Conversando con Ariel Judas sobre el Soccer | Ecos del Balón

Conversando con Ariel Judas sobre el Soccer


Durante la Copa del Mundo de Brasil 2014, una de las grandes noticias fue el gran seguimiento de la cita que se produjo en Estados Unidos. Con su selección hubo verdadero fervor, llenando estadios y céntricas plazas para ver los partidos en directo. Esta evolución, que comienza a dar sus frutos, viene de lejos. La MLS cumple 20 años de su puesta en marcha y, ciertamente, su estado invita al optimismo. Desde que llegara Beckham, la competición dio un paso definitivo para captar la expectación de espectadores, medios de comunicación y, por supuesto, del resto del planeta. Sobre qué y cómo es el soccer en USA charlamos con Ariel Judas, un gran especialista en estas cuestiones.

 

– Desde Europa, la sensación que venimos teniendo en los últimos años es que el fútbol en Estados Unidos no para de crecer. Sea por la mayor repercusión de la MLS, la cantidad de futbolistas que cruzan el charco o el buen papel de Estados Unidos en los mundiales, lo cierto es que sólo llegan noticias que apuntan en esta dirección. ¿Es así, Ariel? ¿El soccer está dando pasos hacia delante?

Es una pregunta con varias respuestas posibles. Definitivamente, el soccer está creciendo en Estados Unidos. Pero hay que diferenciar también soccer como fútbol a nivel general y lo que es la MLS, que es un negocio con vida propia más allá de lo que es el fútbol y el interés de los aficionados a nivel local. Son cosas que se juntan a veces, que van en paralelo, pero en otras ocasiones divergen completamente. La MLS va bien. Es innegable. Ha tenido, sobre todo en las últimas dos temporadas, un crecimiento notable. También en lo que a medios de comunicación se refiere, algo en lo que la influencia del Mundial ha sido notable por los niveles de audiencia y de expectativas creadas por la selección. Fue una explosión popular. Y llamó mucho la atención, despertando el interés de grandes marcas y de grandes empresas que quieren explotar este negocio que, realmente, está bastante virgen en Norteamérica.

– ¿Con qué se relaciona el soccer en Estados Unidos? ¿Cómo intenta crecer? Aquí, igual que en Argentina, tenemos asumido el fútbol como algo natural. Es obvio. Por decirlo de una manera: cuando llegamos ya estaba aquí. Sin embargo, detrás del impulso del soccer está una visión empresarial que parte de que, para que haya demanda, tiene que haber necesidad. O si no la hay, hay que crearla.

Creo que esto ha ido cambiando con el paso de los años. Yo vivo aquí desde hace seis o siete años y, en este periodo de tiempo relativamente corto, he notado algún tipo de cambio en cuanto a la demografía del soccer y de quién puede ser hincha de algún equipo de la MLS. La liga acaba de cumplir 20 años, es un torneo joven todavía, pero cuando comenzó yo creo que se tenía muy en cuenta el factor latino. Por eso en su momento apareció Chivas USA, que en cierta medida era una filial casi directa del Chivas mexicano. Se pensaba que de esta manera se podía alimentar y poblar la liga. Sin embargo, aunque es cierto que el público latino está muy ávido de fútbol y que sigue a determinados equipos, la posibilidad de poder ver a cualquier equipo del planeta por televisión o internet restaba impacto a este hecho. Aquí, en Estados Unidos, la disponibilidad de fútbol es altísima, probablemente tanto o más que en cualquier país europeo. Se puede ver fútbol de cualquier parte del mundo sin demasiadas complicaciones.

A esta presencia latina, que como digo es importante pero no tanto, se la venido uniendo también otro tipo de colectivos o personas. Muchas de ellas, de hecho, se han agregado últimamente. La MLS, que no el soccer en sí, se ha vendido al público local, al público más habitual del deporte estadounidense, como algo diferente a lo que te puede ofrecer la NFL, la NBA, la MLB y la NHL. Y creo que ha tenido cierto éxito. Esa diferencia consiste en que se vende, por ejemplo, como una liga limpia, como un deporte sano y como un espectáculo familiar. Esto es muy importante. La MLS se considera un torneo al que puedes asistir con niños pequeños al estadio. En definitiva, estos aspectos son detalles que no pueden ofrecer la NFL o la MLB por cierta mala fama que han venido generando sus deportistas por temas extradeportivos. Y la MLS ha aprovechado muy bien ese nicho que está disponible para acomodarse ahí. Es un deporte, como digo, plenamente familiar, algo que notas muchísimo cuando vas al estadio.

– En el noroeste de los Estados Unidos -y Canadá- la afición por el fútbol es superior, ¿no? Además, entrando en el ejemplo de la MLS, las franquicias que están asentadas en ciudades más europeas, por decirlo así, como Seattle o Portland, funcionan muy bien.

Absolutamente. Hoy en día, el noroeste de Estados Unidos y de Canadá, la región conocida como Cascadia, es la zona que motoriza al aficionado norteamericano. Ahí tienes a los Vancouver Whitecaps, un equipo que entró en la MLS hace relativamente poco, pero que ya venía teniendo impacto en categorías menores. También están los Portland Timbers y los Seattle Sounders, un ejemplo muy parecido al de los Whitecaps. Todos ellos son equipos con un arraigo popular enorme y con una envidiable disponibilidad de su público. Muchos dicen que el clima tiene que ver con todo esto, ya que ir al estadio de soccer durante los duros inviernos que sufren en estas ciudades es la única forma de sociabilizar que tiene la gente que vive allí. Es probable que algo de ello haya, es cierto, pero es que ves el fenómeno de los Sounders y entiendes que tiene que haber algo más. Hay que rendirse a la evidencia. Es un equipo que reúne un promedio de 40.000-45.000 espectadores cada vez que juega como local, lo cual lo hace en un estadio de fútbol americano para 67.000 espectadores. Ha renovado hasta 2018 su permanencia y es que, perfectamente, puede llenarlo. De hecho, durante la temporada más de una vez se consigue. El de los Sounders es un fenómeno comparable a cualquier grande de Europa o Sudamérica.

– Hablabas del tiempo, de la condición de deporte familiar, de la imagen de deporte limpio… ¿Pero hay algún prejuicio que exista con el soccer que, en cierta manera, suponga una barrera para ese hincha americano tan acostumbrado a las cuatro grandes ligas de Estados Unidos?

Existen, existen. Eso es cierto. Lo notas mucho, por ejemplo, en los «late night», donde se hacen muchas bromas con el soccer. Es decir, registran que el fútbol es un fenómeno vigente y creciente en Estados Unidos, pero se siguen haciendo muchas bromas al respecto de que un partido pueda acabar sin goles, que un equipo pueda descender… Hay cosas que no entienden, porque choca por completo con su idea de competición deportiva. Por eso, probablemente, en la MLS nunca instaure el sistema de ascensos y descensos. Es una barrera infranqueable en América del Norte.

Así que sí, existe el desconocimiento, a veces desprecio, de los grandes medios con respecto al fútbol. Pero es algo que, por cierto, está cambiando a raíz del contrato televisivo que firmaron el año pasado. Ahora grandes cadenas como FOX, ESPN o Univisión tienen un nuevo producto entre manos que deben cuidar para dar mayor visibilidad a la MLS. Es un espacio que el soccer nunca había tenido. Hoy por hoy, la MLS goza de una buena visibilidad en los medios específicos deportivos que yo nunca había visto.

