El centrojás felino


El solo término te llena la boca como si el ego de los que pertenecen a ese estirpe se convirtiera en aire y te inflara el cuerpo al pronunciarlo. Centrojás. Sería un error considerar que el legendario centrojás es el mismo center half que los británicos ubicaban entre el ‘2’ y el ‘5’ del sistema piramidal de los albores del fútbol. Al centrojás se lo inventa el platinismo de la misma forma en la que todo se creó allí: tomar prestado lo de los otros, aprehenderlo y expresarlo a lo criollo. Así como en el Río de la Plata resignificaron el fútbol que concibieron en las islas, todo lo concerniente a este también tomó una nueva conceptualización. No se trata solamente de la criollización del nombre, de center half a centrojás, sino que el centrojás pasó simbolizar todo un ideario. No hablamos ya de una simple posición sino que nos referimos a una imagen, a un contenido nuevo. El centrojás se para ahí por delante de la defensa y atrás del resto, representando al hombre que toca la Pampa con la mirada, al cacique, al jefe, al líder. Sólo desde la figura del centrojás se puede entender que haya futbolistas que, además de con los pies, jueguen con la voz. Un grito de Pipo Rossi valía lo mismo que un pase de gol.

El centrojás hace parte de la idiosincrasía del fútbol rioplatense

Más allá de lo cautivador y místico de la figura, el impacto futbolístico que ha tenido la historia del centrojás en, sobre todo, el fútbol argentino es troncal para entender su realidad. El centrojás evoca una época esplendorosa, sí, pero también es el punto de unión de dos formas de creer el fútbol que resumen la cosmovisión balompédica argentina. Por un lado está el futbolista técnicamente superior, aseado y pasador; por otro está el hombretón gallardo, corajudo y recio en el marcaje. Cuando son mediocentros, a unos los llaman ‘líricos’ y a los otros ‘rústicos'; cuando se encuentra las dos formas en un solo jugador, ese futbolista es llamado centrojás. Su aparición es esporádica y bulliciosa. El mínimo reflejo levanta revuelo y fomenta conversaciones llenas de ilusión. El país que parió a Maradona, Di Stéfano y Messi se vuelve loco cuando aparecen pibes con la planta de Redondo y compañía. Por eso hoy Argentina ebulle por culpa de Matías Kranevitter.

El ‘5’ de River tiene todo lo que dice la leyenda. A pesar de su edad, está rodeado por un aura de jerarquía que lo endulza a la vista de todos. Con 21 años y menos de cincuenta partidos en Primera División, es de esperar que Kranevitter no sea un futbolista totalmente sólido; sin embargo, su estilo de juego bien nos hace creer que sí lo es. No por nada estaba en boca de todos antes de su lesión y su convocatoria a la selección de Gerardo Martino era un secreto a voces. Su fútbol lo merecía, no hay duda. Hegemónico en los mejores momentos del emocionante River Plate de Marcelo Gallardo, este artículo tratará de describir a qué juega Kranevitter hoy, en lugar de escribir sobre lo que proyecta ser y que un día quizás sea.

M. Kranevitter es el último exponente de esa estirpe de jugador

Marcelo Gallardo llegó a River Plate para suceder al entrenador más querido de la historia del club. Ramón Díaz se fue con un título en el bolsillo y la satisfacción del trabajo bien hecho, aunque su tercer paso por el club de Nuñez no haya tenido el mismo brillo en la cancha que los dos anteriores. Eso último es lo que se ha encargado de fabricar Gallardo con muy pocos refuerzos, jugadores lesionados y unas jornadas internacionales que han trastocado mucho el andar del equipo. River ha perdido calidad en los últimos tiempos respecto al equipo arrollador de las primeras jornadas, pero su fútbol es reconocible aun cuando no es ejecutado con la perfección de los mejores días. Gallardo ha diseñado un equipo que se despliega en el campo en un 4-4-2 en rombo, con laterales muy profundos, un juego muy veloz, dinámico y agresivo, y en el que no es para nada extraño ver a cinco o más hombres en espacios muy reducidos sobre alguno de los dos costados. Allí River se junta, atrae al rival, toca muy rápido y rompe las defensas con combinaciones de mucha riqueza técnica y bastante movilidad. Como arriesga mucho, suele sorprender, pero también pierde muchas posesiones cada partido. El antídoto para ello es una presión tras pérdida voraz en campo contrario y un achique de espacios del que Menotti estaría orgulloso en campo propio. En medio de todo, Gallardo encomienda a su mediocentro para que sirva de engranaje entre ambos momentos, asignándole un terreno inmenso por cubrir en todas las direcciones. Ese es el contexto en el que se ha desenvuelto Kranevitter y, ante todos los pronósticos, no le ha pesado nada.

