El profeta y su diablo


Arrigo Sacchi, haciendo honor al sobrenombre de “Profeta de Fusignano”, ha manifestado durante su trayectoria la costumbre de publicitar sus tesis a través de parábolas de estilo bíblico. Por ejemplo, es bastante conocido que en los entrenamientos de su Milan realizaban un ejercicio en el que el portero y los defensas se enfrentaban contra un escuadrón de once adversarios formado por Van Basten, Gullit, Donadoni, Massaro, Ancelotti, Rijkaard, etcétera, etcétera… y que tenía como objetivo demostrarle a los jugadores que es “mejor cinco organizados que once sin una línea de juego”. Y puesto que aquellos partidillos, de 10 o 15 minutos, solían terminar sin goles, Sacchi aprovechaba para emplearlos entre sus tropas cómo una fábula didáctica sobre la virtud del orden.

Van Basten fue el verso suelto de aquel MilanA pesar de que ya no entrena, Arrigo Sacchi sigue contando frecuentemente este episodio, aunque en la actualidad ha incluido en la narración a un antagonista que personaliza el vicio que conviene prevenir: el delantero Marco van Basten, que es quien perderá una apuesta con el técnico por la cual se verá obligado a pagar un champán, además de tener que aguantar algún retruécano moralizante pronunciado por el técnico. Es sabido que la relación entre el entrenador y el jugador estuvo lejos de ser pacífica. Así que no debe sorprender que en el Edén milanista que suele describir Sacchi el papel del “diablo” fuera para Van Basten.

La simetría entre ambos es tal que el holandés tiene hasta su propia versión de “la caída luciferina”. Después de una derrota en casa contra la Fiorentina, Van Basten realizó unas declaraciones que permitieron a la prensa publicar “Van Basten rechaza a Sacchi”, o “Van Basten contra Sacchi”. El técnico de Fusignano no contestó inmediatamente, pero al llegar el fin de semana siguiente, cuando tocó comunicar la formación que jugaría en Cesena, el delantero holandés se encontró con una sorpresa. Era el decimosexto de la convocatoria.

“Visto que sabes tanto de fútbol, estarás conmigo en el banquillo, así me podrás explicar donde fallo”.

A Arrigo Sacchi le dolía el descrédito que sufría su profesión. Su biografía “Calcio totale” dedica varias anécdotas al respecto. La primera y más relevante se produjo durante una discusión que tuvo con un pariente quien le espetó que los entrenadores eran prácticamente intercambiables entre si. Cuando Sacchi le replicó que eso también podría valer para su oficio, que era el de director de orquesta, el pariente, irritado e indignado, le contestó que eso era una cosa totalmente distinta, dado que la sensibilidad de un Abbado era diferente a la de un Muti. Por ejemplo, si “diriges a Beethoven y los platillos suenan un poquito antes o después, Mutti lo escucha”, le explicó el pariente, en lo que a la postre se ha convertido en una de las metáforas preferidas de Sacchi sobre el tema: cuando Arrigo Sacchi desea combatir los prejuicios contra el oficio de entrenador recurre a la música.

Para Arrigo Sacchi no existe diferencia entre la música y él fútbol. Para él “el juego, la partitura a interpretar, es el verdadero protagonista en el campo. Puedes tener los mejores músicos y solistas del mundo, pero no escucharás ninguna melodía si no están coordinados por un director y una partitura común”, dijo, casi como en una referencia a la “música de las esferas” pitagórica. Sacchi es pues “autor y director de orquesta”, ergo había creado la partitura estelar. Su corifeo Gianni Mura (ambos estaban discutidos con Gianni Brera) lo celebró en un artículo, publicado en “La Repubblica”, aduciendo que, aunque “cambian los interpretes, la trama es siempre la misma”. Se trataba de remarcar la importancia de la idea, aparentemente por encima de cualquier otro aspecto.

“En mi fútbol el líder es la idea del juego y el colectivo. ¿Qué es más importante en una carrera automovilística: el motor o el piloto? Ambos lo son, pero si no hay motor ni siquiera arranca”. Sacchi.

El delantero holandés sentía que era diferenteEntendido esto es normal que Van Basten se convirtiese en la némesis principal de Sacchi dentro del grupo, puesto que lo que le reclamaba Marco era que se reconociese su singularidad y esto para el técnico de Fusignano era una herejía. Un día Van Basten le dijo: “¿Mister, por qué me trata como a los demás?”. Y Sacchi, condescendientemente, le respondió: “¿Por qué no debería? Tú eres un chico inteligente: si te trato de un modo diferente a los otros, rompería la armonía del grupo”. Según ha reconocido Sacchi en “Calcio totale”, cuando decidió castigar a Van Basten por sus declaraciones a la prensa sentándolo en el banquillo, estaba mandando un mensaje al resto de jugadores. La fuerza del cual estribaba en la teórica dimensión del castigado. No obstante, a nivel futbolístico, la ausencia del delantero suponía para Sacchi un riesgo asumible, puesto que él no consideraba a Van Basten un componente imprescindible en el equipo.

La espina dorsal sacchiana estaba constituida por Franco Baresi como defensor central, Carlo Ancelotti en el centro del campo y Ruud Gullit como atacante. El técnico hace hincapié durante el capítulo titulado “La cavalcata verso il primo scudetto” en que durante aquel primer año fue Gullit el principal alimentador del conjunto, mientras que Marco Van Basten apenas jugó tres partidos completos, de los treinta partidos que duraba el campeonato, debido a sus continuas lesiones. Las ausencias de Marco, así como sus lesiones, son referenciadas varias veces a los largo de los capítulos seis, siete y ocho para que no quede ni sombra de dudas sobre su importancia marginal en el único Scudetto vencido por Arrigo Sacchi. A Marco Van Basten, el pelato di Fusignano le consideraba la “ciliegina sulla torta”, la guinda del pastel, que como se sabe es decorativa, pero no capital.

“El más talentoso, pero también el más discontinuo (…) Goleador que se conectaba estupendamente con sus compañeros, explotando la sinergia”. Arrigo Sacchi.

La disciplina que imponía Sacchi no resulta discordante si le comparamos con sus antecesores en otras grandes dinastías europeas. Rinus Michels, por ejemplo, aplicaba una “disciplina increíble” en el Ajax, según su asistente Bobby Haarms. También los dos principales referentes continentales del periodo de entreguerras, Hugo Meisl y Vittorio Pozzo, eran tremendamente intransigentes con sus tropas. Pozzo fue descrito por el periodista Brian Glanville como “ligeramente militarista” y de Meisl decía que si bien “era un hombre de gran cultura y humanidad”, había que compadecer a cualquier jugador “que se atreviese a desobedecer sus instrucciones”. Meisl, por cierto, tuvo también una turbulenta relación con el delantero centro del Wunderteam austriaco, Matthias Sindelar, al que según el historiador Jonathan Wilson hizo debutar (1926) más por las presiones del Ring Café (epicentro de la escena futbolística vienesa) que por convicción propia. A Hugo Meisl le sucedía en cierto modo algo similar a la dinámica Van Basten-Sacchi. Sindelar era un jugador “sutil”, “elegante”, “creativo” y “espontáneo”, pero que en opinión de su prestigioso coetáneo Friedrich Torberg “no seguía ninguna partitura”, o al menos “ninguna que pudiese identificarse como un modelo preestablecido”. Hecho que para Meisl suponía un problema de encaje respecto a su idea de juego.