– Es uno de los aspectos que hablan de la buena salud de la MLS, ¿no Ariel? Sobre todo tras este verano en el que la competición ha celebrado sus veinte años con nuevos equipos, nuevos proyectos de equipos, fichajes de renombre, rumores interesantes… Las perspectivas son buenas.

Exacto. La MLS es una liga muy ambiciosa. A veces incluso ingenua en sus ambiciones. Sus dirigentes suelen hablar de conseguir que la MLS sea una liga top 10 o top 5 para 2024, pero yo esto lo veo realmente lejano todavía. No digo que no se esté en camino a hacer una liga muy importante, pero por ejemplo tiene muy cerca, frontera con frontera, a la liga mexicana y, en mi opinión, en importancia a nivel internacional la MLS todavía está por detrás. Probablemente en cinco años la situación sea diferente, pero hoy por hoy la MLS está aún buscando acomodarse. Es todo un proceso. Eso sí, que en una década va a ser tan importante como la liga brasileña, la liga mexicana o la liga argentina… casi que lo podría confirmar, asegurar, si se sigue progresando de esta manera. Competir con Europa va a costar un poco más a nivel deportivo, porque ciertas barreras aún resultan insalvables, pero a nivel económico más pronto que tarde también va a existir cierta paridad. Las perspectivas son muy buenas.

– Para entender un poco la evolución en este tiempo y así también comprender el espíritu de la MLS, creo que la regla del Designated Player (el Jugador Franquicia) es bastante paradigmática. Como la MLS es una competición con una clara mentalidad estadounidense, en la liga existe un techo salarial que limita los salarios de todos los equipos. Un techo, además, bastante bajo porque debe ser asumible, igualitario y coherente con una competición a la que le costaba -y cuesta- ingresar grandes cantidades. Esto limitaba la llegada de grandes estrellas y, por eso, con la regla del Jugador Franquicia se estipuló que sólo una pequeña parte de su salario contaría para el techo salarial. Así pudo llegar David Beckham (2007) y, tras su ampliación, pudo hacer lo propio Thierry Henry (2010).

Correcto. Básicamente, lo que ocurre en la MLS es lo que ocurre en la NFL o en la NBA. Cada equipo tiene un presupuesto con el que tiene que contratar a todos sus futbolistas, pero en este caso tiene la posibilidad de ocupar tres de esas plazas con los Jugadores Franquicia. Estos escapan al límite salarial, tributando sólo una parte pequeña y fija de su salario. Es decir, tienen 20 futbolistas normales, por decirlo de alguna manera, y pueden tener hasta tres jugadores galácticos que a nivel económico cuentan como los otros. Así llegó David Beckham, que fue quién inauguró este sistema y quién abrió las puertas para que, por ejemplo, un tipo como Giovinco hoy esté jugando en Toronto.

– El caso de David Beckham ha sido fundamental y, además, explica cómo la MLS es un negocio que se rige por mecanismos y planteamientos algo diferentes a los que pueda tener La Liga, la Premier o la Bundesliga. Lo digo porque cuando David llegó en 2007, la MLS permitió a Los Ángeles Galaxy pasarse de su tope (aún con la regla del Jugador Franquicia) y porque, sobre todo, obligó a todos los equipos a pagar parte del fichaje porque era bueno para el futuro común. Algo con sentido, con mucho sentido visto lo visto, pero que resulta implanteable en otros escenarios.

Totalmente. El modelo empresarial de la MLS es algo muy, muy complejo. Por ejemplo, todos los contratos de todos los futbolistas, desde Giovinco al último portero de Sporting Kansas City, son de la liga. Los pagan los equipos, pero son de la liga. Y todos los equipos son propiedad de la liga, aunque tengan empresarios que operan los negocios de cada uno de los equipos de forma individual. Es decir, que si lo miras desde un punto de vista global, todas las personas que trabajan en la MLS trabajan para una misma empresa y están bajo contrato con una misma empresa. De ahí que el interés común se anteponga, incluso, a la propia competición en según que momentos. Aquí a esto se le llama un fenómeno de entidad única, y se hizo de esta manera para evitar lo que pasó décadas atrás con la antigua NASL. Entonces, el Cosmos pudo gastar indiscriminadamente y, al final, no sólo terminó ahogando al propio Cosmos sino también al resto de la liga que intentó equipararse con ese equipo absolutamente galáctico. No había presupuesto ni recaudación que pudiera bancar de alguna manera todo ese desmadre. Ahora se busca tener ese soporte económico, pero poco a poco.

– Ese poco a poco es fundamental. Es un crecimiento muy lineal. Y está resultando bien, porque además del nombre de Giovinco yo sacaría el de Ignacio Piatti, del cual hace unos meses destacamos su importancia en el San Lorenzo campeón de la Copa Libertadores. En definitiva, son dos ejemplos, en dos diferentes niveles y continentes, que escenifican cómo la MLS está ganando atractivo.

Sí, sí, el sistema al cual se ha aferrado la MLS para instalarse, para crecer, es para mí incuestionable. Aunque sí que tiene unas pequeñas consideraciones que se pueden hacer. Hay momentos en los que la MLS, la dirigencia me refiero, parece influir demasiado en el hecho de a qué equipo va algún jugador más o menos importante. El caso de Jermaine Jones fue notable. Hubo una disputa muy grande entre Nueva Inglaterra y Chicado. Definitivamente se lo quedó New England Revolution, pero nunca quedó del todo claro porqué terminó allí y no en Chicago cuando parecía que estaba todo hecho con el equipo del norte. Hay algunos detalles que requieren de más explicación por la liga, pero como decía antes es una competición absolutamente limpia, transparente y con objetivos claros que nunca se contaminan con el paso del tiempo. O sea, siguen vigentes y estables. Se consiguen metas, se fijan nuevos planteamientos y, de esta manera, se sigue creciendo.

– Para poder seguir creciendo, también se está trabajando mucho el fútbol base en Estados Unidos, ¿no? O, al menos, se están emprendiendo iniciativas para que esto suceda. Mismamente, la MLS ofrece facilidades y beneficios económicos para los equipos que tengan futbolistas jóvenes o canteranos entre sus plantillas.

La MLS, sobre todo en los últimos cinco años, ha invertido bastante en formación. Casi todos los equipos tienen sistema de academias o de granjas, como lo llaman aquí, bastante asentadas y que trabajan bastante bien. De hecho, vienen aportando muchos jugadores tanto a la MLS como a otras ligas menores. Hay un fenómeno muy interesante que es que la MLS ha firmado un convenio con la USL, la que vendría a ser la tercera categoría del soccer norteamericano, para que las franquicias que quieran tengan filiales en dicha competición. Así, los jugadores que se forman, podrán jugar en una liga preparatoria y, de paso, generar otros mercados más allá del draft.

Hasta ahora, el mercado para el joven que decide dedicarse al soccer era muy limitado: es casi obligatorio tener que pasar por una universidad. A mí me esto me sigue resultando increíble. Cursar una carrera universitaria está fantástico, por supuesto, pero es muy salvaje el hecho de que la criba pase por un sistema así. Ahora parece que, poco a poco, esto la MLS quiere cambiarlo.

