El guardián del orgullo


En las tierras altas catalanas el oso pardo recibe trato femenino, como la naturaleza. Así pervive un viejo guiño de las gentes del lugar hacia el mayor depredador que habitaba el Pirineo de antaño, al que observan como una suerte de encarnación de la misma fuerza primigenia que dio forma a un territorio tan exigente con el ser humano. La alta montaña es generosa en misticismos de este tipo. Las supersticiones y leyendas sobre las fuerzas de la naturaleza han marcado durante siglos la visión del mundo de quién encontró su hogar allí donde vivir se hacía bastante complicado. Una tierra fría, dura y aislada que esconde lagos maravillosos entre picos desnudos, donde incluso los ríos son fieros y lo más normal del mundo era navegar sobre troncos desnudos por corrientes violentas. Un país extraño. Especial, también. Un país que bien pudiera ser que siga educando a algunos individuos extraños y especiales ahora que la civilización se ha abierto camino, hasta cierto punto, entre sus agrestes parajes.

Carles Puyol nació en el valle de Aran, el único del Pirineo catalán cuyos ríos viajan hacia el norte, aunque pronto siguió el curso del Noguera Pallaresa hasta la Pobla de Segur. Esta no es una ruta cualquiera: es la misma que siguieron durante siglos los rais del Pallars, las intrépidas balsas que los leñadores de la comarca montaban con los troncos que habían talado en las alturas a lo largo del invierno, guiadas río abajo hasta dar con un buen precio en el llano. Sirva esta feliz coincidencia para precisar que Carles Puyol es fuerte como un roble, una estampa extraña en la peculiar masía que lo vio convertirse en un hombre.

Cuando llegó, nadie lo esperaba. Pero Carles Puyol se iba a quedar más de una década en Can Barça.

Peludo, no muy alto pero robusto, noble y valiente como los perros pastores pirenaicos, Carles Puyol tardó en definirse como futbolista y su aspecto de almogávar trasnochado no siempre fue su mejor aliado en laLouis van Gaal impidió su traspaso al Málaga carrera por ganarse una oportunidad con el primer equipo. Extremo y centrocampista en su paso por las categorías inferiores del fútbol azulgrana, llegó a jugar de portero y delantero antes de incorporarse al FC Barcelona, donde se asentó al fin como un lateral derecho brioso y entregado en la marca al que no faltaban recursos para profundizar por banda pese a las sospechas que siempre presidieron su manejo del balón. Lo cierto es que el Camp Nou nunca aguardó su llegada. Su rendimiento en el Mini Estadi no admitía tacha alguna y sus aptitudes físicas siempre destacaron, era el perfil lo que no terminaba de convencer a un club con gustos muy particulares que tuvo cerrada la marcha hacia la Costa del Sol de un futbolista de aires rudos al que no imaginaba en los rondos del primer equipo.

El verano de 1997, Louis Van Gaal llegó a Barcelona para dirigir un proyecto a la postre fallido, pero muy sugerente en su desarrollo, que reforzó los cimientos de una identidad futbolística por entonces todavía renqueante. Una de las primeras decisiones del holandés en la ciudad condal fue poner freno a la salida de ese futbolista melenudo al que preguntó, en su primera charla, si no tenía dinero para cortarse el pelo. “Esto no se toca”, fue la firme respuesta del joven. El estilismo fue el único desencuentro entre ambos. Algunos meses más tarde Carles Puyol ya era una cara familiar en los entrenamientos de la primera plantilla y su apariciones con el equipo no se hicieron esperar.

El lateral derecho titular del FC Barcelona de Louis Van Gaal era Michael Reiziger, un futbolista combativo, rápido en las correcciones, buen marcador y potente en ataque. Muy de su gusto. ElEn sus primeros años se autopresentó como un gigantesco marcador entrenador holandés siempre vio en el joven Carles Puyol un perfil similar y pronto depositó en el canterano azulgrana toda su confianza para cubrir las frecuentes lesiones de su antiguo pupilo en el Ajax. Ya en sus primeras participaciones el futbolista catalán mostraba una fuerza y un compromiso asombrosos, su contundente presencia nunca restaba y una potencia inaudita le permitía corregir sin falta los pecados posicionales de un juego muy revoltoso. Se reveló pronto como un marcador prodigioso, cualidad importante en un fútbol que aún proponía grandes duelos exteriores, y con pelota dijo más de lo que se esperaba de él. Su técnica ofensiva nunca fue excelente pero tampoco vulgar y el carril lateral le ofrecía un recorrido que sabía aprovechar. El desparpajo del lateral no escatimaba recursos vistosos, permitiéndose incluso algunos movimientos zidanescos filtrados por la criba estética de un robusto hijo del Pallars.