Algo sorprendente en las vanguardias futbolísticas es que parecen estar organizadas alrededor de la nostalgia. Si para Sacchi el modelo era el Ajax de los años ’70, del que escribió que había sido “la expresión más clara del fútbol futuro” (1982), para Meisl su adorado Rangers (1905) era musa y perpetuo referente. Lo que instintivamente le llevaba a preferir a un delantero centro más físico y menos impredecible como Josef Uridil que al indócil “Der Papierene”. Al final Meisl tuvo que ceder (1931) y con Sindelar como fijo se produjo el “remolino danubiano”. Su presencia fue “el final perfecto para un cuento”, como dijo en su día el crítico teatral Alfred Polgar.

“Como la conclusión que hace posible comprender y apreciar la perfecta composición de la historia, como la coronación de todo lo que representa”. Alfred Polgar.

Así pues, la complicada relación entre Arrigo Sacchi y Marco Van Basten resulta un argumento clásico en la tragicomedia del fútbol e incluso en la mitológico-religiosa, puesto que, si Sacchi es el demiurgo creador del Milan, y como todo Dios abrahámico el que impone el marco de lo que es correcto o no, Marco Van Basten es la figura imprescindible de la rebeldía infernal: el “diavolo”. El encargado de castigar a los pecadores con su llama, pero también de discutir el plan divino. El escritor Mike Carey, que dedicó una longeva y excelente serie de cómic a Lucifer, definía su trabajo en la colección como “una mezcla de planificación e improvisación”, lo que a un nivel metaliterario parece ser la moraleja de todas estas historias: la necesidad de que hasta en el plan más cuidadoso haya alguien capaz de saltárselo. Porque, sin una sorpresa esperando, hasta Dios podría aburrirse.

“Jugamos sobre seguro. La mayoría de nosotros lo hace la mayor parte del tiempo … pero Lucifer no conoce el significado de seguridad, y nunca se molesta en mirar hacia abajo. Él va a donde quiere, elige sus peleas donde los encuentra y generalmente gana …siguiendo su propia voluntad e instintos hasta el final, sin preocuparse por los obstáculos que encuentra”. Mike Carey.


68 comentarios

  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    Genial articulo de David como siempre. No se como haces para superarte constantemente. Algunas anécdotas sobre su relación:
    Cuenta Sacchi que Van Basten le preguntaba el porque trabajaban tanto y no podían divertirse más a lo que el entrenador italiano contestaba que quienes debian divertirse era el público.
    En una ocasión Sacchi insistió durante todo el entrenamiento en un concepto táctico a Van Basten, cuando termino siguió al jugador hasta las duchas hablando del concepto, cuando se seco y vistió le siguió por los pasillos hasta el comedor donde ya no pudo aguantar más y tras dar un puñetazo en la mesa le grito que mientras comia que no se le ocurriera hablarle.

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    El contrapunto con Van Basten lo ofrecia Gullit que siempre ayudo a Sacchi y al que siempre elogió el entrenador italiano. Llego a decir de él que su melena al viento equivalía al toque de cornetas de la caballería al cargar y que fue el jugador que ayudo a cambiar la mentalidad a los jugadores italianos más conservadores enseñandoles a correr hacia adelante y no hacia atrás como estaban acostumbrados.
    Con ocasión de la final de Copa de Europa contra el Steaua el famoso periodista Gianni Brera – gran detractor de Sacchi- sugirió que si el Milan quería vencer debía jugar a la contra. Sacchi enseñó el artículo en el vestuario y como él esperaba Gullit se levantó indignado y dijo que lo que debían hacer era atacar desde el primer momento. Eso fue lo que hizo el Milán y la final fue una de las mayores exhibiciones dadas nunca por un equipo de fútbol.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 2 septiembre, 2015

    @9LutherBlissett

    Exactamente. La dinámica era esta que tú describes y así lo cuenta Sacchi en su biografía y entrevistas. Sobretodo desde que se dedica full time al noble oficio de contar anécdotas. La metáfora aquí sería que van Basten es Lucifer y Gullit el arcángel San Miguel. No obstante eso no convierte a Marco en el villano de la historia, pues según interpreto el diablo cumple una función en el entramado de la predestinación. Su cometido emana de Yahveh, en tanto aceptemos la existencia de un plan divino. Si bien esto genera una cierta paradoja con el libre albedrío dependiendo de la interpretación filosófica que tomemos.

    Sacchi era presentado recientemente en una revista FIFA como "El Hacedor", que es uno de los numerosos títulos de Dios. Él mismo no se cansa de hablar de la importancia de la idea del juego. Lo que él aporta como entrenador, vamos. Situándose en el epicentro del fútbol. Lo que me pareció interesante es ver un patrón en estas relaciones de imponedores de leyes e hijos díscolos y talentosos que eran vitales para que el entramado funcionase. La doctrina de la rebelión.

    Respond
  • @DavidLeonRon 2 septiembre, 2015

    "la ausencia del delantero suponía para Sacchi un riesgo asumible, puesto que él no consideraba a Van Basten un componente imprescindible en el equipo"

    Impactante frase.

    Para los que empezamos a ver fútbol en el 91 más o menos, Van Basten era como una especie de mito divino, como un dios. No sé por qué pero en España casi que se escuchaba más "Van Basten" que "Maradona". Creo que tiene que ver (bueno, no lo creo, casi lo aseguro) con que en esa época no se podían ver tantos encuentros y Van Basten con su Milan venía de hacerle mil perrerías a la Quinta del Buitre, que en esa época era el representante constante del fútbol español en la Copa de Europa.

    En cualquier caso, es que hasta el nombre era impactante. "Marco Van Basten". Luego ya no se le pudo ver jugar más con tanta lesión, a pesar de ganar el Balón de Oro del 92, dicen que más por partidos puntuales como el del Goteborg que otra cosa.

    Me ha encantado leer sobre él, David;)

    Respond
  • @DavidLeonRon 2 septiembre, 2015

    Por cierto, reflexionando un poco sobre la propia frase, no sé si me la creo, la verdad. Es decir, me parece que queda muy bonita, muy impactante y sobre todo muy publicitaria con uno mismo ^^ Pero a la hora del a verdad, ¿qué megacrack no ha sido imprescindible para su equipo? Me refiero a jugadores de primerísimo nivel en proyectos élite. Jugadores de esos de Balón de Oro.

    Es que no se me vienen muchos casos o casi ninguno. En algún momento del Barça de Rijkaard, Eto'o rindió y pareció más importante que Ronaldinho, pero en realidad este era el que tiraba de todos los mecanismos. Aunque bajara su rendimiento incluso en su plenitud entre 2004 y 2006, creo que sí era el más importante.

    Pues eso, ¿casos de megacracks-mejores jugadores de un equipo que no fueran imprescindibles? ¿Eso existe?

    Respond
  • umas21 2 septiembre, 2015

    @DavidLeon

    No sé si se puede considerar como megacrack, por que nunca optó al balón de oro ni jugó en un gigante continental, pero en lo de mejor jugador se me viene a la cabeza djalminha y su relación con irureta…^^

    Aunque creo que en el caso del brasileño era más una cuestión de carácter que no de la idea de juego que tenía su entrenador en mente.