– Es que es un choque cultural muy grande. El fútbol es un deporte universal que, más o menos, tiene las mismas bases en todos los rincones del planeta. Sin embargo, en Estados Unidos intenta entrar dentro de una cultura deportiva muy definida que está muy asentada en todos los sentidos. Quizás, si el soccer en general o la MLS en particular quieren competir con el resto, deben adaptarse en cierta medida. No te hablo de los descensos, por ejemplo, pero sí en esta cuestión del fútbol formativo. De hecho, ciertas reglas con las que comenzó la MLS ya se fueron adaptando a la normativa global.

Estoy muy de acuerdo. Aquí creo que el trabajo de Jürgen Klinsmann, que no sólo es seleccionador de Estados Unidos sino que, además, desde el año pasado es el principal asesor de la federación en trabajo de formación y de diseño de competiciones, es realmente importante. Está siendo muy agresivo con la MLS. Tiene algunos puntos en los que, bajo mi opinión, está acertado, pero otros que son… digamos que caprichosos. Las grandes personalidades como él tienen ese impulso por querer poner su sello en todo lo que está ocurriendo, algo que la MLS no le va a dejar que ocurra. En parte porque la liga tiene un poder muy importante dentro de la federación, tanto a nivel accionario como de toma de decisiones. De todas formas, creo que el presidente de la federación está haciendo un trabajo formidable para mantener el equilibrio entre las demandas de Klinsmann y las intenciones de la MLS en este momento.

Además, hay que destacar también un aspecto que considero fundamental: aquí en Estados Unidos, en el colegio primario, tanto para niñas como para niños, el soccer es un deporte muy importante. Generalmente, durante el sábado por la mañana es la actividad escolar en un porcentaje muy alto de los colegios. No se juega otros deportes; se juega al soccer. Al fútbol. En el caso de las niñas eso se mantuvo en la educación secundaria, pero en el de los chicos no. Lo que la federación está tratando de hacer es cambiar ese sistema para que en la secundaria, si alguien quiere jugar al soccer, pueda seguir haciéndolo. El beisbol tiene su lugar, el fútbol americano tiene su lugar, el baloncesto tiene su lugar… Y lo que intenta la federación es que el soccer tenga también su lugar en el sistema educativo estadounidense, de manera que también sirva de cantera para su fútbol juvenil.

Esto es muy complicado porque son instituciones, aspectos y tradiciones que están muy enraizadas en la sociedad americana. El hecho de que el soccer sea para niñas, sobre todo a estas edades, todavía pesa mucho. Es una barrera que hay que romper. Y lo están intentando.

– Los siguientes pasos que va a dar la liga, además de planificados, consisten fundamentalmente en expandir lo ya conseguido. Por ejemplo, parece que ya hay cuatro franquicias planificadas en Atlanta, Los Ángeles, Minnesota y Miami que se unirán a las 20 que hay actualmente. Es decir, la MLS busca nuevos mercados para seguir creciendo. Y no lo hace a cualquier precio, sino basándose en proyectos con demanda de aficionados, sólidas estructuras y con un buen músculo económico.

Es la gran diferencia con la antigua NASL y con la actual NASL, que viene a ser la segunda división a día de hoy en América del Norte. Hoy para que una empresa, para que un grupo de empresarios o de gente vinculada al fútbol, pueda poner un equipo en la MLS tienen que ocurrir muchas cosas. Primero, como bien decías, estar en un mercado apetitoso a nivel publicitario y a nivel de respuesta de público. La MLS no quiere estar en ciudades donde los estadios vayan a estas prácticamente vacíos. Segundo, si te aprueban esa idea, tienes que desembolsar entre 100 y 150 millones de dólares sólo por el hecho de entrar a la liga, sin contar compra de jugadores, contratación de personal o construcción del campo. Y tercero, el estadio prácticamente lo determina cómo va a ser la propia liga.

La MLS tiene un manual, una serie de pautas y normas, que establecen de qué manera quieren que sea el estadio en esa ciudad. Fundamentalmente buscan ubicaciones céntricas, bien comunicadas y con transporte público, que son las que han funcionado muy bien con el público del soccer. No quieren que el viaje represente una hora u hora y media de trayecto, como sí sucede, por ejemplo, con el fútbol americano, que son construcciones enormes en las afueras de la ciudad, al lado de una autopista y de un centro comercial. La MLS huye de ese modelo y prácticamente impone a sus equipos, sobre todo a los nuevos, la construcción de estadios para 20.000, 25.000 o 30.000 personas. Ese es el universo en el cual se mueve la MLS en este momento, aunque hay excepciones como la ya citada de Seattle. A los Sounders no hay manera de que se le pueda obligar a tener un estadio de 20.000 asientos cuando semana tras semana convoca 40.000 personas en el CenturyLink Field.

– ¿No techa esto demasiado el avance de los aficionados que ven soccer en vivo? La asistencia en los estadios -casi- siempre ha ido mejorando desde 1996, el año pasado mismamente subió un 3% hasta los 21.000 de media, pero este es un promedio que no puede mejorar demasiado por lo que estabas comentando. Y fíjate que, en este sentido, la MLS si era una liga top 10, pues en 2014 se situó como la octava con más espectadores y en su primera jornada de 2015 superó a la Serie A y a la Ligue 1.

La MLS ha hecho estudios que le ponen sobre el papel que, al menos durante la próxima década, ese será el rango de público en equipos como Sporting Kansas City, Columbus Crew, Chicago Fire…

– Y no quieren descuidar la imagen, algo que sucedería si los estadios estuviesen semi vacíos y no totalmente llenos como sucede en la actualidad.

Exacto, exacto. Ellos prefieren tener estadios de 25.000 personas al completo que uno de 40.000 donde, en determinados partidos, se vean grandes calvas en las gradas. Eso lo cuidan muy bien. La MLS tiene muy bien estudiado todo esto, en parte porque la mayoría de directivos de la MLS vienen del fútbol americano. Y la NFL, a nivel de marketing y de cuidar el feedback con el aficionado, es la mejor del planeta. Tienen estudios alucinantes en este tipo de materia. La MLS ha copiado mucho de la NFL en este sentido, y lo está aplicando a rajatabla.

– Donde sí puede y debe crecer es en su presencia en los medios. Sobre todo, evidentemente, en la televisión, como adelantabas antes. Además de por la visibilidad, que es fundamental, por la inyección económica que supone su venta de derechos, que ha ido de valer cero dólares en 1996 a venderse por 90 millones recientemente. Algo que resulta fundamental para una competición que, no lo olvidemos, es una empresa que busca obtener beneficios.

Claro. Esto tiene que ser negocio sí o sí. Obviamente, imagino que un equipo como Toronto, con el gasto que ha hecho de contrataciones estas dos últimas temporadas, proyecta beneficios. Quizás no para este año, pero sí para 2016, 2017 o cuando sea. El nuevo contrato de televisión es muy importante. Son 90 millones de dólares al año, cantidad que triplica lo que se recibía hasta 2014, pero más importante que el dinero, que la MLS agradecerá, lo que le da este nuevo contrato es una visibilidad que la liga no tenía.

El contrato, básicamente, está estipulado así: los viernes por la noche hay un sólo partido que da Univisión (lo ha llamado «fútbol de viernes por la noche», que viene a ser el «Monday Night» de la NFL), el sábado es básicamente un PPV con abono a las cadenas locales que cubren a cada equipo y los domingos hay un partido en la ESPN y otro -o dos- en la Fox. Esto es inamovible durante toda la temporada. Así, ahora el hincha de Estados Unidos sabe que, pase lo que pase, estos días y a estas horas tiene soccer. Ahora bien, quiero ver qué va a ocurrir cuando comience la MLB y vuelva la NFL. Ver de qué manera se van a resentir -o no- unos datos de audiencia que, hasta ahora, son buenísimos.