En los peores momentos del Fútbol Club Barcelona, Puyol siempre daba la cara

Esas primeras andanzas fueron los últimos días felices en mucho tiempo de un futbolista que sentía el escudo del club grabado en su piel. El proyecto de Louis Van Gaal se fue al traste y el FC Barcelona inició entonces una larga travesía del desierto que encontró en ese infatigable defensa de melena leonina un feroz guardián del orgullo herido de la entidad. Una semana era el marcaje férreo sobre el diez blanco que fuera siete azulgrana, otra un gol salvado a golpe de corazón. Las insuficiencias de un club perdido se sucedieron año tras año al compás de las hazañas de un lateral que se convirtió en central y aprendió a sufrir entre grandes decepciones.

Pasó un lustro hasta que Carles Puyol recibió el brazalete cuatribarrado de la mano de Luís Enrique, su gran referente en el vestuario azulgrana. El de la Pobla contaba veintiséis años cuando asumió la capitanía y estaba tan harto de perder que la trayectoria del club dio un vuelco rotundo desde ese mismo instante. En lo sucesivo, como acatando una orden imperiosa de la misma competición en favor del más fiel de sus servidores, el FC Barcelona sólo dejaría de ganar un año: fue la temporada 2007-08, la que precedería a un pleno de seis títulos, la misma que desembocaría en el triunfo español en la Eurocopa de 2008, antesala de un Mundial que el rotundo zaguero catalán tampoco dejaría escapar. Una década prodigiosa en la carrera de un central que con el tiempo perdió explosividad y ganó sabiduría, se levantó tantas veces como cayó roto y ganó todo lo ganable a lomos de una determinación que le valió la admiración de todos hasta que, un buen día, ya no le quedaba nada que ofrecer sobre el césped. Carles Puyol lo había dado todo.


41 comentarios

  • @DavidLeonRon 23 mayo, 2014

    "El verano de 1997, Louis Van Gaal llegó a Barcelona para dirigir un proyecto a la postre fallido, pero muy sugerente en su desarrollo"

    Dura lectura de la etapa Van Gaal pero quizás justa. Ese equipo llegó a ser algo muy parecido al mejor del mundo al final del ciclo pero nunca estuvo realmente cerca de ganar la Copa de Europa. Vaya, que a lo mejor no eran los mejores y Van Gaal no clavó su trabajo.

    El entrenador holandés siempre vio en el joven Carles Puyol un perfil similar y pronto depositó en el canterano azulgrana toda su confianza para cubrir las frecuentes lesiones de su antiguo pupilo en el Ajax

    Si no recuerdo mal, Van Gaal prescinde de Ferrer, que no le gustaba nada de nada.

    el FC Barcelona inició entonces una larga travesía del desierto que encontró en ese infatigable defensa de melena leonina un feroz guardián del orgullo herido de la entidad

    Míticos aquellos clásicos en los que el Barcelona solo parecía tener la garra de Puyol ante toda la clase madridista. Lo curioso es que el Barcelona a veces perdía y a veces ganaba esos duelos…. pero Puyol los suyo los barría siempre. Fue muy grande.

    Respond
  • Brahm777 23 mayo, 2014

    El capitan. El típico jugador que te hace sentir cariño hacia un equipo por el cual no sientes nada.

    Un crack. Su garra y su darlo todo un ejemplo para cualquiera, seamos lo que seamos. Es el poner la cabeza donde otros no ponen la pierna.

    Y al final es el gol de CABEZA contra Alemania.

    Un simbolo no solo del Barcelona, no solo de la seleccion, sino del caracter, del campeón que es.

    Respond
  • El cautivo 23 mayo, 2014

    Yo creo que durante un tiempo se ha "menospreciado" a Puyol porque el tópico decía que solo era fuerza, garra y corazón. Pero que tácticamente y técnicamente no era ningún dotado y que cuando perdiese físico se vería. Y con el tiempo ha demostrado que había crecido muchísimo en el aspecto táctico. Las parejas Puyol Márquez y Puyol Pique deben ser las mejores de los últimos diez años.
    Incluso .guardiola cuando llego al equipo pretendía prescindir del capitán alojándolo de lateral izquierdo y dando su posición a Gerrard y al mejicano. Pero al final tuvo que dar un golpe de timón al darse cuenta de lo importante que era Carles dentro de este equipo.

    Respond
  • MarcGallagher74 23 mayo, 2014

    Me gusta el paralelismo con la Vall d'Aran porque la comarca era un territorio inaccesible en invierno donde sus pasos desde Catalunya se veían imposibilitados de cruzar por la nieve, hasta que hace unos 50 años las carreteras la abrieron al resto del territorio catalán. El pueblo aranés conserva aún un carácter cauto, reservado. De alguna manera, Puyol representa ese reducto antiguo y especial de defensor clásico que es un poco contracultural con el defensa moderno que se adiestra en la Masía en los últimos tiempos.