    Quizás si la pregunta en vez de "¿casos de megacracks-mejores jugadores de un equipo que no fueran imprescindibles?" fuese ¿casos de mejores jugadores de un equipo que empeoraban el rendimiento colectivo? Nos salgan más, pero claro realmente eso no era lo que pasaba con Van Basten

    Respond
  • morelli 2 septiembre, 2015

    Sacchi es el más claro ejemplo de que teoría y realidad no van de la mano, a mí personalmente me cansa un poco está construcción ideal que intenta meter con calzador. Es que queda muy bonito pero luego no se plasma porque la realidad y las relaciones humanas van por otro camino y son, afortunadamente, más impredecibles. Es como leer a eisenstein, que sí, que mola mucho, pero que luego sus películas no tienen ni la mitad de lo que dice o busca. Pues igual, que sus ideas y aforismos están muy bien, pero que al final el Milán se basó en jugadorazos que supieron comprender una idea y explotarla sin tanta metafísica. Ya.

    Respond
  • @migquintana 2 septiembre, 2015

    Como te dije cuando lo leí por primera vez, textazo David. :)

    @DavidLeonRon

    Más que para su equipo, sería más fácil encontrar a un megacrack que no fuera imprescindible para su entrenador, ¿no? Así a bote pronto, la verdad, no se me ocurre ningún nombre. Supongo que el paso del tiempo dirá.

    @morelli

    Hay de todo, hombre. Y creo que es bueno. Personalmente, soy más de lo que suele decir Simeone: la mayoría saben cosas muy parecidas, pero la forma de comunicarlas y de relacionarte con el grupo marca la diferencia. Pero vamos, esto también tiene un poco de trampa, porque en estos temas influye la creatividad de manera obvia.

    Respond
  • Abel Rojas 2 septiembre, 2015

    Pues yo sí creo que Van Basten no era imprescindible. Por supuesto era un fenómeno y acercaba más las victorias, pero no creo que tuviera un peso en el sistema que hiciese que, sin él, se viniera abajo. Como el fantástico texto de Mata refleja, Baressi y Gullit eran esos dos hombres con mucha diferencia.

    No creo que Sacchi se tirase el pisto con la frase.

    @ Morelli

    Bueno, no funcionan ahora porque el fútbol ha evolucionado, pero en su día fueron la revolución y madre mía si funcionaban… No es que funcionasen, es que parecía que, quien no se rigiera por sus reglas, estaba jugando a un deporte desfasado que jamás derrotaría al nuevo.

    Respond
  • @DavidLeonRon 2 septiembre, 2015

    @umas21

    Pero Djalminha estaba en otro escalón por muchos motivos que tú bien indicas.

    Sobre el tema del rendimiento, eso es que a mí me parece muy injusto, es señalar a un futbolista que, teniendo nivel, seguramente sea más víctima de la situación que otra cosa. Sí es el mejor y no encaja, algo pasa.

    @morelli

    ¿Sabes qué pasa? Que al decirlo así, la parte de razón que tienes, que corresponde a la fortuna de un técnico de coincidir con X grupo de jugadores, se pierde al dejar sin el valor suficiente el hecho de coger a ese grupo y aplicar una visión colectiva que, en la mayoría de estos casos, es rompedora.

    El futbolista siempre es lo más importante. Tenemos ejemplos muy potentes en esta década, en el que hemos vivido "el equipo" (Barça de Pep) y "el jugador" (Messi). Tras ganar el triplete en 2015 con otros compañeros y otro estilo, queda claro la vigencia de Leo en cada éxito, pero eso no puede cambiar, ni por asomo, el hecho de que Guardiola hizo y vio algo irrepetible con esos futbolistas. El "esos juegan solos" es, con perdón de la expresión, una falacia absoluta en la que yo creo que no debemos caer, ni siquiera de cerca.

    Respond
  • morelli 2 septiembre, 2015

    No, si yo no me meto con lo que hizo sino con lo que dice que hizo, solo le falta ir a Israel y decir que en su Milán ya propuso una forma para conseguir la paz con los movimientos de sus centrales defensivos y la circulación tras falta. Sus éxitos están ahí, eso es irrefutable, claro.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 2 septiembre, 2015

    @DavidLeonRon

    Hola David, y gracias por tus palabras. Sobre lo que comentas

    "Por cierto, reflexionando un poco sobre la propia frase, no sé si me la creo, la verdad."

    La interpretación que hago sobre la opinión de Sacchi se basa en su autobiografía "Calcio totale". El papel de líder en el Scudetto de 1988 se lo atribuye -como ya comentó Luther Blissett- a Gullit, pero es que además en esos capítulos que cito (6º, 7º,y 8º) de verdad que no pierde ocasión en remarcar que van Basten no jugó más de tres partidos completos. Yo lo interpreto como una forma de poner su idea de juego en el epicentro de la importancia. Piensa que la anécdota del castigo a van Basten sentándole es una de sus favoritas. Rastreable en numerosas entrevistas. También lo es su opinión sobre la idea de juego por encima del jugador. De ahí que aporte su satisfacción ante un artículo de Gianni Mura que daba constancia de esta jerarquía asimétrica entre idea de juego y jugador. Él si que considera que hay un trípode de jugadores que sustentan su Milan que son Baresi-Ancelotti-Gullit en cuanto a idea de juego, pero piensa que de van Basten dice que "explota la sinergia de sus compañeros". Es decir, no crea juego, aprovecha juego. Creo que mi especulación tiene por tanto base.

    Un saludo

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 2 septiembre, 2015

    @umas21

    "¿casos de mejores jugadores de un equipo que empeoraban el rendimiento colectivo "

    Aclaro que Sacchi nunca niega la relevancia de van Basten. De hecho, reconoce que juega tres partidos completos en 1988 y aun así marca goles claves. Lo que entiendo que considera que no era un jugador esencial en el juego milanista. De ahí que le llame la guinda del pastel. En fases iniciales del proyecto yo llamaba a este artículo "guinda o bizcocho" que es lo que me dio a pensar en escribirlo. Todos a priori diríamos que van Basten era bizcocho en el Milan salvo, aparentemente, su técnico.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 2 septiembre, 2015

    @migquintana

    "porque en estos temas influye la creatividad de manera obvia"

    De hecho cuando Sacchi habla del rival que más erosionaba su plan suele salir el mismo nombre: Maradona.

    A Diego le reprende por despreciar a su entrenador, pero siempre le reconoce que era quien realmente conseguía ponerles en jaque.

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    Tal y como dice David dn la primera liga de Sacchi van Basten no jugó apenas partidos completos y estuvo constantemente lesionado. Además dn numerosos partidos fue suplente de Virdis.
    No deberiamos olvidar quela explosión de van Basten fue la Euro del 88 adonde llegaba como suplente de Bosman y en un momento en el que el Milán habia ganado su única liga del ciclo.

    @Morelli
    Entiendo que Sacchi pueda caer como un pedante pero realmente él revolucionó el fútbol y realmente el mérito es en una gran parte suya. Es evidente que se necesitan grandes jugadores para llevar a cabo la idea pero los mecanismos que él introdujo en ese Milán no sólo han sido asumidos sino que él fue el causante de que se decidiese modificar una regla del fuera de juego como es el fuera de juego posicional.

    @David_Mata
    Sobre la relación entre Sacchi y van Basten-que como dices tú Lucifer no siempre es sinonimo de mal- cuenta Sacchi que en cierta ocasión en la que el holandés ya ejercía de mister se encontraron y van Basten le pidió perdón por causar tantos problemas y que Sacchi le dijo no te preocupes no solucione la mayoría de ellos. También decía, el italiano, que no hubiese cambiado a van Basten por ninguno de los grandes delanteros que había o hubo despues.