– Justamente algo así te quería plantear para acabar, Ariel. Tú has visto de primera mano la evolución del soccer en los últimos años, estás viendo como la MLS va ganando poder y, realmente, no sé cómo proyectas su futuro. Suena a redundante, porque es una pregunta muchas veces hecha, pero toca hacerla: ¿será algún día Estados Unidos una potencia futbolística? ¿Lograra asentarse junto a las otras cuatro grandes ligas mirándolas, en cierta medida, de igual a igual?

En materia de aceptación mediática, el soccer ya es el quinto deporte en Estados Unidos. Incluso, por momentos, algo más que el quinto. A nivel de gente que va a los estadios, creo que solamente lo supera el fútbol americano y el beisbol, porque obviamente los estadios de NBA y NHL son más pequeños. El soccer, ahora mismo, está compitiendo con el automovilismo.

Más allá de estos datos, considero que el fútbol es minoritario y que va a seguir siendo minoritario durante muchas décadas en Estados Unidos. Lo que sucede es que éste es un país con tanta gente que, aunque sólo lo siga el 10%, puede suponer que 30 o 40 millones de habitantes se consideren aficionados al soccer. Personas que, además, están ávidos de fútbol porque no tenían la posibilidad de verlo en directo. Entonces, ese es el nicho que la MLS está explotando bien y, de hecho, está recibiendo dinero de las otras grandes ligas. La NFL, por ejemplo, como muchos dicen ya no tiene más espacio para crecer. Va a seguir siendo el deporte número uno aquí durante mucho tiempo, pero como genera dinero que no puede invertir lo está poniendo en equipos de la MLS. Lo mismo pasa con franquicias de la NBA o de la NHL. Incluso con equipos de beisbol. El nuevo equipo de Minnesota, que se ha anunciado esta semana, va a estar apadrinado y va a recibir una gran inversión de los Twins de Minneapolis. Hay una conexión muy grande entre ligas, en parte porque se antojan compatibles y parte de un mismo negocio.

 

Referencias:
twitter.com/arieljudas

 

Artículos relacionados:
«USA 1930: Al servicio secreto de su majestad»

Próximos artículos:
«Conversando con Paco López sobre la MLS» (02-04-2015)
«Giorgio, pistolas y neones», por Sergio Vilariño (02-04-2015)


36 comentarios

  • @Arashi_EG 26 marzo, 2015

    Muy interesante la entrevista. Creo que la MLS a medio plazo se puede convertir en un buen destino para jugadores de ligas latinoamericanas, pudiendo competir económicamente con clubes europeos. Creo que los cracks seguirán emigrando a Europa pero jugadores de nivel medio es muy probable que acaben en la MLS a poco que la liga se establezca un poco.

    Competir a nivel de visiblidad con Europa lo veo muy muy lejano incluso imposible, no veo a un jugador TOP menor de 30 años yendo a la MLS aunque le ofrezcan un contrato astronómico, algo que con el límite salarial es dificil de ver.

    En conclusión, creo que la liga irá ganando terreno progresivamente en EEUU para los espectadores locales pero no tanto como para que desvíe nuestra atención de las ligas domésticas y la Champions, que creo que es una competición dificilmente igualable en cuanto a prestigio e importancia.

    Respond
  • Pablo 26 marzo, 2015

    Imagino que lo que el aficionado medio a los deportes en EEUU siente por el soccer es lo mismo que siento por el beisbol: qué carajo le ven de entretenido? ^^

    Respond
  • Jesus 26 marzo, 2015

    Pablo

    Yo soy de Venezuela y afortunadamente he podido disfrutar del futbol y el beisbol que es el deporte mas popular del pais… Lo que pasa es que es un tema casi cultural, hay que verlo desde niño para disfrutarlo y entenderlo… Pero es que el futbol es el deporte mundial, pasa que aqui son muy vistas las ligas europeas (ni se diga el clasico Barca-Madrid) a pesar de que la seleccion historicamente ha sido nula a nivel de resultados… Es por eso que no entiendo que haya tardado tanto en calar el futbol en EEUU…

    Respond
  • Kevin 26 marzo, 2015

    Aunque el principal problema de la selección en Venezuela es el nulo nivel de la liga, la infraestructura, y algunos dirigentes. Porque material humano hay, bastante talento, pero poco trabajo. Hablas de ataque posicional y poca gente entiende. Sin embargo, el trabajo de Chita esta pisando muy fuerte y esperemos que logre cambios y una evolución constante. Se los dice un futbolista sub 18 que sueña con llegar a primera.

    Respond
  • @migquintana 26 marzo, 2015

    @Arashi_EG

    Resulta complicado de imaginar un momento en el que la MLS le quite una estrella a Europa… pero no hay que descartar absolutamente nada tratándose de deporte estadounidense. Sabemos cómo cuidan su producto y lo bien que son capaces de venderlo. Lo que sí me parece claro es que, como decía David Villa recientemente, la MLS cada vez es menos una Liga en la que retirarse cuando no te queda ni un gramo de fútbol. Es una experiencia nueva, con la que se suelen cerrar carreras, pero de una forma muy diferente a hace cinco-seis años. Amen de que para Latinoamérica es un mercado muy interesante a nivel intermedio, como es el caso comentado de Ignacio Piatti o lo ha sido con Erick Torres.

    @Pablo & @Jesús

    Pues la comparación de Pablo no es mala. Personalmente, veo todo tipo de deportes. Me encanta el golf, mismamente, que suele ser muy criticado en cuanto a espectáculo y demás. Sin embargo, me cuesta mucho entender el beisbol y nunca he podido lograr disfrutar de ello. El tema cultural en el aspecto deportivo es muy, muy importante. Como leía en un artículo, al estadounidense le sigue pareciendo excesivo permanecer 45' seguidos delante de la tele, sin parones, en un deporte que como dice Ariel ''puede quedar 0-0''. Es como si chocara contra sus bases, contra su concepción de entretenimiento.

    @Kevin

    Pues desde aquí todo el ánimo y toda la suerte del mundo! :)

    Ojalá un lector de Ecos logrando ser profesional. Sería una verdadera pasada. ^^

    Respond
  • trocko79 26 marzo, 2015

    No se hasta donde llegara el crecimiento de la MLS pero de nomento ha crecido lo suficiente para llevarse a Villa cuando acabo la temporada siendo importante en un equipo que gano la Liga y jugo final de Champions y ha logrado el fichaje de Giovinco que no tiene edad de buscar su ultimo contrato y que es apetecible para muchos equipos de las grandes ligas europeas.

    Como bien comentais hay barreras culturales incluso de concepcion del deporte que son barreras importantes para llegar a ser una de las grandes ligas pero ojo con su manera de desarrollar economicamente el deporte.

    Respond
  • VRubio 26 marzo, 2015

    Yo no sería tan optimista con el crecimiento de la MLS, sobre todo por el tema cultural y la competencia inabordable que tiene de los deportes imperantes. Me refiero a la entrada en un top10 de grandes ligas. Pero si espero que alcance cotas que la hagan crecer en interés.

    Llama la atención el nivel del fútbol femenino allí, ahí si que son top.

