El temible invasor

Uno se siente invadido cuando el himno ruso retumba en el estadio. Luego el balón echa a rodar y algo falla: la selección rusa no es lo que promete el atronador “¡Rusia, nuestra patria sagrada!” con el que arranca, hoy en día, una melodía que ya fuera emblema de la URSS cuando ese gigantesco país imaginaba al mundo entero bajo su bandera. El equipo de Fabio Capello es menos grandilocuente que eso. Tampoco es agresivo ni dominador aunque, a su manera, se reconoce en su seleccionador. No quizá en el Fabio Capello más inspirado, pero sí en el común denominador capelliano que tantos años de fútbol nos han enseñado a identificar: ciertamente, se trata de un equipo competitivo, sobrio y calculador, muy capaz de dar la cara en unas eliminatorias que ya no jugará

Pero, ¡ay! No intimida. Le falta calidad para ello, y no poca. La que tanto echó de menos cuando Argelia, siempre tan optimista y descarada, igualó el marcador tras un largo período de juego en el que el repliegue ruso se emperró en frustrar las fantasías de Feghouli y Brahimi. Las conducciones interiores de los mediapuntas argelinos, más que meritorias, nunca llegaron a agitar los cimientos del equipo de Fabio Capello, feliz de observar en el conjunto norteafricano una fase ofensiva tan estrecha al asalto frontal de la firme argamasa de su equipo. Un escenario idílico para Glushakov, Ignashevich y Berezutskiy si no fuera por el más feroz de los zorros del desierto. Porque Slimani sí intimida: imagina el gol en cada acción e invade el área rival al ritmo que marca su aguerrido corazón.

17 comentarios

  • @DavidLeonRon 27 junio, 2014

    Pues será Argelia y no Rusia. La verdad es que he visto Mundiales desde el 94 y la pobreza de sus actuaciones es tremenda. A saber:

    94 -> Primera fase.

    98 -> No van.

    2002 -> Primera fase

    2006 -> No van.

    2010 -> No van.

    2014 -> Primera fase.

    Y esto en un fútbol de objetiva calidad técnica. De verdad, algo gordo falla con ellos, ya no es normal.

    Respond
  • @SharkGutierrez 27 junio, 2014

    Creo que de los últimos 20 años, su momento fue la generación "Arshavin" & cía y no fueron. Desde que Rusia no es URSS, en fútbol no dan ese temor porque tampoco siempre han perdido lo que en otros años no faltaba. Con Hiddink y sus semis en 2008, fue lo más cercano a una Rusia que aunaba competitividad y buen juego. No obstante, en algún momento se debió perder esa magia, ese talento y esa determinación que siempre han caracterizado a los rusos en las grandes citas.

    La progresión (en forma de millones) de la liga nacional, no ha favorecido en nada a la base del fútbol ruso. Muchos extranjeros, mucho dinero, pero escasa organización y una pesadumbre con el jugador base nacional. A pesar de todo, salen siempre algunos pequeños destellos, que por alguna razón no terminan de explotar por las razones que sean (Arshavin, Kokorin, Dzagoev). Hace falta mucha renovación desde la base, para que el fútbol ruso vuelva a su esplendor de los tiempos URSS y que no se convierta en un año fugaz (como 2007-2008), dónde el resurgir es más fantasía que realidad.

    Respond
  • @migquintana 27 junio, 2014

    Pablo, vamos a dejarnos de utilizar según que términos. Podemos estar de acuerdo con el trabajo de Fabio Capello o no estarlo, pero siempre respetando a los profesionales. No eres nuevo aquí, así que ya sabes cómo funciona esto. Los argumentos son más interesantes que las opiniones.

    @SharkGutierrez

    A mí lo de que todos los rusos jueguen en la Russian Premier League me parece un dato muy desfavorable. Primero, porque ya indica que no hay jugadores de primerísimo nivel. Segundo, porque genera una endogamia de la que no suele salir nada bueno. Y tercero porque, al fin y al cabo, el fútbol ruso parece bastante tendente a la comodidad y ahí la competitividad se resiente.

    Respond
  • @DavidLeonRon 27 junio, 2014

    Pero una cosa es que no den el temor que daban siendo la URSS y otra que no mejoren las actuaciones de cualquier país de población mínima o cultura inexistente.