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    Aquí una muestra de como aprovechaba la ley del fuera de juego el Milán .https://youtu.be/3Dnx16-tEF4

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    La labor de Sacchi como creador fue especialmente dura por ir contra la cultura futbolística tradicional italiana. Uno de sus máximos detractores fue Brera quien, una vez Sacchi abandonó el Milan para coger el mando de la Azurra, dijo que el éxito del Milán se basaba en tres holandeses extraordinarios. Al respecto de ello Sacchi dicd cuando perdíamos era por Sacchi y cuando ganabamos por los grandes jugadores.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 2 septiembre, 2015

    @9LutherBlissett

    Si no recuerdo mal, Sacchi explica la anécdota de que ahora cuando se encuentra con Marco y este le dice que como entrenador puede entender los problemas que le dio como jugador, Sacchi le responde: – Bueno, pero también me solucionaste un montón de ellos (problemas).

    Por cierto, aprovechando que sacas el tema de la Euro del 88. Se vivió allí otro enfrentamiento entre técnico y alumno. Cruyff y Rinus Michels anduvieron a la greña. De hecho la Euro sirvió para que Rinus se reivindicase un poco como técnico más allá de la sombra del Cruyff jugador, si bien la Holanda del 88 no era muy "Naranja Mecánica".

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    @David_Mata_Ecos
    Exacto, la anécdota es tal y como la dices. Sino me equivoco fue con motivo del nombramiento de ese Milán como mejor equipo de la historia.
    Respecto a Michels, como bien dices, esa Euro fue el premio que merecia para que se le valorase ya que sus maores éxitos habian sido con Cruyff sobre el campo. Esta victoria además vino después de que Michels se hiciera cargo de equipo poco antes del campeonato (como en el 74) lo que aumenta la envergadura de su exito (Holanda entre el 80 y el 88 parecia la nada)

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    El nombramiento de Milán como mejor equipo de la historia por una revista (me habia saltado la parte final)

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 2 septiembre, 2015

    @Abel Rojas

    "Pues yo sí creo que Van Basten no era imprescindible."

    Creo que Abel apunta un tema interesante. El rol de van Basten en Milan no es comparable al de Sindelar en Wunderteam o Cruyff en la Naranja Mecánica. No es tan relevante en el modelo de juego por más que si lo sea en la victoria. No es un dato menor, pese a que se le ha comparado con Cruyff. En cierto modo me recuerda al caso de Platini y Zidane. El juego de Zidane me recuerda a un jugador del “carré magique”, pero no a Platini precisamente. ¿Sabéis a cual?

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    Otra frase que deja claro el pensamiento de Sacchi es aquella de: Robert de Niro es un gran actor pero en una gran película de Coppola.

    Respond
  • Kim jong un 2 septiembre, 2015

    @davidleonron En el patio del colegio todos queriamos ser Van Basten mas que Maradona, como bien comentas supongo que las victorias al Madrid, ademas de jugar en un equipo tan mitico y tener una imagen excepcional. El balon de oro del 92 pienso que fue un tributo a au trayectoria, para desgracia de Stoichkov que asi atesoraria el segundo.

    Respond
  • jose p. 2 septiembre, 2015

    Efectivamente, Gullit era como el hijo de Sacchi, de hecho, en los grandes partidos europeos le hacía salir encabezando al grupo y mirando fijamente a los rivales (parece ser que Gullit luego era un trozo de pan), en vez del capitán, la idea era combinar el ambiente de San Siro con ese atleta con trenzas y bigote, imagen imponente, creo que reconocia Sacchi que pocos rivales mantenían la mirada (en una entrevista,hace unos años, reconocía Gullit que uno que nunca la bajaba era Hugo Sanchez y que incluso le insultaba). Con Marco siempre mantuvo relaciones tirantes, pero casi todos los entrenadores, especialmente metódicos como Sacchi, han tenido desencuentros con sus estrellas "menos" trabajadoras.
    Otra anécdota de Sacchi es la respuesta que le dio a Belrusconi cuando este se oponía a fichar a Ancelotti (ya era mayor y arrastraba graves lesiones en la Roma), Arrigo dijo que era el jugador más lento pero el que más rápido pensaba.
    Por último, decir que sólo gano una liga con el Milan, pero es que hablamos del Calcio 80-90 la mayor salvajada a nivel de equipos que se ha visto, mucho más difícil que ganar la copa de Europa.
    Creo que fue Enric González quien dijo que el Milan de Sacchi sin los holandeses hubiera sido el Albacete de Benito Floro, uno que estaba con Van Basten.

    Respond
  • @9LutherBlissett 2 septiembre, 2015

    Lo moralizante de la comparativa de van Basten con Lucifer es que Lucifer es utilizado por y para un fin: que se tome consciencia de que ningún jugador es más km que de limportante que el orden preestablecidos y nadie mejor que el mas virtuoso para demostrarlo no en vano Lucifer cayo x soberbia.
    Por otro lado tiene una misión y es que tan necesario es el orden o equilibrio como el caos y el desequilibrio del que nace vida (lucifer) o lo imprevisto (van Basten)

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 2 septiembre, 2015

    @9LutherBlissett

    Yo la verdad es que pensaba en ello como un demonio que castiga a los pecadores. Los pecadores en este caso son todos los demás equipos del calcio alejados de la religión del "Calcio totale".

    El cómic del que twiteé una viñeta, "Lucifer", tiene como premisa de salida el exilio de Lucifer del Infierno, ergo un cambio de status quo que afecta sobremanera al propio cielo. El infierno tiene una función en toda la mecánica, pero una cosa que me encantó fue comprobar que adoptaban el enfoque a lo "Paraíso perdido" de Milton en el que el infierno es un lugar que crece alrededor de Lucifer, no un ligar al que le envían a él. De hecho incluso barruntan que Dios envía a su hijo rebelde al lugar más alejado de si mismo para darle el espacio que necesita para ser libre (en la medida de lo posible) de su mecanismo opresor. Lo que me parecía muy extrapolable a la situación de ese Marco van Basten, leyendo el juego del equipo desde lo lejos, para así poder castigar a los pecadores.

    A mi al menos me funciona esa metáfora

    Respond
  • Lucas 2 septiembre, 2015

    @ Abel Rojas.
    Os pido disculpas a todos los que os habéis sentido incomodos por mi lenguaje , aunque creo que decir " disparate " no insulta a nadie , pero asumo con modestia tu toque de atención . Disculpar .

    Respond
  • @Salvisibaja 3 septiembre, 2015

    Enhorabuena por el texto. Buenísimo como todo lo que escribes.

    Muy interesante lo que viene en el texto con la frase "la guinda en el pastel". Decir eso del gran Marco es muy fuerte. Pero estoy convencido de que Sacchi no lo dice por darse bombo ni autovenderse. Siempre me ha llamado la atención los métodos de entrenadores (sobre todo antiguamente) que llevaban a sus equipos de manera casi militar. Con una disciplina castrense. Y es que el equipo que montó Sacchi y sobre todo cómo y a la altura que tiraban los fueras de juego, casi casi que podría compararse con un ejército.

