Sant Jordi penitente


Hoy Sant Jordi se ha levantado con barba de siete días. Ha sido una semana dura. El santo sintió que el pasado martes faltó a su deber al no sostener al equipo que le reclama como patrón en su expedición al corazón del Sacro-Imperio. Ya había fallado otras veces, como es de recibo en un juego en el que ningún equipo tiene bula, pero asumir un 4-0 en un 23 de abril es demasiado en estos tiempos aciagos, cuando ni siquiera los santos tienen contratos indefinidos. Los barceloneses ya largaron en su momento a Santa Eulàlia del patronazgo de la ciudad porque no hacía bien su trabajo. La Mercè, por el contrario, se mostró eficaz en el concurso público para sustituir a la patrona caída en desgracia y desde entonces preside las fiestas de la capital catalana mientras Santa Eulàlia, desconsolada, malvive con una modesta prestación migrada por los recortes con el único desquite de aguar con su llanto la fecha de la usurpadora.

Tras el encuentro de ida el alma de Sant Jordi era presa de una gran agitación.

Propenso al martirio como es propio de su gremio, su mente viajaba de nuevo al césped germánico preguntándose qué había fallado exactamente para cosechar tan terrible marcador mientras revivía una vez tras otra los cuatro goles locales. Su equipo mostró poco en tierras germanas: poco juego, poca solidezEl Barça fue temeroso sobre el campo porque no había otra opción, pocos cambios y pocas alternativas. Pero eso ya se sabía de antemano y cosechar un buen resultado en la ida no había sido descartado ni por el aficionado más pesimista de un entorno con tradición propensa al derrotismo. No, ahí no estaba el tema. Estaba en el primer balón que tocó Messi. Y en el segundo, y en el tercero. Y en aquellos que ya no llegó a tocar. Porque el astro del nuevo mundo no estaba en condiciones para jugar y ante eso… ¡Ante eso Sant Jordi hizo lo que pudo! Insufló fuerza a Pedro y Alexis, cuyo esfuerzo en los flancos debía socavar el peligro de las alas imperiales e inspiró el ánimo del joven central que se veía expuesto al mayor reto de su carrera. Mantuvo su vigilancia sobre Piqué y Víctor para que no abandonaran el recto sendero de las últimas semanas y acompañó a Xavi cuando el entrenador le pidió que serenara el balón una vez más aun sabiendo que ese viejo himno ya no garantiza nada. El Barça fue temeroso sobre el campo porque no había otra. Porque no es Sant Jordi quién mantiene el balón pegado a las botas de Messi ni el que agita ese tobillo devastador para el que no existe un marcador inabordable.

De cara al partido de vuelta Sant Jordi se ha comprado una camiseta de 300, ha leído incontables veces el mismo poemario de Lord Tennyson, se ha puesto varias películas de Christopher Nolan y ha buceado muchas horas por Youtube en busca de clips motivadores. Pero la épica sigue esquivando sus esfuerzos. No le sale, y al Barça tampoco. Puede ser un tema cultural. Pragmático por naturaleza, el catalán nunca ha hallado demasiada fuerza ni defecto en los ejercicios de fe. Pero en esta ocasión pesa más el resultado: ese terrible cuatro y sobre todo ese maldito cero que impide soñar al más fantasioso. Queda competir, que falta hace para elevar los ánimos de todos. Y compitiendo siempre puede abrirse una puerta insospechada. “¿Pero cómo?”, se pregunta Sant Jordi, que ha revisado veinte veces el partido en su atormentada cabeza.

El Barça de las posesiones en campo propio ya no tiene sentido, barrunta el santo, ojeroso y con los hombros caídos. Cuatro goles no se desafían seleccionando un puñado de ocasiones para cruzar el mediocampo. Sant Jordi piensa en Iniesta y el remordimiento le flagela. Si algún defecto tienen los germanos es que a veces ofrecen la mediapunta al rival y las conducciones del juglar manchego no pueden faltar a su cita con la batida de la presión alemana. Sí se echaron de menos en la ida, pero no fue el único problema de un equipo que a falta del faro que lo ilumina se mostró oscuro en casi todos sus aspectos. Atrás no hay mucho a toquetear: las bajas acortan una plantilla que ofrece pocas alternativas a un equipo que nunca se ha acostumbrado a defender sin balón. “¿Doble pivote?”. El Barça gana empaque cuando lo usa pero la ausencia de Busquets debilita toda apuesta por reforzar la defensa del ancho del campo.

