Gianluigi Donnarumma: el elegido


Su imponente figura le delata y su rostro lo confirma: Gianluigi Donnarumma es un elegido. Ya cuando militaba en las inferiores del Napoli Castellamare, club en el que se formó junto a su hermano Antonio, los rivales tenían la costumbre de solicitar la típica revisión de fichas en la que se intenta comprobar que el mejor del otro equipo, que suele ser también el más grande, cumple con la edad exigida. La cuestión es que Donnarumma no sólo cumplía con la ley, sino que para colmo tenía un par de años menos.

Esta anécdota que le contaba Ciro Amure a Eleonora Giovio ilustra de manera perfecta el asombro que supone toparte con Gianluigi Donnarumma. Porque no sólo son los 196 centímetros de altura, los 90 kilos de peso y los kilómetros que debe medir su espalda, sino que lo que en realidad impacta son su confiada sonrisa y su ambiciosa mirada. Esa mezcla perfecta que no sólo evidencia lo bueno que se sabe Donnarumma, sino que también logra convencer al resto de que lo es. Quizás por ello, un chico de 16 años, ahora de 17, se hizo con la portería del club de las siete Copas de Europa con la naturalidad con la que sale el sol todos los días. Y es por esto mismo por lo que a partir de ahora y hasta la última parte del análisis que está a punto de comenzar no se va a hacer más alusión a su fecha de nacimiento. Es una cuestión de coherencia. Si él no se comporta como un menor, condicionar el análisis a su edad supondría caer en un paternalismo muy innecesario. Donnarumma es el portero titular del AC Milan, el suplente del eterno Buffon en Italia y una súper estrella en ciernes. Y nada de esto es por tener 17 años.

Donnarumma juega en un equipo que asume ciertos riesgos pero que casi nunca es penalizado.

Como siempre, antes de meter el bisturí en sus condiciones, hay que poner de relieve el contexto en el que desarrolla su juego. Algo además clave en este caso, pues el Milan 2016/2017 de Vincenzo Montella es un equipo que precisamente compite por su orden defensivo. El conjunto rossonero asume ciertos riesgos en salida y a la hora de desplegarse en campo rival, pues a menudo únicamente cierra con los dos centrales (foto del primer minuto de partido ante el Genoa), los cuales además ni son muy rápidos ni demasiado brillantes. Sin embargo, rara vez es penalizado. Su orden con balón le facilita la transición ataque-defensa, convirtiendo al Milan en un equipo bastante corto al que no le cuesta nada protegerse, como se puede comprobar en este intento de contra del Genoa (foto1) que pronto fue sofocada (foto2). Además, cuando defiende en campo propio, como hizo durante varios tramos ante la Juventus, la distancia entre los jugadores es mínima (foto). Es decir, Donnarumma defiende una portería a la que cuesta bastante llegar, un hecho que, evidentemente, condiciona su respuesta como arquero.

El AC Milan de Montella cierra con sólo dos hombres

Pero gracias a su gran orden casi nunca es penalizado

Ante esta constante, Donnarumma espera en la frontal del área (foto). Una posición que parece acertada tanto desde el punto de vista colectivo como desde un sentido individual, ya que no hay que olvidar que él es un portero bastante pesado. Sea como fuere, esto no evita que colabore con su defensa a la hora de acabar con las aviesas intenciones de los contrarios. Porque, pese a su distancia respecto al balón, siempre está conectado con el juego. Y esto le lleva a tener acciones tan destacadas como la de la siguiente instantánea (foto) contra la Juventus o como la de posterior secuencia, en la cual nos vamos a parar, que se produjo ante el Inter de Milan. Tras un disparo lejano que acaba rechazado por la defensa (foto1), Donnarumma decide salir en busca del balón (foto2) hasta conseguir llegar antes que el delantero rival (foto3). Esta jugada, que parece y es ciertamente arriesgada, pues en teoría no tenía demasiada ventaja respecto al punta, se repite con bastante frencuencia en sus partidos.