    Es que no han pasado una primera fase en décadas ya…

    Respond
  • @SharkGutierrez 27 junio, 2014

    Y en parte es porque en lugar de hacer como (sin ir más lejos, Alemania) no han reconstruido sus bases y les han dado forma. Han intentado conquistar el mundo por la vía rápida y les ha salido el tiro por la culata, David. Eso, más lo que comenta Quintana, salvo Arshavin o Pavyluchenko, los jugadores rusos apenas salen de su país. Están acomodados y eso se resiente en la competitividad.

    Respond
  • Malachy Grapes 27 junio, 2014

    Ayer lo comentaban en GolT y creo que llevaban razón: el jugador ruso estereotipo suele ser técnicamente bien dotado, pero con tendencias anárquicas que no le llevan a ningún lado. Y en lo defensivo no me parecieron tampoco un dechado de virtudes, especialmente cuando el portero no inspira mucha confianza tras "lo" de Corea.

    Me parece correctísimo lo que apunta @SharkGutierrez: el crecimiento de su liga es totalmente independiente del crecimiento de su fútbol (en este caso, tirando a regresión), porque se ha hecho a base de millones y de jugadores extranjeros. Y lo de que los 23 convocados jueguen en Rusia es, como decís, sintomático: ninguno es lo suficientemente bueno como para dar el salto a otra liga más importante. Rusia como selección crecerá cuando invierta en su base (se puede decir que Bélgica ha pasado en la primera década del siglo XXI por ese proceso, a corto plazo su liga y sus equipos han bajado de potencial pero fíjense qué jugadorazos hay en las mejores ligas del mundo) y dentro de 10 años podamos ver un once titular ruso compuesto por destacados en las mejores ligas y estrellas de la Russian Premier League. Fichar todos los años a brasileños por una millonada no hará crecer a la selección rusa.

    Respond
  • Wanyamok 27 junio, 2014

    Hombre, en Rusia sí se apuesta por el producto nacional. Básicamente por la regla del número de jugadores nacionales en la plantilla. Pero es raro ver a un equipo ruso con más de 7 extranjeros. De hecho, en la Segunda División, la mayor parte de las plantillas están compuestas al 90% o totalmente por jugadores rusos.

    Respond
  • @DavidLeonRon 27 junio, 2014

    ¿Creéis pues que Rusia va a llegar en buenas condiciones a su Mundial? Esto nunca se sabe pero desde luego ahora mismo no reinará el optimismo.

    Respond
  • Wanyamok 27 junio, 2014

    Yo confío en ellos. Hay una base (jugadores como Gazinskiy, Semenov, Yusupov…) que llegará en su madurez futbolística al Mundial, jóvenes ya asentados en la liga rusa (Kokorin, Mogilevets, Kanunnikov, Tkachev…) y futuro (Mitryuskin, Khodzaniyazov, Ozdoev, los Miranchuk, Zotov…). Además algunos jugadores como Glushakov, Fayzulin, Denisov… podrían aportar veteranía.

    Respond
  • kay 27 junio, 2014

    Lo siento, el tema Ruso no depende de calidad. Yo ya antes de la 2008 estaba ilusionado con ciertos jugadores rusos:

    -Arsharvin, Pongrievav (o como se diga, perdoón), ZHirkhof, Denisov, el propio Akinfeev por entonces, Denisov, Paulivchenko y alguno más que se me cae del tintero, además del que lleva siendo años una joven promesa, Dzagoev.

    Pero¿que paso con ellos cuando salieron de rusia? Jugadores erráticos, pasotas, inconexos, vagos… y que no fue uno, fueron al menos 4.

    Pongry y Pauliv no fueron capaces de hacerse hueco en equipos de más o menos media tabla. El segundo tenía a Bent, Adebayor y cía como rivales, el primero menos aún. Zhirkoff perdió el puesto por Cole y como mucho era usado en plan doble lateral. Y Arshavin dejo 2 partidazos, 2 partidos con regates bonitos y el resto la nada, pero no la nada en plan juegas mal no, la nada en plan "pff, salgo a jugar por que me saca el mister pero yo quería echarme una siesta".

    Respond
  • @DavidLeonRon 27 junio, 2014

    La verdad es que las no conexiones de Arshavin a los partidos eran una cosa muy, muy carismática.

    Había días que no lo veías. Y eso que todos sabíamos que era muy bueno, porque lo era.

    Respond
  • Pablo 27 junio, 2014

    @DavidLeonRon

    Pero… sacando a Arshavin (que tampoco es un fenómeno sin comparación) cuántos jugadores se le recuerda a Rusia que sean importantes? A mi me parece que siempre están donde los deja su calidad.

