Solución de antaño

Francescoli partió en 1996 y Uruguay, huérfana, reclamó la aparición de un nuevo ídolo. Pocos meses después, al lado occidental del Río de La Plata, una centella cachavacha, como de embrujo, emergió. Era tan uruguayo como la aurinegra camiseta de Peñarol que su padre defendió, pero sus goles llevaban la firma del diablo bonaerense. Diego Forlán nunca pareció de oro, mas Ferguson, que veía brillar hasta los diamantes más brutos, lo vislumbró a cuarenta goles después. Su periplo en Old Trafford no fue de ensueño y recaló allí donde recalaban los hombres dorados caídos en desgracia. El Villarreal lo recibió y el agradeció con la bota de oro: era el sucesor.

La estirpe perdida de los charrúas ha marcado al seleccionado en los últimos quince años. Su discurso cada vez más radicalizado y falto de creatividad cortó las alas de las aspiraciones mundialistas en 2006. ¿Cómo podía Uruguay sobreponerse a un vacío generacional tan grande? La respuesta fue Diego Forlán. El paradigma de segunda punta se puso la zamarra número ’10’ y, sin ser exactamente lo que aún extraña la celeste, logró enlazar el mediocampo con la ya entonces potentísima delantera del equipo. Cuatro años han pasado desde que Forlán brilló con intensidad en África e incluso ha abandonado el fútbol de élite; sin embargo, sus botas siguen siendo la única respuesta al gran problema uruguayo.

11 comentarios

  • vi23 5 junio, 2014

    Y Lodeiro?

    Respond
  • Samurai Blue 5 junio, 2014

    Forlán sigue rindiendo a un buen nivel en Japón donde Popovic lo ha puesto como el hombre más importante dentro del esquema de Cerezo Osaka, cosa que permite al uruguayo seguir a un buen nivel pero que no favorece demasiado al equipo en general porque esto ha provocado desplazar a su mejor jugador, Yoichiro Kakitani, a banda derecha donde no rinde tan bien. Es cierto que si Forlán fuese el de tres o cuatro años atrás Cerezo no tendría ningún problema porque sus cifras de goles serían superiores y cubrirían el hueco que está dejando Kakitani con sus actuaciones debido a jugar fuera de la posición donde el año pasado tan bien le fue.

    También hay que reconocer que los goles que ha metido hasta ahora Forlán en Japón (7) no han sido parecidos a los que nos tenía acostumbrados en Europa, han sido feos, empujarla o tener suerte en algún rechace, pero el hombre ha trabajado muy bien, nadie puede decir que no le ponga ganas y es que su juego asociativo está siendo bueno, por ello pienso que situarle como mediapunta por detrás de Kakitani sería la mejor solución para Cerezo Osaka.

    Respond
  • @migquintana 5 junio, 2014

    Lo del Mundial 2010 de Forlán haciendo de enganche de todo el fútbol de Uruguay fue una cosa tremenda. Luego además aportó goles, lo que le llevó a ser el Balón de Oro del Mundial con mucho merecimiento, pero para mí fue clave lo que comenta Kun en el texto. Puedes defender muy bien, de forma muy intensa, con mucho orden y, luego, tener arriba a dos depredadores como delanteros, que si no logras conectar ambas fases estás perdido. Pasas a atacar peor y, por tanto, también a defender peor.

    @vi23

    Si no me equivoco, en la clasificación ha contado bastante poco. De hecho, más que Forlán o Lodeiro, el que más minutos ha tenido como cuarto centrocampista, por llamarlo así, ha sido el Cebolla Rodríguez.

    @Samurai Blue

    Vaya comentario más interesante, amigo! Cuando hablemos de Japón espero que estés para aportar tu opinión y conocimiento. Respecto a lo que dices, creo que dentro de lo que cabe es buena noticia lo de que está rindiendo bien y lo de los goles feos. El tema es que Uruguay necesita otra cosa…

    Respond
  • @DavidLeonRon 5 junio, 2014

    @Kun

    "Su periplo en Old Trafford no fue de ensueño"

    De hecho fue malo. Recuerdo incluso bromas acerca de su rendimiento. Pero en Independiente ya se veía que era un muy buen futbolista.