Donnarumma es muy agresivo ante los delanteros

Donnarumma es un cancerbero en el sentido más estricto, y su domino se prolonga a cada metro del césped en el que pueda hacer valer su condición distintiva: las manos. De ahí que no sólo asuma ciertos riesgos a la hora de salir, sino también de atajar. Porque si hay una primera jugada suya que haya que destacar por impresionante e impactante es ésta: los mano a mano ante balones divididos. En estas situaciones, Donnarumma pone las manos y la cabeza donde el resto pone los pies. Y no de una forma pasiva, sino increíblemente agresiva. Cuando entiende que puede abortar una jugada peligrosa, y normalmente suele acertar, busca el balón como un perro. Como un Dóberman. Y como a nadie le gusta meter la pierna entre el balón y el cuerpo de un gigante de 196 centímetros y 90 kilos, el italiano siempre gana. Es un tema de decisión e interpretación, pero por encima de todo es una cuestión de intimidación. Gianluigi Donnarumma asusta.

Sus condiciones bajo palos son impresionantes. Aunque tiene varios defectos muy obvios.

Pero por más que los de Montella defiendan bien como equipo y Donnarumma contribuya a controlar determinadas situaciones, lo que realiza el arquero italiano bajo palos es lo que termina de dar sentido al hecho de que el Milan haya dejado su portería a cero en cinco de los doce partidos de la Serie A. En este sentido, sus condiciones son inmejorables. No es simplemente alto y grande, es gigantesco. En las tres dimensiones. Y parece insuperable, pues a sus características de partida hay que sumarle una agilidad y una potencia que no deberían acompañarle. Por eso no hay ningún ángulo que se le resista.

Resulta obvio decir que encuentra mejor los disparos altos que los bajos por una simple cuestión de altura, pero para esto Gianluigi tiene una solución muy simple: se agacha, baja su centro de gravedad y mantiene una postura en todo momento activa (foto de abajo), lo cual le facilita la posterior estirada.

Con esta particular posición ante el disparo el portero italiano consigue bajar su centro de gravedad | Partido ante la Juventus

Su colocación, por lo general, es también bastante acertada. Tiene que desplazarse poco, lee bien la mayoría de situaciones y responde con convicción. La única laguna en este sentido son las jugadas laterales. A menudo se fija demasiado en el balón y pierde la referencia de la portería, como se puede comprobar en esta secuencia: el atacante contrario encara portería rival (foto1), éste debe realizar la conducción hacia afuera ante el acoso de Paletta (foto2) y Gigetto, en vez de cerrar puertas, se las abre por perder el centro (foto3). De todas formas, esta jugada es una excepción delicada pero corregible.

Más allá de esto, el comportamiento táctico de Donnarumma es intachable. Y a nivel técnico, se podría decir algo similar. Aunque todavía bloca menos balones de los que podría, abusando en ocasiones de la parada en dos tiempos, tiene un absoluto control de lo que hace con las manos. Es decir, además de parar, sabe rechazar. Sabe orientar los disparos que no puede atrapar, abortando así el peligro de las segundas jugadas. Si éstas, pese a lo comentado, siguen produciéndose en los partidos del Milan es porque a veces le cuesta decidir entre blocar y despejar. En cuanto solucione esto y perfeccione su técnica, siendo todavía más ordenado, Donnarumma tendrá otra cosa más en común con su tocayo.

La mano cambiada en la escuadra, su marca registrada

Llegados a este punto, si sumamos su físico único, su notable colocación y su aseada técnica, nos encontramos con un portero que brilla bajo palos porque, resumiéndolo, para mucho. Y además casi todo lo hace a mano cambiada, lo cual le añade un punto de belleza nada desdeñable. En los disparos lejanos parece imbatible, cuando los contrarios buscan la escuadra siempre aparece su mano, en los remates cercanos mezcla intuición, reacción y magia para meter una parte del cuerpo entre el balón y la portería… En definitiva, es brillante. Desde un punto de vista académico, pero también desde uno menos ortodoxo. Porque al final uno no imagina cómo puede batirle si no es una situación de franca ventaja… Pero sí hay una forma: el muro llamado Gianluigi Donnarumma tiene una grieta a día de hoy. Y no es pequeña. Porque, en realidad, todo lo anteriormente comentado habla mucho más de lo que sucede cuando buscan su lado fuerte, el izquierdo, que cuando hacen lo propio con el débil, el derecho. Esto ocurre en menor o mayor medida con todos los porteros. Al igual que los futbolistas de campo, los guardametas también tienen un perfil preferido. Lo que ocurre es que rara vez está tan claramente marcado como en el caso del italiano.

