Steampunk calidade


El último reducto melancólico de tiempos ya idos, la década de los noventa, se destapa ucrónica en el mapa mental de nuestra memoria. Su recordación evoca un fútbol puro, de botas negras, hombres con bigote y pelo en el pecho, parejas de delanteros centro y hasta tipos que jugaban en la banda y centraban el balón de vez en cuando. Fue la última barrera antes de encarrilarnos en una locomotora sin destino aparente, de guayos fluorescentes y altavoces tan ruidosos que el mensaje llega distorsionado a todos lados. Si uno lo piensa, es como la era victoriana y eduardiana, preludios añorados de una guerra que lo cambió todo para siempre.

El cambio de siglo tuvo un impacto considerable en el fútbol.

El fútbol, que es algo así como un género literario autopoético, desarrolló a finales del siglo XX su propia versión del, para entonces, boyante steampunk. La cosmovisión retro-futuristaEste cambio lo encarnó sobre todo Brasil de éste fue trasladada al fútbol por su personaje favorito: la selección brasileña. Para dicha época, la canarinha, que por fin había logrado vencer sus fantasmas con la Copa Mundo de 1994 culminaba un exitoso cambio generacional, dándole paso a los futbolistas que mejor encarnaron el espíritu de las obras de Tim Powers, James Baylock y K. W. Jeter. Y es que no hay otra explicación: a Roberto Carlos, Rivaldo y Ronaldo se los inventó Julio Verne.

El fútbol de ese triunvirato, que luego le daría a Brasil su quinto mundial, era propio de la ciencia ficción. Eran física y técnicamente incomprensibles e inabordables. Tenían una capacidad con el balón superior a la de sus pares y cuerpos anatómicamente superiores para la práctica del fútbol, que hacían diáfano su carácter ultra-actual, pero a la vez estaban encerrados por un estética y un entorno vintage.

No fueron los únicos de esa camada que personificaron esa misma esencia. Djalminha, así como Cafú o un algo posterior Ronaldinho Gaúcho, aunque tuvo una reducida presencia en el seleccionado, debido a la fortísimaDjalma inventó jugadas únicas competencia, es uno de ellos. Leyenda eterna de ese pequeño club gallego que se enfrentó a los mejores equipos del mundo, el cuerpo del diminuto Djalma atesoró uno de los talentos más genuinos de la historia. Sin exagerar, en el campo inventaba jugadas que no estaban en la cabeza de nadie más. Poseía una técnica excelsa, fina, prodigiosa, y su zurda hacía cosas de dibujos animados. El control del esférico que llegó a tener con el exterior de su pie y el talón eran la marca registrada de un hombre que eliminaba hasta cuatro rivales con una bicicleta y que curvaba la pelota como si esta siguiese su voluntad.

Djalminha brilló especialmente ante Real Madrid y Celta de Vigo

Djalminha quizás nunca fue el mejor competidor, pero de su sui generis estilo de juego llegó a producir un fútbol fantástico e incluso demoledor. Fue un tipo único, como los mejores, y genial como pocos. Un futbolista atemporal, que no encajaría a la perfección en ninguna época, pero que encandiló a millares de seguidores con su fútbol exageradamente auténtico y lúdico. Con el advenimiento del nuevo milenio se agotó rápidamente, dando paso a un ’10’ más moderno y fiable, aunque no por ello de carácter más ulterior. A pesar de que hoy hay uno que a veces se le parece, como Djalminha seguramente no volveremos a ver. Steampunk calidade.


22 comentarios

  • Abel Rojas 28 diciembre, 2013

    Lendoiro después de que el Barcelona pagase la cláusula de Rivaldo en el último día del mercado de 1997: "Por favor, que no nos toquen a Djalminha".

    No sé hasta qué punto Djalminha sería aceptado en ésta, la época de la productividad. Aunque bueno, el tipo siempre andaba por los 10 goles + 10 asistencias a final de cada temporada.

    Djalminha era patrimonio del fútbol español. Jugador muy querido que sentaba a la gente de todo el país delante de la pantalla. Ahora mismo no hay un jugador así en nuestra Liga.

    Nos faltó que un Betis, un Villarreal o un Espanyol se hiciera con Cassano de algún modo.

    Respond
  • @migquintana 28 diciembre, 2013

    Djalminha era una de las piezas clave de ''La Liga de las estrellas''. Creo que es el mejor recuerdo de nuestro fútbol que podemos tener, más allá de que ahora el nivel técnico y táctico sea elevadísimo por el buen trabajo en la base. Con Djalma todo era posible, ni más ni menos. Y si en frente estaba el Real Madrid o el Celta de Mostovoi, el tema ya es que rozaba la exhibición más bestial. Grande.

    @Abel

    Rodeado en un entorno como el del Dépor, futbolística y mediaticamente hablando, yo creo que sí era posible. Si le tienes como tu estrella o jugador esencial, hoy por hoy, creo que si hubiera más problemas por todo lo que ha cambiado el fútbol en apenas diez años.