Kranevitter no engaña a nadie. Fue formado en el semillero de River como mediocentro y campará a sus anchas como tal juegue en el Monumental, en el Polo Norte o en un campo de cebollas. Se ubica por delante de la defensa (foto de la izquierda), en el vértice inferior del rombo y desde ahí pisa por todos lados, marcando territorio. Solía decir Redondo que cuando jugaba con alguien al lado sentía como si le estuvieran tapando un ojo. Con Kranevitter queda la sensación de que diría lo mismo. Se hace muy dueño de su espacio y no parece necesitar ayudas para ir de un lado al otro sin perder nunca su posición original (Foto), casi como una brújula que le señala a River como tiene que ordenarse. Su presencia en la salida del balón es, a pesar de todo, muy baja. Cuando uno piensa en Kranevitter no puede evitar acordarse del Gago del Boca de 2005, ese que pedía el balón con ego de mediocentro grande y quería tocar la pelota todo el tiempo. El de River, quizás por la puesta en escena de su equipo, es todo lo contrario. Se ofrece en corto de forma irregular, pero sus centrales lo saltan siempre. Kranevitter no orienta la salida ni es el protagonista de la misma (Foto). En River menos siempre es más y por eso los centrales del millonario suelen salir en largo, a las bandas que es donde el equipo de Gallardo sueña con vivir. Las pocas veces que Matías contacta el balón en la primera fase del juego, sus envíos siempre buscan a sus compañeros más abiertos y nunca a los tres que están más arriba, es decir, con balón no trata de superar líneas. Como el carácter y la técnica no son un problema, uno tiende a suponer que el futbolista no tendría reparos en asumir un rol menos residual en el primer pase, pero por ahora es sólo una suposición.

..…..

Lo mejor de Kranevitter se ven en transiciones, no en salida de balón

¿Si no es ahí, entonces dónde excele el joven mediocampista? Donde más brilla Kranevitter es en el fútbol de transiciones. Es verdaderamente sorprendente descubrir en él a un futbolista que entre menos tiempo y menos espacio tenga, mejor es su fútbol. Las situaciones de presión son en las que mejor se desenvuelve. Decide bien y rápido, y ejecuta aún mejor. Cuando tiene un respiro y todo no tiene que decidirse en una milésima de segundo, su juego es menos brillante. Para suerte de él y de los espectadores, su equipo le exige, más bien le ofrece, situaciones como las primeras (foto de arriba a la derecha) todo el tiempo. Cuando River tiene que presionar, Kranevitter responde como un rayo, y cubre todo lo que tiene que cubrir – que es mucho -, sin obcecarse con el robo. Es decir, hace de mediocentro puro. Cubre la espalda de los interiores, achica con impulso juvenil y aguarda el momento exacto para ir por el balón. Esta imagen (foto de arriba a la izquierda) es tan característica como curiosa, pues Kranevitter toma una postura extrañísima: flexional las rodillas, se pone como en punta de pie, encorva el cuerpo y espera así, como uno de los grandes felinos (Foto), hasta que todo hace click y tiene ventaja para meter el pie y ganar el balón. Su porcentaje de acierto en jugadas así es escalofriante si uno tiene en cuenta el espacio que tiene bajo su dominio y la velocidad a la que tiene que acudir a apoyar las presiones. Mucho tiene que ver su excelente técnica defensiva, que incluye hasta semiacrobacias (Foto), pero es su lectura y concentración lo que verdaderamente se impone. Obviamente también falla. A veces mide mal las distancias (foto de abajo a la derecha), algunas veces su postura es demasiado abierta y da ventaja al poseedor, y otras simplemente no alcanza a llegar a hacer la cobertura, esto último normal pues su equipo se expone siempre a que un pase bien dado los ponga en amplísima desventaja.

