No son molinos, Charly | Ecos del Balón

No son molinos, Charly


Si Cervantes, en la segunda parte de su obra magna, trasladó a don Quijote a las calles de Barcelona, igualmente Cruyff, en la tercera, interpretó al ingenioso hidalgo en la ciudad Condal. Ambos, Johan y Alonso Quijano, fueron adalides de la transformación de una realidad que les afligía y a la que se enfrentaron con el ímpetu de quien sueña sin cortapisas. Los dos recurrieron a referencias del pasado para revitalizar el presente y lo hicieron despreciando cualquier atisbo de temor en nombre de sus pasiones curvilíneas: Dulcinea y la pelota.

Johan Cruyff encontró a su particular Sancho en la figura clásica de Charly Rexach.

Pero el ser excepcional suele cargar con el estigma de la locura y la caricatura. De la excentricidad de estos dos personajes el entorno se hizo eco con premura. La parodia tampoco se hizo de rogar. Por fortuna, o para evitar que la singularidad les desbordase, cada uno fue compensado con la compañía de un personaje precavido, custodio de la razón desconfiada del pueblo llano: Sancho y Charly.

Johan cambió el sentir de un club resignadoRexach representaba con exactitud al barcelonismo resignado y sufridor que había asimilado su fatalidad. El Barça era una persistente oportunidad perdida. Un compendio de virtudes sin opción a consolidarse por más que de vez en cuando se entonase “Aquest any sí”. Porque como también se proclama en Barcelona “Una flor no fa estiu, ni dos primavera”. Pese a los destellos esporádicos, el socio blaugrana había claudicado, desde tiempos remotos, frente a un destino aciago cuyo único consuelo era transformarlo en un valor simbólico.

Y entonces llegó él, tan enjuto como su homólogo cervantino, clamando un relato disparatado que ponía en tela de juicio el discurso tradicional. Rememorando un pasado caballaresco en el que se jugaba con extremos y tres defensas. Y sobre todo, ahondando en la convicción de que para triunfar había que ser valiente y para tener gallardía había que anhelar y para soñar había que aspirar a la mayor de las empresas posibles: la defensa de un código propio que superase el fariseísmo de quien necesita la victoria por temor a la derrota.

Su mérito fue anunciar a los demás lo que ni tan siquiera, aún, eran capaces de vislumbrar.

Cruyff cambió el “ay, ay, ay” por su personalidadQuizás no sea casual que Johan llegase a una Barcelona que, después de mucho tiempo aletargada, se revitalizaba en el fulgor preolímpico. Y quizás tampoco fuera coincidencia que el gran éxito de Johan, la primera Copa de Europa azulgrana, fraguase precisamente en el frenesí de 1992. Porque si algo supuso Cruyff fue esperanza. Poner en solfa el “ay, ay, ay” tradicional de la grada del Camp Nou ante el más mínimo contratiempo. Creer en algo para siempre perseguirlo y de este modo, siempre avanzar. Su huella determinó el destino del club por más que la entidad quedase fracturada entre quijotistas y sanchopanzistas.

Pero, en definitiva, su mérito fue anunciar a los demás lo que ni tan siquiera, aún, eran capaces de vislumbrar pues hasta entonces las cosas habían sido como se suponía o, cuando menos, como se temían pero casi nunca como se pretendía que fuesen. Y desde la clarividencia del genio que proyecta más allá que el resto, a partir de la ingenuidad del creador que, con ojos limpios de niño, aprehende lo que ni las palabras pueden explicar, los molinos se convirtieron en gigantes y Johan Cruyff en el caballero que se atrevió a derrotarlos.

···


···

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER TODAS LAS COLECCIONES DE
– ORIGEN | ECOS –

···


12 comentarios

  • iltuliponero 1 abril, 2016

    Sería complicado plasmar lo que fue Johan para el Barça mejor que como lo hace este articulo. Felicidades al autor.

    A los que por edad no pudimos disfrutar de Cruyff jugador ni del Dream Team, debemos agradecer a Johan que solo conocemos al Barça ganador, el de salir a ganar siempre, el de hacer una cosa si realmente la quieres, y el de no tener miedo a cagarla.

    Respond
  • @migquintana 1 abril, 2016

    Me parece espectacular el texto y la analogía, Javi. Felicidades. :)

    Respond
  • Polaquito 1 abril, 2016

    Dato para ver lo que era antes el Barcelona. Desde 1960 hasta 1990 cuenta en sus filas, en distintos momentos, con Cruyff, Maradona, Schuster, Lineker, Neeskens o Quini. Gana ¡2! ligas en 30 años. Buen dato para resumir lo que hace Cruyff como entrenador.