    Un líder con mayúsculas vamos, su presencia dentro y fuera del campo a mi me aportaban una alta cuota de seguridad. Esas paradas en la línea de gol, con las manos atrás, aguantando para sacarla luego con el alma entera, qué mítico. Y con el balón era de movimientos muy rotos, iba a trompicones pero se las apañaba, Marc me ha hecho recordar de esas ruletas que hizo en partidos casi consecutivos xD uno de los defensores de la década sin duda, muchos años a un nivel asombroso.

    Respond
  • @cordobeh 23 mayo, 2014

    Por tres jugadores culés tuve envidia desde finales de los 80: Laudrup, Ronaldo y Figo. Con Puyol, el cuarto, al ser un jugador culé hasta los huesos iba a ser imposible ponerle la camiseta, así que la envidia fue respeto y admiración. Por la profesionalidad, por el amor propio, por ejemplar y por noble. Se vació por su club incluso cuando ya no debía nada por servicios prestados, y quizás por forzar tanto en esta última etapa haya acortado un poco la calidad de vida de su madurez futbolística. Me hubiera gustado verlo unos años -al menos uno- en el Calcio, como de visita antes de ir al Olimpo, igual que haberlo llevado aunque fuera en el equipo técnico a Brasil para ayudar a Ramos acatar en corto a los novatos y meter tensión competitiva cuando asomara al área técnica a dar un par de voces.

    Para mi, si Nadal hubiera sido futbolista sería don Carles Puyol. Mi eterno respeto a quien da hasta la última gota en su profesión y por dignificar al rival.

    Respond
  • @migquintana 23 mayo, 2014

    @DavidLeonRon

    Hay un vídeo por YouTube de Puyol contra el Real Madrid que es… es… espectacular. Creo que recoge fragmentos más modernos, donde esas tornas que comentan Marc cambiaron, pero es igualmente impactante.

    @Brahm777

    Exacto. Puyol trascendió de ser un símbolo del Barcelona y de España… a ser un símbolo de todos. Creo que cualquier aficionado al fútbol le tiene un respeto mayúsculo. El que se ha ganado, vaya. Y todo eso lo ha hecho sobre el campo con su derroche, su entrega y su actitud. Un capitán ejemplar sin tacha alguna.

    @El cautivo

    Su juego era más físico, emocional e intenso que el de otros centrales, pero eso no le convertía en un tipo limitado. A ver, que Puyol había partidos que salvaba más goles que Víctor Valdés. Siempre llegaba. Aunque fuera en el último segundo, pero siempre llegaba. Y la ocasión se iba al limbo. Era una cosa espectacular.

    @MarcGallagher74

    ¿Contra quién fue esa parada? Recuerdo que era Champions y que el partido era en el Camo Nou, pero no identifico al rival ahora mismo. Sea como fuere, fue increíble. Una acción que le define muy bien en todos los aspectos. La paró con el escudo, recuerdo que dijeron, y mucho de aquello había en cada cosa que hacía.

    Respond
  • cassavetes 23 mayo, 2014

    Puyol es historia viva. Son tantísimos años… los mejores recuerdos para mí son sus primeros años, ese "run run " que se iba creando entorno a él, esa sensación lenta pero segura que se iba traduciendo con un "menos mal que está Puyol", o el "ni siquiera Puyol pudo evitar la derrota". Esos primeros años son claves.

    Me cuesta quedarme con un momento, un partido o un gol. Pero lo que si recuerdo y muy bien fue la primera vez que se ganó al camp Nou, el momento justo cuando la gente se levanto y dijo "ese, ese es nuestro central": Corrían los últimos minutos, la gente estaba ya muy cansada, en los últimos centros al área hay un rechace que se va al córner derecho, un rival va a buscarla y Puyol le sigue como un loco por pesao. El rival le intenta fintar pero Puyol se la quita con una especie de caño, avanza con la pelota hacia el área y le pone una asistencia perfecta a un Kluivert al borde del área pequeña. El holandés la engalta y la pone por la escuadra. Para mí justo allí empieza la leyenda.

    No consigo encontrar el partido ni el gol, no hay manera, pero creo que fue un Barcelona 3 – Hertha Berlin 1

    Respond
  • Dardo 23 mayo, 2014

    @el cautivo

    Bueno, es mi opinión pero no diría que Guardiola reculó. De hecho, en el final de su primera temporada parecía que sus titulares eran Pique-Marquez, acabando con el tópico de que no hay que poner dos centrales de este tipo. El caso es que Márquez era muy propenso a las lesiones y tanto al final de esa temporada como al año siguiente tiró mucho de Puyol.

    Respond
  • @DavidLeonRon 23 mayo, 2014

    @El cautivo

    Es que yo creo que ninguno dudamos que Puyol ha sido un talentazo defensivo.

    A mí me flipó la importancia que tuvo en el "Playoffs" ante el Madrid. De hecho, el Barça ganó los partidos que el jugó y dejó de ganar los que no jugó. Casualidad, puede ser, pero indicativo también.

