Un motivo para poder sufrir | Ecos del Balón

Un motivo para poder sufrir


Diego Pablo Simeone se inventó un nuevo eslogan para la última campaña publicitaria de su Atlético de Madrid en su visita al Emirates Stadium. Después de que a los pocos minutos del comienzo de la semifinal de la Europa League ante el Arsenal Sime Vrsaljko fuera expulsado, sus diez jugadores se miraron para vencer en un abismo reconocido por algunos de ellos, los que menos dudaron de lo aprendido en todos estos años. Fruto de las circunstancias y aprovechando la coyuntura para competir, el técnico argentino habló por sus semejantes para poner en palabras lo que significa, todavía y siempre, su proyecto: “Este equipo está entrenado para sufrir”. Y así se lo hemos contado, le faltó decir.

La segunda amarilla del lateral croata, como no podía ser de otra manera, marcó todo el contexto emocional y futbolístico de este primer duelo entre rojiblancos y gunners. Hasta ese momento, dentro de los compases en los que tratan de asentarse los roles, los de Simeone comenzaban a dibujar un 4-4-2 en el que Thomas y Saúl parecían moverse más veces de las que se quedaban quietos. Y el plan del Arsenal era meridiano. Con Xhaka y Wilshere abajo, atrayendo la atención de los pivotes madrileños, Welbeck, Ramsey y Özil distraían desde diferentes zonas a la espalda de la medular colchonera.

La expulsión de Vrsaljko cambió el contexto táctico y emocional del cruce

Dando todo el espacio a los laterales, Monreal y Bellerin, los de Wenger mostraban su inequívoca naturaleza ofensiva, muy ofensiva, para embotellar y combinar muy juntos y muy arriba, con el centro al área o la pared como recursos más utilizados. El caso es que el Atlético se quedó en inferioridad numérica y se acabaron los espacios a espaldas de ninguna línea; todos fueron apareciendo por delante de los medios colchoneros y en los costados. El Arsenal acumularía un altísimo porcentaje de posesión de balón, una casi garantizada segunda jugada tras cada acometida y mucho tiempo para abrir la lata.

Además, el Atlético se activó para que no surgieran dudas de que se prepararía para resistir. A nivel posicional, sus dos mejores jugadores con balón, los que mejor conectan y juntan a los suyos para transitar, Antoine Griezmann y Thomas Partey, quedaron relegados a zonas exteriores. El ghanés se situó en el lateral derecho y el francés en el costado opuesto de las barricadas rojiblancas. El Arsenal, por su parte, debía manejar un nuevo escenario en el que la superioridad numérica se tradujera en el marcador, una relación que lo convertía en favorito. El Arsenal, sí o sí, estaba obligado a sacar clara ventaja en su ataque posicional.

El Arsenal asedió al Atlético pero fue perdiendo creencia

Y ahí comenzaron a sacarse lecturas. La primera es que el Atlético fue quien supo extraer todo el zumo a semejante adversidad. De donde quizás no había, en la cercanía con lo extremo, se fue apoyando en un sentimiento que ha recorrido su crecimiento como equipo y su espíritu como proyecto, aquel por el que en cada cruce de eliminatoria europea, ante un equipo superior, necesitaba sentirse inferior para bregar en cada lance. No es de extrañar que Diego Godín completara un partido en los que disfruta más que nadie, el partido en el que menos dudas tuvo de sí mismo en toda la temporada. Había recuperado el cómo.

Y es que sin haberlo buscado, el Atlético de Madrid construyó de nuevo un relato donde se siente cómodo. Para colmo, y sabiendo que 80 minutos de reduccionismo total no le bastarían, agarró la escena, la sacudió, y se permitió un tramo de presión y derroche en campo contrario. Todos los futbolistas se fueron al ataque, ninguno dudó y vivieron hasta el final de la primera parte en una igualdad en el terreno, sumando más pases, recuperando más arriba la pelota y disputando el juego más alejado de su principal sustento, un Jan Oblak que volvió a estar para todo.