    Respond
  • tinogallego 28 diciembre, 2013

    Nuestra eterna leyenda como dice el artículo. Jugador único e irrepetible. Su año de la liga, el 5-2 vs Madrid, el golazo al Zaragoza -y posterior expulsión- sus eternas panenkas – al Madrid, al Milan-, sus libres directos,sus goles al celta y sus piques con Mostovoi, sus gambetas…momentos en que riazor era feliz.

    Jugador de dibujos animados…mito Djalminha. Gracias 😛

    Respond
  • Kay 28 diciembre, 2013

    Supongo que este artículo y el de Thiago publicados en el msmo día no es fruto de la casualidad….

    Respond
  • Kay 28 diciembre, 2013

    Ah, y Djalma era el jugador de los niños. En el buen sentido. Era junto con Rivaldo y Raúl el que en el colegio todos querían ser. Y eso tiene un mérito acojonante ¿eh?Diría que estaba por delante, para nosotros en esa edad claro, de Figo, Mijatovic, Suker o Kluivert.

    Respond
  • Abel Rojas 28 diciembre, 2013

    En mi colegio Kluivert y Figo eran absolutamente idolatrados. Más que Rivaldo. Pero incluso cuando se fue de España todos seguían queriendo ser Ronaldo.

    Respond
  • Gondor 28 diciembre, 2013

    "Djalminha era patrimonio del fútbol español. Jugador muy querido que sentaba a la gente de todo el país delante de la pantalla. Ahora mismo no hay un jugador así en nuestra Liga. "

    A mi Isco me parece que "lo tiene". Como Cassano.

    Respond
  • @J_L_Alonso 28 diciembre, 2013

    Gondor.

    Creo que una de las cosas que hay que tener para ser de esos, es no formar parte de los dos grandes. Que puedes serlo siendo jugador del Madrid, pero es más difícil.

    Respond
  • Tubilando 28 diciembre, 2013

    Pues yo creo que Ronaldinho y Okocha son de la especie de Djalminha, malabaristas del balón. No creo que isco entré en esa lista.

    Respond
  • @DerkinFT14 28 diciembre, 2013

    Djalminha es con mucho el jugador favorito de este deportivista menottista que prioriza el espectaculo y la maestría en el juego por encima del resultado,porque Djalma es "ESPECTACULO" con letras mayúsculas como lo he escrito.
    RIazor y los bares se llenaban para verlo jugar y disfrutar de cada uno de los detalles de magia que regalaba en cada partido,en algunos partidos más y en otros menos pero siempre dejaba algo con lo que maravillarse.

    La única pena es su irregularidad derivada de su falta de motivación por demostrar lo bueno que era,porque total él siempre lo ha sabido al fin y al cabo así se lo dijo Pelé cuando apenas era un crío.
    Esta irregularidad es lo único que ha impedido que se le recuerde al nivel de Ronaldinho como mínimo,porque siempre que quería jugaba como si fuera el mejor jugador del mundo(y efectivamente cuando jugaba a ese nivel lo era) y como dijo Sergio Kresic la única forma de pararle en días así era pedirle a Irureta(ojo que este también tiene que ver en su irregularidad,si llega a ser un motivador como Guardiola…) que no lo pusiera a jugar.

    PD: Si alguno teneis la oportunidad aprovechar para verlo jugar fútbol indoor,es una maravilla. Yo tuve la fortuna de verlo varias veces,la primera vez se lleno el Pabellón de los Deportes de Riazor para ver el partido y corear el nombre del Genio.

    Respond
  • Felipe 28 diciembre, 2013

    Yo siempre ví a Djalminha como el primer Ronaldinho, quiero decir con eso que fueron los dos únicos tíos que he visto en el fútbol (soy del 86) que hacían cosas en el campo que sólo se les podía ocurrir a ellos, taconazos, 3 sombreros al mismo tío, asistencias con la espalda, la lambreta!! etc. En una palabra GENIOS. Aunque Ronaldinho obivamente es una versión mejorada de Djalma, con más físico y potencia.

    Respond
  • Tubilando 28 diciembre, 2013

    Qué grande la selección brasileña, ayer me vi el partido donde se enfrenta la canarinha contra Francia en el mundial del 2006, y el momento de los himnos la cámara enfoca los rostros uno tras otro de los de amarillo y te aparecen Ronaldo, Ronaldinho, Robertto Carlos, Kaká, Adriano, Cafú… 3 Balones de Oro indiscutibles, de esos que arrasan en votaciones. Y Adriano pudo ser otro pero bueno.

    Respond
  • elreylagarto 28 diciembre, 2013

    "A pesar de que hoy hay uno que a veces se le parece, como Djalminha seguramente no volveremos a ver."

    ¿A quien te refieres? ¿Ozil? ¿Isco? ¿Neymar? ¿el mencionado Cassano?

    Respond
  • Kundera 28 diciembre, 2013

    @elreylagarto

    A Thiago.