    @Samurai Blue

    ¿En contexto Copa del Mundo eres optimista con él? Aunque sea para aportar puntualmente.

    Respond
  • Abel Rojas 5 junio, 2014

    @ Samurai Blue

    ¿Pero de dónde has salido, crackazo?

    ¡Menudo fenómeno!

    @ vi23

    ¿Todavía con esa "esperanza"? :-(

    Respond
  • Manu 5 junio, 2014

    Yo creo que el que debía asumir el rol de enlace era Luis Suárez, no? Obvio que mientras más cerca del área mejor, pero en Liverpool suele bajar y creo que a pesar de ser un poco impreciso es un jugador bastante creativo. Pero su lesión le coloca un problema enorme a Tabárez.

    En todo caso, yo a Forlán siempre lo voy a tener en cuenta. Cuando se pone la celeste siempre tengo la sensación de que algo hará. Aunque ya esté muy lejos de ser esa melena rubia que brilló en Sudáfrica. Es la última aventura de Diego y, como buen uruguayo, seguro lo dejará todo.

    Respond
  • Samurai Blue 5 junio, 2014

    @Abel
    Soy @Salzburg79 en Twitter (-:

    @MiguelQuintana y @DavidLeonRon
    Sin Luís Suárez le veo un papel importante a Forlán porque desde que llegó a Japón su juego se ha 'japonizado' (si es que existe dicha palabra) y así su juego asociativo ha mejorado bastante, sobre todo esos apoyos que baja a dar en trescuartos de campo, de espaldas, para repartir al primer toque hacia los costados. La pena es que también parece haber perdido olfato goleador pero si eso se encarga de ponerlo Cavani por ejemplo, no hay problema. Con Luís Suárez no veo tan buena convivencia sobre el campo cuando coincida con Forlán, creo que se estorbarían a la hora de ocupar espacios sin balón.

    Respond
  • Guzmansb7 5 junio, 2014

    @migquitana

    Exacto. Uruguay pasó por un "período oscuro" en el cual estuvo 6 fechas de las últimas eliminatorias sin conocer el triunfo (con 4 derrotas y 2 empates creo), donde la solución del maestro Tabárez fue pasar del clásico 4-3-3 (utilizado en Sudáfrica) al 4-4-2, sustituyendo a Forlán por el Cebolla Rodríguez. Además se sumo al grupo celeste el futbolista del Espanyol Stuani, que fue clave jugando por derecha (volante/extremo), aportando presencia física, altura, desgaste defensivo y algunos goles en las últimas fechas de las pasadas eliminatorias de la conmebol.

    Respond
  • @VGordoA 5 junio, 2014

    ¿No podría ser Luis Suárez el Forlán de 2010?

    Respond
  • Edgar 5 junio, 2014

    A pesar que se juega de "local" no veo bien parados a los latinos, al margen de lesiones, la ansiedad de Brasil les puede costar, Chile tendra dos monstruos en fase de grupos, por lo que en la tercera fecha se jugará el todo con Holanda, Colombia choca con tres estilos distintos de fútbol, para cuando se quiera acomodar recibirá el "siguiente golpe", en cuanto a Uruguay el resultado ante Costa Rica es crucial, su primer partido es la final, ya que puede quedarse por goles, Ecuador representa esa fragilidad, hacer bien las cosas y malograrlas en el último minuto, tienen orden pero la dejadez que a veces muestran espantan, en cuanto a Argentina, son latinos pero serán más visita que cualquier Europeo, espero que al final me equivoque, ya que como suramericano espero que accedan a la siguiente fase -excepto Colombia- XD

    Respond
  • Uruguayoafull 6 junio, 2014

    gracias por acordarse de cachabacha (ídolo nacional). Uruguay tiene estructura, trabajo de años, compromiso de futbolistas muy profesionales. Le falta talento en mitad de cancha, fluidez para crear. Lo bueno dentro de lo malo es que el maestro es consciente de esto ultimo y juega a lo que puede jugar, orden, presión concentración 90 minutos y contragolpe.
    Mi viejo decía " que ser bueno en algo" y Uruguay es bueno en lo que puede, al menos no estamos confundidos, alcanza con esto? Dificil.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.