Diego Godín realizó, en el límite, el mejor partido de la temporada

Fue así como el Atlético se garantizó no caer en el Emirates, pues pudo plasmar en el césped que de su lado tiene a Oblak, Griezmann, un sentimiento renacido y una mentalidad competitiva intacta cuando toca llegar al límite, cuatro argumentos donde, sin matices, es superior al Arsenal inglés.

 
 

Foto: Mike Hewitt


25 comentarios

  • Carlos 27 abril, 2018

    En mi opinión el Arsenal por varios tramos llegó hacerlo realmente bien. Solo que les faltó anotar y aveces le faltó algo de veneno arriba.

    Ahora, sé que soy pesado y aburrido con lo de la calidad de los futbolistas, pero es que ayer el Atletico en gran parte no pierde porque Oblak y Griezmann juegan en su equipo. Antoine tiene la calidad para no fallar, nadie en el Arsenal tiene eso, y Oblak para salvar.

    Sobre este ultimo, supongo que yo tendría que haber sido colchonero para comprender porque hinchas del Atleti dicen preferir a Courtois. Comprendo lo de la seguridad aerea y tal, pero es que a día de hoy en la elite, portero que no le haga milagros a su equipo, no se si decir restar, pero definitivamemte que será menos determinante..

    Porque se dice mucho que esa buena colocación se lo hace más facil y evita que tenga que hacer esas paradas, cosa que discrepo. Tarde o temprano no va ser suficiente la academia y se va a necesitar "magia".

    Esa " magia" que tuvo Iker , y que hoy tienen Ter Stegen, De Gea y Jan Oblak.

    Respond
  • Albert Blaya Sensat 27 abril, 2018

    @Nacho Vidal

    Hombre, jugar toda una ida de semifinales europeas con 10 durante 80 minutos y sacar un resultado positivo no es nada más que el espíritu y la convicción de quienes han tocado ya el cielo otras veces. Una oda a la competititvidad. Fútbol , sin más.

    Respond
  • Santiago Estrade 27 abril, 2018

    Intentemos hablar con argumentos, por favor.

    El Madrid, cuando gana, también es porque tiene a Cristiano, Modric, Marcelo, Asensio, Isco, Bale… y le metió 3 la Juve sin Dybala.

    El Barcelona cuando gana, es porque tiene a Messi, Suárez, Coutinho, Busquets, Iniesta… y le metió 3 la Roma.

    El City cuando gana, es porque tiene a De Bruyne, Silva, Sterling, Gundogang, Agüero… y le metió 3 el Liverpool.

    Y así con todos.

    Estoy de acuerdo en que el Arsenal tuvo mejores, más y más claras ocasiones y dominó en general el encuentro. Pero hay que tener en cuenta que jugar con uno menos es tener siempre inferioridad numérica. Es algo que lastra sobremanera. Hablemos de qué ocurrió, cómo se enfocaron las fases del juego, qué estrategias se llevaron a cabo para neutralizar al rival.

    No centremos esto en una guerra entre equipos o contra entrenadores. Para eso ya hay otros foros.

    Respond
  • Juan 27 abril, 2018

    El ataque posicional del Arsenal me pareció demasiado pobre y falto de recursos como para aprovechar la ventaja de la inferioridad numérica del Atleti. El único plan era cargar el punto de penalti con centros laterales pisando línea de fondo previamente para después encontrar en el área a Lacazette. El francés es muy buen rematador de cabeza, es un caso parecido al de Kevin Keegan en cuanto a estatura y potencia en el salto, pero fiarlo todo al centro lateral cuando los de Simeone protegen el área con Oblak y Godin me parece muy rudimentario e ineficaz. El ex del Villarreal cuajó un partidazo anoche que recordaba al mejor Piqué. El central culé suele mostrar su mejor versión cuando su equipo sufre y él tiene que defender el área para que no se caiga el sistema defensivo. Fue más o menos parecido.
    Lo de Thomas de lateral derecho invita al optimismo, qué bien anticipó delante de Welbeck y qué bien presionó cuando el Atlético se estiró en los minutos finales de la primera parte. Respecto a Oblak, su partido fue increíble. El paradón a Ramsey es mágico.