    @Dardo

    "El caso es que Márquez era muy propenso a las lesiones y tanto al final de esa temporada como al año siguiente tiró mucho de Puyol

    Es que la 2009-2010 de Puyol fue una cosa de locos. Terminó algo más flojo y lo notó en el Mundial pero los primeros 6 meses con Piqué son media Liga. Messi, la otra media, con Xavi ya en plan dios.

    Respond
  • culevic 23 mayo, 2014

    El señor "tackle en la ultima linea''. Como dice David, increibles sus partidazos contra el Madrid, siempre daba la cara como el campeon que es. Y Miguel, aqui el video de que has hablado: http://www.youtube.com/watch?v=dRW29AK8Syw

    Realmente espectacular.

    Respond
  • MarcGallagher74 23 mayo, 2014

    @Quintana

    Me suena muchísimo que fue ante el Lokomotiv de Moscú

    Edit: https://m.youtube.com/watch?v=bLwyT89cfvA

    Respond
  • Abel Rojas 23 mayo, 2014

    @ Brahm

    Uno de los grandes méritos que atribuyo a Puyol en el sentido que citas es que fue el único jugador que sobrevivió a los Clásicos del Play Off de la 2010/11. Fue el único de todos los futbolistas cuyo rol en el fútbol español no se vio afectado. Todos los demás salieron tocados. Él, igual. Y por lo tanto, reforzado.

    @ Marc, León

    Visto con perspectiva, ¿es posible que Van Gaal y su trabajo disfrazasen al Barça de "mejor equipo de Europa" pero que no tuviese los mejores jugadores y que eso al final pasase factura?

    Yo me pido antes a Hierro, Roberto Carlos, Redondo y Raúl que casi a cualquiera de aquel Barça. Solo Figo y Rivaldo de los culés me parecían jugadores de esa esfera, y no precisamente los más TOP del grupo.

    Y al final, el fútbol es de los futbolistas. Ya lo hemos visto por ejemplo en el Madrid-Bayern de este año.

    Respond
  • Abel Rojas 23 mayo, 2014

    @ Gallagher

    "uno de los defensores de la década sin duda"

    Y corta se queda la frase, en mi opinión.

    @ Cordobeh

    Pues la verdad es que sí, hubiera sido la leche -o sería la leche- llevar a Puyol a Brasil en ese plan, en el equipo técnico aunque fuese. También te digo que no sé si estaría muy por la labor.

    Respond
  • @Dany_Oliveros 23 mayo, 2014

    Puyol, tras Hierro el mejor central de la historia de España. Al menos de los que yo he visto y he oído hablar.

    Como dice @cordobeh, Puyi se ganó el respeto y admiración de cualquier aficionado al fútbol, sean cuales sean los colores por sus actuaciones dentro del campo y por no hablar fuera de él. Al único jugador blanco que vi superar a Puyol fue a Karim Benzema en la liga de los récords con ese sombrero que le hace para marcar el 2-2 en la vuelta de Copa del Rey.

    Y como no, recordar el gol que le mete a Alemania en ese Mundial, saltando más que todos juntos y llevándose por delante a Piqué incluido.

    Respond
  • Some 23 mayo, 2014

    @ Abel

    Yo diría que el tema estuvo más en el equipo que en los jugadores, donde considero que había mucha calidad, sobre todo hacia delante. Pero el Barça de Van Gaal nunca dejó de ser un equipo muy batible. Vamos, es que si ya le costó navegar por la Europa de la época en las Copas de Europa recientes sufriría muchísimo.

    De hecho cinco años después del derrumbe de la era Van Gaal el proyecto de Rijkaard supuso un impacto muy grande en lo que era la concepción barcelonista de una gran versión de su equipo. Considero que entre Cruyff y Van Gaal el Barça, de alguna forma, asumía hasta entonces que sus grandes proyectos debían imponerse a pesar de una fragilidad inherente, y en cambio la era Rijkaard vistió el mismo relato de una competitividad inaudita hasta entonces en el club catalán.

    Respond
  • Abel Rojas 23 mayo, 2014

    @ Some

    No te digo que no, pero aquel Barça a lo tonto a lo tonto compartió época con futbolistas como los nombrados del Madrid, como los del último Bayern Múnich alemán, los Montero, Deschamps, Zidane y Del Piero de la Juve, el United del Trébol con los Fergie Boys…

    Sinceramente, visto con perspectiva ahora con la retirada de Puyol, no me parece tan increíble que aquel Barça no ganase una Champions como me lo pareció en su día. Hasta cierto punto incluso me parece más o menos normal. Una para la Juve, dos para el Madrid, una para el Bayern, una para la United… es que me parece lógico, ¿no?

    Respond
  • Some 23 mayo, 2014

    ¿Os acordáis de los duelos entre Puyol y Torres? ¿Quizá el delantero que más a menudo le superó?