A Gianluigi le cuesta arrancar hacia la derecha, muchas veces tiene que recurrir al uso de los pies e, incluso, a la hora de marcar el timing de la estirada encuentra dificultades que hacia su lado bueno no existen. Esta circunstancia cuesta resumirla en imágenes, pero basta con recurrir a un par de vídeos (vídeo) para percibir la diferencia y encontrar varios errores (vídeo) relacionados con proteger este palo. Es más, si uno analiza sus paradas de penalti, se encuentra con que la mayoría son hacia su lado izquierdo. El bueno. En el que parece imbatible. Por eso no tiene un objetivo más importante que éste en el horizonte: conseguir que todo lo que pasa a su derecha sea como lo que ya sucede a su izquierda.

Donnarumma hace un gran uso de su altura. Aunque todavía puede dominar aún más.

Entrando ya en otros aspectos, dónde también tiene mucho margen de mejora es en el juego de pies. Como es habitual en los equipos de Montella, el Milan siempre busca salir jugando con el balón raso. Esto casi siempre es posible por tres motivos: la pizarra del técnico, la calidad de Romagnoli y la falta de presión en el Calcio. Esto evidentemente provoca que la exigencia sea menor, que los riesgos sean escasos y que, por tanto, no se vean tantos errores como en otros equipos de otras competiciones. Una vez hemos dibujado el escenario, concretamos en nuestro protagonista: Donnarumma tiene un defecto y una ventaja muy notorias. En su debe hay que apuntar que técnicamente es muy limitado. No se le ve incómodo con el balón y su lenguaje corporal no es negativo, pero no domina el pie y sus pases casi nunca van rasos, sino botando. Pero a favor hay que comentar que, consciente de esto, nunca arriesga de más. Si es presionado (foto1), busca una de las bandas (foto2), trata de enviarla en largo y ahí se acaba el problema (foto3). Normalmente el Milan pierde el balón, lo que resta continuidad a su juego, pero ésta no deja de ser una decisión acertada que busca minimizar riesgos. No es el escenario ideal, pero podía ser mucho peor. En resumen, a fecha 17 de noviembre de 2016, Donnarumma puede ayudar a hacer “de parabrisas” (foto) moviendo el balón de banda a banda siempre que no esté bajo presión. Si lo está, de momento, no está capacitado para ayudar a su equipo. Aunque al menos no falla.

Nunca asume riesgos que no cree poder soportar

Si es presionado, envía el balón en largo a una banda

Pero por arriba la cosa cambia. En este caso, consciente de sus virtudes, Gianluigi Donnarumma es un activo importante en el juego aéreo rossonero tanto en el balón parado (foto) como en situaciones en movimiento. En general se podría decir que todavía no domina, pero que sí controla. Un matiz que puede simbolizarse con el hecho de que el italiano casi nunca atrapa el balón, sino que los despeja de puños casi siempre que puede. Y esto quizás tiene mucho que ver con su disposición ante los centros. Aunque suele estar bien colocado, ganando metros a los contrarios y haciendo valer para ello su envergadura, le cuesta ejecutar el movimiento en sí. Prefiere estar seguro, tomarse su tiempo a la hora de medir y, entonces, imponer su privilegiado físico. Es decir, una rutina que tiene mucho sentido si pensamos en la superioridad tan gigantesca que ha debido tener en su etapa de formación. Pese a jugar contra chicos mayores, Donnarumma siempre destacaba tanto que le bastaba con reaccionar cuando el balón ya estuviese sobrevolando su área. Ahora, obviamente, la exigencia es mayor. Pero tiene todas las armas a su alcance (físicas, técnicas, tácticas y emocionales) para irse adaptando con éxito hasta el punto de competir, incluso, con el gran superdotado del momento: Thibaut Courtois.

El margen de mejora de Donnarumma es evidente. Y, pese a eso, ya es un portero tremendo.

