Estados Unidos: Academia Rushmore


La selección americana de fútbol suele generar sentimientos mezclados de extrañeza y curiosidad a los aficionados del viejo continente, resumidos generalmente en una cuestión que suele ponerse de manifiesto sin ningún pudor: pero, ¿y quién juega allí?

La MLS (Major League Soccer) se ve en la distancia como un plácido retiro para futbolistas consagrados con sonados traspasos como los de Beckham y ahora el de David Villa, pero nadie esconde que el “soccer” juega un papel secundario a la sombra de la NBA, NFL, beisbol e incluso hockey sobre hielo. Todo esto no quita que los americanos se hayan ido interesando poco a poco por comprender todos los entresijos del deporte que aquí tanto amamos. El punto de inflexión fue quizás el Mundial del 94, celebrado en la tierra de las oportunidades, donde el conjunto americano se coló en octavos de final batiendo a una potente selección colombiana. Una gesta que incluso llevó a desembarcar en Italia a uno de los futbolistas más carismáticos de su historia, el central de origen griego y aspecto de rock star pelirroja llamado Alexi Lalas.

Veinte años después, el seleccionador alemán Jürgen Klinsmann ha apostado por el trabajo frente a los nombres, reforzando su argumento con el descarte más sonado de la convocatoria, el “Capitán América” y emblema de la selección Landon Donovan. Klinsmann ha afirmado que EEUU no estaba en condiciones de ganar el mundial, lo que ha herido el orgullo patrio de una patria que tiene muchísimo de eso.

Ser el mejor en todo, el más perfeccionista en cuantas disciplinas como fuese posible para demostrar que era alguien diferente de los demás. Así era Max Fisher, el protagonista de “Academia Rushmore”, segundo largometraje del icónico director Wes Anderson. Su dedicación a un número inimaginable de actividades extraescolares dejaba en mal lugar las calificaciones que obtenía en su prestigioso colegio. A través de los ojos de Max (un jovencísimo Jason Schwartzman) y de la mirada única de Anderson, nos adentramos en el apasionante mundo de un adolescente que descubre que el amor es un camino tortuoso y que las expectativas vitales son solo eso, expectativas. Max Fischer no habría estado de acuerdo con Klinsmann. Unos lo llaman ingenuidad, otros corazón.

···


Referencias:
Revista Magnolia
Pedro Villena


12 comentarios

Ir abajo

  • @DavidLeonRon 22 junio, 2014

    Ahora que veo a Wes Anderson, ¿qué tal está "El gran hotel Budapest"? Cuando acabe el Mundial voy a volver al cine, y el trailer de esta peli me hizo gracia:p La tengo apuntada.

    Respond
  • @Rayner_19 22 junio, 2014

    @DavidLeonRon

    Es muy rara, no sólo por la historia, pero a mí me gustó mucho. Aunque puedo entender que a alguien no le gustase.

    Respond
  • Arroyo 22 junio, 2014

    He comentado esto muchas veces con Antonio y Nacho en Twitter. Esta película la vi en el Plus antes de tener conocimiento y conciencia de quién era Wes Anderson. Y puedo asegurar que contiene uno de los 3-4 momentos más inesperadamente cómicos y surrealistas que he visto nunca. Recuerdo rebobinar como 500 veces el VHS y ver una y otra vez la escena. Quien la haya visto sabrá a cuál me refiero. No quiero desvelarla porque si alguien no la ha visto y le cuentan la escena ya no tiene esa fuerza y esa sorpresa.

    La película es como todo inicio de un autor que comenzaba a andar. Luego maduró y su cine creció y creció brutalmente hasta crear un universo inmenso y con miles de seguidores.

    Respond
  • @quepasaLalin 22 junio, 2014

    @DavidLeonRo

    Si te gusta Wes Anderson es imposible que no te guste. "El gran hotel budapest" es, para mi, la cumbre de su cine. Y si no lo has visto nunca no creo que te deje indiferente.

    @Arroyo

    Para mi Academia Rushmore también fue un descubrimiento, tiene escenas hipnóticas y esa frescura que sólo las primeras pelis pueden tener. Qué maravilla.

    Respond
  • kay 22 junio, 2014

    David Leon:

    Ante todo cuca y entrañable.

    Respond
  • pouco_barulho 22 junio, 2014

    A mi Wes Anderson me parece un director más pretencioso del panorama actual, aunque hay cosas que me gustan y me hace reir. Gran Budapest Hotel no esta mal, como casi todos sus largometrajes, pero…

    Respond
  • Abel Rojas 22 junio, 2014

    @ David León

    Te gustará todo lo de Wes Anderson. No le gusta a todo el mundo, pero a ti te parecerán películas de 6 sobre 10 en el peor de los casos. Algunas de 7 sobre 10 y lo mismo alguna otra de 8 sobre 10.

    @ Pouco

    La última que vi fue Moonrise Kingdom y me gustó un montón.

    Respond
  • @pvillenaoliver 22 junio, 2014

    Rushmore puede ser la peli de Wes Anderson (junto con Los Tenenbaums) con más momentos inolvidables dentro de su cine. También hace mucho el carisma del protagonista (era su primera película de protagonista con 18 años).

    Respond
  • Ricardo 22 junio, 2014

    No conozco nada del cine de Wes Anderson ni del cine en general, pero la cara del prota (Jason) me parecía muy familiar. Investigué un poco y mis sospechas eran ciertas. ¡Es Gideon de Scott Pilgrimm vs The World! xD xD xD

    Respond
  • pouco_barulho 22 junio, 2014

    @Abel Moonrise Kingdom és para mi la mejor de WA. Pero, le achaco a sus pelis demasiado esfuerzo para parecer natural sin serlo. No se si me explico.

    Eso si, director de cine para hipsters, de manual

    Respond
  • @quepasaLalin 22 junio, 2014

    Pues ya que estamos, no puedo dejar de recomendaros que leáis todo lo que hemos escrito sobre el bueno de Wes en Magnolia: http://revistamagnolia.es/wesanderson/

    @pouco_barulho
    Hay que tener en cuenta que Academia Rushmore es del 98, es decir que aunque ahora su cine parezca "hipster" antes sólo era un raro incomprendido. Pocos directores con un estilo tan concreto se han mantenido fieles. Eso tiene un valor.

    Respond
  • pouco_barulho 22 junio, 2014

    @quepasaLalin

    No le quito el valor al WA, ojo.

    Los Tenenbauns , el ya citado Moonrise Kingdom y Fantastic Mr. Fox, me han gustado mucho. Y me lo he pasado bien con Rushmore, Gran Budapest Hotel. Lo que no me gusta es el dejarse llevar por la corriente, en lo que a WA se refiere, a veces me parece sobrevalorado

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.