Hoy no podrá ser así


El ataque frenético y la intensidad han sido las armas de Brasil en este Mundial. Cuando los de Felipe Scolari juntan una racha de acierto resultan imparables. Ningún equipo del campeonato puede detener semejante torrente de energía y presión al rival. Sin embargo, ese despliegue es imposible de mantener durante 90 minutos. Cuando Brasil disminuye su intensidad, aparecen los problemas.

Como suele ser habitual, Brasil inicia una ofensiva de manera vertical y directa (00:01). El envío no es acertado y Colombia recupera la pelota (00:02). Ahí los brasileños activan el chip agresivo y presionan de forma inmediata (00:04). Los pentacampeones conciben el robo de balón como algo físico y lleno de esfuerzo. Paulinho (uno de los pivotes) no llega al achique y Colombia avanza (00:05). La presión agresiva de Brasil continúa con unos Fernandinho y Oscar que se lanzan a por los posibles receptores (00:05). Sin embargo, el oponente colombiano consigue zafar. Cuando Brasil baja un poco el ritmo (no solo físico, también emocional), la posibilidad de perder los duelos crece. Guarín realiza un regate de calidad (00:06) y manda a James (mediapunta), que se encuentra solo a la espalda de Fernandinho (00:08), que había salido a presionar. A partir de aquí Brasil entra en un duelo mano a mano (00:08) donde la derrota puede equivaler a gol en contra. Thiago Silva sale a tapar (00:08) y aunque no llega (00:09), ralentiza la contra para que David Luiz la deshaga por completo (00:10) con un despeje vehemente (00:12).

Colombia inicia un nuevo ataque recibiendo la irreflexiva presión de Brasil incluso desde su portero (00:18). La canarinha fuerza a Colombia a un segundo pelotazo en apenas cinco segundos (00:25). Tras cabecear Thiago Silva, la pelota corre sin control campo rival (00:29) hasta que los de José Pekerman recuperan (00:32). Ahí vuelve a repetirse la constante defensiva de los locales: Fernandinho sale a tope a la presión (00:33) pero el rebote no es afortunado y va a parar a los pies de Teo (segundo punta), libre a la espalda de un mediocentro (00:35) que vuelve a no estar. La situación es calcada a la anterior. Tres contra tres y duelo directo por la supervivencia. David Luiz sale a la aventura (00:37) y Thiago Silva termina salvando (00:38), incluso una segunda intentona colombiana (00:43). Hoy Brasil enfrentará a Mesut Ozil, el gran especialista alemán recibiendo entre líneas. Y lo hará sin Thiago Silva, uno de sus dos bomberos de guardia, que anda sancionado. Brasil necesita calmarse para defender al del Arsenal. ¿Podrá?


10 comentarios

  • Guido 8 julio, 2014

    Pero ya a los segundos tiempos llegan muertos

    Respond
  • @DavidLeonRon 8 julio, 2014

    @Guido

    Pero para mí no es algo físico, insisto. Es decir, obvio que matarse de entrada te cansa, pero lo que revienta es tener un contratiempo y pedirle al cuerpo que reaccione como al principio. La mente te niega eso.

    Si a Brasil le saliera todo del minuto 1 al 90 estoy seguro que correrían sin descanso el partido completo pero… eso no es real, no es la competición.

    Respond
  • @migquintana 8 julio, 2014

    Yo creo que sí hay mucho de cansancio, David. No se trata de una presión adelantada, sino de una presión totalmente inhumana. Desde el punto físico y mental. Es cierto que si todo saliese bien y el segundo gol cayese más pronto de lo que cae, el oxígeno les llegaría antes a las piernas y seguirían con esa intensidad, pero no son esfuerzos prolongables por muy atletas que sean. Y, ojo, que luego promedian menos kilómetros que el rival en la mayoría de partidos, el tema es la magnitud de esfuerzos cortos a altísima intensidad que realizan. Es una cosa increíble.

    Respond
  • Miguel Angel Molina 8 julio, 2014

    @migquintana:

    cómo comparas esta presión de Brasil con una presión del Atléti de Simeone? A mi parecer, la única diferencia que veo es mental… porque físicamente, los dos grupos son top, y aunque Brasil sea menos "equipo", compensa que el contrario también lo és.

    Respond
  • SergioMartin91 8 julio, 2014

    Increible la lectura del juego que tiene Thiago Silva, que placer es verle jugar. Genio.

    Respond
  • @DavidLeonRon 8 julio, 2014

    @Miguel Ángel

    Yo creo que son dos tipos de presión muy distintas. El Atleti espera y te mata en su terreno. Brasil te asfixia a todo campo, algo mucho más difícil de sostener pero a la vez más angustiso para el rival cuando sale bien.

    Respond
  • @migquintana 8 julio, 2014

    @Miguel Angel Molina

    Además de lo que comenta David, yo creo que una gran diferencia: la conciencia. No es que quiera decir que los brasileños presionan sin pensar, pero les mueven más otros impulsos. La emotividad, la intensidad, el ansia, la presión… Sin embargo, la presión del Atlético de Madrid es súper cerebral. Evidentemente también les mueve esa pasión que ha sabido inculcar el Cholo Simeone, pero todo parte de la pizarra. Y por eso me parece bastante más sostenible y prolongable en el tiempo. Amen de que, encima, está el factor Diego Costa, que no es poca cosa.

    Respond
  • Alemán 8 julio, 2014

    No es una presión ni colectiva ni con sentido, es como dice Quintana una presión más por impulsos, porque en el video se observa como la línea defensiva no acompaña la presión de Fernandinho, y luego solo los salva la capacidad de Luiz y Silva y la lectura en ese tipo de situaciones.

    Respond
  • dac84 8 julio, 2014

    como estais diciendo por aqui que puede ser por el aspecto fisico , que es verdad , porque en la 2partes estan muertos , de las palizas que se dan a presionar en el 1tiempo. tambien lo achacaria a que ni fernandinho ni paulinho son pivotes defensivos y ninguno de los dos guardan la espalda del otro y juegan a la misma altura . esto me recuerda mucho a la pareja formada por javi martinez y schweistenger les pasaba lo mismo , pero siendo mejores que los brasileños.
    pd – menos mal que thiago silva y david luiz forman son unos grandes correctores de fallos de sus compañeros , que anticipaciones y con que contundencia

    Respond
  • @DavidLeonRon 8 julio, 2014

    @dac84

    " tambien lo achacaria a que ni fernandinho ni paulinho son pivotes defensivos y ninguno de los dos guardan la espalda del otro y juegan a la misma altura"

    Es que que Brasil tiene un caos táctico con eso dos para mí es indiscutible, basta ver como ren 50 segundos Fernandinho pierde la posición dos veces. Que una podría pasarle por no ser especialista pero dos consecutivas es que el problema está. Es que es muy evidente.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.