¿Y cuando recupera el balón? Kranevitter roba muchas pelotas en transición y ahí, porque su equipo lo pide, suele jugar rápido y, ahora sí, rompiendo líneas de presión. Sus pases pueden llegar a tener veneno. Son tensos, seguros y vuelan con fe hacia su destino. Su paleta de golpeos parece baja, mostrando realmente dominio de dos superficies del pie, aunque es posible que esto se deba a que las situaciones in extremis en las que se ve involucrado demandan, más que nada, ese tipo pases. Además del pase rápido hacia adelante, una que otra vez ha demostrado tener temple y calidad para esconder el balón en espacios reducidos (Secuencia completa) y entregarlo luego sin atisbo de miedo. No es un jugador creativo de verdad, y el slalom no hace parte íntegra de su juego. Kranevitter con pelota es, ante todo, seguridad y continuidad, no por acumular pases, que su equipo no busca eso, sino por su sangre fría y métrica sencilla a la hora de componer jugadas.

..…..

Con balón demuestra técnica, temple y carácter, no así creatividad

En ataque posicional su intervención es testimonial, aunque sí es cierto que sabe seguir la jugada (foto de arriba a la izquierda) y es un constante apoyo por detrás de la línea del balón sobre el cual River podría descansar la posesión si quisiese. Sube la línea con sus compañeros de mediocampo y es referencia para la zaga sobre donde tienen que ubicarse. En defensa estática (foto de arriba a la derecha) no ha sido probado de verdad aún, pero nada indica que el timing certero a la hora de decidir si ir a robar o no con el que da cátedra en transición defensiva no pueda ser trasladado a situaciones de defensa posicional. Kranevitter defiende hacia adelante, pero con paciencia de depredador felino. Sin él en el terreno de juego, River roba el balón mucho más atrás, sus transiciones son menos efectivas y le cuesta más ser superior. Cuando se fracturó la pierna, también se fracturó el corazón del equipo de Gallardo. Un corazón de apenas veintiún años, pero un alma que tiene más de cincuenta. Kranevitter es un heredero más de “la Voz de América“.


35 comentarios

  • vi23 21 noviembre, 2014

    Me quito el sombrero. Felicitaciones

    Respond
  • Meursault 21 noviembre, 2014

    Artículo top! Qué grande que nos descubráis jugadores así. La verdad es que tiene buenísima pinta, el video que adjuntas es una pasada.

    Lo único, en la selección argentina con Javier Mascherano, complicado que le podamos ver como único mediocentro. Parece un jugador del perfil del Jefecito, ¿no? Rápido al corte, siempre bien colocado, gran lectura defensiva, muchísimo corazón…pero bastante mejor con balón.

    A que equipo top Champions creéis que le vendría mejor Matías Kranevitter? Así a ojo, qué equipo necesita más, y en qué equipo rendiría mejor este pedazo de centrojás?

    Respond
  • Jose Luis 21 noviembre, 2014

    ¿Quién creeis que puede ser considerado el centrojás perfecto? Me refiero a cualquier jugador del mundo, sea o no argentino. Yo pondría a Mauro Silva.