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 abril, 2016

    Lo que de verdad le da Cruyff al Barcelona, por encima de títulos, es una hoja de reconstrucción eterna. Es la gran ventaja que tiene el Barça me atrevería a decir que con el resto de clubes del mundo. Cuando el Barça tenga dudas ya sabe lo que ha de hacer: mirar al modelo. Y el modelo no es el 4-3-3 ni la posesión al 75% ni esas cosas que se han malentendido recientemente. El modelo son determinadas cosas tácticas que sirven para ir adaptando al momento y a la plantilla. Rijkaard y Lucho también son Cruyff, son Barça. La rapidez con la que el club monta proyectos dominantes es Cruyff. Obviamente, a nivel de resultados todo esto está matizadísimo desde 2006 o 2009 por la presencia del "mejor de la historia", que facilita a lo bestia la creación de entornos. Pero aún así, Messi también agradece a Johan. Son, sin duda, las dos piezas que han puesto al Barcelona en la élite del fútbol.

    Respond
  • Abel Rojas 1 abril, 2016

    @ David León

    Y la cantera. No es solo el modelo, sino una garantía de que vas a tener al menos cuatro o cinco jugadores de muy bien nivel que podrán reproducirlo perfectamente.

    Respond
  • @migquintana 1 abril, 2016

    Es un todo, en realidad.

    Es la hoja de reconstrucción, son los medios para que ésta sea viable y la esperanza coherente de que todo pueda resultar tan bien como en etapas anteriores. Es táctico, institucional y emocional. Un plan completo para ganar… y todo lo demás.

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 abril, 2016

    @Abel

    Pero la cantera fluye por lo mismo que el primer equipo se reconstruye: sabe a lo que tiene que jugar y lo repite. Es decir, modelo. Es decir, Cruyff.

    Respond
  • Pablo 1 abril, 2016

    Pregunta, qué era el Barcelona antes del flaco? Mas alka del sentimiento derrotista. Era un club grande de España al nivel de ahora? Existía ya su rivalidad con el Madrid como ahora? Me cuesta contextualizarlo….

    Respond
  • Abel Rojas 1 abril, 2016

    @ Pablo

    Un club perdido pero que era gigantesco y del que todo el mundo conocía su potencial. Cruyff lo hace ganador y le da más grandeza, y es el hombre más importante de la historia del club, pero el Barça ya era gigantesco antes de Cruyff pese a sus extravíos. Por masa social, por tradición, por determinadas épocas ganadoras pasadas, por los jugadorazos que habían pasado por allí, por capacidad económica, etc, etc. Por eso, como me decía ayer Albert, cuando se gana la Copa de Europa del 92 no se considera que el Barça se haya hecho grande, sino que ya tiene el título que por grandeza les correspondía desde hacía muchísimo tiempo.

    Respond
  • Pablo 1 abril, 2016

    Gracias, Abel. Siempre me costó conciliar esa idea que tanto escuché del derrotismo barcelonista (y también los "pocos" títulos, como comenta alguien más arriba) previo al flaco con el hecho de que antes de eso hubieran pasado tantos grandes jugadores, ya no de cada época sino de la historia del fútbol.

    Respond
  • @DavidLeonRon 1 abril, 2016

    @Pablo

    Ya te ha contestado bastante bien Abel. Piensa que es imposible ser un equipo "normal" y aglutinar en tres décadas a Kubala, Luis Suárez, Cruyff, Schuster, Maradona… Se decía que el mejor del mundo siempre fichaba por el Barça (Florentino llegó con la voluntad de cambiar esto en cierta medida, tenía ese deseo) y el Real se llevaba las ligas. Así era. El caso es que para atraer al mejor del momento, amén de dinero, tenía que haber algo. Y el Barça era un gran club con un estadio de casi 100.000 personas en esos días, una gran ciudad, etc.

    Luego era tan complejo y difícil que por allí pasaron 2 de los 5 grandes como futbolista y el efecto fue una liga entre ambos. Tuvo que venir un técnico a normalizar.

    Respond
  • @JoseAnMorla 2 abril, 2016

    Es el primer comentario que hago en la web chicos, ya son varios años siguiendo. Simplemente quería escribir lo siguiente: qué barbaridad de texto. Creo que no se puede explicar mejor lo que Cruyff ha sido para el Barcelona.

    ¿Creéis que es posible que este modelo se pueda llegar a perder en algún momento? Yo, personalmente, lo veo muy complicado, teniendo en cuenta que ya son más de 20 años los que lleva el Barça siguiéndolo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.