    Respond
  • javimgol 26 marzo, 2015

    El soccer tiene varios problemas que lo enfrentan al deporte clásico americano:
    – Resultado escaso, la posibilidad de 0-0 es inconcebible en otro deporte.
    – El propio hecho de que un partido pueda terminar en empate, sin prórroga en un partido de liga, también les es muy ajeno. En una sociedad como la americana debe haber un ganador y un vencedor.
    – Los 4 grandes deportes, fútbol americano, beisbol, baloncesto y hockey hielo tienen dividido el año. Cada uno presenta sus finales de temporada, sus partidos que deciden el título, en un momento diferente del año. Está muy bien estudiado televisivamente, y no es casual que la final de la NFL sea a finales de febrero-marzo, se esté decidiendo ahora la NHL y en mayo-junio sean las finales de la NBA. Octubre es el turno de las Series Mundiales de beisbol. Y en diciembre, por las bajas temperaturas en muchos lugares de EEUU, no es una fecha que invite a la gente a vivir en las calles unas finales de la MLS, por ejemplo.
    – 45 minutos, publicidad, 45 minutos. Televisivamente eso es poco vendible. Los grandes deportes tienen parones continuos (partidos de 4 tiempos, tiempos muertos, etc) y no es casual: cada parón aunque sea de dos minutos es una mina de ingresos de publicidad. Para una TV la MLS es menos rentable que un deporte que le ofrezca más opciones de meter publi.
    – El propio marcador, de 0 a 90, es distinto del de la NFL o la NBA, en que va de atrás hacia adelante (un cuarto empieza en 12:00, luego 11:59 y acaba en 0:00). Eso parece una tontería pero también cambia la mentalidad de la gente.
    – El soccer es un deporte considerado europeo frente a lo americano que es el baloncesto, fútbol americano, el beisbol…Y si bien hay una cultura americana muy curiosa de lo europeo (casi moderno o hipster) el americano medio es muy de lo suyo. Raro es ver una tanda de anuncios en que no se anuncie un producto "made in the USA"
    – Por último, al ser tan técnico, para muchos se considera el soccer como un deporte para chicas. Seguramente sea el deporte femenino más practicado allí. El hecho de no requerir el físico de la NFL o la NBA hace recular a muchos. Es un prejuicio bastante estúpido, pero está ahí.

    Respond
  • Robert 26 marzo, 2015

    Creo recordar que al menos hace tiempo pasaba que en la liga japonesa no hay (o había) empate: 3 puntos si ganas en los 90 minutos, 2 si ganas en prórroga y 1 si es en penaltis. No sé si esto sigue así, fue un experimento fallido o qué, hablo de memoria, pero creo que no es mala solución para que la MLS salve el "problema" de los empates.

    Respond
  • @Nacho_Blanco 26 marzo, 2015

    @Pablo @Jesus @[email protected] @Jesus @migquintana

    El otro día tuve el placer de conocer a un grupo de chicas de Texas, y bastante aficionadas al deporte. La conversación fue tirando por ahí, y la defensa del baseball era que "durante el partido puedes charlar con tus amigos, tener conversaciones agradables mientras te bebes unas cuantas cervezas, o incluso, comer/cenar". Y lo que viene a ser el juego en sí era algo totalmente secundario para ellas (y van a menudo, me comentaron).

    Saben que en el partido va a haber carreras, tantos, acciones importantes… pero saben cuándo van a ocurrir, y no necesitan estar 45 minutos, o los que sean, expectantes, mirando al juego, con la posibilidad de que no pase nada y malgasten su tiempo. Creo que por ahí va la pasión por el baseball.

    Respond
  • hola 26 marzo, 2015

    Yo creo que deberian de poner descensos y ascensos en la Liga . Gran entrevista con Ariel.

    Respond
  • Vilariño 26 marzo, 2015

    Una de las cosas que me hacen más gracia de los tópicos negativos que los estadounidenses manejan sobre el soccer es el de que es un deporte "blandito".

    Este pasado otoño vi a un grupo de jugadores de hockey, jugando al fútbol (como es común en los high school, que siguen el sistema de tres temporadas deportivas distintas al año), absolutamente arredrados ante un equipo en el que jugaban 6 serbios que no hacían prisioneros.

    -"Mr. Vilariño, ¿qué les pasa a estos tipos? Están locos!
    – Les pasa que nacieron en Belgrado a mediados de los 90."

    TRUE STORY. Es lo que ocurre cuando no se lleva una armadura para protegerte de los golpes y juegas contra gente que va a muerte.

    El caso es que el deporte está creciendo y hay muchos colegios, especialmente Prep. Schools en Nueva Inglaterra, que se lo están tomando en serio y están invirtiendo en él. Jugadores extranjeros están llegando para estudiar en Estados Unidos. Españoles, ingleses y gente de Europa del Este, pero sobre todo africanos. Nigerianos y ghaneses están siendo llevados por diferentes fundaciones que les becan para que estudien en Estados Unidos. Ahora mismo hay incluso internacionales en categorias inferiores de esos países, jugando allí. Colegios como Berkshire, Hotchkiss, Loomis Chaffee o Deerfield son referencias en todo el país, juegan en Europa en diferentes torneos, etc. Hay bastante buen nivel, y eso combinado con el sistema de Academies que los clubes profesionales están desarrollando tiene que sacar talento por fuerza. Eso y la proverbial habilidad de los americanos para "robar" talento de otros países.

    Otro aspecto que Klinsmann está tratando de cambiar es precisamente el sistema de tres o dos temporadas que impera en los high school. Obligar a estudiantes que están buscándose la vida (literalmente, becas para universidad), en base al deporte a pasarse 6 meses del curso haciendo otro deporte que no es el suyo principal, es un sinsentido si realmente quieres sacar lo mejor de ellos a esas edades, que son clave para la formación del jugador.

    Respond
  • @rirecbes 26 marzo, 2015

    Un artículo muy muy interesante. Siempre he pensado que para que exista una competición mundial a nivel de clubes real en fútbol, debería estar Estados Unidos sí o sí. Supongo que como pasó con el automovilismo o el tenis en España, hasta que en un país no hay un referente competitivo a nivel global en un determinado deporte, no hay ese "boom" diferencial que supone un punto de inflexión en la expansión de la popularidad de ese deporte en ese país determinado. Un EEUU ganando una Copa América (o porque no, un Mundial), un Mundial de Clubes, o un estadounidense ganando un balón de oro, …¿queda eso realmente lejos?

    Otro tema que me encanta de la MLS, es su organización a nivel de liga, me da envidia sana. Quizás, como se comenta en la entrevista, se peca de demasiado "americano" en algunos casos, como el tema de los descensos y ascensos, ligas cerradas, limitación de estadio, …tampoco me parece bien que los clubes y jugadores sean propiedad de la Liga, en Europa eso es impensable, y creo que iría en contra de la identidad de prácticamente todos los clubes. En cambio, la limitación de salario con extra por los jugadores franquicia, horarios y derechos de TV, el cuidado del producto, el enfoque que le dan…es realmente admirable.

    @Vilariño
    Hace unas semanas conocí a un estadounidense que me daba exactamente el mismo argumento:
    – "En el fútbol un mínimo contacto es falta, es que son nenas o que?"

    El que no entiendo respecto esto, es que por ejemplo con el béisbol este pensamiento no lo tienen.

    PD: Es interesante que el fútbol, siendo un deporte tan europeo (sobretodo "Inglés"), se haya globalizado tanto y a la vez tan poco. Europa, Sudamérica y África como máximos exponentes de ello, y que en América del Norte, Asia y la zona de Oceanía le haya costado tanto.