    Respond
  • Calas 27 abril, 2018

    @Albert Blaya Yo, de todas formas, intentaría no entrar al trapo del troll de turno. Imagino que se eliminarán sus comentarios y a seguir, pues ni contienen fútbol ni nada relacionado con él, es sólo el grito de un ultra.

    Yendo a lo bonito, el fútbol y la épica que disfrutamos ayer.

    Es evidente que resulta crucial tener a Oblak, Godín (qué partido del uruguayo) y Griezmann ayer, que las individualidades son fundamentales en el fútbol. Dicho esto, ayer escribí sobre el tema en el hilo pre partido y me salía decir:
    Al final, el Arsenal ha sido el Arsenal… y el Atleti de Simeone ha sido el Atleti de Simeone.

    El partido de ayer no se entiende sin ninguno de esos dos facotres, el equipo que se crece en la adversidad, y que en ese tramo del minuto 25 a poco después del descanso, cuando deshincha al Arsenal con balón y subiendo líneas y tirando de oficio, demostró ese "no se qué" que tiene un club del TOP 4/5 y de lo que carecen el resto. Es un tema de chip mental, no sólo futbolístico, y esa es la razón de que a ciertos equipos les cueste darlo, lleva tiempo, depende del material humano que tienes, de momentos grande ssuperados… por eso me cuesta creerme al PSG y al City, por ejemplo, y por eso mismo el Bayern, pese a las múltiples bajas y el resultado adverso, nunca perdió la cara al partido. Es algo importante, y algo que vemos constar en acta todos los días que hay un aprtido importante.

    Y decía también que, dentro de la debacle que supone una expulsión (y ésa, que puede desquiciar a quien la vive y repercutir aún más en el encuentro)… al Atleti le hizo un favor en lo emocional. Igualó muchas cosas que no lo estaban, como la motivación (entiéndase por ilusión, que estaba de lado unívocamente gunner antes) y la sensación de responsabilidad de ganar, que era solamente colchonera previamente. Luego vino la memoria competitiva, llámese X, y el talento de Antoine, claro. EL partido pudo acabar 1-0 perfectamente, pero dejó claro qué equipo es grande, no solamente bueno. Al final, el Atleti ha sufrido y sobrevivido a situaciones similarmente adversas en el Camp Nou, al infierno de Munich durante 45 minutos… y el Arsenal viene siendo anticompetitivo durante mucho tiempo, aunque luego gane de vez en cuando una copa a nivel local. Y todo eso se notó, se vio en la… ¿resignación? con la que los londinenses aceptaron que no iban a ganar un partido donde habían tenido, durante 83 minutos (!), superioridad numérica. Al final, Kosciellny es lo que mejor representa a este Arsenal; un tipo con muchísima experiencia, en un partido controlado, que se saca de la manga la enésima pifia inadmisible en un día señalado. Simpatizo con el Arsenal, me cae bien, y aunque ayer me beneficiara, reconozco que es una pena ver un equipo que ha recogido el testigo de la calamidad que antes tuvo el Atlético.

    Veremos la vuelta. Hasta aquí, chapó por la barbaridad de Godín ayer, demostrando que le queda fútbol de sobra para días grandes, aunque en la regularidad liguera esté mostrando el inicio de un bajón debido a la edad. Y, claro, Oblak y Antoine.

    Respond
  • Fernando 27 abril, 2018

    El Atlético hizo lo que sabe hacer – sacar el máximo partido a circumstancias que no le favorecen. Con la libertad y agresividad de los del Arsenal, tengo la sensación de que el resultado habría sido mucho menos positivo para los atléticos si hubieran jugado con 11. La expulsión activó ese gen guerrero que, tras las resacas de las dos finales de Champions, parecían haber perdido los colchoneros. Cuando se sucedieron temporadas con gran éxito, vinieron las expectativas, el ganar sin despeinarse..