    Pd.: Cuanto daño hacen los parones de selección. No me acordaba del campañón del Málaga, del Celta, no recordaba que el Madrid le saca casi 20 goles a favor al Barsa, no recordaba que el Atlético lleva encajados los mismos goles que el Real Madrid, no recordaba que equipos como el Español o la Real Sociedad llevan solo dos victorias en todo el campeonato, no recordaba que tenemos nuevo inquilino en Anoeta que puede dar mucho que hablar, no me acordaba de las dos/tres jornadas que se avecinan con Sevilla, Valencia, Real Madrid y Barcelona enfrentándose entre sí,… Hay que cambiar esto. Liga es liga y a disfrutar. Luego selecciones son selecciones y a disfrutar. Pero por separado.

    Respond
  • Meursault 21 noviembre, 2014

    @Jose Luis

    "¿Quién creeis que puede ser considerado el centrojás perfecto? Me refiero a cualquier jugador del mundo, sea o no argentino."

    Fernando Redondo. Para mí, sin duda. Solo lamento dos cosas: por ser muy niño no pude disfrutarlo desde un punto de vista más analítico/teórico/racional, y que no cuajase en la Selección por motivos extradeportivos.
    Pero Fernando Redondo era una pasada. Me hice del Madrid en primer lugar por mi padre, y en segundo por Redondo. Qué jugador.

    Y por decir uno actual… Me quedo con Xabi Alonso

    Respond
  • alexmontiel25 21 noviembre, 2014

    Antes que nada, hay que dar mi enhorabuena a Eduardo por el articulazo que ha conseguido. Luego, uno no puede evitar que le salga la risa floja al leer ese artículo de 2005 de Segurola sobre Gago: "Porque Gago, como Guardiola, impone su estilo". Cuánto hype y qué desilusión de jugador…

    Centrándonos en Kranevitter y teniendo en cuenta que no he podido verlo nunca (sí he visto el vídeo y las fotografías que se adjuntan), tiene pintaza, ¿no? A partir de ahora, habrá que ver más partidos de River. Quizá anoche hubiera sido la cosa bien distinta si el chico hubiera estado sobre el terreno de juego.

    Respond
  • Luther Blisset 21 noviembre, 2014

    Una pena su lesión. Seguro que su presencia hubiese deparado algo distinto a lo que esta noche a ofrecido Ponzio en el superclásico que ha sido solo pelea y dureza. River a perdido nivel de juego tras su lesión.
    Decepcionante y aburrido el partido de esta noche. El nivel del fútbol argentino (liga) esta muy bajo últimamente. Es una pena.

    Respond
  • Luther Blisset 21 noviembre, 2014

    Yo el mejor q nunca vi fue Redondo. Para respaldar esta apreciación solo un dato, en la 8 copa de Europa del Madrid, contra el Valencia de Albelda, Gerard y Mendieta en el centro del campo, el Madrid jugo con un centro de campo con Redondo, Mcmanaman y Raúl. Solo el era mc y pudiera parecer q faltaría equilibrio defensivo pero finalmente el Madrid gano 3-0 y cómodo. Eso solo pudo pasar porque el mc era Redondo.

    Respond
  • @migquintana 21 noviembre, 2014

    Sólo le he podido ver en highlights, muchos highlights, así que no puedo ver la continuidad que tiene en el juego y cómo responde a determinadas situaciones, pero el tema del ritmo es algo que se de ve de primeras. Sobre todo si vas con la idea de ver si es ''otro Gago'' que, una vez de salto a Europa, se quede corto de todas todas.

    @Jose Luis & @Meursault

    Redondo siempre decía que le fascinaba Mauro Silva. Supongo que a Mauro le pasaría lo mismo con Fernando.

    @alexmontiel25

    Es que Gago lo hacía. Yo recuerdo ver muchos partidos de ese Boca… y ser muy de Gago. Es lo que hay.

    @Luther Blisset

    No sé si es el mejor, pero desde luego me extrañaría que algún mediocentro vuelva a tener el impacto visual de Fernando Redondo. Es que me parece casi imposible. En cada acción del juego, fuera cual fuese, te gritaba a la cara de dónde venía y qué era. Luego encima era buenísimo, por supuesto, pero es que encima hasta el pelo parecía un efecto especial por si no nos quedaba claro o dudábamos de que tipo de futbolista era.

