Víctor desde el orden

Grigor Dimitrov es un talentoso jugador de tenis que despertó en su adolescencia enormes expectativas por la cantidad de cosas que podía hacer con la raqueta. Hoy, a sus 25 años, su realidad actual está marcada por la simplificación de su tenis. De la mano de su nuevo entrenador, todas las variantes técnicas que maneja han sido acotadas para que ante tantas posibilidades de elección en cada golpe, su competitividad y su inestable mentalidad no se vean mermadas por albergar dudas a la hora de tomar dichas decisiones. La ordenación y canalización de tan enorme talento ha centrado su día a día. En su caso, ganar y ser competitivo ha necesitado una menor libertad, concepto que en el fútbol siempre se ha relacionado con el talento. Sin embargo, no todos saben manejarla cuando se la conceden. Y no todos la necesitan. Víctor Ruiz es un ejemplo.

El actual central del Villarreal se marchó al Nápoles con apenas 21 años, como uno de los centrales más prometedores del fútbol español. Su potencial, advertido en el Espanyol de Pochettino, tenía lo suficiente para pensarse que podría ser un referente de la posición a través de la anticipación, el juego aéreo o la salida de balón. Se le observaba distinción en su fútbol, con posibilidades de hacer realidad lo prometido. Eso no fue así durante su etapa en Valencia, donde fallo tras fallo, con problemas en la arrancada y debilidades en el marcaje, quedó afectado a nivel mental, aspecto en el que siempre despertó dudas. Al llegar al Villarreal, echando raíces en un sistema más arropado, ordenado en un repliegue y con una mayor seguridad, Víctor Ruiz es hoy pura fiabilidad. Cambiando la anticipación por la defensa del centro lateral y reforzada su confianza para no cometer apenas errores, el catalán pasa por el mejor momento de su carrera.

7 comentarios

  • MigQuintana 10 febrero, 2017

    Ya era hora de que Arroyo comience a meter el tenis en sus textos! :)

    Totalmente de acuerdo con la premisa del texto. A mí Víctor Ruiz me lleva pareciendo uno de los centrales de La Liga en los últimos tres años, y poco a poco casi más importante que Musacchio cuando este está. Ese combo Marcelino + Escribá, unido a lo que representa el Villarreal como club, es decir, mucha oportunidad y no tanta presión como en otros lugares, le ha ido perfecto al bueno de Víctor.

    Respond
  • Abel Rojas 10 febrero, 2017

    "poco a poco casi más importante que Musacchio cuando este está"

    Para mí, Víctor está marcando más diferencias.

    Respond
  • Arroyo 10 febrero, 2017

    Está claro que ya con 28 años uno está en una edad perfecta para rendir pero qué importante es el contexto. Lo cierto es que incluso en un sistema como el del Villarreal, Víctor Ruiz seguía dejando dudas a priori. No era especialmente contundente y no era un central que le cogiera gusto a saber sufrir. Desde luego, ahora mismo, es una garantía para su equipo.

    Respond
  • Sergio 10 febrero, 2017

    Cuantos nos tiramos las manos a la cabeza cuando el Villarreal lo fichó, venía de unas temporadas desastrosas en el Valencia, y que tranquilos estamos ahora con él en el centro de la zaga… otro caso más donde el "entorno" facilita el desarrollo de un jugador (Villarreal) o lo descompone (Valencia)

    PD entiéndase por entorno, club, entrenador, sistema de juego, presión, expectativas… todo lo que rodea al jugador

    Respond
  • Es pinxo 10 febrero, 2017

    A mi me parece un pelín lento, o quizás un poco falto de intensidad. Jugar en un equipo champions suele implicar defender con muchos metros por detrás, con mucho espacio. ¿No os parece que ha llegado a su límite?

    Respond
  • Pedro Lampert 10 febrero, 2017

    La primera mitad del artículo podría muy bien ir relacionada con David Luiz y los tres centrales del Chelsea de Conte…

    Respond
  • El_trequartista 10 febrero, 2017

    A mi es un central que me encantaba cuando despuntó en el Espanyol. No le veía techo de rendimiento, pensaba que con tales condiciones iba a llegar a ser central titular con la Selección, pero se fue al Napoli y le perdí algo la pista, cuando fichó por el Valencia me pareció un muy buen fichaje pero partido tras partido él se empeñaba en que mi valoración fuera decayendo hasta considerarlo un central de perfil medio-bajo.

    Cuando fichó por el Villarreal, yo no pensaba que fuera a resurgir. Es cierto que me esperaba un tope más alto, pero aún así, está a un nivel de ser convocado asiduamente con la Selección.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.