Ipurúa para Simeone


Simeone siempre ganó en Ipurúa. Las tres visitas de su equipo en las tres temporadas que los armeros suman en Primera han estado marcadas por su completa adaptación a las condiciones, su escenario y su rival. En el día de ayer no fue diferente, recuperando la versión de un Atleti que no sólo espera sino que, por momentos, necesita que el encuentro discurra por dónde lo ha previsto. Dicha maniobra lo alejó de dominar el partido a través del balón, algo que aprovechó el Éibar para someter con el cuero a los rojiblancos, quienes durante varios tramos del choque apagaron más fuegos en el área que en todo lo que se sucedía antes de llegar a ella.

La alineación, las palabras previas y posteriores y lo acontecido en el césped refleja el partido que jugó y quiso jugar el conjunto del Cholo. Uno de mucho juego aéreo, gente en las áreas, multitud de saltos -Giménez, Godín, Savic, Saúl, Torres- y poquísima elaboración, con José María de mediocentro, la medular compuesta por cuatro centrocampistas -hecho casi esencial en el ciclo del argentino pero prácticamente inédito en esta temporada- y el deseo de no tomar riesgo alguno, simplificando todas sus tareas con la pelota. Un botón como muestra: su mediocentro, el mencionado Giménez, dio 28 pases buenos en 90 minutos, cuatro de ellos en campo contrario; por contra, obró siete despejes dentro del área. José María explicó bien el partido que jugó su equipo, que parece dirigirse hacia planteamientos más relacionados con la reacción y la espera.

Giménez ejerció casi de tercer central en el campo del Éibar

Anunciadas las novedades de entrada, sigue lo que no lo fue, el juego del Éibar de José Luis Mendilibar, que no sólo supo darle ritmo a sus jugadas, sacar partido del juego trabado y convertirlo en circulación y hacerlo por la banda que el hielo había cubierto, sino que terminó por mezclarlo todo, pasar al ataque y ser notablemente profundo. Es un hecho que los vascos juegan muy bien en campo contrario, y así volvió a suceder ante uno de los grandes del campeonato. En base a la figura de Inui y su gran estado de forma, el Éibar ataca especialmente bien por bandas, pero no lo hace desde el 2×1 más funcional, sino utilizando a su mediapunta y su segundo mediocentro para asociarse o equilibrar los movimientos del japonés. Con Adrián moviéndose en diagonal, desde el centro hacia la cal para darle el centro al nipón, Enrich en apoyo para ganar lo más directo, Luna leyendo la jugada para crear superioridad y Dani García subiendo un escalón para recibir y abrir hacia el costado de León, el conjunto local pasó a dominar la segunda jugada y formar multitud de centros al área y saques de esquina.

Como en otras muchas ocasiones de temporadas anteriores, Simeone ordenó a su mediocentro ser un pilar más en el área siempre que el balón llegara a banda. Si el cuero era tocado por dentro, Giménez se colocaba en la segunda línea, si la pelota ganaba espalda de laterales, el uruguayo poblaba el área para cabecear -la posición media del charrúa le situó, en el cómputo global, a la misma altura que Savic y Godín (ver gráfico). Fue la misión que resumió bien la primera mitad, en la que hasta el propio Simeone reconoció la inferioridad de su equipo. El Atlético no pudo frenar al Éibar en los dos primeros tercios y siempre fue más numeroso rodeando a Miguel Ángel Moyá, lo que negó posibilidad de atacar a los suyos, que dispararon cero veces a puerta en toda la primera mitad.

Inui fue el hombre que articuló los ataques elaborados del Éibar

En la segunda, el gol de Saúl Ñiguez transformó por completo el encuentro, que pasó a ser mucho más igualado. Si bien el Éibar activó su juego más enérgico, pasando del templado al caliente, con mucha presencia en el área y en las bandas, el Atlético logró pertrecharse y resistir, y aprovechando que el Éibar había desnudado su centro del campo para atacar por todos lados, enlazar una contra en la medular y salir después por banda. Ello legitimó su contragolpe tras el 0-1, Simeone dio entrada a Kevin Gameiro y cerró un partido que recupera el discurso de temporadas anteriores.