“Hay que atacar”, eso está claro en la proyección de Sant Jordi. Lo exigen todos los factores. El guarismo, extremo. El equipo, porque es lo único que le permite compensar su gran fragilidad. Y el escenario, porque esta vez el Barça juega en casa y este factorEl Barça juega en casa y este factor puede inclinar el césped más allá de la lógica puede inclinar el césped más allá de la lógica del juego. Alaba y Lahm siguen ahí pero los extremos son la mayor fuente de variantes con la que cuenta el Barça para buscar algo que no encontró en la ida: la portería de Neuer. Pedro y Alexis siguen siendo las mejores opciones para sumar trabajo pero su presencia ofensiva fue mínima el 23 de abril. Se impone algún cambio. El más sencillo invertiría sus posiciones: en la izquierda Pedro da alas a Iniesta y en la derecha Alexis mantiene sus movimientos. Ahí pierde gol, pero en su caso eso da igual. “¿Y Tello?”, se pregunta el alicaído caballero. También abriría la banda izquierda y sería más incisivo que Pedro, que no anda muy fino. Si el campo se inclinara lo suficiente el Barça podría incluso aprovechar la baja de Alba para flirtear con el cierre de tres, entregar el carril derecho a Alves, cerrar a Alexis o a Villa y…

Opciones ganadoras en la cabeza de Sant Jordi. Pero la ilusión no resiste el primer envite de realismo.

No, el ánimo del caballero no levanta cabeza, desilusionado ante un reto imposible al que cuesta demasiado entregar un corazón que no quiere recibir otra herida como la de la semana pasada. Pero el fútbol es maravilloso, porque se acerca la hora y lo verdaderamente difícil, cada vez más, es no encontrar un motivo para confiar. En el último momento Sant Jordi enderezará un poco su espalda, abrirá más los ojos y se atisbará un pequeño brillo en su mirada. El gol ante el Athletic acudirá a la mente del caballero y una llama se avivará en su interior. No será la fe, no será la épica. Ni siquiera el juego. Será Messi o no será.


23 comentarios

  • @pittiseverini 1 mayo, 2013

    Si alguien puede, es Messi. Para los culés, queda confiar en el Gen10 y que el resto no cometa errores. Si no fuera este equipo que tanto ganó y tanto le gusta ganar, uno ya los podría dar por descartados. Pero no. Las chances están ahí.

    Respond
  • KAISERJOZE 1 mayo, 2013

    Marc me ha encantado, tengo que decir q me encantaría creer como hizo el Real pero como dice Marc eso aquí no nos sale. No está en nuestro ADN pero también es verdad que según se acerca el partido intentas imaginar escenarios en que lo imposible suceda.
    Yo la única solución es que estemos con 1-0, que el bayern como no vea peligrar nada no ataqué demasiado y que a falta de 10 minutos metamos el segundo y se desaté la locura como en el Bernabéu pero saliendo cara y llegar así a la prórroga.

    Respond
  • sergio 1 mayo, 2013

    El partido de hoy que va a ser muy muy complicado para el Barcelona, no solo de remontar sino que no veo claro ni siquiera la victoria y me explico:
    Como ha dicho Piqué en rueda de prensa si quieren remontar van a tener que jugar como niños y perder un poco la cabeza a la hora de atacar, y eso teniendo en cuenta las bajas en defensa que tiene, y la baja de Busquets, me parece que todo lo que no sea acabar la jugada va a provocar que el equipo de Jupp Heynckes pueda salir a la contra prácticamente sin obstáculos ya que el único que trabaja ahí suele ser Busquets, haciendo lo que más le gusta que es situarse bien y robar tras pérdida pero no va a estar, además, en defensa la única posible es Alves Piqué Bartra y Adriano o en su defecto Montoya de Lateral izquierdo, que no estaría mal tirada ya que al ser diestro y sabiendo que el que ataca por esa banda es Robben, puede tener más fácil para cerrarle su regate favorito aunque el holandés lo ejecute a la perfección en el momento que le dan medio metro. Además la baja de Busquets obliga a jugar con Song ahí y de todos es conocida la tendencia del camerunés a irse hacia delante cuando su equipo tiene problemas en el ataque estático y esos huecos pueden ser aprovechados por Müller. Por otro lado la defensa de 3 con la que podría salir Tito tiene el principal problema que, como se vio el año pasado contra, por ejemplo, el Valencia, no puedes cerrar bien ambas bandas por lo que, sabiendo como ataca el Bayern por ahí a mi se me antoja como una misión algo suicida.
    ¿Ventajas para el Barcelona? Que tiene a Messi y que es bastante complicado que lo haga peor que en la ida, revisionando el pártido y dándose cuenta de los errores, creo que pueden de mejorar a pesar de que este Bayern sea una máquina de matar.