A día de hoy, Donnarumma ya es un portero tremendo que, en determinadas cuestiones, puede resistir cualquier comparación con los grandes genios de la posición de las últimas dos décadas. Sin ánimo alguno de comparar, porque no es necesario, resulta imposible no ver cosas de Iker Casillas, Manuel Neuer, Thibaut Courtois, David de Gea o el propio Gianluigi Buffon en cada una de sus acciones. Pero lo que realmente impresiona, lo que realmente asusta, es que en el joven portero italiano se vislumbra un margen de mejora tan tremendo que la cuestión al final termina escapando a toda valoración lógica.

Físicamente es un prodigio, tácticamente se aprovecha de ello, técnicamente domina facetas que tardan toda una vida en aprenderse y emocionalmente, bueno, es una absoluta súper estrella que ya se comporta como tal. Porque Donnarumma, recordémoslo, sólo tiene 17 años. El fútbol es impredecible y sus caminos, inescrutables. Pero atreveros, miradle la cara e intentad conteneros en vuestra valoración.

Sí, lo sé, resulta imposible… Gianluigi Donnarumma es un elegido.

 
 

Foto: MARCO BERTORELLO/AFP/Getty Images


40 comentarios

  • Gordillo 17 noviembre, 2016

    A pesar que en el texto se nombra a varios porteros a mi siempre que veo donnarumma me viene a la mente toldo el antiguo portero del inter, supongo que es el por físico ero mi mente hace casi una relación automatica.
    En el texto también se nombra a romagnioli el cual viendo como esta la necesidad de centrales entre los grandes es para ir teniéndolo ya marcado con rojo (ya braida lo recomendó par el barça lo que se salía de presupuesto)

    Respond
  • Pedro 17 noviembre, 2016

    mihjalovic exentrenador del Milan y actual Dt del Torino menciono que Berlusconi antes de ponerlo a Donarumma a debutar insistia en que no lo hiciera,que pusiera a Diego Lopez que si no lo hacia lo despedia,Mihjalovic corrio el riesgo y le salio la apuesta.En el primer partido del campeonato Milan-Torino 3-2 Donarumma le ataja un penal a Belotti en la ultima jugada (apuntadlo el proximo gran 9 de la nazionale) Mihjalovic sonrie y en rueda de prensa manifiesta que en tono ironico que se arrepiente de hacerlo debutar.

    Pd:Me gustaria mas articulos de la SerieA es mi liga europea favorita gracias ecos.

    Respond
  • Casper 17 noviembre, 2016

    A mi al inicio me recordaba a Pagliuca (2do. mejor portero para un servidor), pero cada vez le veo cosas mas contemporaneas, sinceramente me alegra muchisimo tenerlo defendiendo esta camiseta, ya tocaba alguna buena noticia en este club.

    Respond
  • rs21 17 noviembre, 2016

    Suscribo el comentario de Pedro. Ojalá veamos más artículos de la Serie A en Ecos.

    Respond
  • Pedro Lampert 17 noviembre, 2016

    Uff, tenía unas ganas terribles de que este análisis saliera. Tremendo lo de Donnarumma y lo de Quintana.

    Lo que más espero ahora mismo es un paso adelante de Gianluigi en el tema aéreo. Creo que es lo más pendiente a corto plazo para que Donnarumma entre sí o sí en la absoluta elite de la portería mundial. Y si luego corrige los demás temas que menciona Miguel… dios.

    Luego, tengo una pregunta para Quintana: crees que Donnarumma puede perder un poco de la agilidad y potencia que comentas y que es evidente que tiene con el pasar de los años (en corto plazo)? Al final, se trata de un chaval de 17 años y quizá su físico "adulto" no sea lo que es ahora mismo. Puede que sea una duda de quien no conoce tan al detalle los porteros, pero es algo que me pregunto.

    Respond
  • Marcelino 17 noviembre, 2016

    De los análisis que más tiempo llevo esperando. En la portería me cuesta mucho percibir determinados aspectos técnicos, más allá de los más visuales. En cualquier caso, es evidente que Gigi es especial, que tiene ese aura de portero grande.

    Respond
  • Fernando 17 noviembre, 2016

    A mi me viene la duda – con todas esas condiciones, creeis que la debilidad tecnica en el juego de pies le puede lastrar a la hora de ser considerado para, por ejemplo, un grande de nuestra liga? La exigencia suele ser mucho mayor, y los tecnicos mas contemporaneos suelen dar mucha importancia a esa precision con los pies…

    Pero vamos, es indudable que sus condiciones son impresionantes para, por ejemplo, el juego de la Premier inglesa

    Respond
  • polmadur 17 noviembre, 2016

    Creo que ya sabemos que jugador romperá la banca de la Juventus en dos años más o menos.