    Buenas noticias para el Atlético, aunque tengo que reconocer que a mí el Arsenal me gustó también

    Respond
  • Faetón 27 abril, 2018

    "…supongo que yo tendría que haber sido colchonero para comprender porque hinchas del Atleti dicen preferir a Courtois. Comprendo lo de la seguridad aerea y tal, pero es que a día de hoy en la elite, portero que no le haga milagros a su equipo, no se si decir restar, pero definitivamemte que será menos determinante.. "
    Desde el máximo respeto a todas las opiniones, no me parece tan tan difícil de entender para el espectador neutral.
    No sé ahora en el Chelsea, pero Courtuois hizo unos cuantos milagros estando en el Atleti, el equipo campeonó en varias ocasiones, y el jugador peleó por prolongar su cesion en Madrid, con riesgo de enemistarse con su futuro entrenador Mourinho. Dejó un gratisimo recuerdo entre la hinchada, de modo que en el hipotético caso de que Oblak dejara el equipo, somos muchos los que opinamos que sería buena solución un canje por Courtuois + cash.
    Las preferencias no se basan unicamente en aspectos exclusivamente deportivos, pero esto pasa en el Atleti y en cualquier otro equipo. En la acera de enfrente, sin ir más lejos, recuerdo el debate Higuain vs. Benzemá

    Respond
  • iLoveCholo 27 abril, 2018

    @AArroyer

    Felicidades por el texto, pq el fútbol a veces no es sólo táctica sino que hay algo emocional que lo mueve todo. Y este Atlético se mueve como nadie en lo emocional. Parece que no hay nada que sea capaz de mandarlo a la lona en 90 minutos.

    Siento que haya gente a la que no le guste este planteamiento pq realmente si lo haces bien cualquier estilo puede ser precioso.

    En el fútbol si juegas bien, que no es lo mismo que bonito, es más fácil ganar. Y el Atlético del Cholo suele jugar muchas veces bien o muy bien en eliminatorias.

    Respond
  • Calas 27 abril, 2018

    @Carlos
    Respecto a lo de Courtois por delante de Oblak, ya te contestará Permafr0st, el principal ideólogo de esa cuestión por aquí xD. Es ligera, pero nítidamente superior Oblak, creo yo, más que nada porque me parece que está un escalón por encima del resto, de ese top 3 (ó 4) que todos manejamos y en el que se mueve el belga. Lo que ganas con el esloveno compensa sobradamente la pérdida aérea innegable, especialmente ante un Atleti cada vez menos tendente a la defensa atrincherada en su día a día (aunque resulte cómico comentarlo hoy, tras lo de ayer xD). Dicho esto, también influye un tema de sensaciones. La mejor defensa replegada, aquí y fuera (y, probablemente, en décadas) fue con Courtois, y eso marca a muchos, porque además él era crucial descolgando balones, haciendo los asedios, cuando se daban, más llevaderos. Pero yo no los cambiaría nunca, coincido, aunque si se fuera el esloveno traería a Courtois en el acto.

    @Juan
    Sí, Godín volvió a ser imperial en Europa, donde "importa". Y la parada de Jan, por momento y dificultad… me parece una barbaridad. Nada que ver con la del inicio, que le iba más al cuerpo. Esa sensación de ver un remate que sabes que es gol y, de repente, sorprenderse con la mano del genio esloveno es impagable.

    Respond
  • Faetón 27 abril, 2018

    @Calas
    "…dentro de la debacle que supone una expulsión (y ésa, que puede desquiciar a quien la vive y repercutir aún más en el encuentro)… al Atleti le hizo un favor en lo emocional. Igualó muchas cosas que no lo estaban, como la motivación (entiéndase por ilusión, que estaba de lado unívocamente gunner antes) y la sensación de responsabilidad de ganar, que era solamente colchonera previamente. Luego vino la memoria competitiva, llámese X, y el talento de Antoine, claro…"

    Me ha encantado lo del "llámese X". Es que es tal cual, y menudas discusiones se montan sobre esa dichosa X, porque donde unos ven memoria competitiva, escudo, grandeza, resiliencia, fortaleza mental, determinación, mayor efectividad, calidad diferencial… otros ven suerte, antifútbol, conspiraciones arbitrales, etc. etc.
    SI pasáramos todos a denominarlo "El factor X" nos ahorraríamos mucho ruido

    Respond
  • MCalda 27 abril, 2018

    Yo solo quiero lanzar una pregunta a quienes sigan con asiduidad al Arsenal.