    Respond
  • Some 23 mayo, 2014

    @ Abel

    Pero esto funciona siempre a toro pasado. Si ese Barça hubiera cuajado más 'en lo táctico' no sé qué recuerdo preciso tendríamos ahora de Rivaldo, Kluivert, Frank de Boer, ese Figo, Cocu…

    Lo que sí es cierto es que en ese momento el Rivaldo-Kluivert-Figo era una cosa asombrosa, más allá del nivel concreto que les adjudicáramos ahora. Era una línea que impactaba mucho y que, casi por si sola, alimentaba todo tipo de fantasías más allá del frío análisis.

    Respond
  • @Pipiripaw 23 mayo, 2014

    Que jugador tan mas leal y comprometido es un animal competitiva mente hablando pero es limpio pulcro al momento de robar el balón, yo si pondría a Puyol como uno de los mejores defensores centrales de la historia, por su palmares y lo que representa… una vez platicando con mi pequenin que tiene 9 , charlábamos de fútbol y se me ocurrió preguntarle que si el quería ser como Messi, y me dijo no Papi yo quiero ser como Puyol.
    Somos muy afortunados de ser contemporáneos de este jugador…

    Respond
  • @migquintana 23 mayo, 2014

    @Some

    Puede ser, puede ser. Es curioso, pero Fernando Torres debe ser el delantero que de forma más constante ha superado a centrales que, en teoría, eran insuperables. Lo digo por Puyol y por Vidic, por poner dos ejemplos bastante obvios. De todas formas, yo ante Piqué y Puyol me quedo con el Kun Agüero. Vaya duelos.

    Respond
  • Abel Rojas 23 mayo, 2014

    @ Marc

    Si está claro. El tridente era impresionante. Pero lo demás, siendo buenísimo, no era la cima. ¿Era bueno De Boer? Buenísimo. Pero en un mundo donde había un Hierro, un Montero y un Matthaus. ¿Era bueno Guardiola? Increíble, pero en un mundo donde había un Redondo. Me hablas de Cocu, que era un jugadorazo, pero es que por Europa pululaban Effemberg, Seedorf, Scholes, Vieira o mismamente el Mendieta del Valencia. Es a lo que voy.

    Es como si mañana el Atlético le gana al Madrid y dentro de 20 años no nos explicamos cómo un equipo con Iker, Pepe, Ramos, Alonso, Modric, Ronaldo, Bale y Benzema -un grupo de jugadores, a mi juicio, muy superior al del Barça de Van Gaal- nunca ganó la Champions. Pues no la ganó porque le tocó coexistir con un grupo que era todavía mejor que le fue lastrando y quitando títulos directa o indirectamente.

    El Milan de Baresi, Maldini, Rijkaard, Ancelotti, Gullit, Donadoni y Van Basten me parece condenado a ganar la Champions.
    La Juve de Montero, Deschamps, Zidane y Del Piero me parece condenada a ganar la Champions.
    El Madrid de Hierro, Roberto Carlos, Redondo y Raúl me parece condenado a ganar la Champions.
    El Barça de Valdés, Puyol, Márquez, Deco, Ronaldinho y Eto´o me parece condenado a ganar la Champions.

    El Barça de De Boer, Cocu, etc, no tanto. Y menos en la era de Hierro, Roberto Carlos, Redondo y Raúl. Es que, simplemente, había unos que eran mejores que ellos. Y la Champions siempre ha sido muy, muy, muy de futbolistas.

    Respond
  • Wjcmha 23 mayo, 2014

    Puyol 2006. O cómo no hacer ninguna falta.

    Un coloso.

    Respond
  • cassavetes 23 mayo, 2014

    Un par de datos.

    En 11 temporadas con el Barça:

    Tarjeta amarillas- 96
    Tarjetas rojas- 2. Las dos en Liga.

    Respond
  • piterino 23 mayo, 2014

    Cuando todo el fútbol español se pone en pie para aplaudir a alguien en su despedida, con nuestra peculiar idiosincrasia, ese alguien merece ser recordado por algo especial. Puyol tendrá siempre un lugar en nuestra memoria junto a atributos como nobleza, entrega y honestidad. Dentro y fuera del Barça. Hablando claro y fuera de lo que solemos comentar aquí, un capitán del Barça que hace un gol en el Bernabéu que dinamita un título de Liga y se lo arrebata a un Real Madrid frenándole una remontada, se quita el brazalete y se besa una "senyera", y que es respetado y reconocido por toda la afición madridista… es alguien muy especial.

    "El verano de 1997, Louis Van Gaal llegó a Barcelona para dirigir un proyecto a la postre fallido, pero muy sugerente en su desarrollo, que reforzó los cimientos de una identidad futbolística por entonces todavía renqueante".