 
 

Foto: ANDER GILLENEA/AFP/Getty Images


24 comentarios

  • Andrés 8 enero, 2017

    La pregunta para mi es ¿teniendo un peor nivel defensivo que en su climax, puede el Atletico seguir compitiendo jugando asi cuando se enfrente a los mejores equipos?

    Respond
  • Emon 8 enero, 2017

    Temporada rara la del Atleti. De querer ser un equipo muy ofensivo (a veces demasiado) a buscar ahora ser muy defensivo, probando incluso a Giménez (correcto en su labor) en el mediocentro. No parece tenerlo nada claro Simeone.

    En cuanto al partido mencionar que a mí me pareció que el gol no fue un acontecimiento tan aislafo como señala Arroyo. No es que el Atleti estuviera apretanfo en exceso en ese momento, pero sí que parecia estar más presente en campo contrario que lo que había estado en el pobre primer tiempo. Excelebte Griezmann, en un contexto muy complicado volvió a aparecer por todos lados. Del Eibar poco que no se haya dicho en el texto, qué bueno y qué japonés es Inui. Ay si tuviese esa mala uva competitiva sudamericana…

    Respond
  • MigQuintana 8 enero, 2017

    @Andrés

    Es una gran pregunta. El mejor Atlético que hemos visto desde que era un seguro atrás es el que presionaba arriba, robaba muy pronto y transitaba con muchísimo peligro como consecuencia de esto. Quizás insistir en esa idea sí tuviese un techo más alto, pero claro… ¿tienes mediocentro para ello? La lesión de Augusto Fernández pasó muy desapercibida para el Atleti, y le está haciendo mucho daño.

    @Emon

    Estaba un poco mejor en el segundo tiempo que en el primero, pero…

    En todo caso, creo que Giménez estuvo correcto desde la mínima exigencia de su propio equipo. Con balón se lo saltaron siempre, él sin balón sólo tenía que corregir los desajustes, parecía un tercer defensa adelantado, casi ejerciendo de libre de los interiores… No es que estuviera mal el bueno de José María, desde luego, pero es que Simeone quiso probarlo con muchas precauciones, como es lógico.

    Respond
  • @jorgema__ 8 enero, 2017

    ¿Y no creėis que esta propuesta es provisional? Para ganar partidos, confianza y seguridad Simeone se refugia en una propuesta más defensiva y cuando consiga el objetivo va introduciendo, poco a poco, algunas características de la versión tan ofensiva y que tanto gustó.

    Respond
  • El_trequartista 8 enero, 2017

    Me gustó mucho el partido que hizo ayer el Eibar. tuvo momentos de muy buen fútbol y solo la mala suerte les privó de irse con 1 o incluso con 3 puntos.

    El doble pivote tuvo mucha influencia en el juego del conjunto armero y cada hombre a una altura distinta. Dani García recibió en campo propio prácticamente sin oposición y siempre aportó salida limpia. Fran Rico por su parte jugó en campo rival a pocos toques y con bastante criterio.

    Muy interesante por cierto las asociaciones en banda izquierda con Luna, Inui, Fran Rico y Adrián González. Cuando el Atleti estaba en 4-1-4-1 fueron un suplicio para Vrsaljko pues Griezmann obviamente tiene muchas carencias defensivas y Gabi no tenía tiempo material de cubrir la banda + el hueco que dejaba Giménez al incrustarse atrás. Cuando los colchoneros pasan a 4-4-2 empiezan a controlar mejor esa debilidad, no obstante el croata siguió desbordado por Luna + Inui que cuajaron un gran encuentro.