    Que tal Wilshere?
    Ayer le vi bien, y por lo que he visto viene jugando bastante esta temporada, en visperas a un Mundial, en visperas a un nuevo Arsenal….

    Respond
  • Santiago Estrade 27 abril, 2018

    El tema está en que si basamos el juego en una simple comparación de calidad, plantea varios problemas.

    Cuando el equipo con mejor calidad pierde, ¿cómo lo justificas? ¿Son peores que hace una semana? Les bajas el sueldo… los mandas al banquillo… bajan su valor de mercado… ?

    Si la única ley del fútbol falla, entonces tenemos que recurrir a la suerte o al árbitro.

    Pero, ¿por qué distintos entrenadores cogen la misma plantilla y logran diferentes resultados? ¿Por qué el mismo entrenador con la misma plantilla cambia el planteamiento y obtiene diferentes resultados?

    Por otra parte, entiendo que haya gente que piense que la parte defensiva del fútbol no tiene valor. Es su opinión. Pero la idea es la siguiente:

    El que defiende tiene que lograr que no le marquen; el que ataca, marcar. Si defiendo mejor de lo que ataca mi rival, he jugado mejor que él "la mitad del juego". Luego habrá que ver si ataco mejor de lo que él defiende.

    No hay por qué quitarle mérito a un planteamiento defensivo, cuando además se ve de manera cristalina en los vecinos top. Venimos alabando el papel de Zidane y de Valverde por saber adaptar a su equipo a fases de repliegue con dominio rival; a jugar sufriendo.

    Porque en Europa siempre va a haber algún equipo que te puede meter 2 o 3 goles en 45 minutos. Entonces, hay que saber llevar esos tramos del encuentro. No sirve atacar muy bien casi todo el tiempo, si en 20 minutos que tiene el balón el rival te tira 4 contras y te remonta. O si te coge y te avasalla a la desesperada y te encierra en tu área a base de centros.

    Y precisamente el rendimiento de Madrid en las temporadas pasadas y del Barcelona ésta, lo avala.

    Respond
  • Santiago Estrade 27 abril, 2018

    @Hector

    Sin entrar a discutir temas arbitrales (la segunda amarilla a Savic en campo propio sin peligro nada más empezar, siendo la segunda falta solo, de cara y que llega tarde ante la pisada del francés, con lo que eso supone…), por supuesto la reacción de Simeone no es de la de un profesional. Porque deja coja la dirección de campo, ahora se verá cuántos partidos más. En eso estamos de acuerdo. Su exceso de pasión a veces es imprudente.

    Sin embargo, yo no vi esa violencia extrema en el campo a la que haces referencia.

    Respond
  • Carlos 27 abril, 2018

    @Santiago Estrade

    "El tema está en que si basamos el juego en una simple comparación de calidad, plantea varios problemas.

    Cuando el equipo con mejor calidad pierde, ¿cómo lo justificas? ¿Son peores que hace una semana? Les bajas el sueldo… los mandas al banquillo… bajan su valor de mercado… ?

    Si la única ley del fútbol falla, entonces tenemos que recurrir a la suerte o al árbitro"

    Percibo te refieres ai comentario que hice, porque soy de los que basa mucho su analisis de los partidos en el nivel de calidad individual de cada equipo.

    Yo en ningun momento desprestigio a Simeone, Santiago, lo unico que comento es que lo logico en el futbol, y en efecto lo que pasa casi siempre, es que el equipo con los mejores jugadores gana el 95% de las veces. Muchas veces incluso con el rival jugando mejor, o incluso ese equipo x jugando muy mal.

    El entrenador puede ser brillante, y marcar diferencias en la pizarra, pero la mayor diferencia la marcan los futbolistas. Por ejmplo, yo considero a Simeone un entrenador superior a Zidane, siendo este ultimo un gran entrenador. Digamos que Simeone al igual que Klopp o Pep están en nivel de maestros tacticos. Pero es que Zidane por ejemplo necesita menos brillantismo de su parte para que su equipo gane.