    Respond
  • @Andre_SPORTS 27 junio, 2014

    Rusia no aterra como la Unión Soviética de los 80s. La generación actual de futbolista rusos está alejada de ser tan amenazante o temible como las de su homónimo soviético 30 años atrás. En España 82, se hablaba de la escuadra temible comandada por Gavrilov el goleador del Spartak y Oganesian el trequartista que deslumbró ante Bélgica. En la Euro del 88 fueron subcampeones con Zavarov el enganche del Dynamo que cautivo a Europa, y después fue a la Juventus, y Protásov, el goleador de su liga. Mientras que en Brasil 2014, Rusia se debe conformar con Kokorin como promesa naciente del Dynamo. Y no es que Kokorin sea malo, simplemente palidece ante sus ancestros de la URSS. Muestra inequívoca de que Rusia y su carácter imponente en las canchas, murió el mismo día que la selección de la CCCP.

    Respond
  • @SharkGutierrez 27 junio, 2014

    @Wanyamok

    Personalmente, sí se trabajase bien la base en Rusia, habrá un relevo generacional a las puertas. Y viendo un poco los nombres que citas en la segunda contestación…salvo Kokorin y los que apuntas como veteranos, no me dan ningún "miedo". No es como con Alemania, que ves a Özil, Kroos, Götze y (como poco) te da muchísimo respeto enfrentarte a ellos. No sé, es mi sensación; creo que en Rusia no se trabaja suficientemente la cantera, amén de que lo que trabajan,tampoco se traduce en frutos "maduros".

    Respond
  • iniestinho 28 junio, 2014

    Estando de acuerdo con la conclusion, el futbol ruso esta en horas bajas, creo que faltan varios aspectos en el analisis.para tener un cuadro mas completo,
    estamos hablando de Rusia como si tuviera el mismo terriotrio que la URSS y evidentemente no, le falta Ucrania, por ejemplo el ultimo equipo potente de la URSS fue el Dinamo de Kiev, la transicion de una economia planificada a una capitalista fue algo muy duro y me imagino que no solo el futbol sino el deporte en general lo noto, echar un vistazo al medallero olimpico antes y despues, las Copas de la UEFA que han obtenido los ruso-ucranianos, han sido 3, las 3 en la epoca post-sovietica (2005-07-09), si bien es cierto que el Shaktar la base eran jugadores brasileños, tanto CSKA como Zenit su base eran jugadores rusos (7 respectivamente jugaron la final), lo que esta pasando en Rusia me parece que no es algo muy diferente a lo que paso en España con el boom de la television de pago, habia dinero y se gastaba como si no hubiera mañana, supongo que en algun momento se detendran 5 minutos a pensar. A ver si Miguel Canales se deja caer por aqui y comenta.

    Respond
  • piterino 28 junio, 2014

    A mí me parece un tema idiosincrático, cultural. El futbolista ruso está claramente cortado por un patrón competitivo en seda oriental. Más o menos artesanal, pero seda, al fin y al cabo. Cuando competían bajo el rojo imperial y la égida soviética, con todo lo que ello implicaba y obligaba, la necesidad se hacía virtud, y el tótem volvía a vencer al tabú.

    No ser comunitarios, el crecimiento económico de su liga (paradójicamente) y los fracasos recientes de figuras rusas en otros países (Arshavin, Zhirkov, Pavlyuchenko, Pogrebnyak, Kerzhakov, …) tampoco han ayudado.

    Respond
  • kay 28 junio, 2014

    David:

    A mi me dolio, por que desde su superUEFa pense que iba a ser el nuevo Ballack (Jugador que le rompe en un equipo medio y acaba siendo crakazo, uso el ejempl ode Ballack por que antes de su superaño en el leverkusen , siendo un casi desconocido, me aposte con un amigo que sería un supercrack y asi fue) pero es que hacía eso que tu dices, como si nisiquiera quisiera jugar ni nada.

    Pablo:

    Hombre, Denisov, Zhirkhov y Akinnfeev (Si, el mismo que ahora regala goles) estaban para competir contra cualquiera. Y Pongry, Pauvlichenko y cía estaban para aportar cosas y dejaban cosas muy útiles. Aparte que los centrales, sin ser gran cosa, competían.

    Pero es que fue salir fuera de su tierra y hundirse, pero lo raro es que no fue en plan "jugar mal" si no directamente pasar de jugar.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.