    Respond
  • Abel Rojas 8 enero, 2017

    @ Andrés

    Yo lo dudo muchísimo. De hecho, con el nivel actual o regular de este año en defensa, digo que no. Otra cosa es que en los partidos claves sea capaz de dar un plus. La esperanza en este sentido reside en eso, en que la memoria haga su trabajo. A veces, funciona.

    @ Jorgema_

    Tras tantos cambios, ajustes, reajustes y desajustes, me extrañaría que Simeone volviera a la carga con una alineación tan ofensiva como la de comienzos de temporada (desde la jornada 3).

    Respond
  • MigQuintana 8 enero, 2017

    @jorgema___

    Entiendo por donde vas, ¿pero esto es posible?

    ¿Cuando rompes tanto con esa idea es posible volver, otra vez, a la misma?

    @El_trequartista

    A mí el partido de Inui me encantó. Fue el centro neurálgico del ataque. El balón iba a la izquierda, el japonés decidía qué hacer y a partir de ahí se montaba el ataque. Fue Inui el que consiguió que el ritmo bajo del Eibar no fuera un problema a la hora de desordenar y desbordar al Atlético.

    Respond
  • cordobeh 8 enero, 2017

    "Ya hemos vuelto a lo que es el Atleti, estamos todo bien atrás, que no nos metan gol, con los once jugadores defendiendo y arriba a hacer daño con las pocas ocasiones que tengamos."

    Griezmann al acabar el partido. Dudo bastante que el Cholo modifique algo de aquí a final de temporada. Algo doloroso para él -y Gameiro- el final de la frase.

    Respond
  • deris 8 enero, 2017

    Yo como aficionado rojiblanco cada día que pasa estoy más preocupado por la deriva que ha tomado el equipo desde el desgraciado derbi del 19-nov contra el Real Madrid, y esta versión ultraconservadora del equipo que parece que va a ser la tónica de aquí a que acabe la temporada o se esfumen las posibilidades de luchar por los títulos.

    A pesar de ello, me deja totalmente descolocado las corrientes de opinión que llegan desde los medios, periodistas y analistas que prácticamente todos alaban este vuelta al fútbol tosco y poco vistoso de Simeone, con frases como que "el Atlético recupera su identidad" o que "este sí es un Atlético reconocible", como si esa fuese la única manera que tiene el Atlético – tercer club de España por presupuesto y nivel de futbolistas – de ganar partidos.

    Un razonamiento tremendamente simple que ignora cualquier análisis futbolísitico y que se sostiene solamente en un puñado de ¿buenos? resultados, y es que si se miran los resultados fríamente, a mí tampoco me parece que esta forma de jugar esté haciendo del Atlético un mejor equipo para nada.

    ¿Cuáles han sido los resultados desde que el Atlético adoptó este estilo de juego de repliegue y pelotazo (porque ni siquiera es repliegue + contra, es repliegue + pelotazo arriba sin contemplaciones)?

    Desde el 19-nov el Atlético ha ganado 5 partidos: a PSV, Osasuna, Las Palmas (x2) y Eibar, ha empatado uno con RCD Espanyol y ha perdido dos contra Bayern y Villarreal.

    Todos los partidos que ha ganado han sido a rivales de nivel inferior, y en muchos de ellos sufriendo y siendo superado claramente por sus rivales, y pudiendo haber caído el partido de cualquier lado si Eibar, Osasuna o Las Palmas hubiesen acertado en alguna de sus ocasiones. Los dos partidos contra rivales de su categoría, el Atlético no sólo los pierde sino que lo hace con claridad, sin tener en ningún momento opciones de ganar el partido (contra el Bayern no recuerdo ninguna ocasión de peligro para el Atleti).