    Siempre que se habla de esta manera de entrenar, me acuerdo de la selección española de waterpolo (la de Estiarte, el malogrado Jesús Rollán, Miki Oca, etc) que tantos metales consiguieron en las décadas de los 90 y principios del 2000. En una entrevista al ahora tan famoso Pedro García Aguado, comentaba que el equipo ya estaba hecho y llevaban varios años juntos, pero que hasta que no llegó el entrenador croata Matutinovic, y les entrenó con una disciplina y exigencias casi militares, no consiguieron llevarse ni una medalla en ningún campeonato.

    No sé si éste es buen canal para ponerlo, pero os dejo un pequeño reportaje interesante sobre lo que hablo: http://www.marca.com/2012/09/25/mas_deportes/nata

    Siempre es interesante saber qué se cuece dentro de un grupo para que un técnico sepa sacarles el mejor resultado. Sean cuales sean las formas.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 3 septiembre, 2015

    @Salvisibaja

    Yo tengo la impresión de que Sacchi, método a parte, lo que aporta es su pasión, su energía… Cuando le lees te das cuenta de que él, además de ser un hombre muy capaz, estaba dándolo todo. Hoy leía un artículo en el que hablaban de dos tipos de trabajo, en relación a los procesos y en relación a los contenidos. Mi sensación es que Sacchi ahora le da una enorme relevancia a los contenidos de su trabajo, y a mi me parece que lo diferencial en su propia actividad como técnico es más el proceso que el contenido.

    Respond
  • Lucas 3 septiembre, 2015

    Hola a todos .
    Hace unos días vi una entrevista que le daba Del Bosque a Maldini, en ella , Maldini le hablaba del Madrid y de la jerarquía de jugadores como Hierro o Raul y Del Bosque comentó que dos de los grandes lideres de ese equipo eran McManamam y Geremi . Maldini se quedó sin habla …así que la visión que tenemos nosotros sobre la "importancia" de algunos jugadores y la que tiene el mister a veces nos sorprendería tanto como se quedó Maldini con la respuesta de Del Bosque o de muchos técnocos del Madrid con el consejo de Sacchi de fichar a Gravensen .

    Respond
  • michel 3 septiembre, 2015

    Por mucho que Marco no fuese imprescindible para Arrigo, me cuesta ver a aquel equipo ganar y sobre todo dar la sensación de imbatibilidad que daba sin tener en sus filas a Marco van Basten. O cuanto menos ser un actor secundario. Pienso que eso de que se aprovechaba de los demás no es totalmente cierto, o si es cierto también lo es que los demás se aprovechaban de sus cualidades y no solo como goleador. Es, fue y será posiblemente el delantero centro más completo de la historia del fútbol. A ese equipo le daba la vida con sus caídas a banda, con su manera de aguantar el balón cuando éste estaba retrasado y era el primer defensa. Que pena que lo maltratan de esa manera las lesiones.

    Respond
  • Lucas 3 septiembre, 2015

    @Michel
    Yo creo que como la mayoría de los arietes , Van Basten actuaba como finalizador , no como inductor y por eso Sacchi no le daba ese protagonismo o esa importancia jerárquica en cuanto a la creación de su futbol y si a Baresi , Ancelotti o Gullit, algo similar a Hugo Sánchez en el Madrid de la Quinta del Buitre , un jugador más "responsable" del marcador que del juego y me da que de igual forma con más del 80% de los arietes de la historia . Con lo que tengo más discrepacias es con la importancia de su presencia en cuanto a la respuesta del equipo contrario y con ello su respuesta ante la propuesta de juego del Milan , porque un Milan con o sin Van Basten creo que hay una notable diferencia , aunque desde la teoría a Sacchi le parezca que no .

    Respond
  • @SVilarino 3 septiembre, 2015

    Yo sí creo que van Basten no era tan "importante" para Sacchi. Y me explico:

    -Todos los mecanismos del Milan de Sacchi están hechos para funcionar sin van Basten. De hecho, él crea el equipo y como bien apunta David Mata, lo crea para Gullit. El delantero centro era Virdis, que era veterano, tenía cierta movilidad y marcaba goles. Pero luego también aparece Massaro o incluso un joven Simone. Sacchi crea al Milan sin van Basten porque sabe que no puede contar con van Basten. El holandés es de cristal…¿qué pasa si, como en su primera temporada, se queda fuera 6 meses? Sacchi sabe que estaría liquidado (y poco le faltó para ello).

    Lo que pasa es que ese esquema, cuando tiene al Cisne, mejora una barbaridad porque el jugador es increíble y te da mil soluciones nuevas. Te hace subir al nivel a "mejor equipo equipo del mundo". Pero el Milan, sin él, ya había dado el salto de ser un equipo mediocre )o incluso de Serie B), a ser uno de los mejores del mundo. Por eso Sacchi, en su cartesiano mundo, afirma que el holandés es "la guinda del pastel".

    Respond
  • @9LutherBlissett 3 septiembre, 2015

    Yo creo que la clave a la importancia de van Basten se encuentra en los comentarios de David (sobre el Paraíso Perdido) y de Vilariño.
    Sacchi nunca ha negado que van Basten era el mejor jugador de su Milán, superior a Gullit, pero le achaca una importancia dentro del sistema mucho menos importante. La razón se puede encontrar en varios motivos, para empezar la fragilidad del cisne de Utrech, segundo porque hasta la euro de 1988 van Basten no termina de explotar (a pesar de marcar partidos importantes como en San Paolo), y por último porque el holandés (tal como dice David) es un rebelde que necesita su propio espacio libre más allá de la rigidez sacchiana.
    Sobre este punto hay que decir que hace no demasiado en una entrevista en la Gazzetta, Baresi declaraba que Capello les permitía mucha más libertad que Sacchi y creo que ninguno definiriamos a Capello como un DT que ofrezca libertad a sus jugadores.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 3 septiembre, 2015

    @9LutherBlissett

    Siguiendo con las metáforas musicales. Cuando Sacchi habla de Capello: "la afición no le ama porque su fútbol tiene poca poesía, poca armonía. Se basa primordialmente en aprovechar el error del contrincante". Vamos, que su partitura es muy efectiva, pero poco estética.

    @SVilarino

    Filippo Galli habló en una entrevista sobre los holandeses y dijo: "Eran tres jugadores extraordinarios y de generoso talento en un contexto de fútbol revolucionario. Pero el mejor era Marco". Sospecho que nadie dudaba sobre quien era el mejor jugador. Otra cosa es quien era más relevante en la idea de juego. Por ejemplo, en el FCB quien era más relevante para la idea de juego de Guardiola (2008-12): Xavi o Messi?

    Respond
  • lucas 3 septiembre, 2015

    @David Mata
    Mi opinión es que "teoricamente" para la idea de Guardiola el relevante era Xavi, pero Messi ha demostrado que es quien la hizo posible :El factor Messi tiene tanto peso en cualquier idea, que es difícil entender esta sin él.

    Respond
  • lucas 3 septiembre, 2015

    En el caso del Milan como en casi todos los equipos , la idea de juego casi nunca pasa por su delantero centro ,pero hablamos de Van Basten …posiblemente el mejor jugador de su época, pensar que en el equipo en el que juega ,él solo sea "la guiñada del pastel".

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 3 septiembre, 2015

    @lucas

    Una cosa es jugar y otra ganar. Por ejemplo, Brasil 82-86 juega y no gana. Lo mismo porque le faltaba la ciliegina sulla torta. Algún comentarista brasileño dijo cuando el advenimiento de Ronaldo (gordo) que era precisamente lo que le faltaba a esos equipos de Tele Santana.