    Respond
  • kay 1 mayo, 2013

    3-2 o 4-2 clarísimo a favor del Bayer si Messi esta bien.Si no hasta peor.

    Y lo de la mediapunta…..si nadie lo aprovecha, ni ozil, ni Gotze, ni Reus, ni NADIE, será por que hay trampa.

    Respond
  • @SergioPL14 1 mayo, 2013

    Es evidente que el milagro pasa por no encajar. Y no me gusta el comentario de Piqué de "jugar como niños", porque eso significa no ser estrictos atrás. Y sí, 4 goles son muchos, pero 6 o 7… y más ante este Bayern. El Barça debería jugar tranquilo, intentando no conceder ocasiones e intentando marcar los goles uno tras otro, encomendarse a Leo. Pero es que es imposible guardar un mínimo halo de esperanza ante esta máquina de jugar al fútbol que es el Bayern, sobretodo si tu máximo activo defensivo (Busquets) está fuera.

    Respond
  • Anónimo 1 mayo, 2013

    Está bien que os extendáis sobre los extremos, el planteamiento y tal, pero ni siquiera hacía falta. Será messi o no será, no hay más. Lo era en la ida, y no estuvo y no fue. Ahora en la vuelta, será muy dificil, pero estará y podrá ser.

    Respond
  • Abel Rojas 1 mayo, 2013

    Yo sinceramente creo. Siempre creo cuando está Messi porque el fútbol es un estado de ánimo marcado por los goles y a Messi solo hay que darle medio balón. No es necesario jugar bien, ni siquiera ser mejor, basta con darle una bola. Y si se la das y es gol, el resto se sube al tren, y todos creen, y si creen el Bayern puede llegar a no creer.

    La baja de Busquets está clarísimo que es una desgracia, pero bueno, sin ser lo mismo Song viene mostrando un nivel bastante bueno, y mejor tenerlo a él así que al Busquets de la ida de Alemania o de la vuelta contra el Paris Saint-Germain.

    ¿Difícil? Y tanto. Casi imposible. Pero ojo que si entran los primeros, el Bayern tiene muchísimo que perder.

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 mayo, 2013

    @Kay

    Es que para mí el Bayern ya defiende la zona del mediapunta de maravilla. Creo que se ha sobrevalorado muchísimo las supuestas recepciones de Messi. Repasé el partido y solo una de las que tuvo puede considerarse no aprovechada por falta de arrancada. El resto no.

    El Bayern no es perfecto pero domina todas las formas de defensa con cierta solidez.

    @Abel

    "No es necesario jugar bien, ni siquiera ser mejor, basta con darle una bola"

    Algo que ante Bayern y Madrid hace tres partidos que no sucede. Messi no chuta en estos partidos. No chutó en el Clásico del 1-2, en el 1-1 de Copa, en el 1-3 lo hizo una vez (no cuento faltas) y en el Allianz ninguna.

    Como argumento está bien, yo creo que un Messi enajenado chuta 6 veces y mete 4 goles. Pero Messi es Messi y no es un equipo él solo. No en estos niveles.

    Respond
  • Some 1 mayo, 2013

    @ David León

    Pero una cosa es el Madrid y otra los demás. El Bayern destrozó al Barça en la ida con un Messi indispuesto pero el Madrid últimamente ha tenido siempre un enorme dominio táctico sobre los partidos ante el Barça. Que estos extremos siempre admitirán algunos matices, pero el Bayern no sabe lo que es que Messi te cree dos goles de la nada, y es factible que lo haga si llega más o menos bien.

    Respond
  • Anónimo 1 mayo, 2013

    David, pero Messi en la ida no es sólo falta de arrancada. Es que no hizo nada de nada. La típica suya que recibe por delante de los centrales y aguanta la bola hasta que puede girarse, es que no podía hacerla, no tenía fuerza en la pierna. Falló un par de pases por falta de precisión, falló en las arrancadas, cero desborde en seco o en movimiento… La más clara fue un intento de desborde por fuera en banda bastante lejos de la portería del Bayern, que se la tira larga pero le meten cuerpo y no llega. Estaba lesionado y ya está.

