Pares o Nones: La figura de Gameiro


En las últimas jornadas, Kevin Gameiro se está destapando como más que un buen delantero para el Sevilla de Unai. A base de velocidad, desmarques y pegada, que le está haciendo tener muy buenas cifras, el punta francés está ganando la batalla de manera, a priori, casi definitiva a Llorente. Pero, además de lo obvio, ¿esto qué significa? ¿Qué está haciendo Gameiro? ¿Su impacto colectivo es tan alto como el individual? Sobre estos temas, David León y Abel Rojas tuvieron un bonito debate.

David León: […] Sobre todo te lo diría porque no me lo esperaba. Gameiro tenía una papeleta realmente dura porque, al final, se puede decir que Carlos Bacca ha entrado en la Historia del Sevilla. Es un delantero que ha marcado una época con esas dos Europa League y, ciertamente, es que Gameiro tenía la obligación de hacer lo mismo para que el Sevilla se mantuviera por lo menos a nivel de estilo.

Abel Rojas: Aquí es donde yo difiero, pero además de manera total, David. Gameiro sí que ha suplido a Bacca como jugador franquicia. Gameiro es un jugador franquicia y además está siendo uno de éxito para el Sevilla porque está respondiendo y, sobre todo, es uno de esos jugadores que si lo quitas de su equipo, este baja muchos puestos en la clasificación. Está poniendo al Sevilla a un ritmo de puntuación que por juego quizá no se ha ganado. Ahora bien, que haya suplido las funciones de Bacca, yo ahí difiero de manera potente…

David León: Te lo argumento de la siguiente manera: al final Bacca hacía muchas cosas; apoyaba, jugaba y tal… pero sobre todo era la posibilidad de marcar un gol robando el balón a 60 metros de la portería. Y de eso, con Gameiro, estamos teniendo ejemplos buenísimos recientemente.

Abel Rojas: Es que ahí no estoy tan de acuerdo. Bacca hacía más cosas que esa, y además cosas importantes.

D.: ¿Pero no te parece que lo troncal, por ejemplo, es el gol que le marca Carlos Bacca al Real Madrid el año pasado con la jugada de Rakitic saliendo muy rápido, o por ejemplo el gol que le marcó en la final de la Europa League al Dnipro? Eso es lo que realmente a Bacca le terminó definiendo, y lo que le terminó haciendo un jugador tan valioso en el mercado. Gameiro lo que está calcando es eso, amenaza desde lejos.

A.: Sí, pero por ejemplo, contra el Athletic Club y contra el Málaga, Gameiro marca un golazo que es de venir a recibir, apoyar y luego tirar la ruptura. El típico gol de los dos desmarques, el que incluye el apoyo y la ruptura. Es verdad que ese es el gol de Bacca y que tienen muy pocos delanteros. Pero es que, aparte, Bacca el apoyo te lo relaciona con el juego, que es lo que Gameiro no tiene. Bacca no apoya solamente como un preludio para un desmarque posterior de sí mismo, te apoya con sentido para asentarte y así tener posesiones arriba. Esto lo está echando de menos el Sevilla. Lo está echando de menos Ever Banega, y también el doble pivote, porque es vedad que éste ha perdido, digamos ida y vuelva, sin M’Bia. Pero es que el Sevilla el año pasado estaba más tiempo estacionado arriba que ahora, y eso son ventajas también para el doble pivote. Gameiro eso no lo está ofreciendo. No le culpo, es una cuestión estilística, pero no lo está haciendo

D.: No, es cierto. Pero también hay que señalar que si mantuviera la racha goleadora que lleva, superaría en goles a Carlos Bacca. Es decir, fútbol es verdad que se está perdiendo un poquito, pero en intimidación no diría eso. Incluso puede que esté superando, y eso es mucho decir…

A.: También te digo que es porque el Sevilla juega más a la contra. Siempre cuando juegas más a la contra, el delantero centro de este perfil gana en rotundidad. Estábamos viéndolo en el Barcelona, lo hemos comentado últimamente. El Barcelona este año contraataca menos y su ataque parece menos fresco y un poco menos intimidante que durante el año pasado. Eso ocurre, pero no creo que sea positivo, porque mismamente el Barcelona este año te parece más equipo que el año pasado o un poco más sobrio. El Sevilla ha perdido esa consistente. El caso es que el Sevilla a ti te parece peor equipo que el año pasado, y no tiene una plantilla menos talentosa.