    Respond
  • @DavidLeonRon 3 septiembre, 2015

    @LutherBlisset

    "La labor de Sacchi como creador fue especialmente dura por ir contra la cultura futbolística tradicional italiana"

    Y esto no se debe dar nunca al margen, porque es fundamental y clave. Es como la apuesta de Luis o Pep por el futbolista asociativo. Ahora parece obvia pero en 2008, con los fracasos reiterados y el auge de medios box to box tipo Lampard, Gerrard y compañía… la cosa no estaba tan clara.

    @Kim jong un

    "En el patio del colegio todos queriamos ser Van Basten mas que Maradona"

    También porque era más accesible ^^ Nah, es que era eso, los que no vimos México 86 y somos ya más de las secuelas de Marco. De hecho incluso los juegos, los primeros de la época en los 90, aparece el holandés como figura simbólica.

    @David Mata

    "Por ejemplo, en el FCB quien era más relevante para la idea de juego de Guardiola (2008-12): Xavi o Messi?"

    Ese periodo es demasiado amplio, hubo muchos estilos internos. Dicho esto, mi respuesta sería que Xavi representaba mejor el libreto pero Messi suponía más el objetivo final de dicho libreto y la causa del mismo. Por lo tanto, te lo dejo en un 50-50. No estoy muy lejos de lo expuesto por @lucas.

    Respond
  • Kyrie 3 septiembre, 2015

    @ David Mata

    ¿Ese jugador al que te recuerda Zidane puede ser Genghini?

    Respond
  • lucas 3 septiembre, 2015

    @David Mata
    Me es muy difícil entender ,mejor dicho,separar el jugar de la idea de ganar .¿ Como se juega al futbol separando esa idea ? el futbol es un juego cuyo fin es ganar y sobre todo va de meter goles .Entiendo la diferencia relativa entre jugar y ganar.Pero que nadie dude ,al menos yo no lo hago ,que Brasil 82- 86 jugaba para ganar,no para gustar ,ningún futbolista salta al campo a algo que no sea ganar …. La idea de juego se hace para ganar y creo que es un error valorar desde otras perspectivas una idea ,una táctica ,un once …por eso denominar "guinda de un pastel " a Van Basten me parece una licencia literaria fuera de la realidad , Van Basten era un pastel en si mismo.

    Respond
  • MarkelHxC 3 septiembre, 2015

    @Lucas

    Creo que lo que se quiere decir es que aquel Milan hubiera jugado sin Van Basten y hubiese sido el mismo equipo, aunque probablemente no hubiese ganado lo mismo por Marco era muy muy bueno. Es decir no afecta a la estructura del equipo pero si al resultado final.

    @DavidLeonRon

    Esto llevado al barsa de Guardiola creo que elevaría la importancia de Messi. Sin Messi aquel Barsa no podría mantener su estructura, probablemente con Xavi tampoco pero con otro mediocentro con buen toque, aunque con matices la idea si que podría haber sido la misma. Eso si con distinto resultado casi seguro. Difícil imaginar tantos titulos sin Xavi. Pero creo que el que hacia posible aquel sistema (como todos en los que juega) es Leo. No creo que sea equiparable. Leo no solo marca, el tipo juega que da gusto y obliga al rival a jugar diferente. Para ganar a Messi hay que ponerle la corona y eso creo que era y es la clave del Barsa.

    Respond
  • michel 3 septiembre, 2015

    @lucas.
    Hombre comparar a Hugo sanchez con Marco me parece un sacrilegio, pero no en comparación con la calidad de ambos, si no en funciones que tenían uno y otro dentro de un engranaje. Si bien es verdad que todo delantero centro como misión tiene ser el finalizador como bien dices. Pero lo que Marco ofrecía, como indico en mi anterior comentario, Hugo Sánchez ni se le acercaba. Hugo tenía un radio de acción bastante más corto. Era un hombre de área que apenas participaba en el juego colectivo de su equipo. Mientras Marco participaba mucho más, con todas las cualidades de las que disponía para ello.
    En cuanto a lo que decís de que Van Basten impresionó más que Maradona en España en aquella época, hombre el 5-0 al Madrid y varias eliminaciones más, hizo lo suyo. Aquel Milán parecía imbatible y Marco fue el azote blanco reinando en Europa. Mientras Maradona en Europa poco hizo más que ganar una UEFA, en copa de Europa estuvo prácticamente exento, como quien dice.
    En otro orden y sobre lo que plantea David, sobre Xavi ó Messi. Guardiola en petit comité repitió varias veces que Messi era su todo. Hace escasos días se reprodujo una frase suya "sólo hubo un futbolista que podía hacer lo que quisiese dentro del sistema de juego, Messi" creo que eso lo dice todo. Mientras los demás estaban apocados a un sistema Messi era el único jugador que podía hacer y deshacer a su libre interpretación.

    Respond
  • Lucas 3 septiembre, 2015

    @Markel HxC
    Yo creo que sin las vitorias el Milan no habría sido el mismo y en las victorias Van Basten fue protagonista .Al Milan se le recuerda como una apisonadora por su juego, pero porqué ganó , creo que ahí radica la diferencia . Esa dualidad ahora la vivimos como Messi , el Messi-Barça es un jugador incuestionado e incuestionable mientras que en Argentina , curiosamente , Messi si es cuestionado y cuestionable , ¿ porqué ? porque Argentina no gana .
    En un partido , en 90 minutos si se pueden separar juego y resultado , pero cuando se habla de un equipo a lo largo de un tiempo separar esos dos conceptos me resulta complicado . Brasil es pentacampeón del mundo gracias a equipos en los que no está el del 82…en esa ecuación quien aparece es Italia , porque al futbol sin resultado solo se juega en los recreos de los colegios .
    En un Milan sin ganar como en un Barça sin ganar Sacchi y Guardiola serian dos románticos , su estatus se lo da la victoria y ahí Van Basten o Messi no son "guindas del pastel ".

    Respond
  • Lucas 3 septiembre, 2015

    @Michel
    Yo nunca comparo jugadores , digo que en el juego de un equipo , en su mecánica , a veces el 9 solo aparece con un pelfíl finalizador , pero me he explicado muy mal , porque Hugo , al que como tu veo más como un jugador de área que otra cosa ,( a Van Basten le veo muchísimo más colorido en su juego ), mediatizan tanto la respuesta táctica del contrario que adquieren muchísimo peso en el equipo , porque un equipo que jugaba ante el Milan no presentaba la misma cara si estaba ante Van Basten que ante Simone , Virdis o Massaro . Es más y si mi memoria no me falla creo que con las lesiones de Van Basten , fue Gullit en muchos partidos quien ocupó esa posición en el campo …intimidación en estado puro .

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 3 septiembre, 2015

    @Kyrie

    Giresse, pienso que Zidane es más giressiano que platiniano

    Respond
  • MarkelHxC 3 septiembre, 2015

    @Lucas

    No contradigo tu comentario lo más mínimo, de echo estoy muy de acuerdo. Solamente trataba de explicar lo que creo que es la idea de este artículo. Que sin Vas Basten hoy no estaríamos hablando de aquel equipo por que es probable que no hubieran, puede ser cierto. Que el fútbol de aquel equipo hubiese sido parecio, también lo puede ser. Creo que es un debate más semántico que de concepto. En el concepto todos coincidimos, Van Basten no tenía peso táctico en aquel Milan pero era tan bueno que hacía a su equipo mejor. Luego cada uno le dará la importancia a lo que quiera y utilizará diferentes términos, pero la idea general creo que es esa.