    Respond
  • @migquintana 1 mayo, 2013

    Yo es que insisto, no creo que el trabajo del Bayern Munich contra Messi se acerque ni remotamente al que hizo el Real Madrid. La actitud de Bastian y Javitxu, queriendo o no, se modificó más bien poquito y dejaban un espacio que, en otro momento, Leo hubiera traducido en al menos ocasiones de peligro. No fue un trabajo específico, ni mucho menos. Joe, que el año pasado, el Madrid sólo concedió a Leo un error de Xabi Alonso (en una acción muy de Javi Martínez) y así vino el gol del Barcelona. Entonces… ahí la puerta, aunque sea esa chiquitita de los perros que tanto juego ha dado al cine norteamericano, está abierta. ¿Complicado? Obvio. ¿Imposible? No.

    Respond
  • Abel Rojas 1 mayo, 2013

    @ Anónimo

    De hecho yo defiendo muy convencido que el partido de ida, tal cual, con un gran Messi… hubiera sido, como mínimo, igualado.

    Respond
  • sergio 1 mayo, 2013

    Creo que estamos "limitando" un poco el análisis del partido en general al "Factor Messi", que tiene todo el sentido ya que se trata de un futbolista con una calidad que yo jamás he visto antes, pero para mí el problema principal que tiene el Barcelona es que ahora mismo tiene solo eso, más allá de que posea futbolistas con medio campo con una técnica fascinante, pero enfrente va a tener un rival que concede muy muy muy poquito atrás, y que también sabe que hacer con la pelota y por ahí el Barcelona las puede pasar canutas, ya que tiene multitud de recursos: Inteligencia para moverse de Müller, corners, faltas, bandas potentísimas, juego directo… Y si a todo eso le sumas como va a salir el Barcelona que, en el caso menos arriesgado va a salir con Alves, Piqué, Bartra y Adriano, con Song por delante yo, que quieres que te diga, más allá de que el Argentino vaya a aparecer, que lo hará seguro como siempre, el Bayern me ofrece muchas más garantías para hacer daño a este Barcelona atacando la espalda de Alves y Xavi, entrando por banda…

    Respond
  • yoxter 1 mayo, 2013

    Messi no estuvo bien en la ida, y eso es evidente, pero excusarnos en eso para justificar un 4-0 que pudo ser mayor y donde el barsa no pudo ni generar un sola ocasión clara de gol pues me parece poco. Hoy seguramente veremos a un messi mejor, eso mas el factor campo pueden emparejar un poco la eliminatoria. Por otra parte las bajas de busquets y alba son malas para la causa.
    Una cosa que me sorprendió en la ida, los primeros 5 minutos, barcelona mostró actitud y ganas de comerse a su rival, mientras los alemanes salián nerviosos como sabiendo que se estaban enfrentando al mejor, se notó en ese primer balón absurdo que perdieron, se notó en los primeros minutos de relativo dominio donde yo y alguno mas seguramente pensamos "con esa actitud de uno y otro lado esto se lo lleva el barsa", craso error. En la eliminatoria dortmund – madrid por momentos pasaba lo mismo, el dortmund cuando veía el escudo que había en frente y los nombres que lo portaban, cuando vió que tenía una eliminatoria ganada y que se le vendría un huracán encima para tratar de romperlos, entonces se pusieron nerviosos y dieron momentos de absoluto dominio al conjunto blanco. La cosa es que bayern no es dortmund, no futbolisticamente, el bayern es un equipo de otra categoría, tan aterrador en su superioridad que incluso los momentos donde dudó ante todo un barsa envalentonado no bastaron para encontrarle fisuras. La superioridad entre uno y otro equipo fue tal que en algún momento entre el minuto 10 y 15 los bavaros notaron que los rugidos del barcelona sonaban como maullidos, y seguramente pensaron "ese león feroz que nos vendieron resultó ser un tierno gatito" una vez cambió el chip nada que hacer, el gigante aleman cogió al pequeño revoltoso de la camisa, lo levantó en el aire y le pegó un sacudón tremendo, la diferencia fue acojonante.

    Pues ese gigante es al que se enfrentarán de nuevo, el mejor equipo que los blaugranás hallan tenido en frente, me temo que los pequeños detalles que se retoquen difícilmente bastarán para que la historia hoy sea muy distinta. Si barcelona pueda hacer su mejor juego y conseguir al menos no perder habrá salvado su dignidad y podrá irse con la cabeza en alto.

    Respond
  • @chopi_8 1 mayo, 2013

    Muy ameno y dando en todas las teclas, @Some, qué grande eres.

    No sé si por el santo que alumbra mi nombre, por el propio Messi…pero a medida que pasan las horas el ejercicio de fe es mayor en un escéptico como yo en materia religiosa. Y aunque el Barça sea lo más cercano a mí que una religión pues, claro, no encuentro demasiados fundamentos racionales para agarrarme a una remontada visto cómo está jugando el equipo en el último tramo de temporada. El resultado de la ida condiciona demasiado pero al menos ya parece que Messi ha vuelto y esto ya sabemos cómo funciona. Es capaz de todo.

