El gato con alas


Por Javier Alberdi y David Mata

Tradicionalmente -desde el Siglo XVIII- el puesto preeminente como atleta (héroe) español correspondía a la figura del torero, cuya mítica praxis descendía de la Edad de Bronce y tuvo entre sus más distinguidos aficionados a Carlomagno, Alfonso X o a Carlos I de Inglaterra. A principios del Siglo XX el arte alcanzó su mayor momento de gloria con el duelo entre Juan Belmonte y José Gómez “Gallito” siendo esta tauromáquica supremacía en el fervor popular solo discutida por un deportista: Don Ricardo Zamora.

El Divino no solo fue el primer gran mito futbolístico nacional, si no que prácticamente hasta la llegada de Yashin fue indiscutible como mejor portero de la historia, algo que en un país habitualmente acomplejado en sus relaciones exteriores aupó a don Ricardo a una posición indiscutible en el imaginario español aunque curiosamente muy rica en destacados herederos. El más importante tras la contienda civil española sin duda fue Don Antoni Ramallets cuya trayectoria de hecho tiene varios paralelismos con la de “El Divino”.

Nacidos ambos en Barcelona e indiscutibles con la nacional fueron protagonistas en los dos mejores momentos del combinado español en la primera mitad del siglo XX. El primero la Olimpiada de Amberes, jalonada con una medalla de plata, y el segundo el Mundial del 50 que aun constituye la mejor posición del equipo (4º puesto) en toda su historia y que de hecho pudo llegar a ser aun mejor si se hubiese deshecho el empate contra la -a la postre- campeona Uruguay.

Y del mismo modo que la reputación de Zamora se extendió por todo el mundo en 1923 tras superar España (4-3) a Inglaterra en lo que constituía la primera derrota de los ingleses contra una selección no británica también Don Antoni se apuntó el tanto de vencer al equipo que es una de nuestras tradicionales bestias negras, gracias al gol de Zarra, sí, pero no hay que olvidar su vital contribución. En palabras de Antonio Valencia, enviado de Marca a aquel evento: “Hoy en el primer tiempo ha estado colosal y me ha hecho pensar que había resucitado Zamora, a los treinta años justos de la gesta de Amberes”.

Sin duda dos mitos cortados por el mismo patrón hasta el punto de ser confundibles. Y si no lo creen escuchen la divertida anécdota que al hilo del tema cuenta el propio Ramallets en nuestra conversación y en relación a un divertido equívoco que le tuvo a él, al Divino y a un turco como triples protagonistas. Vale la pena.

Historial de Antoni Ramallets:

-6 Campeonatos de Liga con el F.C Barcelona (1948, 1948, 1952, 1953, 1959, 1960).

-5 Copas de España con el F.C Barcelona (1951, 1952, 1953, 1957, 1959).

-2 Copas de Ferias con el F.C Barcelona (1958, 1960).

-2 Copas Latinas con el F.C Barcelona (1949, 1952).

-3 Copas Eva Duarte con el F.C Barcelona (1948, 1952, 1953).

-Cuarto clasificado con España en el Mundial de Brasil del año 1950.

-Dos fases previas de los Mundiales 1954 y 1958.

-Dos veces Trofeo Zamora, en sus dos primeras ediciones, 1958-59 y 1959-60. Si bien, antes de la instauración de dicho premio, ya había sido el portero menos goleado del campeonato español en tres temporadas: 1951-52, 1955-56 y 1956-57.

Clubs de los que formó parte:

-C.D Europa, en la temporada 1941

-CD. San Fernando en la temporada 1942

-R.C.D Mallorca, de la temporada 1944 a la 1946

-Real Valladolid, en 1946, cedido por el F.C Barcelona

-F.C Barcelona, de 1947 a 1961, habiendo disputado 551 partidos (entre oficiales y amistosos)

-Internacional con la selección española absoluta de 1950 a 1961 en 35 ocasiones.


1 comentario

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.