    No coincido del todo con esta reflexión, Marc. Me resisto a valorar como fallido el primer proyecto de Van Gaal en el Barcelona. Ganó dos Ligas seguidas, con doblete incluido en la primera, en lo que suponía ver al Barça campeón por primera vez desde el ocaso del "Dream Team" de Cruyff… jugando con un entrenador holandés y aroma a Ajax. Era demostrar y, sobre todo, demostrarse a sí mismos, que aquello no fue un oasis y que esa identidad podía regenerarse para construir un relato de equipo campeón.

    Precisamente el desarrollo me pareció lo menos "sugerente", y por eso cito ese fragmento de tu artículo. Trasplantó el modelo de forma casi literal y aquello lastró el nivel del equipo en Europa, por eso creo que el desarrollo del relato fue lo menos acertado en Van Gaal. Y viendo su carrera posterior, creo que aprendió aquella lección.

    Respond
  • @pablofg_21 23 mayo, 2014

    @ Quintana

    "Lo digo por Puyol y por Vidic, por poner dos ejemplos bastante obvios."

    Son casos diferentes, ¿no?

    Puyol al corte en los espacios y en los sprints siempre fue el hueso más duro de roer. En mi opinión, Vidic era otra cosa. El serbio tenía (digo tenía porque ya no es aquel central) pocos defectos, pero que contra Torres se magnificaban un montón.

    Respond
  • Jack Bonaventura 23 mayo, 2014

    @Some, @migquintanta

    A quién mas veces he visto destrozar a Puyol ha sido al Kun Agüero, a cuerpos del siguiente. El Kun generaba auténtico pavor a la zaga del Barça (y en su auge)

    PD: Bueno, lo cierto es que el Kun cuando físicamente está bien es el Adalid del Pánico.

    Respond
  • @DavidLeonRon 23 mayo, 2014

    @Abel

    "Visto con perspectiva, ¿es posible que Van Gaal y su trabajo disfrazasen al Barça de "mejor equipo de Europa" pero que no tuviese los mejores jugadores y que eso al final pasase factura?"

    Bueno, a ver. Frank De Boer era de lo mejor del mundo, Sergi en 2000 todavía pasaba por un TOP-5 en su puesto, Guardiola era Guardiola, Luis Enrique era un llegador de 15-20 goles en Liga de los de aquellos, Cocu era muy sobrio, Rivaldo y Figo eran 2 de los 5 mejores del mundo y Kluivert un 9 complementario.

    Por jugadores el Barça era de lo mejor. Aunque Roberto Carlos, Hierro, Raúl y Redondo también fueran la leche. Pero esos equipos se enfrentaron muchas veces y el Barça dio bastante estopa.

    Respond
  • Jose 23 mayo, 2014

    Solo un apunte, recordemos que Puyol "sólo" deja el Barcelona, pero no se ha retirado. ¿Cual creéis que será su siguiente destino? Él siempre ha manifestado que le atrae especialmente el Milán y de todos es sabido el respeto que tienen en ese equipo por los jugadores experimentados. Aunque estén rejuveneciendo la plantilla creo que si hay una liga en la que las actuales aptitudes de Puyol rindan por encima del peso de su edad, esa es el Calcio.
    Se ha ganado el derecho a ir donde le plazca, pero es que es un animal competitivo al que no me imagino yendo a Mexico, Catar o China. . . SUERTE PUYI!

    Respond
  • NRG 23 mayo, 2014

    Enhorabuena….texto extraordinario de verdad. No hase falta disir nada más. Pocos, muy pocos jugadores me han emocionado tanto como Puyol. Esos dos saltos, contra el Madrid y contra Alemania, aún me ponen gallina de piel…..

    ¡Oh Capitán! ¡Mi Capitán! Nuestro viaje ha terminado;
    el buque tuvo que sobrevivir a cada tormenta, ganamos el premio que buscamos;
    el puerto está cerca, escucho las campanas, todo el mundo está exultante,
    mientras siguen con sus ojos la firme quilla, el barco severo y desafiante:

    Pero ¡Oh corazón!¡Corazón!¡Corazón!
    oh, las lágrimas se tiñen de rojo,
    mi Capitán está sobre la cubierta,
    caído muerto y frío.

    ¡Oh capitán! ¡Mi capitán! Levántate y escucha las campanas;
    levántate, izan la bandera por ti, por ti suenan las cornetas;
    por ti ramos y cintas de coronas, por ti se amontonan en las orillas;
    Por ti te llama la influyente masa, giran sus rostros impacientes;

    ¡Aquí Capitán!¡Querido padre!
    Este brazo bajo tu cabeza;
    Es como un sueño sobre la cubierta,
    Has caído muerto y frío.

    Mi capitán no responde, sus labios están pálidos e inmóviles;
    Mi padre no siente mi brazo, no tiene pulso ni voluntad;
    El barco está anclado sano y salvo, el viaje ha terminado y se ha hecho;
    De un viaje temeroso, el barco triunfador, entra con su objetivo realizado;

    Exultamos, ¡oh costas y tañidos, oh campanas!
    Pero yo, con triste pisada
    Camino en cubierta donde está mi Capitán
    Caído muerto y frío.

