Un repliegue frente a la precaución | Ecos del Balón

Un repliegue frente a la precaución


Un nuevo gol de Fernando Torres dio la victoria en San Mamés a un Atlético de Madrid confuso y extraño durante gran parte del choque, ante un Athletic de Bilbao que tomó muchas precauciones en su posesión de balón, buscando reducir el impacto tanto del contragolpe rojiblanco como de su presión adelantada, principal signo de dominio en su último mes. Las bajas en ambos equipos configuraron un partido calmado, con un tramo final en el que el Athletic terminó embotellando a un Atlético que encomendó su ventaja a defender en su propia área.

A mitad de camino entre la intención bilbaína y la ineficaz presión visitante, el Athletic arrancó el choque sin perderla. Aunque su iniciativa no pasaba por progresar arriesgando, se benefició de una presión atlética que no llegaba a las zonas del balón con su habitual superioridad. En pos de perseverar en no tener pérdidas en salida que castigaran al San José central y al Beñat mediocentro, Valverde jugó con los cuatro zagueros en línea, con los laterales en posición de interiores, nadie entre líneas y los hombres de banda en la cal para recibir un pase paralelo a la misma; una ‘U’ con significado de control. Enfrente, una presión y basculación muy inconexa.

Su cuerpo y su talento, más propios de un central

Simeone saltó a San Mamés con Thomas de interior derecho, Saúl en el izquierdo y Koke al lado de Augusto. Al contrario de lo que pudiera parecer dada la capacidad de intercambiar alturas ofensivas queBeñat, muy solo para combinar define al Atlético actual, su descoordinación para ajustar presión y colocación fue su principal problema. La línea de medios salía de manera individual a por el poseedor, y fueron dos movimientos defensivos de Filipe Luis yendo a por Susaeta cuando Saúl no llegaba lo que hizo al técnico argentino pasar a 4-1-4-1, con Griezmann en la izquierda. Cinco hombres para llegar a las bandas. El irregular partido de Ñíguez en la primera parte tuvo que ver con dicha modificación.

Esa línea de cinco mediocampistas permitió al Atlético defender de cara a la jugada pero tener menos salida por dentro, defendiendo más abajo y teniendo en Filipe Luis, muy vigilado por Bóveda-De Marcos, la salida natural junto al propio Antoine. El Athletic, sin Williams ni Aduriz, lograba un primer objetivo, haciendo a su rival quedarse sin robo adelantado ni contragolpe efectivo. El encuentro, llegado ahí, se estaba encallando, hasta que la aparición de Juanfran sacó a su equipo y un gol de Torres puso en ventaja a un Atlético que pasaría gran parte del segundo periodo fiando su victoria en su repliegue.

Su cuerpo y su talento, más propios de un central

La baja de Gabi y la de Godín en medio del encuentro habilitaron otro escenario de supervivencia. El Athletic realizaba un movimiento fundamental para agitar las cosas: la entrada de Iñaki Williams. Valverde había dado entrada a Iturraspe, un mediocentro más en la circulación, enfocando a Iñaki las labores de apoyo y ruptura a la espalda de Filipe. Si los bilbaínos no remataron con mayor frecuencia fue porque el Atlético volvió a dejar uno de esos tramos de reloj, de nuevo con Lucas Hernández, donde defiende con todo y hasta el final.


9 comentarios

  • @miguelstep 21 abril, 2016

    Qué nivel de Torres, que nostalgia como seguidor del Liverpool , verlo así , mi primer gran ídolo junto a Gerrard.

    Respond
  • lordcab 21 abril, 2016

    Vaya final de temporada está haciendo El Niño, ayer a parte del gol, ayudó al Atleti aguantando el balón, descargando y provocando faltas y saques de banda cuando el equipo estaba más metido atrás.
    A este nivel podría entrar dentro de la lista de la Eurocopa ??? A mi no me parece descabellado.

    Mención especial al partido de Savic, fue imperial su partido en los balones aéreos. Visto que lo de Godín tiene mala pinta, creo que se avecina una pareja Lucas – Savic contra el Bayern, menudo reto.

    Respond
  • @DavidLeonRon 21 abril, 2016

    Resulta muy complicado no ver esta victoria del Atlético como un triunfo de campeón. Si el Barça no tuviera ese puntito extra, no cabría duda de que los de Simeone tendrían el cartel de máximos favoritos.

    @lordcab

    La historia de Torres en la Selección ya se escribió. No creo que a nadie le interese reabrirla.

    Respond
  • anon 21 abril, 2016

    @DavidLeonRon

    Habra que ver que decide el marqués.

    Respond
  • lordcab 21 abril, 2016

    @DavidLeonRon

    Fue una bonita historia esa, a mi si acaba igual que las otras 3, no me importaría reabrirla :-)

    Respond
  • @migquintana 21 abril, 2016

    La lucha que lleva Fernando Torres frente a su propia carrera me recuerda a la del Atlético de Madrid son la Copa de Europa. Ojo no sea este año el momento perfecto para saldar ambas ¿deudas? de un tiro.

    Respond
  • Emon 21 abril, 2016

    No fue un buen partido del Atleti, está claro, pero creo que tuvo tramitos de dominio muy interesantes. Creo que deesde que cambió al 4-4-1, estuvo bastante mejor. En especial desde el 45 hasta el 65 de la segunda parte, más o menos, yo veía que ahí el Atleti estaba bastante cerca de la sentencia. Luego llegó Williams y todo cambió.

    Respond
  • todoalvaso 21 abril, 2016

    Lo de confuso y extraño no lo terminas de explicar, es cierto que Valverde planea un partido con cierto temor pero yo creo que es un partido más made in Simeone, a partir del gol se jugó a lo que el Atletico quería y solo se le vio incómodo cuando el Athletic dispuso de superioridad en el centro del campo. Si hubiera estado Aduriz contando además con la lesión de Godín, hubiera sido un escenario mucho más propicio para el Athletic. Cuando Valverde metió a Iturraspe es cuando creo que el partido se inclinó un poquito más, sin duda su planteamiento fue mas temeroso en principio.
    Es alucinante lo de Raul García, por arriba no hay balón que no enganche o fuerce al rival a una posible pérdida o rechace, ese fue el verdadero peligro del Athletic, por eso creo que la baja de Aduriz fue fundamental para haberle creado peligro real al Atletico.

    Respond
  • Abel Rojas 21 abril, 2016

    A mí, para empezar, me parece alucinante que un equipo no necesita rendir a su mejor nivel para conquistar La Catedral. Por mucho que falte Aduriz, me parece, sí o sí, síntoma de equipazo.

    Aprovecho para añadir que lo que comenta Todoalvaso sobre Iturraspe, como lo que comenta Lordcab sobre Savic, me parece muy acertado.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.