    Respond
  • Luther Blissett 26 marzo, 2015

    Yo pienso que el periodo de "aculturación" del fútbol lleva mucho tiempo. Si nos fijamos todas la grandes naciones futbolísticas adoptaron el fútbol cuando se encontraba en su estado embrionario y han ido adaptando su filosofía de juego a su idiosincrasia mezclada con influencias foráneas.
    EE.UU. a iniciado este camino con un siglo de retraso porque todos los intentos anteriores terminaron en aborto y el soccer se ha encontrado con otros deportes ya establecidos y los organizadores de la Liga deben copiar cosas de esos deportes para hacerlo más atractivo al público americano simplemente porque la mayoría del público estadounidense no entiende el fútbol. Es como si la mayoría de nosotros ve un partido de fútbol americano por primera vez, te puede llamar la atención el espectáculo pero no entenderás nada del juego.
    Hace poco pude leer una entrevista a un guitarrista del grupo de punk Rancid que es fan absoluto del fútbol y comparaba a este deporte con otros americanos y decía que mientras que el fútbol es un deporte en el que una sola decisión táctica puede decidir todo el partido (algo inconcebible para la mayoría de americanos) el baloncesto, fútbol americano y beisbol eran una sucesión de jugadas cortas tras las que el deportista y público descansaban. Sin embargo el fútbol necesita mantener la tensión necesaria para poder ver (en muchas ocasiones) ese momento decisivo.

    Posdata: “Giorgio, pistolas y neones” no puede ser otro que Giorgio Chinaglia. Además de su experiencia en América ¿Hablareis de esa mítica temporada en la Lazio?

    Respond
  • @migquintana 26 marzo, 2015

    El próximo jueves, por cierto, hablaremos en profundidad del estilo, juego y evolución de la MLS en estos términos. Digamos que esto es la parte organizativa y sociocultural, que en este caso me parece igual de importante.

    @javimgol

    Muy cierto todo lo que comentas. De hecho, la MLS al principio tenía ciertas reglas propias como el hecho de que el cronómetro fuese de 90 a 0 y no de 0 a 90. Parece un detalle, que en realidad lo es, pero detrás de esto hay lecturas que hablan de ciertas diferencias culturales. Sin ir más lejos, el sistema de competición es muy diferente.

    @hola

    Pero eso choca por completo con la concepción estadounidense de deporte y, sobre todo, con el modelo de negocio. Es verdad que en fútbol el tema de que no haya descensos limita enormemente muchas de las posibilidades que vivimos en otras latitudes, pero es lo que posibilita esas grandes apuestas económicas de las empresas.

    @Vilariño

    Eso de combinar deportes es algo muy corriente en Estados Unidos, ¿no Vil?

    Hay ejemplos de jugadores drafteados en varios deportes y, sin ir más lejos, creo que LeBron James había tenido ofertas para jugar a fútbol americano en la universidad o algo similar. A nivel físico, seguramente, esto sea muy interesante en basket o fútbol americano, pero en fútbol sí que cuesta ver algo realmente positivo.

    @Luther Blissett

    ''Hace poco pude leer una entrevista a un guitarrista del grupo de punk Rancid que es fan absoluto del fútbol y comparaba a este deporte con otros americanos y decía que mientras que el fútbol es un deporte en el que una sola decisión táctica puede decidir todo el partido (algo inconcebible para la mayoría de americanos) el baloncesto, fútbol americano y beisbol eran una sucesión de jugadas cortas tras las que el deportista y público descansaban. Sin embargo el fútbol necesita mantener la tensión necesaria para poder ver (en muchas ocasiones) ese momento decisivo.''

    De esta idea, o de su transfondo más bien, hablaremos el próximo jueves.

    Considero que viendo cómo está evolucionando el fútbol en Estados Unidos, podemos comprender muchas cosas que aquí damos por supuestas. A nivel organizativo, cultural y deportivo. El tema de los parones y de la conciencia táctica de cada jugador, que parece reducida a ciertos puestos específicos, es interesantísimo.

    Respond
  • Roverto 26 marzo, 2015

    Me parece un artículo realmente interesante ya que no entendía pq no les gustaba el fútbol a los norteamericanos. Desde el desconocimiento me llama mucho la atención el hecho de que crean clubes y al primer día ya tienen 20 mil personas en los estadios, el hecho de que no haya descensos y aún más lo de que todo pertenece a la liga.

    Respond
  • Vilariño 26 marzo, 2015

    @rirecbes

    Una de las cosas que la mayoría no entiende es que al soccer se juega CON LOS PIES. Cualquier desequilibrio o contacto es capital. No les entra en la cabeza. Y piensan que "jugar a la pelota" es "jugar al fútbol", y ya sabemos que no.

    @Luther Blisset

    De hecho, ese proceso de aculturación que tú dices es la clave para entender por qué el fútbol masculino está retrasado y el femenino no. El femenino lo han vivido "desde el principio", y es por eso que son dioses.

    @Quintana

    Sí, muy común. Obligatorio en la mayoría de los niveles de educación, de hecho. Y tiene beneficios, claro. Por ejemplo, a los jugadores de hockey les viene genial jugar al soccer, porque les sirve para fortalecer los tobillos. Acostumbrados a llevarlos hiperprotegidos con los patines y las protecciones, el soccer les permite hacer movimientos y desarrollar una musculatura que generalmente no usan. En términos espaciales también es muy importante e interesante ver como jugadores de hockey manejan un espacio tan grande. De hecho son inteligentísimos en defensa, saben como usar el cuerpo y tienen una habilidad natural para manejar el fuera de juego (lo cual no deja de ser sorprendente), y cómo son incapaces de manejar el tempo de un partido. Su mentalidad es vertical y pedirles contemporizar es un auténtico reto. "Mentalidad North-South" le llaman. De un lado al otro y buscando el espacio SIEMPRE.

    Al menos esa es mi experiencia de primera mano. Vale la pena vivirlo, jaja.

    Respond
  • Albertigues 26 marzo, 2015

    No veo tan inviable que en un plazo de 5-10 años la MLS tenga la capacidad de llevarse por ejemplo a jugadores del estilo Axel Witxel, Hulk o joyas del continente americano. Si Rusia ha podido aunque tenga el factor UCL a su favor, no me parece tan inviable ver en la MLS a estrellas o jugadores de gran nivel europeo. Aunque si consigue dominar el mercado americano tendría suficiente, pero vamos, no debe extrañar que en ese plazo tengan el potencial Premier de llevarse a todo un "Paco Alcacer" con 22-24 años.

    Por otra parte la competencia ayuda a crecer y si la MLS crece como se espera dentro de su mercado habría que tener en cuenta también a México, los cuales de potencial económico tampoco andan escasos.

    @javimgol En fútbol americano si existe la posibilidad del empate, por lo tanto un 0-0 es posible, han habido 73 en la historia pero claro el último fue en 1943: http://www.pro-football-reference.com/boxscores/g

    Un empate en la NFL es algo dentro de lo extraño bastante normal, todas las temporadas suele caer alguno pero estos dos casos que voy a colgar demuestran bastante bien como en el inconsciente colectivo este hecho es anormal: http://sports.espn.go.com/nfl/news/story?id=37090

    Este link trata de 2008 y en su tiempo causó bastante revuelo, Donovan McNabb, una estrella de la liga por aquel entonces se quedaba atónito cuando el partido contra Cincinnatti terminó en empate.