    Yo sinceramente me pregunto hasta cuando vamos a seguir leyendo en los medios este disparate de que este Atlético es el que funciona y que así es como debe jugar, mientras vemos partido tras partido como equipos de mitad de la tabla de Liga nos pasan por encima, ganemos o no, cuando se ha demostrado ya esta temporada que el Atlético tiene capacidad para jugar mucho mejor al fútbol, dominar los partidos desde el balón y el control, y en mi opinión hacer de la victoria algo mucho más probable con ese estilo de juego que con el actual. Me contesto a mi mismo la pregunta: hasta que la suerte no sonría y Betis, Athletic o Leverkusen dejen en evidencia que el juego actual del Atlético está cogido con pinzas. Entonces las corrientes de opinión que ahora alaban el estilo apuntarán a los jugadores y al "pobre rendimiento" de algunos (Koke, Gameiro, Filipe, Griezmann) cuando el problema está en que jugando así no tienen la más mínima oportunidad de rendir al nivel que mostraron al inicio de temporada.

    PD: o a lo mejor no tengo ni idea y es así como hay que jugar para ganar. Supongo que desde el sofá es muy fácil opinar, quien sabe.

    Respond
  • Panocha 91 8 enero, 2017

    El proyecto de Simeone ha llegado a su final. No hay más explicación que esa. Ha durado más de lo que pensaba nadie. Es un equipo muy limitado, con muy poco gol y que esta temporada se le han visto y se le ven, las costuras. Ha sido derrotado claramente ante sus dos bestias negras de los últimos años en Liga y UCL (Villarreal y Real Madrid) y también en campos donde estos años ha sacado puntos con facilidad (Anoeta y Sánchez Pizjuán). Puede volver al viejo sistema del patadón, poner minas por todo el campo y confiar a que entre alguna de las poquísimas ocasiones, pero eso no le va a salir bien cada partido durante los 5 meses que quedan de competición.

    Respond
  • Permafr0st 8 enero, 2017

    Básicamente es que el Eibar, a día de hoy, es mejor equipo que el Atlético de Madrid. Tiene más claro lo que quiere hacer y tiene muchísimo más claro cómo te lo va hacer. Por eso, igual que en la jornada anterior contra Las Palmas las 2 victorias del Atleti tienen mucho mérito… entendiendo que el Atleti está en modo supervivencia.
    Esto hace tiempo que ya no va de ganar nada, va sólo de clasificarse para Champions 'por lo civil o lo criminal' y ver si suena, y hasta cuando suena, la flauta en los cruces de Liga de Campeones y Copa…pero ojo, por encima de todo va de sumar en Liga para al menos ser 4º…pq todo lo demás es una tragedia rojiblanca como alguno ni siquiera se imagina. Mirad al Valencia, pues eso es lo que hay si este equipo no entra en Champions (y no le reducen la sanción de la UEFA)

    La victoria es un bálsamo, pero nada es tan esclarecedor como la derrota. Escuchando las declaraciones tras el fatídico mes de noviembre y estas Navidades se entrevén divisiones y cosas en el vestuario que no funcionan como muchos se imaginan. Es un ciclo muy largo para un equipo con la idiosincrasia del Atleti, con victorias muy grandes, pero tb derrotas muy duras, volver otra temporada a correr y sufrir del modo en que lo ha hecho este equipo en los últimos cinco años a varios se les está haciendo muy difícil

    Respond
  • @jorgema__ 8 enero, 2017

    @migquintana @abel

    Quizá no tan ofensiva como vimos contra el Sporting, por ejemplo, pero sí creo que introducirá algunas cosas. Aquel Atlético llegó a jugar tan bien que me cuesta creer que Simeone lo olvide al 100%

    Respond
  • MigQuintana 8 enero, 2017

    @ deris

    A mí es que este no me parece "el Atlético de la era Simeone". Es diferente al inicio de la temporada, pero también diferente a los buenos tiempos con el Cholo. Y, sobre todo, es que es peor. Ayer el Atlético de Madrid es inferior a un Eibar que tocó siempre cómo y cuándo quiso. E hizo daño al sistema rojiblanco. A cambio, los del Cholo prácticamente no pudieron contragolpear. No sé, entiendo los matices y la diferencia, entiendo dichas corrientes de opinión, pero como tú comentas todo me parece mucho más complejo que eso.