    Respond
  • MarkelHxC 3 septiembre, 2015

    Respecto al concepto de Mega-crack convertido en guinda del pastel, que os parecería Iniesta en el Barsa de Lucho? Jugadorazo que define algunos partidos a base de talento pero sin peso específico en el equipo. Cierto que Inieta no es ni TOP-3 de su equipo y podría no ser ni TOP-5 depende de para cada quien (debate al que no voy a entrar). Y que a mi personalmente Iniesta tampoco me enamoró nunca (siempre lo vi potenciado por el sistema, ojala esta temporada me calle la boca) pero es el ejemplo más reciente que se me ha ocurrido ^^

    Respond
  • Larios84 3 septiembre, 2015

    He leído algun artículo más histórico en Ecos, pero siempre por seguir mas la actualidad me dejo muchas de estas joyas.

    Creo que deberiais plantearos hacer alguna especie de archivo histórico y sacarlos, sino en papel, en pdf para descargar al precio que vierais, porque son auténticas joyas de futbol.

    Leer este artículo y la mayoría de los comentarios derivados de él, es como asistir a unas clases de Historia del Calcio en la Universidad sobre Futbologia, madre mía, flipante.

    Yo solo puedo alabar, porque la época de este Milán me pillo sin seguir mucho futbol aún, pero el nombre de Van Basten era la hostia, evidentemente, pero Maradona era Maradona y más en un país "compadre" de Argentina como España.

    Aquí, al menos en mi época, si alguno se ponía a regatear echando pachangar y se creía el mejor de la pista, lo fuera o no, se le decía: "Ni que fueras Maradona chaval!".

    Respond
  • lucas 3 septiembre, 2015

    @MarkelHxC
    A mi Markel es que me cuesta mucho ver a un Mega-crack como guinda del pastel . En cuanto a Iniesta ,yo soy un enamorado de su juego…es más creo que es un jugador determinante y un eterno creador de soluciones , más en un equipo que juega eternamente metido en campo contrario y con apabullantes posesiones de balón ,lo que hace que casi siempre juegue ante defensas cerradas y "amontonadas".

    Respond
  • Calas 3 septiembre, 2015

    @MarkelHxC

    Para mí sería un ejemplo bastante claro de la idea, si consideras al Iniesta de 2014 en adelante un crack de primer orden (yo tengo mis dudas, de meterlo en un TOP 5…ahí ni entro yo tampoco). Ahora que hablen los que saben, no yo, pero ¿podría decirse que con Luis Enrique fue la guinda por sistema por primera vez, y que lleva unos añitos ya siéndolo por rendimiento propio?

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 3 septiembre, 2015

    @michel

    "Mientras los demás estaban apocados a un sistema Messi era el único jugador que podía hacer y deshacer a su libre interpretación."

    Precisamente. Messi ahí era el diablo. El jugador que podía saltarse el plan. Aunque si tomaré como cierto algo que suma las aportaciones de Vilariño y de León. Seguramente el plan del Milan tenía menos intención de explotar las condiciones particulares de Van Basten que el plan del FCB de explotar las de Messi. No obstante yo creo que con Gullit-Van Basten pasa, al igual que con Moreno-Pedernera o Messi-Xavi, eso de que el jugador más representativo de la idea no coincidía con el mejor jugador/más determinante del equipo.

    Respond
  • MarkelHxC 3 septiembre, 2015

    @Lucas

    ¿Consideras a Iniesta importante estructuralmente en este Barsa? ¿Si trataras de describir al Barsa del año pasado en una frase, cabría el nombre de Andrés?

    Respond
  • @DavidLeonRon 3 septiembre, 2015

    @Markel

    "Respecto al concepto de Mega-crack convertido en guinda del pastel, que os parecería Iniesta en el Barsa de Lucho?"

    Bufff, pero es que Iniesta tiene 31 años y lo mejor de su fútbol ya ha pasado (que no quiere decir que no pueda seguir aportando, hablamos del MVP de la última final de Champions). Me pegaría más en el Barça de Guardiola, que sin él podía seguir siendo dominante pero con Iniesta, unido a Xavi y Messi, simple y llanamente se convirtió en un equipo de 11 títulos ganados sobre 12 disputados. Todo dicho.

    @Larios

    Hombre, que Diego Armando Maradona es un mito social-deportivo, eso está claro. Yo voy más por el tema de la época puntual y su relación con el Real Madrid. Ejemplificando, es como si en 2020, con Messi ya en caída pero quizás todavía jugando, un crack del momento gana un par de Balones de Oro tras eliminar al Madrid dos veces de Champions de forma rotunda. Pues seguro que se hace famoso por nuestras tierras ^^

    Respond
  • @9LutherBlissett 3 septiembre, 2015

    Aunque es imposible disociar el Messi-Xavi en el Barcelona de Guardiola se puede imaginar quienbera el jugador más representativo viendo el estilo de equipos en los que no esta el otro jugador. En la selección española se mantenia un estilo de juego parecido a aquel Barca (no puede ser igual pq Messi es demasiado importante como para que su ausencia condicione). Por otra parte cuando Xavi ha dejado de ser importante en el Barcelona este no ha tenido más remedio que transformarse en algo muy potente pero de naturaleza distinta.
    Respecto a que van Basten era la guinda del pastel para mí no significa otra cosa que el Milan estaba estructurado y organizado para atacar de una forma en la que se ponía las cualidades de un conjunto por encima de la explotación del delantero pero a eso se sumaba todo lo que pudiera ofrecer el holandés, el más liberado de los correajes tacticos y el más creativo en ataque.
    Por tanto él no era la base pero a todo lo que hacían los demás se sumaba él.

    Respond
  • Lucas 3 septiembre, 2015

    @Markel
    Del Barça del año pasado fue una descomunal demostración de la influencia de Messi sobre todo lo que ocurria en los 90 minutos de cada partido del Barça , insustancial hasta navidad en su estado de "caminador", imparable desde la derrota en Anoeta . ¿ Iniesta ? para mi tuvo un papel secundario, tanto que yo no me atrevería a señalarle como que tuvo un rendimiento de crack , osea no fue guinda , solo fue parte del pastel …No se, creo que como dice @David LeonRo , Iniesta con 31 años ya es solo un secundario con momentos de lujo, pero no le veo con un protagonismo táctico .

    Respond
  • MarkelHxC 4 septiembre, 2015

    @Lucas @DavidLeonRon

    Totalmente de acuerdo, el Iniesta 31 años no es el que era, pero seguimos hablando de un jugador impresionante capaz de tumbar a cualquiera. El lucho no le dio ningún peso táctico, pero nunca dejó de ser titular y probablemente sin el los éxitos del año pasado no se habrían logrado, ya que tuvo momentos puntuales muy potentes.

    En el Barsa de Guardiola Iniesta tenía mucho más peso táctico. Iniesta era importante tanto por ser crack como en lo que respecta a la estructura del equipo creo. No estaba solo para el detalle. Creo que Luis Enrique ponía a Iniesta simplemente porque es muy bueno y porque cuando está bien el tipo destroza al rival.

    Puede que no sea un ejemplo perfecto pero es lo más cercano que se me ha ocurrido.