    Respond
  • Calas 27 abril, 2018

    @Santiago Estrade "No hay por qué quitarle mérito a un planteamiento defensivo,"

    Evidentemente. Es que, además, es en cuestiones defensivas donde más se puede ver la mano de un entrenador (Guardiola dixit). Esa actitud retrógrada de que a esto sólo se juega de una manera hace un daño enorme al deporte, pues muchas veces, además, las proposiciones netamente ofensivas que más destacan están ligadas con talonarios inalcanzables para el 90% de los clubes. No siempre, ahí está el Nápoles, pero muchas veces. Dicho esto, es que ayer eso no se pudo ver. Simeone sale con cero futbolistas puramente defensivos más allá de la línea de atrás: ni juega Gabi, ni opta por la versión más rocosa posible, pues saca a Thomas y Correa (fuera de casa, además). Era un once ofensivo, el más ofensivo posible, de hecho. Y ocurre algo que yo no he visto en bastantes años en un partido grande europeo, que es la inexplicable acción arbitral (aún más visto que no mantuvo ese criterio, y de ahí la expulsión de Simeone), y evidentemente te mete automáticamente en modo supervivencia. Cualquier otra cosa es no reflejar lo ayer visto, es ignorar lo ocurrido.
    Atlético de Madrid de Simeone o Bayern de Munich o Real MAdrid: ayer la cosa iba de sobrevivir, de afrontar +80 minutos con uno menos. y se hizo, y dando una lección de personalidad (sin atrincherarse siempre, por ejemplo) que yo, por ejemplo, no estaba sdeguro de que pudieran dar.

    Vamos, que defender es tan lícito como atacar, pero es que además ayer no cabía ni el dilema. EL once era ofensivo, y tras la expulsión mantuvo a Griezmann, Gameiro y Correa, tres delanteros, en el once… durante 55 minutos.

    Respond
  • Santiago Estrade 27 abril, 2018

    @Carlos

    Perdona, ahora entiendo tu comentario. Lo había pillado al revés. Entonces, estoy totalmente de acuerdo contigo.

    De todas formas, no entiendo el poco crédito que tiene Lacazette desde que llegó a Londres. Para mí, eso uno de esos delanteros garantía de gol. Entre la anterior y esta temporada ha sido una etapa convulsa en la que ha llegado el francés. Entre cambios de dibujo, fichajes, irreularidad en el colectivo, crítica mediática a Wenger, lesión… Y aún así, tampoco está teniendo unos números tan tan malos y ha sabido adaptarse al juego combinativo gunner sin problemas en su misma primera temporada de adaptación no sólo al equipo, sino a la liga.

    Respond
  • AArroyer 27 abril, 2018

    @Juan

    Yo creo que el ataque posicional del Arsenal vino condicionado por lo que sucedió tras la expulsión. Es el gran debe del Arsenal, de hecho, el manejo de las emociones, de las noticias, de lo imprevisto. Yo de todas maneras sí que vi un ataque productivo y con claridad.

    @MCalda

    Bien, a mí Wilshere me gustó pero creo que es muy difícil establecer debates y posible crecimiento en él, yo creo que no puede generar expectativas para la máxima élite. Ojalá esté equivocado.

    ——–

    Hemos borrado varios comentarios de diversos usuarios. Son fechas donde hay equipos españoles inmersos y con mucho en juego pero ya sabéis qué tono buscamos, qué ambiente deseamos todos y qué talante es el que debe imperar 😉

    Respond
  • AArroyer 27 abril, 2018

    @Santiago Estrade

    A mí me parece (Lacazette) un delantero finísimo en la definición pero hay que entender qué pedirle y qué se le pide a su equipo, porque a mí se me queda corto para según que cosas.