    Tremendo lo que es Donnarumma, a mi me recuerda a la irrupción de Casillas(También salió muy joven con gran impacto) pero con muchísimas menos dudas de las que generaba Iker, no parece que tenga la edad que tenga porque ya dispone de unas armas que lo hacen casi imbatible.

    Me gustaría que hiciese carrera en Milán y que ya de paso los rossoneri volviesen a lo alto, tienen ya entrenador y portero, ya han puesto los cimientos para hacer el equipo.

    Respond
  • luizao 17 noviembre, 2016

    Molaría que no se lo llevara ningún grande de los de ahora y con el empezara algo grande con el Milan, que se le echa de menos en Europa. En la época Post-Messi quiero mucha variedad, los ingleses han empezado con sus entrenadores y grandes fichajes y en Italia estaría bien que además de la Juve despertara algún otro gigante dormido, sin Messi y Cristiano será más fácil para todos.

    Respond
  • SergioMartin91 17 noviembre, 2016

    Pero que locura es este portero y este analisis por favor. Gran portero Gianluigi donnarumma (curioso esto de que se llame como el bueno de buffon y que comparta rasgos como la altura a parte de la nacionalidad), con un presente importante y un futuro aun por descubir donde fijara su techo pero seguro que muy alto dadas las condiciones que atesora. Por decir algo que complemente el analisis, me gustaria decir que creo que puede mejorar a la hora de orientar los despejes cuando va a palos, en especial, cuando va al palo derecho que es su sector debil como dice el articulo acertadamente. Creo que no es preocupante porque el tipo puede rehacerse gracias a su envergadura y su poder de intimidacion pero si detecto que hay disparos que podria blocar y no lo hace.

    Respond
  • Vincent 17 noviembre, 2016

    Ojalá la aparición de Donarumma sea causa de resurgimiento del grande Milan. Este deporte no puede permitirse más temporadas con una Serie A tan deprimente.

    Respond
  • Abel Rojas 17 noviembre, 2016

    @ Gordillo

    Qué alegría recordar a Toldo. Hacía mucho tiempo que no leía sobre él y me ha hecho mucha ilusión viajar a aquellos años en los que Italia debatía sobre su portería. Me gustaba mucho Toldo. Aunque debo reconocer que nunca entendí que existiera debate porque creo que Buffon es el mejor que, por lo menos, yo he visto.

    @ Pedro

    ¿Qué tal es Belotti?

    Respond
  • Abel Rojas 17 noviembre, 2016

    @ Polmadur

    "Tremendo lo que es Donnarumma, a mi me recuerda a la irrupción de Casillas(También salió muy joven con gran impacto) pero con muchísimas menos dudas de las que generaba Iker"

    También hay que decir que Iker dejaba pocas dudas sobre lo más importante de todo: iba a parar el tiro decisivo ^^

    @ Luizao, Vincent

    Pues sería tremendo, sí. Ojalá.

    Respond
  • MigQuintana 17 noviembre, 2016

    @Gordillo

    El recuerdo que tengo yo de Toldo es de un portero bastante menos ágil de lo que es Donnaruma. Cierto es, como comenta @Pedro_Lampert, que esto tiene pinta de estar muy relacionado con su edad, pero es que tiene un físico todavía más apropiado para la portería. Con los años irá aprendiendo mejor el oficio, su físico decrecerá levemente y nada de esto debería notarse, pero es que ahora mismo es el esplendor. Asusta ver cómo llega a la escuadra.

    @Pedro & @rs21

    Lo apuntamos, lo apuntamos.

    Aunque a veces cuesta llegar a todos los sitios, como ya os imagináis. :)

    @Fernando

    Yo creo que no. Ahora sí, pero en el futuro a medio plazo no lo creo. Técnicamente es muy flojo, pero ni es torpe, ni tiene miedo al balón, ni elige mal… Es cuestión de redondear sus pies. No todos nacen siendo Marc André Ter-Stegen. Ni siquiera Víctor Valdés era el genio que luego demostró ser. Hay que darle margen este sentido. Si tiene entrenadores que lo ayuden y él demuestra capacidad de aprendizaje, el tema caerá al final por su propio peso. Y más ahora con Montella.