    Respond
  • Some 23 mayo, 2014

    Yo ahí estoy más con David. Creo que la distancia de los nombres de la época no estaba tan clara. Opino que en el peor de los casos esa plantilla azulgrana podía sostener cualquier duelo con los demás grandes del continente. Y el tema no es que perdiera siempre con ellos, que era plausible, sino que nunca llegó a ser un rival relevante fuera de sus fronteras. Y que a ver, era un modelo de equipo y de dirección al que el Piojo López podría haber ganado 15 veces seguidas haciendo lo mismo, para entendernos.

    @ Piterino

    Pero fue siempre de menos a más, su bagaje europeo fue muy pobre (aquí ya no hablamos de ganar la Copa de Europa, es que ni siquiera tuvo verdadero protagonismo en su época) y en realidad a su final el Barça dio un vuelco tremendo que lo alejó durante cinco años de todo lo que el propio Van Gaal pretendía sostener.

    Yo creo que era un proyecto llamado a 'ser el de Rijkaard', es decir, llamado a dotar de mayor sostenibilidad la idea matriz, y que en cambio acabó por redundar en los defectos que ya había mostrado el Barça de Cruyff e incluso desacreditar en cierta medida algunas de sus conquistas. Cuando reivindico su desarrollo lo hago sobre todo para contraponerlo a su final, como un trabajo mal acabado. El Barça descubrió mucho más tarde que Van Gaal le dio continuidad a su célebre modelo en base a una serie de aciertos que repercutirían en el futuro, pero en ese justo momento el final de esta etapa fue muy contraproducente para el club. Esa es mi impresión, vaya.

    @ Quintana, Jack

    Cierto, ¡el Kun! No pensé en ello. Aunque ojo, creo que el propio Puyol ha citado varias veces al primer Torres como su mayor dolor de cabeza.

    Y ese Henry de 2006, quizá ^^

    Y por poner una nota más curiosa, recuerdo que el primer Puyol lateral jugaba en un sitio u otro en función de cual fuera la posición de la mayor amenaza individual del rival. Y en esos tiempos es que Puyol se imponía a todo Cristo en los puros marcajes individuales… hasta que llegó el Betis. Denilson le trajo por el camino de la amargura ese día.

    Respond
  • @JoseSan1990 23 mayo, 2014

    Yo estoy con Some, Torres ha sido quien mas ha hecho sufrir al Barça incluso peor rodeado (con diferencia) que el Kun. Y a pesar de que Torres con la selección no destaco tanto como debía, siempre he tenido en mente de que si hubiese sido Alemán por poner un ejemplo hubiese sido un quebradero de cabeza para nuestra selección.

    En cuanto a Puyol, lo que le me fascinaba de el era su intensidad, en todas las jugadas iba a tope, iba a todos los balones como si fueran los ultimos, fuera en el campo que sea el minuto que fuera sin importar el resultado.

    Respond
  • @Joanbarriach 23 mayo, 2014

    Ya echaba de menos que no se diera un homenaje a la figura de Carles Puyol en esta página. Tardó en llegar pero lo hizo de la mejor manera posible.

    Yo recuerdo que en sus inicios como futbolista era un jugador que personalmente me estresaba. Era todo tan forzado, tan alocado, tan bravo, tan entregado y poco reflexivo que iba solucionando problemas a la vez que su locura generaba otros tantos. Era un defensor caótico que en el marcaje al hombre simplemente se los comía. El Barça podía perder, normalmente lo hacía, pero al bicho que Carles debía marcar acababa el partido sin rascar bola.

    Al paso de los años, y ya con Rijkaard, Puyi fue adquiriendo una jerarquía acojonante. Seguía salvando goles imparables en los días (sus clásicos son brutales, no veremos otro defensa que haya salvado tantas veces a su equipo en clásicos) pero ya no vivía continuamente al alambre. Y al lado de Márquez y luego Piqué configuró dos de las mejores parejas de centrales de la década.

    Para el recuerdo ese clásico de Abril de 2003 (1º año de Rijkaard) en el Bernabéu en el que Valdés se exhibió brutalmente y Puyol volvió a salvar dos o tres goles, como otro partido en la oficina de Carles.

    Respond
  • Pablo 23 mayo, 2014

    Puyol es la personificación física de su estilo de juego.

    Respond
  • @migquintana 23 mayo, 2014

    @pablofg_21

    Sí, sí, claro. Era más bien un elogio a Fernando Torres, que nunca está de más. Creo que todos éramos conscientes de lo bueno que era, pero no de las cosas que ha ido haciendo por el camino. Su trayectoria me parece buenísima. Y uno se pone a repasar estos duelos ante centrales legendarios, y… es que algunos los gana.