    Y el que pongo ahora es de 2013, cinco años después vuelve ocurrir lo mismo y no sorprende a un jugador sino a varios de una plantilla (GB Packers): http://ftw.usatoday.com/2013/11/packers-tie-didnt

    @quintana / vilariño: A día de hoy ver profesionales en dos deportes es rarísimo, pero la cantidad de jugadores NFL que han sido drafteados por franquicias de la MLB es enorme. Un caso notorio hoy día es el de Russell Wilson, llegó a jugar en ligas menores y pese a ser el figurón que es en Seattle sigue acudiendo al Training Camp del equipo de MLB que tiene sus derechos: Texas Rangers: http://espn.go.com/dallas/mlb/story/_/id/12420468

    Casos reconocidísimos son el de Deion Sanders y Bo Jackson, estrellazas de la liga y figuras en la cultura estadounidense que consiguieron destacar en NFL y MLB. Deion es si no me equivoco el único deportista en que una semana ha hecho un Homerun y un Touchdown en ligas profesionales: http://www.pinstripealley.com/2012/9/5/3293212/th

    Y ya para terminar, el número 1 de este próximo draft en la NFL: Jameis Winston, es un reputado jugador de baseball y durante mucho tiempo habló de la posibilidad de jugar profesionalmente a ambos deportes, pero finalmente las obligaciones y como se mira todo hoy día parece que van a hacer imposible el sueño del chico, ojalá que no: http://fansided.com/2015/02/23/top-nfl-draft-pros

    Respond
  • Luther Blissett 26 marzo, 2015

    @Albertigues
    Me parece muy interesante lo que dices sobre los empates en fútbol americano y como ni siquiera los jugadores son conscientes de esa posibilidad.
    Sobre la Liga americana creó que puede llegar a ser atractiva según para europeos según vaya subiendo el tope salarial pero no creó por las expectativas fubolísticas. Hoy en día ni siquiera gigantes americanos como Boca, River, Independiente, Sao Paulo, Corinthians o Peñarol son capaces de mantener un futbolista si llega un equipo europeo con mucho dinero entre otras cosas porque la obtención de "grandeza" en este deporte se esta vinculando a la obtención de títulos y a excepcion del Mundial no hay ningún título tan prestigioso como la Champions.
    Por otra parte la MLS no juega una competición continental importante, si al menos jugase la Libertadores podría crecer en atractivo pero aún así creó que están futbolisticamente hablando a un millar de años luz de las ligas del Cono Sur (sobre todo Argentina y Brasil) y que necesitarían al menos una década para comenzar a ser competitivos en escenarios tan difíciles como el Monumental, Maracana o cualquier estadio de Paraguay o Bolivia.

    Respond
  • @migquintana 26 marzo, 2015

    @Roverto

    Muchos equipos ya existen, como comenta Ariel.

    Minnesota United, el equipo que se anunció ayer mismo, ganó la NASL hace unos años.

    Y Montreal Impact, que ahora anda en semis de la CONCACAF, también estaba allí.

    @Albertigues & @SVilarino

    En España está el caso de Rudy Fernández, que comenzó jugando al fútbol con, según dicen, cierto acierto. Es verdad que lo hizo a edades más tempranas, menos profesionales y sin tanta continuidad, pero cuesta poco apreciar como Rudy tiene esa agilidad y algún que otro movimiento característico del fútbol.

    Respond
  • @rirecbes 26 marzo, 2015

    Justamente por lo que comenta @Vilariño sobre su mentalidad a la hora de entender el juego, tienen una oportunidad de oro con Xavi. Teniendo en cuenta que este es su último año – ya confirmado – en un equipo de élite, y que este verano seguramente firmara su último contrato profesional como jugador.

    La franquicia que se hiciera con sus servicios tendría un maestro del fútbol moderno en su momento de traspaso del campo al banquillo, con todo lo que ello implica. Sería un win-win para ambos. Una parte por razones obvias, y por la otra por que conseguiría esa amplitud de mentalidad que quizás, por ser todo muy prematuro aún, les falta.

    Respond
  • Vilariño 26 marzo, 2015

    @rirecbes

    Demasiado tarde. Xavi ya ha firmado por Al Sadd, al parecer.

    Respond
  • @rirecbes 26 marzo, 2015

    @Luther Blisset
    Completamente de acuerdo con lo que dices, la Champions por suerte para nosotros, tiene demasiada historia y importancia a nivel mundial. Pero si alguien es capaz de crear una competición y convertirla en poco tiempo en una referencia, son los yanquis.

    Otra cosa muy interesante de una MLS muy fuerte, ya no es tanto su capacidad para fichar estrellas, si no su capacidad para crearlas. La cultura deportiva en ese país es el máximo nivel de profesionalización que existe. Si el Soccer se popularizara y deportistas de élite lo eligieran como su deporte principal, veríamos autenticas bestialidades de jugadores (siempre que lleguen a comprender el deporte en todas sus variantes). Y tengo dudas de si entonces conseguirían aplastar en fútbol de la misma manera que hacen con el Basquet.

    Respond
  • @rirecbes 26 marzo, 2015

    @Vilariño
    Eso parece. Pues creo que es una lástima, había una oportunidad allí de crecer.

    Respond
  • hola2 26 marzo, 2015

    Etcheverry es clave para entender al menos en su inicio el crecimiento del fútbol en USA

    Respond
  • Abel Rojas 26 marzo, 2015

    @ Arashi

    Para mí el tema está en la propia producción de norteamericanos que hagan ellos. Si consiguen que el país se apasione de verdad por el fútbol, pasta para llevarle los mejores entrenadores y las mejores instalaciones van a poner la que haga falta. Y si sube el nivel del futbolista autóctono y crean cracks, que es algo sobre lo que no tengo ni la menor duda de que va a ocurrir más pronto que tarde, ya veríamos qué pasaría.

    El primer paso es crear estrellas americanas. Sangre latina tienen por un tubo y van a saber entrenarla como nadie.

    Luego ya veríamos.

    Sinceramente, yo sí soy muy optimista.

    Respond
  • @Albee_R 26 marzo, 2015

    No sería una locura ver en cinco o diez años el fútbol americano compitiendo con el europeo. Tienen todas los recursos necesarios para hacerlo. Tienen una economía suficientemente grande para sostener otro gran deporte dentro del país, tienen la suficiente población para crear grandes jugadores y sobre todo hay gente de altas esferas del deporte y la cultura que quiere desarrollar este deporte aquí.
    Afortunadamente yo tengo la oportunidad de ir a Río Tinto cada dos semanas y ver al Real y no veis como esta evolucionando el soccer desde la copa del mundo, que fue un acontecimiento enorme aquí todo se a disparado y ahora cada vez se pueden ver a más niños jugando en la calle o hablando de soccer. Lo que hace unos años parecía una locura ahora se está convirtiendo en una realidad y es que el fútbol se está comiendo a otros deportes a pasos agigantados, hablando del Real (Que es el equipo que más conozco) están potenciando una barbaridad el fútbol base y hace un par de años abrieron una academia siguiendo el modelo europeo. También se ha creado un equipo filial llamado Monarcas y que están intentando potenciar, de hecho van a construir un estadio nuevo para ellos.
    El otro día tuve la oportunidad de ir a ver al Monarcas contra los ángeles galaxy B y ambos equipos tienen un buen equipo, síntoma de que esto está creciendo, muchos de estos jugadores proceden de universidades en las que fueron becados para jugar al soccer
    También hay que contar con dos factores más… El primero es que grandes marcas de Usa están intentando entrar en el soccer, como Under Armor cosa que relanzaria más el deporte aquí y otro factor es la voluntad de grandes jugadores de llegar a acabar sus carreras aquí.