    Respond
  • Ignacio 21 noviembre, 2014

    Yo mismo lo llevaría en andas a London Colney si Arsene Wenger decidiera ficharlo.

    Wilshere – Kranevitter – Ramsey.

    Respond
  • Luther Blissett 21 noviembre, 2014

    @migquintana
    Toda la razón. Redondo tenía liderazgo y lírica todo ello en un físico privilegiado y con una estética de estrella del rock.
    Volviendo a Kranevitter espero que no le pase como a tantos jugadores sudamericanos que se pierden al dar el salto a Europa. Por ritmo y dominio de la posición puede jugar perfectamente en Europa pero lo mejor sería que siguiera creciendo en River. Espero que no le de la prisa por emigrar como a tanto otros porque sera beneficioso para todos.

    Respond
  • @migquintana 21 noviembre, 2014

    @Ignacio

    Me gustaría ver al Arsenal creando un contexto como el que comenta Kun para que pudiera rendir a tope Kranevitter. No sólo por el jugador argentino, sino también por el equipo. Molaría bastante, la verdad.

    @Luther Blissett

    Y que tenga suerte. Es decir, Gago como futbolista tenía evidentes problemas que lastraron su carrera, pero llegar al Real Madrid en ese momento y situación no fue tampoco bueno. En otro Madrid hubiera jugado menos, pero me refiero a competición y rival. Y también cabeza. Porque Banega, que yo creo que sí que tenía el fútbol para ser un jugador importante, incluso muy importante, en Europa, pues como que no iba muy sobrado… y así anda.

    Respond
  • hola 21 noviembre, 2014

    Fantastico. Condiciones similares tenia o tiene Cirigliano que parecia que iba a ser un mediocentro "top" y unas cuantas lesiones mas la poca confianza que le dio Ramon Diaz basicamente son las razones de que no termino de explotar.
    Kranevitter pues por suerte tuvo la posibilidad de que llegara Gallardo y pusiera toda la confianza en el(con Ramon no hubiera sucedido) y parece que si cumplira con las expectativas que se han puesto en el. Tiene una madurez impresionante y ojala siga creciendo.

    Respond
  • Adrian Lorenzo 21 noviembre, 2014

    Pongamos foco en Cubas, un volante central de Boca que no tiene mas de 20 años.

    Respond
  • LR. 21 noviembre, 2014

    "El 5 de River tiene todo lo que dice la Leyenda"

    Lo que más me gusta de Ecos es que aquí se consideran todas las variables imaginables para entender el juego, incluyendo la historia. Lo que se sabe, lo que se dice del fútbol, tiene una influencia directa sobre lo que los jugadores hacen sobre el campo.

    El mediocentro rioplatense es una institución que Kranevitter encarna conscientemente, a sus 21 añitos. Y no es normal. Emigrará y empezará un largo camino antes de alcanzar el estatus de referencia que ya tiene en su país, si es que lo logra como al final –en 2014– logró Mascherano.

    Pero yo creo que tiene todas las virtudes necesarias. Es un enfermo de River y del fútbol.

    Respond
  • Wardiolen 21 noviembre, 2014

    Mola muy mucho!! Gratísima sorpresa, entra por el ojo cosa fina. Gran Análisis Eduardo.
    Tremendo en transición, qué manera de encimar y anticipar, buenísima técnica defensiva. Y rompe líneas que da gusto. A ver esa evolución en el estático.

    Respond
  • @migquintana 21 noviembre, 2014

    @Adrian Lorenzo

    ¿Qué tipo de volante es? ¿Cómo es?

    @LR.