    @Pablo

    Y normalmente suele ser así, ojo. Aunque no de forma tan nítida y particular. ^^

    Respond
  • el party de Benjamín 23 mayo, 2014

    Asombroso el párrafo de apertura, con la foto final que, como buen plano cinematográfico, ahonda en una elipsis que dice más que una mera descripción verbal.

    Se nos va Maximus, el Gladiador, con mayúsculas:
    https://www.youtube.com/watch?v=72uwmHsFSAg

    Y se me va personalmente, una etapa de mi vida: viendo a Puyol preparábamos los exámenes de la carrera allá por los años del mundial de Corea y Japón. Cuánto ha pasado de todo aquello…

    Respond
  • porres3423 23 mayo, 2014

    El barsa de van gaal era un equipo muy bonito pero poco competitivo, muy al estilo bielsa o wenger. Siempre tuvo mucho talento en la cancha (figo, rivaldo, guardiola, kluivert, saviola, riquelme…) pero le faltaba equilibrio, la defensa no era buena y el mediocampo tenia poca recuperación. En cierto modo, y salvando un poco las distancia porque los de ahora son mejores, el problema del equipo de van gaal es el mismo del barsa actual. De echo en su momento rikjaard encontró en edgar davids un hombre para solucionar muchos de los males sufridos y mostrar el camino para competir. Creo que ahora mismo el barsa adolece de una carencia similar, hace falta un davids en el medio, un hombre que te frene las contras del rival. Hasta me planteo si no sería posible reconstruir de forma mágica al actual barca simplemente con tres fichajes; un par de centrales (de los cuales uno vendría en plan suplente asi que debería ser un fichaje barato) y un mediocentro defensivo. Pienso en david luiz o laporte y un matuidi o luis gustavo.

    Respond
  • Pablo 23 mayo, 2014

    @porres3423

    "Creo que ahora mismo el barsa adolece de una carencia similar, hace falta un davids en el medio, un hombre que te frene las contras del rival."

    Ya lo tiene a ese jugador. Pero lo usa en otra posición…

    Respond
  • Miguel Angel Molina 23 mayo, 2014

    Pues poco más que añadir excepto que el FCB pierde muchísimo con la caída y eventual retirada de Carles Puyol. No es sólo fundamental para la estructura defensiva y salida de balón, no. A mi parecer, Carles es la máxima expresión de la personalidad tan profesional y ganadora de este club. La actitud de todos era otra cuando estaba él en el campo.

    No hay futuro capitán dentro de los jugadores actuales, ni fichaje nuevo, ni entrenador que pueda reponer esta baja.

    Puyol fue y seguirá siendo un verdadero gigante del FCB y de España, además de un gran referente para el deporte mundial.

    Para mí, por su capacidad dentro del fútbol, por su enorme profesionalidad, y por sus valores y principios como persona, Puyol es el primer gran atleta de este siglo.

    Respond
  • piterino 23 mayo, 2014

    @Some

    Bueno, la verdad es que no me veo muy acreditado para discutirte nada en cuanto a valoración o legado de nada del Barça, hablo de meras sensaciones desde la distancia. Pero mi sensación siempre ha sido que ese fin de la etapa de Van Gaal fue nefasto, en parte por lo exagerado del desarrollo de la idea que comentaba antes, pero también, y sobre todo, porque el momento a nivel institucional fue durísimo, con el fin del "nuñismo", las salidas de referentes como Guardiola y Figo, …

    Es indudable que a aquel equipo le faltó rendimiento en Europa. Curiosamente, el año que no ganó la Liga fue el que hizo mejor Champions y pudo perfectamente ganar el título (y no habría extrañado) de no ser por una noche aciaga ante un Valencia que estaba, seguramente, en uno de los dos mejores momentos de su historia. En la primera temporada, el 7-0 global en doble ridículo con el célebre Dinamo Kiev de Lobanovskyi le eliminó; y en la segunda, en un grupo tremendo con ManU y Bayern, no tuvo suerte en el doble enfrentamiento con los alemanes. Eran dos equipazos también bastante serios.

    Respond
  • @DavidLeonRon 23 mayo, 2014

    @porres

    "le faltaba equilibrio, la defensa no era buena"

    Bueno, esto es como todo. El Barça depende mucho del balón para defender pero Frank de Boer y Sergi en algún momento de sus vidas fueron TOP-3 mundiales. Abelardo tuvo un año 2000 espectacular (su partido ante Francia en la Euro fue la leche, secó a Henry a lo bestia!! Algo que Nesta no hizo en la final, por ejemplo) y Reiziger era cumplidor.

    Respond
  • Morterona 26 mayo, 2014

    Mi ídolo. El mejor defensa, el gran capitán, el mejor. Es que no tengo palabras… Gracias por el artículo. Y sobretodo gracias a Puyol, mil millones de gracias. Ojalá lo leas algún día, si lo haces, siéntete de haber hecho feliz a una persona desde que era un niño y corría por el patio del colegio hasta el mismo día que jugaste el último partido. Gracias capitán, ETERNO.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.