D.: Puede ser que no. Es verdad que se ha perdido complejidad, pero también que que las relaciones, digamos, con el resto de futbolistas Carlos Bacca las desarrolló muy bien y Gameiro en ese sentido quizá va un poco por libre. El delantero que sí hace sus goles, determina, pero si nos ponemos a pensar con quién se lleva bien Gameiro… quizá no encontramos tanto un futbolista, ciertamente.

A.: Con otra particularidad, hay un asunto que es incluso grave. Para mí la pieza que tenía que suplir, digamos, en términos de jerarquía y de decir “este es el súper crack que encaje en casi cualquier sitio”, es Konoplyanka. La explosión de Gameiro y la respuesta positiva de Gameiro –insisto que no le estoy criticando, sino hablando únicamente de su estilo– a Konoplyanka le ha perjudicado porque su gran defecto es que no sabe moverse. Es un jugador al que le cuesta muchísimo tomar posiciones para recibir la pelota que le permitan girarse y jugar de cara. Es un jugador que o tú lo pones a jugar de cara, o juega de espaldas, y jugando de espaldas se queda en la mitad de la mitad. Esa falta de apoyo en lo que es el juego medio que te digo que tiene Kevin Gameiro, a Konoplyanka le está cortando las alas.

D.: Es cierto, de hecho yo recuerdo el partido ante el Real Madrid en el que jugó Fernando Llorente, y esto en Konoplianka tuvo un efecto muy positivo, porque ese día la rompió. Parecía un crack mundial. Es verdad que Lorente en ese sentido le aportó apoyos, rellenó el área, que para un jugador tan de extremo como es Konoplyanka también le viene bien que haya un jugador pegado en el área abriendo espacio… En ese sentido sí es cierto que la relación Gameiro – Konoplyanka pues bueno, no es muy fructífera ni muy coherente. Por ahí te tengo que dar la razón, sí.

A.: Lo que pasa es que, claro, suena a poco para pedir la titularidad, en este caso de Llorente, porque la diferencia individual entre los dos delanteros está siendo excesiva, y a mí me parece una mala noticia para Emery.

D.: Sí, porque decimos que Kevin Gameiro quizás no da tanto juego entre líneas y tal, pero velocidad y amenaza lo da toda. Llorente no. Él es verdad que cuando llega al área, por ejemplo ante el Real Madrid lo vimos, ante la Juventus, pues bueno, hace cosas. Intimida porque es un gran delantero y muy potente, pero para un Sevilla que yo creo que el fondo siempre crece desde la velocidad […]

 

Referencias:
“Pares o Nones”
https://twitter.com/ecosdelbalon
https://twitter.com/DavidLeonRon


12 comentarios

Ir abajo

  • lobezno 29 enero, 2016

    Gameiro trabaja más que Bacca lejos del área. Pero su primer control es deficiente, recibe prácticamente solo y rara vez maneja bien el cuerpo para preparar el disparo. En un fútbol de tan pocos espacios el control lo es todo. En esto Bacca era excepcional (gol decisivo contra el Dnipro, entre otros muchos: control y disparo).

