegra Sergi el primer equipo. El otro Munir busca completar evolución fuera de Barcelona en los equipos que le ofrecen esa oportunidad.

    Respond
  • eldayan 27 octubre, 2017

    Será suficiente este sistema para que el Alavés logre la salvación?, sé que es muy muy pronto para saberlo, pero cuáles son las sensaciones que transmite el equipo?

    Respond
  • Panenka 27 octubre, 2017

    Para mí, 70 partidos en la élite (ojo no segunda división, sino primera y Europa) no me parecen pocos. Son los mismos numeros en los que andan Asensio o Ceballos. Tampoco son muchos, pero si suficientes para hacerte una idea de donde esta el techo de un jugador joven. Soy muy escéptico con Munir y coincido con lo dicho por @vi23.

    Respond
  • MigQuintana 27 octubre, 2017

    @eldayan

    A mí me parece complicado. Necesita que la defensa funcione mejor de lo que está haciendo e incorporar a otras piezas de calidad para que Pedraza y Munir no se queden aislados, que es lo que viene pasando. Ambos son buenos futbolistas, pero no construyen una salvación por sí mismos. El Alavés necesitará más.

    @Panenka

    A mí sí me lo parecen. Sobre todo por cómo han sido.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.