    Por supuesto. Es que si obviamos la historia de lo que es un centrojás en el fútbol argentino… nos perderíamos un poco la forma de jugar de Gago, Banega, Kranevitter o quien salga. Es así. Ellos nacen condicionados. Y hay que entender los porqués. De todas formas, como dices, este camino suele ser bastante largo…

    Respond
  • hola 21 noviembre, 2014

    Yo quiero un Kranevitter-Tielemans en mi doble pivot jeje

    Respond
  • Luther Blisset 21 noviembre, 2014

    @hola
    Para dentro de tres o cuatro años te copio la pareja. Vaya futuro tienen los dos mostruos

    Respond
  • Luther Blissett 21 noviembre, 2014

    pero no como doble pivote. A Kranevitter creó que le viene mejor jugar solo como pivote y al belga le viene mejor jugar más como interior a la izquierda.

    Respond
  • Pablo 21 noviembre, 2014

    Es el nuevo Mascherano

    Respond
  • Abel Rojas 21 noviembre, 2014

    @ Meursault

    Desconozco el nivel del jugador, pero por las condiciones que nos presenta el Kun, por ejemplo a la Juventus le vendría del carajo. O al Atlético para suplir al veterano Tiago. Por citar dos.

    @ Álex

    Personalmente era de los que creía y mucho en Gago, pero la verdad es que si uno repasa ahora los partidos de aquel Boca de 2005 y 2006… descubre que ahí había gato encerrado. Toques siempre con el interior del pie, tendencia a hacer de parabrisas en vez de a tomar decisiones (siempre pase a la banda), se acercaba demasiado a la pelota, era impaciente en defensa… Este Kranevitter parece otra cosa según comenta Kun. Y mismamente viendo un vídeo se percibe que técnicamente es un futbolista más completo.

    @ José Luis

    Mañana vuelve. La verdad es que vaya tres súper partidos.

    Respond
  • Abel Rojas 21 noviembre, 2014

    @ Ignacio

    Y hay que decir que el mediocentro puro que mejor le funcionó al Arsenal fue sudamericano. Gilberto Silva. El guardaespaldas de Vieira.

    @ LR

    "es una institución que Kranevitter encarna conscientemente"

    A mí esas cosas me dan miedo. A veces es como forzar la máquina para parecer algo. Eso sí le pasaba a Gago. Aunque en este caso parece un tema diferente porque además le da uso práctico.

    Respond
  • Abel Rojas 21 noviembre, 2014

    @ Luther

    Llevo dos días viendo partidos del belga y en multitud de ellos juega como mediocentro. Aunque también para mí es más interior ahora mismo. Y sí, es una promesa como no hay tres ahora mismo para esas posiciones. Qué pedazo de súper genio.

    Respond
  • hola 21 noviembre, 2014

    Si armamos trivote me gusta Rabiot para acompañar a los otros dos.

    Respond
  • hola 21 noviembre, 2014

    O Malanda.

    Respond
  • LR. 21 noviembre, 2014

    Abel,

    A mí también me dan miedo, sobre todo en Argentina, donde hay perfiles históricos que la gente muchas veces quiere rellenar a la fuerza. Pero como diría Postmoe, Kranevitter me parece veraz. No parece ajeno a la inmensa tradición que le rodea, pero se le ve cómodo y comprometido porque tiene con qué, básicamente.

    Respond
  • Luther Blisset 21 noviembre, 2014

    @Abel Rojas
    Tielemans a jugado y puede jugar de mc pero por sus cualidades yo creo q no demuestra desde esa posición algunas de sus mejores cualidades como el disparo, no es q vea en el un interior de posesion pero aun es muy joven y hay q ver por donde tira.

    Respond
  • @twilliams8 21 noviembre, 2014

    No es la idea del Tata segun se ve en los primeros partidos, pero Kranevitter en la transicion de defensa a ataque en la seleccion de Sabella y con Di Maria, me parece que hubiera sido un regalo del cielo.

    Respond
  • Abel Rojas 22 noviembre, 2014

    @ L. R.

    Te entiendo perfectamente y estoy 100% de acuerdo con tu manera de ver el tema.

    @ Luther

    Correcto. Lo que ocurre es que muestra tal facilidad dirigiendo las salidas de balón de su equipo que se me hace difícil no verlo relacionado con los primeros pases. Tiene un don organizando salidas desde atrás.