    Efectivamente, el juego de espaldas de Bacca es un Potosí, una fuente de maná para Kono, Vitolo y cía. aunque había que llevarle la bola arriba. Con el equipo tan plantado atrás debido a la falta de entereza del mediocampo (que Cristóforo se está encargando de solidificar el solito, vivir para ver) las diagonales dentroafuera de Gameiro son la vida, pero como digo, pese a sus números le suele "faltar la peseta pal duro": capacidad para enchufarlas solo delante del portero y acierto en ejecutar los 1-0, los money-goals, para los que Bacca era y es un especialista.

    Respond
  • @migquintana 29 enero, 2016

    Me quedo al 50% con Abel y al 50% con David. Sobre todo porque aunque es cierto que Kevin Gameiro no aporta demasiado en fases intermedias del juego, que esto se esté notando también tiene mucho que ver con lo que es el Sevilla como colectivo. No ser una solución en este sentido es lo normal a mi parecer, lo que sucedía con Carlos Bacca es que simplemente era buenísimo y este colectivo, además, había crecido poco a poco sobre su figura. Se había adaptado a ella. Y con razón y con éxito, por supuesto.

    @lobezno

    Con trabajar más quieres decir que se mueve más, ¿no?

    Es posible, es posible. Pero es que a Bacca le hacía falta un movimiento corto para darle calidad a un ataque. Esto en el partido del Dnipro me parece que queda evidentísimo. Es un partidazo del colombiano en todo.

    Respond
  • ivanoffdthenast 29 enero, 2016

    Al hilo de la conversación, veo algo que me chirría mucho. Gameiro aporta gol, se está convirtiendo en el sacapuntos del Sevilla, pero, traducido en clasificatorias y largo plazos, como le vendría bien esto al club de Nervión? Quiero decir, Gameiro es un gran jugador, pero potencia al colectivo? Potencia a la máxima estrella sevillista?
    Opinión personal: Todo lo que no sea optimizar a Konoplyanka, será poner un techo más bajo al Sevilla de Abril y por ende, restarle posibilidades de títulos/clasificaciones altas.

    Respond
  • @DavidLeonRon 29 enero, 2016

    @ivanoffdthenast

    "Opinión personal: Todo lo que no sea optimizar a Konoplyanka, será poner un techo más bajo al Sevilla de Abril y por ende, restarle posibilidades de títulos/clasificaciones altas"

    A mí a veces me da por pensar esto. En otras ocasiones pienso que Konoplyanka quizás no es tan, tan bueno. Que tiene taras. Yo por ejemplo me centro en Rakitic y digo "¿era mejor futbolista? ¿Tenía más talento?" Quizás no, pero no tenía pegas, resultaba (una vez descubierto lo que era, que eso sí costó) extraordinariamente fácil sacarle partido junto a Bacca, Vitolo y estos. Pero Konoplyanka me parece extraño.

    Respond
  • ivanoffdthenast 29 enero, 2016

    @DavidLeonRon

    Yo también considero que tiene fallos, sobretodo a nivel grupal, pero es tan superior individualmente… Unay tiene trabajo, mucho y a contrarreloj, y un problema bastante gordo que tiene el ucraniano (eso se comentaba ultimamente) es el no parón invernal, algo que le está pesando mucho. Pero aún lado eso, creo que Kono es un jugador inteligente,y a poco que mejore "ese fútbol, creo que podrá mover mejor al Sevilla. No hay que olvidar su partido ante el Real Madrid, que por defecto del Rea/Danilo o virtud del Sevilla (menudo partidazo de Vitolo ese día), destrozó a todo un campeón de Europa,y no exclusivamente desde el regate, algo que me enamoró.

    Respond
  • Abel Rojas 29 enero, 2016

    @ Lobezno

    Me ha encantado tu comentario. Me parece muy interesante y creo que tienes razón. En realidad Gameiro se mueve más que Bacca para todos lados, inclusive para atrás. Más que una cuestión de movimientos, es una cuestión de calidad. De calidad en los controles, como dices, pero yo también diría de los propios movimientos y por supuesto las decisiones. Y los pases. Pero coincido en ello.