    @Panocha 91

    Eso dijo mucha gente en 2015. ^^

    Yo creo que el Atlético tiene una plantilla con más recursos diferentes que las pasadas. Y que puede encontrar el camino. De momento las cosas no están yendo bien, pero hace tres meses la mayoría veíamos al colchonero como el equipo más en forma de Europa. Y no me parece que fuera exagerado.

    @Permafr0st

    ¿Sabes a qué me recuerda un poco todo esto con sus diferencias? Al último Borussia Dortmund de Klopp.

    Insisto, hay muchas diferencias y no quiero decir nada que no ponga en la frase, pero me transmite unas sensaciones parecidas. De repente pasan cosas que antes no pasaban. El Atleti ya no va sobre carriles.

    Respond
  • deris 8 enero, 2017

    @MiguelQuintana

    Claro, si a eso me refiero precisamente. A que el Atlético ha ganado dos partidos seguidos con un planteamiento ultradefensivo y muchos nos lo están vendiendo como que ha vuelto el mejor Atlético de la era Simeone, y no es así, porque como dices, este Atlético es diferente y peor.

    Y es que además no tiene los mimbres para jugar ya a eso. No tiene la defensa de antaño. No tiene a Tiago en su plenitud, y no tiene a Diego Costa para inventarse un contraataque de un pelotazo. Ni siquiera tiene a Mandzukic y Raúl García para apostar decididamente por jugar en largo y crear ocasiones a partir de ese juego directo o del balón parado. Lo que tiene es a Griezmann y a Gameiro persiguiendo sombras y viendo como les pasan todos los balones por encima de sus cabezas.

    Es que sinceramente no entiendo este volantazo de 180º grados de Simeone. Vale que el Atlético de Octubre/Noviembre no era perfecto, tenía cosas que mejorar y retocar, pero había muchas cosas que sí funcionaban y que estaban haciendo que viesemos un Atlético dominante, de una manera diferente a la que estábamos acostumbrados pero dominante al fin y al cabo. Y de repente sin llegar siquiera a Diciembre se encadenan dos derrotas y al Cholo le da entra el pánico y decide que ya nada de eso vale, que a jugar con cuatrivote, pelotazo arriba y a sufrir como perros durante 90 minutos.

    A ver hasta dónde se llega con esta idea, pero dudo que sea muy lejos.

    Respond
  • Calas 8 enero, 2017

    @deris

    El Atlético ultraofensivo perdió 0-3 con el Madrid (en un resultado muy alejado de lo que se vio en el campo, de acuerdo, pero perdió). Y en Anoeta, aunque fuera con mala suerte. Así como en Sevilla, también gafado cara a gol y tal… pero perdiendo. Dices que si "hasta que se dejen de competir los títulos" se usará esta forma tan defensiva, pero la liga ya se dejó de competir con el Atleti del 4-2-4, un equipo sin mediocentro en el campo casi nunca, etc. Es decir, que más allá de lo que pensemos del cambio (a mí, igual que a cualquiera, no me gusta, pero porque se está rindiendo mal), no viene por un impulso ilógico, eh, sino por el peor comienzo en puntos de la era Simeone. Muchos decían en octubre que el equipo con mayor nivel era el Atleti, y estoy de acuerdo, pero esas derrotas no fueron totalmente ilógicas, porque el Atlético, por mucho que sea el tercer presupuesto del país, no puede vivir de su talento puro y duro al ritmo que necesitas para competir contra el resto de gigantes. Es el tercer presupuesto pero no ficha a la BBC, MSN… De esos tiene 1, Griezmann. El día un poco gris en creación o que tu 9 no está acertado, caes, porque ya no defiendes igual que hace meses. Y si el 9 es Gameiro, que juega bien pero dista de ser un killer, pues a sufrir. Y que Griezmann, Carrasco y Koke no cojan un resfriado, pues sin ellos adiós a aquel sistema ofensivo de septiembre-noviembre. No sé, el cambio me parece justificado.
    Lo grave de la cuestión, para mí, no es si repliegue (creo que a eso te refieres con mal fútbol) como se usó hasta la 14/15, si presión adelantadísima como el año pasado o si directamente se pasa a una modalidad ultraofensiva como hasta noviembre esta temporada. Creo que lo grave es el nivel. El Atleti fue el equipo que mejor fútbol hizo de Europa, en varias rachas estas últimas temporadas, jugando con corte "defensivo", o reactivo, si se quiere, por definirlo de algún modo. El problema es que desde el cambio de dirección de esta temporada, se ha vuelto a la idea algo más conservadora pero sin nivel. Ya firmaría yo cerrojos y 1-0… encantado.