    Respond
  • michel 4 septiembre, 2015

    Si hablamos de la guinda del pastel Barça 2014/15 tendremos que hablar de Luis Suarez. Creo que gran parte de la temporada Iniesta estaba ahí, pero su fútbol no tenía poso en el engranaje del equipo. Es decir que en la mayoría de las ocasiones pasaba desapercibido, pero más que nada por el sistema implantado para poder contragolpear más. Con esto los interiores pierden presencia. Por ello a Lucho no le hubiese importado perder a Xavi a principio de temporada si en su lugar le hubiesen fichado a un jugador de determinadas características para poder contragolpear.

    Respond
  • MarkelHxC 4 septiembre, 2015

    @michel

    ¿No crees que Luis Suarez tenía un peso táctico importante en el equipo? Creo que el modelo del Barsa sin Luis Suarez no se puede llevar a cabo. Sin Iniesta aún siendo peor sería el mismo equipo.

    Respond
  • @danityla 4 septiembre, 2015

    Como aficionado madridista debo decir que en los años en que el Madrid, aquel Madrid tan increíble de la Quinta se enfrentaba a ese diablo, ese Dios creador, ese Donadoni regatea todo (no perdía una pelota el cabrón), ese Gullit imperial, y un infinito etcétera…. lloraba, literalmente, con mis 11 añitos ante las palizas que nos daban. En una de las eliminatorias, no recuerdo cuál, debimos caer en más de 15 fueras de juego. Era increíble. De verdad, en España hubo un momento en que preguntabas por cuánto había ganado ese Madrid (porque ganaba sí o sí), el Barça sólo ganaba los clásicos (aunque no se llamaban así) y al llegar a Europa ese Milan del futuro simplemente nos convertía en un juguete.

    Con los años, la sensación que me sigue provocando el nombre de Van Basten cada vez que lo oigo es de temor. Menudo jugador. Y encima, antes de uno de los partidos, declaró que la mejor delantera del mundo eran Butragueño y Hugo Sánchez. Y luego Baresi los volvía locos.

    De las banalidades que se acuerda uno.

    Paso de decir lo precioso que es este artículo porque siempre alabo el trabajo de ese animal que tenéis ahí llamado David Mata. En un mundo racional viviría de los libros que escribiese. De verdad, aunque es una pena que no flipen con él 10 millones de lectores es muy agradable esa sensación de estar leyéndole y saber que tú, y algunos futboleros como tú, estáis disfrutando de high class writting. Como cuando descubres a un chef aún desconocido pero de un nivel increíble. O un vino. De verdad. Sois los mejores.

    Respond
  • MisterHyde 5 septiembre, 2015

    Gran artículo.

    Aunque toda regla tiene sus excepciones, es decir, creas la fórmula perpetúa del fútbol te llega un Maradona y la destroza. Y a mí me encanta que estos "bugs" destrocen el orden perfecto de las cosas, saltarse la partitura y marcarse un solo de violín.

    Un saludo.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 septiembre, 2015

    @danityla

    Muchas gracias por tus palabras Daniel. Creo que hablas de la semifinal de Copa de Campeones de 1989 en donde el Milán puso en fuera de juego al Madrid 26 veces. O al menos esas son las cuentas que da Arrigo Sacchi. Por cierto, que esta anécdota se convirtió en uno de los ejemplo favoritos de Alfredo Di Stefano para hablar de delanteros que anduvieron "poco listos". La repetía muy seguido.

    @MisterHyde

    Lo del bug es una mención a Mr Robot, justo ahora me iba a poner a verla. Un saludo

    Respond
  • MisterHyde 5 septiembre, 2015

    @David_Mata_Ecos

    Serie muy interesante David 😉

    Respond
  • Obi Whan Valdhovi 27 julio, 2016

    Personalmente pienso que Marco Van Basten ha sido, con permiso de Luis Suárez, el jugador con más clase de la historia.
    A Sacchi, le diría que sin el gol que marcó al Empoli en esa temporada 87/88 en la que sólo jugó tres partidos, saliendo desde el banquillo, hoy nadie hablaría del Milán de Sacchi.
    Gracias a aquel gol, aquel Milán terminó ganando tres semanas después el Scudetto al Napolés en San Paolo. En un partido en el que por cierto Marco firmó el decisivo 2-3.

    Respond
  • Miguel L. Pereira 11 octubre, 2017

    @David_Matas_Ecos,

    Como siempre, genial.
    Lo cierto es que van Basten encajó perfectamente en la idea colectiva de Sacchi justamente porque mezclaba esa característica egocéntrica de verso suelto con una base de entrenamiento colectivo bien asimilada por sus años en el Ajax y con Cruyff. No era solamente una cuestión de su enorme talento (proporcional a su ego) si no de que, aún siendo un jugador extremadamente egoísta, tenia no obstante la perfecta consciencia del rol del colectivo en la creación. Podía no aceptarlo, pero lo entendía, y por eso supo siempre encajar en los tres proyectos donde se movió, el Ajax reconstruido de Johan, el Milan de Sacchi y la Holanda de Michels. Se queria estrella pero entendía la necesidad de ofrecer algo al juego para sacar provecho, una señal clara de su inteligencia en el terreno de juego pero que también refleja lo pobre que fue su intento como entrenador. Por supuesto que aquél Milan era mucho más el Milan de Gullit que él de van Basten – para no hablar del cuarteto defensivo y del rol de Rijkaard y Donadoni – sobretodo porque Gullit era el punto de conexión con el Fútbol Total. Era el jugador "tuttocampista", que tanto te metía un gol como ariete como te recuperaba un balón en presión alta y hacia jugar a los demás. Tengo muy claro que, aunque van Basten fuera un talento superlativo, Gullit es el futbolista más determinante de ese periodo 87-89 y solamente sus lesiones a principios del 89 empiezan a girar hacia van Basten el eje de relevancia. No nos olvidemos tampoco que un jugador casi obrero en su naturaleza como Virdis es mucho más relevante que Marco en el Scudetto de Sacchi.

    De todos modos la reflexión que propones es perfecta para entender la dicótomia de un entrenador y una estrella que se creían siempre "lo más" en su labor y que tenían que buscar una forma de convivencia casi siempre rozando la imposibilidad con la diferencia que el fútbol siempre parece perdonar más al jugador que al entrenador su naturaleza de "prima dona". Sacchi era un entrenador revolucionario pero su incapacidad de reproducir con regularidad sus inventos era igualmente un reflejo de la inconstancia de van Basten, capaces de partidos y momentos de genio absoluto con la mas absoluta medianía. Ver partidos del Calcio del periodo 88-92 nos permite tener claro que pocos han llegado a la cúspide como el holandés pero muchos más que él han logrado mantener un nivel alto por regularidad de exhibiciones.

    Respond
  • David_Mata_Ecos 11 octubre, 2017

    @Miguel L. Pereira

    Gracias Miguel, a mí , ahora que Ecos ha repescado el artículo me ha salido recordar esa escena de Matrix en la que se explicaba que Neo era una rebelión generada por el propio sistema, en busca de un equilibrio que si no provocaba que el modelo se colapsase. La necesidad de rebelión. El propio Vazquez Montalban habló en un texto imperdible sobre la necesidad de que hubiese disidentes. Los disidentes son figuras importantísimas en cualquier forma de sociedad. Si el disidente se puede expresar es que estamos en estandares razonables de libertad y creatividad.

    Respond
  • Víctor González 21 octubre, 2017

    Sólo os faltaban este tipo de artículos para tener un proyecto perfecto. Gracias!

    Respond
  • David_Mata_Ecos 14 noviembre, 2017

    @Víctor González

    Gracias Víctor

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.