The fog of war

Cuesta escribir del Deportivo de la Coruña. Su situación traspasa las barreras de lo meramente futbolístico incluso cuando de hablar sobre su juego se trata. Es decir, es fútbol y al mismo tiempo no lo es, conformando así una cruel paradoja que está ahogando a club, equipo y afición. El cambio en el banquillo, aunque se antojaba clave para revertir la dinámica, parece haber llegado demasiado tarde o simplemente ser insuficiente, pues cuando Víctor Sánchez del Amo llegó el Dépor éste ya se encontraba inmerso en lo conocido como “the fog of war” (la niebla de la guerra). “Ese estado de confusión, desorientación y aturdimiento en medio de la batalla, fruto de la polvareda que produce el cuerpo a cuerpo, que hace perder por completo la perspectiva de la guerra”, como bien describía “Holden Caulfield”.

Una coyuntura a la que se llegó por la falta de gol, por esa tecla que Víctor Fernández nunca logró encontrar y, por qué no decirlo, por la ausencia de fortuna en ciertos momentos puntuales. Con todo estos problemas sumándose en otoño-invierno y multiplicándose en primavera por “el fantasma de las temporadas pasadas”, a día de hoy el Dépor sale al campo sin confianza, claridad ni lógica. Poco importa que Sánchez del Amo haya probado a jugadores de toque partiendo desde la banda (JuanDo y José Rodríguez), que haya cambiado la posición de los agitadores (Lucas y Cavaleiro) o que, incluso, probara a modificar el dibujo para formar con doble punta (Oriol Riera y Toché). Porque sus problemas son futbolísticos, pero ahora mismo no se resuelven sólo con fútbol. El Dépor necesita quitarse ese halo de desesperanza que les invade según suben a Primera, y recuperar algo de la competitiva estima que demuestran cuando están en Segunda. Si no, ni un heroico Fabricio podrá mantener Riazor dónde debe estar.

5 comentarios

  • sobris 2 mayo, 2015

    Es verdad eso que dices pero a mi me sorprendió y mucho este depor en el partido contra el Málaga en el que el Málaga se puso por delante con un gol de amrabat en la 2 parte. Lo que yo y mucha gente pensó es que el Málaga mataría el partido proponiendo ese juego a la contra. Pero no fue así. el partido fue un área a area espectacular para el espectador y el depor no solo empato el partido, sino que para mi mereció ganarlo. Por lo tanto a mi me gusta este equipo aunque tengan una evidente falta de gol que intentaban evitar con oriol riera. A mi me parece un equipo que se acerca al estilo del Málaga y del rayo sin ser tan “suicida" y esto me encanta, quizás por mi condición de fan desencantado con el juego del cholo…

    Respond
  • @migquintana 2 mayo, 2015

    @sobris

    El partido contra el Málaga fue bastante bueno. De hecho, creo que fue la mejor época del Dépor. A mí me gustaba cómo jugaba en ese tramo con Víctor Fernández y estaba convencido de que iba a terminar explotando de alguna manera. Sin embargo, los resultados no cayeron y el resto de aspectos no compensaron esa inercia negativa que se ha transformado en una dinámica muy autodestructiva.

    Respond
  • Guillermo Ortiz 2 mayo, 2015

    El problema del Dépor es el gol y, para mí, su endeblez defensiva. Lo primero es bastante obvio. Ni Oriol Riera, ni Cavaleiro, ni Cuenca ni Jose Rodríguez son jugadores que huelan la sangre. El único que sí lo hace es Lucas y está teniendo muy poca fortuna. Y sobre lo segundo, Juanfran y Luisinho me parecen una debilidad manifiesta. Así es muy difícil mantenerse.

    Respond
  • theblues 2 mayo, 2015

    Juanfran y Luisinho… Ahora pueden parecerlo, pero durante muchos partidos parecieron un lujo para un equipo que está peleando por evitar el descenso. Es decir, a mi me parece que dan el nivel de sobra para un equipo con las aspiraciones del Dépor, pero que inmersos en la dinámica actual están a un nivel bajo.

    De hecho, creo que analizando un nivel puramente individual, solo hay dos puestos que no dan el nivel. El 4 y el 9. Por un lado, Lopo ya va muy justo (el año pasado jugó 1 partido como titular en Getafe) y a Insua se le ha visto muy verde (y es una pena porque el año pasado en Segunda nadie dudaba que era un jugador de Primera). Por otro, Oriol Riera (4 goles en 17 partidos), Toché (4 goles en 23 partidos) y Helder Postiga (1 gol en 13 partidos) conservan cierto nombre en el fútbol español, pero sus últimas aventuras ya apuntaban que llegaban "sin gol" (Oriol viene de de ser suplente en la Segunda inglesa, Toché llega tras no renovar por el Panathinaikos tras una última etapa muy floja, y Helder Postiga aterriza tras una fallida cesión a la Lazio donde no metió ni un gol).

    En definitiva, ese pobre nivel continuo del 4 y el 9 desemboca en una falta contundencia en las dos áreas que supone puntos domingo tras domingo.

    Y otra clave es lo que apunta el último párrafo: hay equipos que se defienden muy bien en este tipo de situaciones. El Dépor es justamente lo contrario. Siempre saca su peor versión, y eso le ha llevado dos veces ya a dejarse la salvación ante equipos que no se jugaban nada. Y este año a marcarse, cuando llega el momento clave, una racha de 11 partidos sin ganar.

    Respond
  • @migquintana 2 mayo, 2015

    @Guillermo Ortiz

    El tema es que el Dépor sabe tener el balón. Y así sabe defender bastante bien, porque tampoco es un equipo excesivamente endeble y que quede malparado en situaciones ofensivas. A partir de ahí podría competir bastante bien. El tema es que nunca marca gol, lo que le hace tomar más riesgos y, además, le impide disfrutar de contextos plácidos. Sin el 1-0 a favor, que muchas veces han merecido, es mucho más complicado jugar. Y como de confianza y competitividad tampoco van sobrados por Riazor…

    @theblues

    En general, yo creo que el Deportivo tiene equipo para estar más cerca de la 10ª plaza que de la 20ª. Es algo de lo que estoy bastante convencido, de hecho, incluso dando por bueno que la figura del ''4'' y del ''9'', visto lo visto, son fácilmente mejorables. Pero claro, es que sin seguridad, confianza ni inercia positiva, los jugadores parecen lo que no son. Y si encima no sabes sufrir… malo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.