    Dicho esto, creo que lo que hemos visto últimamente es momentáneo, no hay que olvidar Simeone construye sus equipos en torno a sus centrocampistas y estamos sin mediocentros. Ninguno. Así que nos queda rezar por el 1-0 hasta que se reactive el nivel, esperemos que a tiempo para la Champions. Si algo nos debería haber enseñado convivir con Barcelona y Madrid, es que meses de pobre nivel pueden eclipsarse al final de temporada. La Champions son 7 partidos por delante.

    Pero bueno, coincido totalmente con @Abel, el nivel defensivo actual no da para días grandes. A ver si Tiago en cloroformo tiene 7-15 partidos en la recámara. Y eso que, pese a todo, tanto Las Palmas como el Eibar apenas tiraron a puerta. Ayer Moyá no apareció, aunque hubo un par de ocasiones claras… pero se nota una fragilidad defensiva anticompetitiva para días grandes.

    Respond
  • Calas 8 enero, 2017

    @migQuintana

    Se me pasó por completo la comparativa que hacías con el final de ciclo de Klopp. A mí no se me había ocurrido y sentido. Por mi parte, deposito la esperanza en que:
    a) Con respeto infinito a Klopp, que me encanta, nosotros tenemos a Simeone, al que creo en otra esfera. No solo en cuanto a nivel, sino que el carácter/mentalidad del argentino parece creado para situaciones complicadas.
    b) El Cholo ya llegó a un Atleti deshauciado en diciembre y acabó arrasando en Europa League y puntuando muchísimo en liga.

    De todas formas, es buscar consuelo y poner vendas. Sí parece que, sea en 5 meses o un año y medio, se acerca el fin.

    Respond
  • James McArthur 8 enero, 2017

    Para mí "el problema del proyecto" es "psicológico". Pero en cierta manera lo ha ocasionado Griezmann. Como yo lo veo:

    1.- Inicio de año. Palo MUY DURO por otra final perdida, pero ilusión por el hecho de contar con Griezmann, que parece la Third-Big-Thing después de los dos monstruos, y los fichajes de Gameiro y, sobre todo, Gaitán. El Atlético va a tener calidad en ataque organizado. O / Y contragolpe.

    2.- Imagino que la idea pasa por Koke en la base. Se puede recuperar el esquema Saúl-Gabi-Augusto-Koke que tan buenos resultados ha dado (pero que, no olvidemos, no alcanzó para competir la Liga), e ir mutando a un Koke en la base + Carrasco / Gaitán en la izquierda.

    3.- Al principio todo funciona y va de maravilla. Pero Augusto se lesiona. Y a Griezmann se le acaban los goles en Liga. (Ha marcado en la Jornada 17… No lo hacía desde la Jornada 7).
    La explosión de Carrasco parece que tiene parte de culpa porque le come espacio. Cuando no es Correa que lo ahoga por la derecha. O Gameiro que no mete las que debería. Pero no, para mí no, para mí el que sea cae es Griezmann. Y el Griezmann que necesita el Atlético debe meter 25 goles al año.