    Respond
  • Faetón 27 abril, 2018

    @Calas
    Yo es que creo que todos esos factores alimentan un magma en la cabeza de los jugadores, y se percibe por el otro equipo. Ese "esto lo vamos a sacar adelante" o "nos van a dar la vuelta a esto" que explica en muchas ocasiones -para mí, insisto, opinion totalmente subjetiva- la frontera entre un buen y un mal resultado. Un magma que depende también de la competición y El contrario con El que juegues. Táctica aparte, no es solo tener más calidad que el contrario, es creértelo y hacerselo creer. Por eso entiendo que en Ecos el debate se centra en el análisis tactico, la calidad de los jugadores, y la complementareidad entre éstos, porque el factor X se escapa a la racionalidad.
    Más calificativos que podrian entroncarse con el factor X: la "personalidad", el "carácter", la "fe", el "gen guerrero", la "agresividad", el "instinto asesino".

    Respond
  • soprano_23 27 abril, 2018

    Jack Wislhere, qué buenísimo pudo haber sido… Pero todo lo que podría haberle ido mal para frenarle el crecimiento, le fue: lesiones continuas, equipo sin identidad/sustento táctico ni ambición acorde para desarrollar un potencial como el suyo, personalidad, digamos, no aconsejable para salir de esas situaciones, etc.

    Pero lo suyo… su inicio de carrera, desde que debutase y diese aquella exhibición en pretemporada contra el propio Atlético con 17 años jugando de MEDIAPUNTA, hasta, dos/tres años después, con 19 años, donde se confirmase, en mi opinión, como LA joven promesa del futuro junto a Ney (siendo del 92 y compartiendo generación con los Hazard, Isco, Gotze, Varanne, Courtois, etc que tan duramente la empezaban a romper por ese entonces) en aquella exhibición contra el FCB de Pep del modo en que, en ese entonces, más difícil era exhibirse, y haciéndolo desde la posición de mediocentro. Uno de los partidos más bestias que yo he visto en la UCL de alguien de esa edad en un contexto tan difícil. Por refrescar:
    https://www.youtube.com/watch?v=GkotSlQ4mIo

    Y bueno… lamentablemente, su progresión no ha sido ni un 1/4 de lo que esperaba ni ya será jamás lo que pareció que sería. Pero me conformo con que sea capaz de darle continuidad a lo de ayer y que pueda crecer a partir de ahí ahora que vendrá un nuevo entrenador, ya sea porque él cambie o porque el nuevo que venga cree algo que lo potencie y pueda ser potenciado por Jack en virtud de la búsqueda de su crecimiento. Claro que entiendo al 100% las dudas de Arroyo… son muchas las lesiones y la sensación de indisciplina que hacen casi imposible imaginarse que este jugador empiece a ser, aunque sea una parte, de lo que debió haber sido pero… pocas cosas más urgentes le pido al fútbol, desde un punto de vista internacional. Que Wilshere tenga un contexto favorecedor en el que romperla y lo aprovecha, que el Milán vuelva como parece que está haciéndolo el Liverpool y que Boca vuelve a reinar en Sudamérica.

    Os dejo por aquí el muy buen partido de Wilshere de ayer:
    https://www.youtube.com/watch?v=1OC61HXiRUA

    Respond
  • iLoveCholo 27 abril, 2018

    Se puede jugar bien siendo un equipo muy defensivo ya que lo más importante es dominar el partido y para ello no necesitas el balón. Si en tu repliegue llevas a que el equipo rival te ataque por donde tú quieras para ahí robar y poder hacer daño a la contra, eso significa que estás jugando bien.

    Por otro lado puedes dominar el balón y dar 1000 toques por partido que si no creas ocasiones de gol no estas jugando bien, de hecho Guardiola ha dicho siempre que él no entiende el tocar el balón por tocar, sino que tiene que usarse para atacar constantemente la portería del rival.

    Por lo que estos debates que se suelen montar de que unos juegan bien pq atacan y menospreciar a los que defienden tiene poco o ningún sentido. Lo que se debe buscar es ganar y hacerlo de la forma que el equipo potencie al máximo las virtudes del equipo.

    Respond
  • Calas 27 abril, 2018

    @Faetón "Yo es que creo que todos esos factores alimentan un magma en la cabeza de los jugadores, y se percibe por el otro equipo.