    El fútbol vemos que es un estado de ánimo y que 90' pueden dar para mucho. Más en la Champions, que este año parece haber alcanzado un grado de dramatismo brutal, capaz de inclinar la balanza hacia un lado u otro con apenas 5-10 minutos de diferencia. Todo se puede venir abajo, tambalearse por cuestión de un gol, dos…

    El plan ideal sería enchufar las dos primeras en pocos minutos. Por pedir…

    Pero vaya, dejando de lado la (poco) probable remontada deseo que el equipo compita y juegue lo mejor posible. Capaz es. Tengo dudas en el XI pero sí intuyo que se intentará cerrar en la práctica con defensa de 3. No sé si el Bayern saldrá con el 'trivote' para protegerse más pero sí tengo claro que hay que buscarles las cosquillas.

    El factor Camp Nou es importantísimo. Sangramos como el dragón de la leyenda de Sant Jordi en Munich el pasado martes. 8 días después toca levantarse y hacer honor al 1 de Mayo: trabajar sobre el campo y persistir como diría el maestro.

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 mayo, 2013

    @Some

    "Que estos extremos siempre admitirán algunos matices, pero el Bayern no sabe lo que es que Messi te cree dos goles de la nada, y es factible que lo haga si llega más o menos bien"

    Cojo tu opinión Marc, pero me vale para resumen global. A mí me parece que este Bayern no será valorado hasta que no levante la orejona. Creo que no hay más vuelta de hoja. Y ojo, que el Dortmund será si se confirma su pase un rival durísimo para ellos. Nada de final asequible.

    @Anónimo

    Es indiscutible que no estaba bien, pero el Bayern lo defendió con pasión, con intensidad y ganas. Hay mérito en el Bayern y a veces no veo que se les reconozca.

    @sergio

    "para mí el problema principal que tiene el Barcelona es que ahora mismo tiene solo eso"

    Amén ^^

    Las últimas cinco palabras del artículo de Marc son tan precisas que hasta tiemblas.

    Respond
  • sergio 1 mayo, 2013

    @David

    Son muy ciertas pero con matices, evidentemente es una obviedad que Messi va a aparecer pero cambiando el punto de vista y mirándolo desde la perspectiva del Bayern, se puede decir algo así como "Habrá remontada si el Bayern quiere", ya que, como he dicho antes, tiene infinidad de recursos para hacer daño esta noche al Bayern, y en cuanto metan un gol se ha acabado la remontada.

    Respond
  • letissier 1 mayo, 2013

    No le pido remontadas al Barça hoy, ni siquiera que se quede cerca como el Real ayer, ni tan siquiera que gane. Sólo que salga a competir, a competir y a jugar como lo ha hecho cientos de veces con estos mismos jugadores. Dar la cara y caer de pie y con la cabeza alta. Este equipo se merece despedir para siempre de la Champions con una buena noche.

    Respond
  • bortibort 1 mayo, 2013

    ¿Quién cojones se motiva con una peli de Nolan? Estáis loquísimos.

    Respond
  • Guardavallas 1 mayo, 2013

    Yo lo unico que quiero, y deseo de verdad, que pase es que, gane (ojalá) o pierda (lo más seguro) el Barça, se siga un plan de renovación, en cuanto a jugadores pero, sobretodo, en cuanto a manera de jugar. Vaya, que si se gana no se crean que todo está bien y no toquen nada, y si se pierde no se vuelvan locos y empiecen a querer cambiarlo todo porque ya no funciona…
    Sólo eso…

    Respond
  • @alvarofrances9 1 mayo, 2013

    En fútbol: nunca digas nunca. Y menos si está Messi en el campo.

    Respond
  • Pablo 1 mayo, 2013

    Empecé a leer el artículo buscando nuevas ideas y a medida que leía me iba desencantando. No por la calidad "literaria", obviamente, si no por mis expectativas.

    Pero de verdad, el escalofrío leyendo el último párrafo lo compensa todo. Mágico.

    Respond
  • alfredomdc 1 mayo, 2013

    Obviando la ausencia de Messi, la diferencia entre FCB y BM es… sideral, simplemente. A eso le unimos que el Barça jamás se entregó a la locura colectiva que invadió al Real Madrid ayer (y tampoco contaba con ello), pues el resultado ha sido el que ha sido.

    El peor semifinalista de los cuatro de largo. Eso sí, se nos anticipa una final absolutamente espectacular.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.