    @ Djalminha

    Qué futbolista. Djalminha no era el mejor competidor, era irregular, era impredecible, etc, etc. De hecho, apenas apareció Valerón, un tipo mucho más moderno, regular y fiable, Djalminha comenzó a desaparecer del 11; sí, todo, eso, pero que el fútbol de Djalminha había días que era demoledor, eh. Sus grandes noches eran increíbles porque mejoraba el escenario con cosas que los sistemas no podían leer. La jugada de la lambretta es impresionante porque no es algo decorativo… ¡Es que era la mejor forma de hacer lo que quería hacer en ese momento!

    Y, bueno, la marca registrada es que la tocaba más con el exterior y el talón que con el interior y el empeine. Es fútbol playa.

    Respond
  • @migquintana 28 diciembre, 2013

    Si no me equivoco, Djalminha sigue liándola por Coruña en el fútbol indoor, ¿no? Recuerdo haberle visto un campeonato, donde no sé si fue finalista o campeón pero quedó arriba, en el que el tipo era dominante. Es simplemente una anécdota, pero que incide un poco en lo que comentamos en su día de la formación de fútbol-sala / fútbol-playa que tienen en Brasil y que nosotros, por suerte, compartimos aquí. Que Djalma, Neymar o Dinho sean brasileños tiene mucho de cultural, pero también de esto.

    Respond
  • @Nacho_Blanco 28 diciembre, 2013

    Cuando quería demostrarlo y tenía un reto por delante, Djalminha era el mejor futbolista del mundo. Y no había ninguno que se le acercase. Quizá solo se viese esa versión vs Real Madrid y vs Celta… pero es que eran auténticas exhibiciones lejos del alcance de Rivaldo, por ejemplo (Balón de Oro 99).

    Nunca se me borrará de cabeza ese sombrero de espuela entre Hierro, Karanka y Redondo. GENIO.

    Respond
  • @DerkinFT14 28 diciembre, 2013

    @Kundera

    En el hecho de que Valerón relegara a Djalminha tiene mucho que ver como era su relación con Irureta(incluso precabezazo) que era de guerra permanente desde un partido en Highbury donde el Arsenal nos pega un meneo de escándalo gracias a que Wenger cambió a Overmars de la izquierda(le cubría Manuel Pablo) a la derecha(le cubría Romero) e Irureta no fue capaz de hacer nada para contrarrestar esa variante con lo cual se pusieron 2-0 aunque luego recortamos de penalti.
    Pero Jabo en vez de hacer autocritica por esa primera parte horrible decidió que toda la culpa era del brasileño(y rajo en la prensa) por ser expulsado cuando realmente no había hecho nada sino que un jugador del Arsenal simuló agresión.

    @migquintana

    No está siempre en el equipo sino que vive en Brasil(donde también juega indoor) y de vez en cuando viene a jugar con el Depor que ya ha ganado la Liga y la Copa creo que un par de veces que es lógico porque Donato,Naybet,FRAN,Djalminha…son mucha tela para cortar y más entrenados por Arsenio.

    @Nacho_Blanco

    Era espectacular vs Ral Madrid,Celta…y Barcelona que aquí en Riazor lo vi regateando jugadores culés con una finta de cuerpo mientras el balón estaba en el aire.

    Respond
  • hoeman 28 diciembre, 2013

    Vale, veo que no soy el único que encuentra grandes semejanzas entre Thiago y Djalminha (había leído (y comentado en) el otro artículo previamente a la lectura de éste…)

    Respond
  • piterino 29 diciembre, 2013

    Con futbolistas como Djalminha siempre vienen pensamientos parecidos: no sabes si con otro carácter habrían sido más centrados y constantes y mejores jugadores; o si por el contrario su difícil carácter es parte esencial de lo que muestran. Lo cierto es que este jugador era diferente, especial. Es una pena que esta estirpe de medias puntas esté en vías de extinción. La creatividad e imaginación hoy se expresa de otras formas en un campo de fútbol.

    @Abel

    Tal cual. Yo no conocí a ningún niño amigo/compañero/rival que quisiera ser Rivaldo. A ninguno.

    Respond
  • @DerkinFT14 29 diciembre, 2013

    @piterino

    Entonces no debes conocer ningún niño coruñes durante el primer año de Rivaldo en España,hazme caso que aquí era la gran pasión del momento lo que es lógico porque su temporada fue brutal.

    Respond
  • piterino 30 diciembre, 2013

    @Derkin

    Mira que lo pensé, dije "voy a escribir que debió de ser por no conocer a ningún niño coruñés". Me supongo que allí, en esa inolvidable temporada 96/97 sí. Yo me crié en la otra punta de España, debí matizar el dato ^^.

    Respond
  • @antonsanz 31 diciembre, 2013

    Veo a mucha gente que se queja de la irregularidad de Djalminha. Ahora pasa un poco lo mismo con Culio, que la gente se queja de su excesivo individualismo. Yo agradezco a Culio que sea excesivamente individualista, y agradezco a Djalminha que fuera excesivamente irregular. Si Djalminha fuese regular, y Culio la pasase, no hubiese visto a ninguno de los dos jugar en el Depor.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.