    4.- Entonces todo se desmorona, y ya no se defiende bien, Godín no está bien, Gabi no llega, etc. Y cuando se saca a Koke de la base, es como una claudicación.
    "Nada, chicos, si queremos ganar tiene que ser con el 'método espartano'", y la realidad es que Carrasco, Gaitán y Correa van al banquillo, lo cual es una cantidad de talento sentada que no tiene sentido ni es sostenible en el Atlético (creo que sólo en Madrid o Barça), y de mediocentro juega Giménez a achicar.

    Y con todo esto, yo creo que el equipo siente que se le ha escapado la Liga, NO la ha competido, lo cual a nivel Cholismo es terrible; que Griezmann no es un sostén como Messi o Cristiano (que suena exagerado, por supuesto, pero creo que es lo que el ATM había "contado" este año), que no se puede jugar con Koke en la base, que Gaitán es otro Jackson, u otro Cerci, etc. Y eso es lógico que cree inseguridades y deprima al grupo.

    Pero ojo, el equipo está ahí. Son muy buenos. Y además me recuerda mucho a la transición tras la primera final perdida. Un año horrible con muchos "fichajes equivocados" o apuestas perdidas, y luego se armó un nuevo finalista de Champions…

    Respond
  • Alexis75015 8 enero, 2017

    El cholo busca la regularidad en el día a día y eso pasa por recuperar las sensaciones que exhibió el martes en Las Palmas, donde se vio un equipo sólido, intenso, con una presión alta, solidario, combinativo y con pegada. El Atléti perdió sus referencias cuando empezó a olvidar su ADN: contragolpe, pelear, luchar, defensa, contundencia y sobre todo, acabar con su portería sin gol.

    La opción de Gimenez adelante la defensa, es para encontrar este equilibrio que el cholo perdió cuando ha buscado otras alternativas en el juego. Yo, creo que fue una tontería esa idea de juego "mas ofensivo" . Los fantásticos resultados del Atléti desde la llegada de Simeone, no son el resultado del "flor" sino de un gran trabajo que "descansa" sobre el trabajo, la humildad, el esfuerzo.

    Elegir Gimenez en el mediocampo, significa que la humildad vuelve y en mi opinion, es la llave de los éxitos del pasado, del presente y del futuro de este equipo (este grupo tiene que tener la ilusión de volver otra vez en final de champions)

    Respond
  • […] Simeone siempre ganó en Ipurúa. Las tres visitas de su equipo en las tres temporadas que los armeros suman en Primera han estado marcadas por su completa adaptación a las condiciones, su escenario y su rival. En el día de ayer no fue diferente, recuperando la versión de un Atleti que no sólo espera sino que, por momentos, necesita que el encuentro discurra por dónde lo ha previsto. Dicha maniobra lo alejó de dominar el partido a través del balón, algo que aprovechó el Éibar para someter con el cuero a los rojiblancos, quienes durante varios tramos del choque apagaron más fuegos en el área que en todo lo que se sucedía antes de llegar a ella. […]

    Respond
  • C87 8 enero, 2017

    @ Calas

    Klopp no se puede comparar a Simeone, es verdad, porque sus resultados en el Dortmund fueron mucho mejores que los de Simeone. Con el Borussia ganó 2 Bundesligas, 2 Copas Alemanas, 1 Supercopa y llegó a una Final de UCL. Y enfrentándose a un Bayern que desde 2010 a 2013 jugó 3 finales de UCL, Y ya no hablemos del tipo de fútbol de uno y otro….

    Los ciclos en el fútbol de élite, no suelen alargarse más de 3 años, y el de Simeone ya va por 5. Haced vosotros vuestras propias conclusiones.

    Respond
  • Calas 9 enero, 2017

    @C87

    No sabía si contestar, porque me ha dado la impresión de que el comentario sólo pretendía ser un ataque y tal, pero en caso de estar equivocado, aunque lo dudo:

    Hombre, la 15/16 era la cuarta temporada (más media) de Simeone, y 88 puntos en liga + final de Champions. No está mal.