    Amén. Ayer Godín se lo estaba pasando bien, se crece, y como él varios que dijeron "yo ya he estado en esto, y ya he ganado así". Y es que cómo no va a ser crucial algo así, si la cabeza es lo más importante en este deporte. Lo dicho, llámenlo X… pero existe, claro que existe.

    Respond
  • JackBonaventura 27 abril, 2018

    Lo del Atleti este año me parece realmente superior.

    Estoy convencido de poder afirmar que sólo tres futbolistas de la primera plantilla han hecho una gran temporada: Oblak, Lucas y, en menor medida, Thomas (que aun así ha tenido lagunas importantes)… los demás o han estado muy grises salvando muebles que no les toca (Saúl) o con demasiados altibajos (Koke, Griezmann, Correa…) o directamente buena parte del tiempo lesionados (Filipe, Costa…)

    Y, sin embargo, el Atleti salvo la debacle concreta en UCL, creo que ha competido como casi ningún equipo en el mundo. Esto me parece realmente increíble: esa capacidad competitiva como núcleo cuando tus piezas individuales están a bajo nivel me parece algo único, salvo en el caso del Madrid en UCL.

    La mayoría de futbolistas del Atleti, incluido Griezmann, no jugaron bien contra el Arsenal y, sin embargo, fueron competitivos a más no poder.

    El Atleti de Simeone ha sido muchas cosas, es otras distintas y será otras diferentes, pero, ante todo, es esencialmente competitivo. Seguramente el equipo más nétamente competitivo que he visto nunca.

    Respond
  • Permafr0st 28 abril, 2018

    Yo si que llego tarde al debate :-)

    De hecho estoy de acuerdo en gran medida con Arroyo y con los demás.
    Solo quiero puntualizar que este ejercicio de supervivencia y heroismo antes lo hacíamos en el Camp Nou, el Olímpico de Munich o ante el RMadrid y el otro día…era Highbury, frente al Arsenal. Nivel Europa League.

    Lo comenté tras caer eliminados de Champions y me parece importante tenerlo claro. Incluso ganando la Europa League (que yo aún no veo que tengamos resuelto ni siquiera lo del Arsenal en la vuelta) la temporada no puede considerarse un éxito.

    Ganar la Europa League es importante pq este club necesita acortar sus ciclos entre triunfos (o ampliar sus ciclos triunfadores, es lo mismo). RMadrid y Barcelona ganan casi todos los años y no están de vacío más de 4 o 5 temporadas. Eso es algo que genera un espíritu y un poso (además de un éxito económico/mediático). El Atleti antes del Cholo ganaba casi una vez cada generación y a veces menos.

    A lo que iba, todo muy heróico, muy meritorio y muy competitivo. Old school. Pero hemos bajado un escalón esta temporada tras bajar otro la temporada pasada. Hay que revertir esa tendencia. Un éxito episódico como ganar la Europa League no debe ocultarlo o estaremos equivocándonos mucho (y contribuyendo a nuestra falta de éxito en el futuro) La idea sigue siendo válida, el modelo sigue compitiendo, pero el equipo necesita un reseteo profundo.

    *A nivel anecdótico, me llamó la atención que Lacazette dominase tanto a Lucas. Se la lió casi siempre. Creo que es la primera vez que veo a un delantero hacérselo pasar tan mal. Más aún cuando yo a Lacazette le tengo estimado entre los delanteros buenos, pero que no son tan buenos. Me pareció curioso.

    Respond
  • @Montoro97 28 abril, 2018

    Otro que se suma tarde al debate ^^.

    Brillante el título y el texto de Arroyo. Totalmente de acuerdo con todo. El Atlético de Madrid de Simeone está diseñado para competir en las eliminatorias desde el sentimiento de ser inferiores a su adversario, y, a partir de ahí, apretar los dientes y luchar con todo. Como bien dice el texto, sufrir. Y qué bien saben hacerlo y lo hicieron ante el Arsenal.

    Por otra parte, Oblak. Qué monstruo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.