    Respond
  • MigQuintana 17 noviembre, 2016

    @polmadur

    A mí me recuerda a Iker en cómo termina parando el balón con cualquier parte del cuerpo. Es una tontería, un detalle muy nimio, pero si tiene también esa capacidad mágica para parar lo que parece imposible… Pues eso, amigo.

    @SergioMartin91

    Tiene que mejorar su número de balones blocados. Puede hacerlo. Está capacitado para ello. Pero muchas veces, al no sentirlo del todo seguro, termina despejando cuando no hay necesidad. Pero vamos, luego ves despejes a nivel técnico y son perfectos. Con la parte de la mano perfecta y el ángulo ideal para desviar el peligro. Eso lo tiene, imo.

    @luizao & @Vincent

    Si no me equivoco, Buffon le recomendó que se quedara en Milan…

    Respond
  • Calas 17 noviembre, 2016

    Gran texto. Estos análisis de porteros que hace Quintana son uno de mis contenidos predilectos, la verdad.

    @Gordillo
    Ahora que lo has mencionado, va a ser difícil quitarse la comparación con Toldo de la cabeza, fisícamente son muy parecidos. Aunque a éste le veo más robusto. Y por eso coincido en mis dudas con @Pedro Lampert, ¿no es muy posible que pierda agilidad pronto? Courtois, por ejemplo, siendo altísimo es muy fino y creo que eso le ayuda en su insólita (para el tamaño) agilidad para los balones rasos. Al menos esa es mi impresión.

    @Fernando

    Bueno, el juego de pies es muy relevante, pero al final si eres portero y paras más que el resto… diría que dos de los tres mejores porteros actuales (para mí) carecen de sensibilidad en esa faceta, y eso no les ha impedido ser los mejores y jugar en equipos top. Así que yo personalmente lo veo importante pero no fundamental, a no ser que hables de un contexto muy concreto y especial (digamos, no sé, estar en el equipo de turno de Guardiola o en el Barcelona).

    Respond
  • C87 17 noviembre, 2016

    Donnarumma y Gerónimo Rulli me parecen los 2 porteros con más proyección de Europa

    Respond
  • polmadur 17 noviembre, 2016

    @Abel & @MigQuintana

    Supongo que esa es la diferencia entre los buenos y los muy buenos. Sabes que van a parar el tiro que cuenta, el decisivo y como dice Miguel, da igual con que lo paren, tienen la habilidad de meter cualquier parte del cuerpo necesaria para pararlo(Llamado muchas veces flor en el culo jejeje)

    Respond
  • hola1 17 noviembre, 2016

    Por muy exagerado que parezca, estamos hablando de un portero que durara minimo 20 años mas. Es una brutalidad esta joya.

    Respond
  • Shark Gutiérrez 17 noviembre, 2016

    Pese a ser muy distintos como porteros, el contexto de Donnarumma no es muy diferente al que, en su día, hizo a Lucién Favre contar con ter Stegen. De acuerdo que Mönchengladbach no tiene la misma carga histórica que el Milán, pero sí que veo en el italiano esa personalidad que también atesora el hoy guardameta titular del Barça. Tengo que verle más, no solo a Donnarumma, sino a este Milán de Montella. Escuchando el Segundo Asalto del otro día, comentaban que Montella se había adaptado o amoldado a las circunstancias del club y no al evés, lo que ya me parece una buena noticia habida cuenta lo que tiene el club en plantilla. Es una etapa de transición, espero, en la vuelta del Milan no solo a Europa, sino que confío a la zona noble de la Serie A italiana.

    Respond
  • Pedro 17 noviembre, 2016

    @Abel Rojas
    Belotti es un delantero de gran potencia y de lanzar muchos desmarques diestro y fue llevado al Torino por Ventura el hoy Dt de la nazionale del palermo donde no tuvo mucha continuidad debido a que Iachini el Dt rosanero en ese momento preferia jugar con Dybala como unica referencia.En el Torino con ventura la clara apuesta por el por parte del entrenador lo hizo explotar.Se parece un poco al primer Inmobile.Debido a que todos sus Dt apuntan a el repliegue en propio campo y a la velocidad de trancisiones no le he visto en contextos de pocos espacios,En la azurra llevara 3 partidos y mas o menos 3goles y es el segundo mejor delantero Italiano del torneo con 7 goles tras inmobile.