    Ojalá esto siga creciendo y podamos disfrutar del soccer de Usa.

    Respond
  • Juansm87 26 marzo, 2015

    Los americanos ven el deporte como un entretenimiento y como una via a la socializacion puesto que su cultura del trabajo no se lo permite; un aficionado americano nunca morira de un infarto (referido al estres que provoca el futbol) en pleno partido. No conciben el deporte como se concibe en Europa y esa es la traba fundamental que veo. El futbol es pasion. A parte, estan muy orgullosos de su cultura y no se hasta que punto sera capaz, una sociedad tan grande, de cambiar el chip cuando ven soccer.

    Respond
  • LR. 27 marzo, 2015

    Mukwelle Akale es un futbolista estadounidense, hijo de un ghanés, formado en Minnesota –donde el fútbol menor no es broma–, nacido en 1997 y fichado por el Villarreal. Su bio en Twitter dice: I will make soccer the greatest sport in America. Me parece tremenda la frase, la ambición, la idea.

    No sé la MLS, pero el futuro del fútbol en Estados Unidos depende de su capacidad para parir y formar ídolos. Futbolistas TOP, candidatos al Balón de Oro que atraigan la atención del país hacia la Premier, la Champions o donde sea. Y no están muy lejos de ello. Si no nació ya, el primer crack mundial estadounidense, criado en Estados Unidos, no tarda en nacer.

    Respond
  • Roverto 27 marzo, 2015

    Totalmente de acuerdo con la idea de que si hay un pais que pueda crear un deportista top es EEUU. Si lo pensamos, en practicamente todos los deportes, sin hablar ya de los 4 grandes que dominan, tienen medallistas olimpicos (es decir, deportistas top) y dudo que no lo vayan a sacar en futbol si se centran un poquito.

    Respond
  • Ariel Judas 27 marzo, 2015

    Hola a todos, agradecer una vez la entrevista y la oportunidad de compartir un rato con la comunidad de Ecos.

    @Vilariño aquí puede hablar un rato largo sobre el estado del soccer a nivel estudiantil. Esa órbita escapa a la MLS en sí, pero es tan vital como la de la(s) liga(s) a nivel profesional.

    Sobre el tema de la «cultura» o de la «culturización». No debemos caer en la tendencia que indica que todo lo que es soccer en Estados Unidos viene de la mano de los latinos. Lo he intentado indicar en la entrevista… Y lo reitero aquí. Lo latino es algo muy fuerte, pero no deja de ser un nicho, un espacio dentro de un universo más grande. Vivo en New York, por ende puedo hablar de esta ciudad y de los lugares cercanos, que tienen un corte social parecido. Del soccer y su cultura también forman parte los bohemios (ojo con eso que hay mucho suelto) que se reúnen cada sábado por la mañana en Brooklyn para ver partidos de la Premier en sus bares (y que de a poco se acercan a la MLS). También el padre de familia que está harto de los precios de la NFL y de los entuertos y cuestiones polémicas que algunas de las otras ‘grandes ligas’ han presentado a la sociedad en el último tiempo… El tipo (dentro de los «liberals» probablemente, busca en el soccer otros ejemplos para sus niños). También están allí los jóvenes/adolescentes que fueron «rechazados» por otros deportes. Hay mucho de eso también. O sea, hay un universo entero de gente -no necesariamente latina- que apoya de manera activa a la MLS.

    Los recientes grandes contratos de publicidad de la liga (con Heineken, Johnson&Johnson, Audi, etc.) dejan cada vez más claro que la Major League Soccer no es un producto para latinos.

    Sociológicamente hablando la MLS es hoy un parque de atracciones… Hay mil cosas para observar y analizar. No hace falta cambiar a la sociedad. La liga no se propone eso. En unos años/décadas es probable que la MLS se acerque más o incluso empate en popularidad a la NBA o a la MLB (cuyo público ‘envejece’ de forma acelerada temporada tras temporada). Pero al soccer no le hace falta cambiar la cabeza de la mayoría de la población para ser un torneo exitoso.

    La primera impresión que tuve cuando llegué a este país es que aquí existían pocos hinchas de fútbol, pero que esos pocos sabían muchísimo. Manejaban (manejan) a la perfección información sobre el fútbol inglés y algunas ligas principales de Europa. Me recordaron a los fanáticos del rugby en Argentina… No son mayoría pero pueden pasarse horas hablando de equipos y selecciones extranjeras.

    Aquel «círculo cerrado» del 2009 o 2010 hoy es mucho más abierto. Es lo que veo cada día en los medios (incluso en los que en 2009 no hablaban una palabra de fútbol), en los entrenamientos y en los partidos que se juegan cada fin de semana.

    Entiendo que esta situación es la misma que se vive en otras grandes ciudades, como Chicago, Los Angeles, Boston… La «América profunda» a veces es más complicada… Pero mira, la última adición a la liga (Minnesota United FC) es bastante de la América profunda… O sea que el cambio de percepción puede ser mucho más amplio de lo que uno puede captar desde la Costa Este.

    Respond
  • Ariel Judas 27 marzo, 2015

    Adhiero a la sorpresa que causa escuchar de parte de un americano medio decir que el fútbol es un deporte "blando". También hay políticos que tachan al deporte de "antiamericano" directamente. La política estadounidense (todavía desde campos marginales, a derecha e izquierda) comienza a usar al soccer como arma arrojadiza.
    Tengo un artículo a medio escribir por ahí sobre el tema. Una cuestión complicada de relatar sin molestar a alguien aquí.

    Respond
  • Vilariño 27 marzo, 2015

    @Ariel Judas

    Como tú dices, no todo el soccer tiene que ver con la comunidad latina. De hecho, en las comunidades negras está creciendo increíblemente. El trabajo, no sólo a nivel deportivo, sino social que hacen clubes como South Bronx United en New York, es imposible de medir aún, pero están creando una cultura deportivo que no tiene precio. Y está creando una imagen del soccer como deporte que se preocupa por la comunidad que le está haciendo mucho bien.

    Por otra parte, si repasas las alineaciones de las selecciones inferiores de Estados Unidos, el número de apellidos latinos se dispara.
    http://www.ussoccer.com/stories/2014/10/21/13/18/

    Respond
  • Ariel Judas 27 marzo, 2015

    Sí, sí. La historia del South Bronx United es fantástica.
    Y de acuerdo con lo de los equipos juveniles… Es que sería estúpido desaprovechar el "pool" latino para la formación de selecciones.

    Respond
  • t_rayner 29 marzo, 2015

    Puede que no fuera lo mas justo, pero que bonito seria ver un draft en Europa o España.

    El de la MLS funciona como el de la NBA en cuanto a contratos y limites salariales? Es decir, hay realmente considerable igualdad comparado con otras ligas?

    Respond
  • @migquintana 29 marzo, 2015

    @t_rayner

    El funcionamiento es muy, muy, muy similar.

    Sobre la competitividad y el fútbol de la MLS hablaremos el jueves con Paco López. :)

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.