    @ Twilliams8

    Esperemos un poquito, que acaba de empezar el Tata y este chico está fuera de juego por el momento 😉

    Respond
  • Jose Luis 22 noviembre, 2014

    Apuntes varios:

    – Sobre Redondo

    Tengo entendido que en el pasillo de futbolistas, previo a la Final de Champions de 2000, que enfrentaba a Real Madrid y Valencia, Fernando Carlos Redondo Neri se dirigió a Gaizka Mendieta (capitán valencianista y mejor jugador español del momento) y le dijo mirándole a los ojos: "Chico, la Copa se mira pero no se toca". No quiero con ello soliviantar a los aficionados chés, solo decir que para hacer eso hay que tenerlos muy bien puestos. Pónganse en situación. Estamos hablando del mejor Valencia de la historia. Un equipo con Cañizares, Djukic, Gerard, Kily González, Mendieta, Piojo López, Farinós,… Sin duda, para mí, mucho mejor que el equipo de Benítez. Ese Valencia goleó al Barsa de Rivaldo, Guardiola y Kluivert; a la Lazio de Nedved, Verón y Simeone, y jugaba que daba gusto verle. Por aquellas fechas, hubo hasta un 6-1 del Valencia al Madrid en Copa del Rey. Esas eran las circunstancias en que Redondo se dirigió a Mendieta.

    – Sobre Gago

    El muy "jodío" me engañó a base de bien. Pero también es cierto que ni formando pareja con Lass, ni con Diarrá podía crecer. Luego dio muchos "bandazos" y su fútbol se apagó. Pero fue un jugador que tuvo minutos con Capello, muchos con Schuster (creo que tuvo una lesión importante) y con Juande. Sin embargo, hubo un partido, que pudo ser un espejismo, aunque siempre me quedé con las ganas de que se hubiese repetido esa formación. Fue el día del famoso pasillo del Barsa. 4-1 como resultado final. Pero ese fue el día en que Gago jugó como "5" puro, con Diarrá suelto por la derecha y con Sneijder y Guti acaparando el balón. Robben se movía por ambos costados, tirando sobre todo a la derecha. Y arriba un delantero, Raúl. El Madrid jugó como no le había visto jugar en mucho tiempo. Pero de forma increíble, nunca más Bernd Schuster volvió a colocar a esos jugadores en esa disposición. Nunca. Incluso, Robinho -que estaba lesionado- creo que se fue de aquel equipo porque estaba seguro que con Robben en ese estado no jugaría… Es que aquella disposición beneficiaba a todos los jugadores, potenciando mucho las virtudes de Gago.

    Respond
  • @alber1or 22 noviembre, 2014

    @migquintana

    Soy Ignacio.

    Ahorita con tantas lesiones, visto lo visto sobre el césped uno no puede hacerse una idea de lo que pretende Arsene Wenger, pero si nos fijamos en fichajes como Özil y Alexis (Arsene gastando 110 kilos en 3 futbolistas, vaya…) me da a pensar que Arsene tiene en mente en volver al futbol de transiciones. En una idea como la que pienso que Arsene tendría, él sí tiene absoluta chance de cuajar. Pero, a ver, lo de Kranevitter a Arsenal creo que sólo se me ha ocurrido a mí y a un par de amigos más por los que suelo conversar en twitter.

    PD: Gracias al autor. El artículo es una pasada sobre un jugador que me parece sublime.

    Abrazos!

    Respond
  • @alber1or 22 noviembre, 2014

    Welbeck es el otro…

    Respond
  • @JRatazzi 23 noviembre, 2014

    MC para el barça y que jueguen en transiciones!!

    Respond
  • Juan Cruz 15 agosto, 2015

    Lo veo todos los domingos en la cancha y no deja de sorprenderme.

    Respond
  • juliangenoud 2 octubre, 2015

    Acá hice un análisis, con videos, de cómo se mueve Kranevitter en las salidas de River: http://rondos.futbol/2015/09/kranevitter-concepto

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.