    En lo que no coincido tanto es en que Bacca no estuviera haciendo este año algo muy parecido a lo que hizo el año pasado pese a que no esté M´Bia. No veo ahí tanto vínculo como tú.

    Respond
  • Abel Rojas 29 enero, 2016

    @ Ivanoffdthenast, David León

    A mí Konoplyanka sí me parece un jugador tan decisivo como Rakitic. Y de hecho, potencialmente incluso más. El tema es que Rakitic tuvo su media naranja, que era Bacca, y que Konoplyanka, de momento, no tiene nada. Ni media naranja ni la confianza de su entrenador. Y ojo, que Rakitic hizo mucho, pero mucho más que Konoplyanka, para perder la confianza del sevillismo antes de su explosión. Hay partidos de Rakitic en el Pizjuán que son clavados a los de los centrocampistas de la Real en la era Moyes.

    Respond
  • lobezno 29 enero, 2016

    @Quintana

    quiero decir que trabaja más en repliegue defensivo, que es como mínimo el 70% de los minutos del equipo este año.

    @ Abel

    Probablemente Bacca no hubiese dejado su labor de fijar a los centrales y buscar la verticalidad… Pero es que el Sevilla ha sido un pelele anti-competitivo durante buena parte de la temporada, incluyendo partidos como el RMD o incluso ATM por el que pocos halagos le haria yo. Ha costado un mundo recuperar a Banega y ha tenido que salir un chavalito de 20+ años con dos de lesión grave para medio arrancar un circuito que por sí solo no te arreglaba ni Bacca ni el sunsum corda, bueno quizá Messi.

    Respond
  • lobezno 29 enero, 2016

    Yo a Konoplyanka aún tengo que verlo. En Sevilla ha enseñado que tiene conducción, velocidad y un par de buenos centros con la de palo el dia del madrid. Y se acabó. No compensa en un jugador que juega para sí mismo, no para el equipo. Pero incluso en las jugadas en las que tiene que definir (sobre todo en el tipo de jugadita que le hizo famoso, la de la final de EL con el paradón de Rico) su precisión está siendo lamentable. Escasos remates, 0 goles y muy pocos huy. A la espera ( si llega) de su media naranja en forma de DC a día de hoy me decepciona bastante, no tiene casta de campeón. O quizá yo sea demasiado impaciente.

    Respond
  • lobezno 29 enero, 2016

    Errata: marcó de falta directa el día del Rayo, se me fue.

    Respond
  • @migquintana 29 enero, 2016

    Konoplyanka acapara el juego. Eso es totalmente cierto. El contexto idóneo para el ucranio es uno en el que todos los compañeros le miran y trabajan para él de forma bastante directa. Y esto no está pasando. Pero, bueno, hay grados intermedios, y lo cierto es que yo no tengo claro que el Sevilla le esté echando un cable. Está el tema del delantero, pero también otros. El Sevilla suele estar muy atrás, Banega acumula mucho balón, Tremoulinas sube mucho pero se la pasa poco…

    En mi opinión, Konoplyanka es el jugador que puede darle un salto de calidad al Sevilla más grande. Es el tipo que, optimizado, te puede hacer sumar más puntos y subir un escalón más el nivel competitivo. Así que, aunque todo esto también desvele problemas en su juego, creo que su mal nivel es más consecuencia que causa. Y esto con Unai Emery me parece hasta cierto punto previsible con lo que es él.

    Respond
  • lobezno 29 enero, 2016

    @Quin

    En ese caso habría que cambiar todo el paradigma para él, y quizá el entrenador. Para tener a Kono optimizado parece ser que hay que instalarse en campo contrario. O quitarle al mediapunta y que él se mueva libre por su banda en un 4-3-3 o 4-2-2-2 más agresivo en la presión y el posicionamiento. A día de hoy, con Emery, olvídate, en efecto.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.