    Respond
  • MigQuintana 17 noviembre, 2016

    @polmadur

    Y que nunca en realidad es suerte. Aunque nos cueste cuantificarlo o describirlo.

    @Shark Gutiérrez

    De hecho, es que los primeros partidos de Ter Stegen fueron una locura.

    Aquel Gladbach era un descontrol mayúsculo… y el chaval, junto a Reus, obraron el milagro.

    Respond
  • David_Leon 17 noviembre, 2016

    @Abel

    "Qué alegría recordar a Toldo. Hacía mucho tiempo que no leía sobre él y me ha hecho mucha ilusión viajar a aquellos años en los que Italia debatía sobre su portería. Me gustaba mucho Toldo. Aunque debo reconocer que nunca entendí que existiera debate porque creo que Buffon es el mejor que, por lo menos, yo he visto"

    Buffon es mejor, pero ojo porque yo te diría que le he visto partidos más brutales a Toldo. Noches de pararlo todo, absolutamente todo. Que pregunten por Valencia, o en la Euro 2000. Eso sí, fue a fallar en el último minuto de la final, costándole el título a Italia, mala suerte.

    Respond
  • Fernando 17 noviembre, 2016

    Por cierto, ya que se menciona a Courtois en el articulo – soy el unico que piensa que su nivel no ha seguido subiendo como se esperaba? Creo que se puede decir que su rendimiento no es malo, pero si que es cierto que no es protagonista como solia serlo. Creeis que se debe a, efectivamente, una bajada en sus prestaciones, o simplemente a que hace un trabajo menos espectacular, que pasa algo mas desapercibido?

    Respond
  • Shark Gutiérrez 17 noviembre, 2016

    @Fernando

    El hecho de destacar tan joven puede hacer que sufra altibajos en su desarrollo. Es el riesgo que se corre cuando saltas a la palestra con 16-18 años- Siempre he pensado que, con más edad y partidos encima, mejor eres. Sería muy paciente con respecto a Coutrois, como con Donnarumma y su juego de pies.

    Respond
  • Fernando 17 noviembre, 2016

    @Shark

    Si, supongo que tienes razon. Empiezan a destacar cada vez mas jovenes, y se crea un hype en busca del proximo Buffon. El tiempo dira supongo

    Respond
  • MigQuintana 17 noviembre, 2016

    @Fernando

    Comparto el diagnóstico.

    Y estoy de acuerdo con Shark. No creo que sea nada preocupante. La carrera de Courtois no podía ser lineal porque con 20 años estaba siendo dominante en un equipo que se quedó a dos minutos de ganar la Copa de Europa. Sin ir más lejos, si vemos las carreras de Iker, Valdés, Buffon o Cech nos encontramos cosas parecidas.

    Respond
  • Abel Rojas 17 noviembre, 2016

    @ Fernando

    Opino como tú.

    @ David León

    Creo que somos muy injustos con las grandes noches y las grandes paradas de Buffon. Quizá por ser la némesis del coleccionista que nos pilla más cerca. Pero somos muy olvidadizos con el monstruo italiano.

    @ Pedro

    ¡Muchísimas gracias! 😀

    Respond
  • Manuel 17 noviembre, 2016

    No habéis nombrado a Cech, no os recuerda mucho a él? Esa forma de blocar o despejar el balón en el área en los balones parados imponiendo su gigantesca figura a los súbitamente empequeñecidos rivales, sus movimientos aparentemente lentos pero infalibles para llegar a cualquier balón, su pasmosa tranquilidad (debe ser una garantía para el defensa…). Me recuerda mucho al checo, más incluso que a Courtois o Neuer sobre todo cuando este era joven.
    Un saludo!