    Luego, cada uno con sus ensoñaciones, así que por mi parte: a respetar las tuyas. Ganarle una liga a Madrid y Barcelona es algo sin parangón en el fútbol actual. Por potencial económico, futbolístico e institucional. No tiene equivalente en Bundesligas, menos aún siendo el Borussia uno de los dos grandes del país en ese ciclo. Aquí se la tienes que pelear no a "un Bayern", sino a dos (incluido el equipo de Messi). Y llegar a dos finales en 3 UCL en 3 años, ganar una copa en el Bernabéu al Madrid, EL y Supercopas europea y española, ser el único equipo que ha eliminado al Barcelona (repito, de Messi) casi que en el último lustro más o menos (y dos veces)… vamos, tanto por duración del ciclo como nivel, estás comprando dos cosas incomparables… pero creo que ya lo sabes. Sólo en número de títulos son ciclos equivalentes, olvidando la calidad/mérito de los mismos. Y con plantillas, en general, inferiores.

    Pero vamos, que si me hubieras leído con atención habrías visto que yo no comparaba la carrera de ambos (y podría), sino que me limitaba a decir que Simeone me parece un nivel superior. De entrenador y de motivador. Lo cual no es demérito de Klopp, que me encanta, sino consecuencia lógica de pensar que los logros de Simeone están fuera del alcance del resto de entrenadores en activo.

    Un saludo 😉

    Respond
  • mliduena 9 enero, 2017

    Yo creo que lo de Gimenez no va a tener mucho recorrido y si el sabado fue titular ha sido porque en Ipurua se daban unas circunstancias muy concretas tanto de estado del campo como de tipo de juego del rival. El problema para Simeone es que le faltan efectivos en mediocampo. Augusto out, Tiago casi y ahora Thomas en Copa de Africa, ademas Gabi y Saul con cuatro amarillas a una sola del partido de sancion. Yo creo que el Cholo quiere ganar un recurso para usar en partidos donde vaya ganando o en contextos muy concretos, uno de ellos podria ser San Mames donde el Atleti rinde visita en dos jornadas pero que esta posicion para Gimenez no será tan habitual

    Respond
  • IgnacioParamio 9 enero, 2017

    En relación a uno de los comentarios iniciales de @MigQuintana en el que expone que la mejor versión del Atlético desde el 2014 ha sido "el que presionaba arriba, robaba muy pronto y transitaba con muchísimo peligro como consecuencia de esto", para mí esa versión alcanzó su punto álgido el año pasado frente al Barcelona en 1/4 de Champions en el Camp Nou el año pasado (hasta la expulsión de Torres). Puede que sea alejarse demasiado en el tiempo, pero precisamente ese día Koke jugó de interior con Saúl y Gabi por detrás y Carrasco-Torres-Griezmann arriba.

    Más allá de que siempre me ha rondado la cabeza esta idea y teniendo en cuenta que la versión de septiembre y octubre del Atlético no cuajó, ¿no hubiese sido una alternativa interesante este planteamiento que comentamos? Es decir, si eres capaz de llevarlo a cabo en el contexto más difícil para desarrollarlo (Camp Nou en Champions), ¿por qué no aplicarlo frente al resto de equipo, más allá de las variantes que precise cada partido?

    Respond
  • Arroyo 9 enero, 2017

    @IgnacioParamio

    Es que yo creo que el Atlético está curándose las heridas. Sigue estando afectado por las cosas que han pasado, que no han sido otras que, de manera generalizada por entrenador y jugadores, relacionar malos resultados ante equipos grandes con la nueva propuesta ofensiva, encajando además muchos goles. Imagino que esto ha llegado al vestuario y se ha decidido dar un giro: vamos a recuperar el ánimo desde la seguridad defensiva -tres partidos sin encajar aunque el juego haya sido muy pobre- y desde ahí "vemos hacia donde vamos". Una presión adelantada como la que comentamos creo que va de la mano de un estado anímico y de confianza que ahora mismo el equipo no tiene para realizar. Eso sería correr para un equipo que ahora mismo ha vuelto atrás para gatear.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.