    Respond
  • Shark Gutiérrez 17 noviembre, 2016

    @Manuel

    Insisto en que he visto poco a Donnarumma en comparación al Buffon con 20 años que destacaba en el Parma, pero tengo la sensación de que es el heredero natural de Buffon. Encima tiene ese aura de "milagro" que siempre acompañó a Casillas en sus mejores temporadas.

    Respond
  • Alexei 17 noviembre, 2016

    Se puede decir que este portero "ha nacido" jejejjeje

    Respond
  • Larios84 17 noviembre, 2016

    Vaya pintaza la que gasta este Donnarumma, es que hasta su apellido es pegadizo, vaya carrera va a tener el chaval. A ver cuanto le deslumbran los cantos de sirenas de la Premier y otros equipos TOP europeos, pero también soy de la partida de desear un AC Milán grande de nuevo.

    Vayamos a por las otras grandes promesas del equipo milanista, es decir, al otro artículo.

    Gran trabajo Quintana

    . PD: ¿Tu lado débil es en función de cuál es tu pierna hábil o no tiene tanto que ver? Me refiero a si los zurdos tienen a caer mejor a la derecha y los diestros a izquierda, ¿o es algo casual inherente de la pierna hábil de cada arquero?

    Respond
  • javimgol 17 noviembre, 2016

    Texto extraordinario

    Respond
  • Rayner_19 18 noviembre, 2016

    @Larios84

    Generalmente, el zurdo se tira mejor a la derecha y el diestro a la izquierda. Es porque la pierna con más potencia y rapidez para cargar el salto es la pierna de apoyo en el golpeo. Hay excepciones, pero suele ser así.

    Hay un momento de la etapa formativa de un portero donde esta diferencia entre caer a un lado o a otro puede llegar a ser muy grande, y si además se junta con alguna lesión importante, se puede agravar aún más (a mí me pasó esto). Pero vamos, con entrenamiento y repetición se suele corregir.

    Respond
  • Larios84 18 noviembre, 2016

    @Rayner_19

    Muchas gracias. Intuía que era por eso, ya que yo he actuado de portero en pachanga y competiciones muy menores ocasionalmente si faltaba e portero y siempre tendía a tirarme hacia mi lado izquierdo, por mi condición de diestro natural. Gracias por la confirmación. Un placer la contestación

    Respond
  • MigQuintana 18 noviembre, 2016

    @Larios84

    Es tal como te ha comentado @Rayner_19.

    Cualquiera que haya sido portero, más si ha sido a un nivel bajo, sabe perfectamente la diferencia que puede llegar a haber entre ambos lados. Lo sorprendente es que con lo maduro que es Donnaruma esto se pueda notar tanto.

    Respond
  • Larios84 18 noviembre, 2016

    @MigQuintana

    Quizás sea esa la faceta donde menos haya trabajado así como el juego aéreo debido a sus impresionantes condiciones físicas y anímicas de base, sobretodo cuando en categorías inferiores siempre como bien escribiste tu, ha sido superior a sus rivales, inclusive cuando era 2 o 3 años menos que ellos

    Respond
  • RAE 18 noviembre, 2016

    simplemente una tontería gramatical: vosotros decís "los manos a manos ante balones divididos", es ése el término correcto? "manos a manos"?
    porque nadie dice "los estadioS de fútboleS", o que dos niños juegan al "cabezaS a cabezaS", pero sí que tal equipo ha generado muchas "posibilidadeS de gol".
    y sin embargo, creo que lo más acertado sería decir "los mano a mano", sin plural más que en el artículo.

    en cualquier caso, aquí cabe aplicar ley de ventaja porque el texto es extraordinario. pero les hago esta observación porque me ha llamado la atención el término.

    abrazo de gol!

    Respond
  • MigQuintana 18 noviembre, 2016

    Toda la razón del mundo, amigo @RAE.

    Si no me equivoco, es "los mano a mano", no como puse en el texto.

    Gracias por el aviso… y por la ley de la ventaja! 😀

    Respond
  • Vicente Trigueros 20 noviembre, 2016

    He leído por ahí nombres como Toldo, Pagliuca… Es que bajo mi modesta opinión, los primeros años del 2000, contando un par de años anteriores y posteriores, nos han permitido ver un elenco de porteros en Italia que eran todos tremendos. Toldo, Buffon, Pagliuca, Peruzzi forman un cuarteto espectacular.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.