Conversando con Erik Bretos sobre la S.D. Eibar | Ecos del Balón

Conversando con Erik Bretos sobre la S.D. Eibar


En el debate por el formato de la Copa del Rey, uno de los puntos clave parece centrarse en lo complicado que les resulta a los modestos de nuestro fútbol ser protagonistas. Sea como fuere, cada temporada uno de esos conjuntos logra dar la sorpresa. Todos recordamos con cariño al Numancia, al Figueres o al Mirandés de la pasada edición, pero ahora el turno es de la Sociedad Deportiva Eibar. Un equipo paradigma del fútbol del norte, que hizo de Ipurua un campo inexpugnable sobre el que asentar una larga estancia en la Segunda División. De su batalla por volver a la división de plata y su ilusión copera nos habla Erik Bretos, amigo de “Ecos” y miembro de su secretaría técnica.

– Lo primero, Erik, desde “Ecos del Balón” queremos felicitarte públicamente por ese recién estrenado título de Director Deportivo. Aunque, claro, hay que decir que ya llevas prácticamente un par de años formando parte de la dirección deportiva del Eibar.

Sí, yo empecé hace ya año y medio. Llego en febrero-marzo de hace dos temporadas y acabamos ganando la Liga, pero luego en playoffs perdemos primero con el Sabadell y posteriormente en la segunda ronda contra el Alcoyano. Luego ya comienzo la temporada siguiente trabajando desde un principio, que era también lo que quería porque comenzar a mitad de año resulta un poco complicado el asentarse al tener la Liga ya empezada y todo en marcha. Desde entonces sí he podido realizar el trabajo de una temporada completa, que evidentemente es lo más apropiado.

– Con estos meses de experiencia, ¿qué responderías a la pregunta de qué es el Eibar?

Los trabajadores del club siempre me dicen que yo he tenido la mala suerte de llegar en el peor momento. La gente que está ahí ha pasado momentos maravillosos en Segunda, que de hecho han sido 18 años consecutivos. Luego volvió y estuvo otros dos. Bueno, han sido años maravillosos para el pueblo y para el club. A mí me está tocando ver, digamos, la otra cara. Yo lo estoy disfrutando, pero obviamente la gente que ha vivido las dos se queda con la anterior.

– Es que, Erik, ese récord de 18 temporadas consecutivas en Segunda, que es un poquito por lo que todos conocemos al Eibar, era un exitazo para una ciudad de poco más de 20.000 habitantes.

Eso es. ¿Sabes lo que pasa? Que al final el club y la gente que trabaja en él consiguió que ese éxito fuera algo contínuo. La gente y el club se habían instalado en un nivel tan alto, que luego bajas a uno que puede ser más acorde a tu capacidad -en cuanto a recursos económicos y demás me refiero-, y a ti eso se te queda un poco corto.

– Desde el 2005 fue todo un poquito montaña rusa, ¿no? Ese año casi se asciende a Primera, pero el año siguiente se baja. Como comentaste se vuelve a subir y en 2010 se produce el definitivo descenso a la Segunda B. Desde entonces, Erik, se jugaron dos eliminatorias por el ascenso que tú mismo has podido vivir y que, bueno, debieron ser momentos muy duros.

Seguramente el Eibar más conocido para el espectador español general es aquel de Mendilibar con Silva, Llorente y demás. Yo ese equipo lo viví como ellos, como un espectador más. No tenía más relación con el Eibar que la de aficionado al fútbol, por eso de lo que te puedo hablar con más conocimiento es de estos dos últimos años. Con Manix Mandiola se gana la Liga, pero se vive contra el Sabadell, posiblemente, el momento más duro que me ha tocado vivir aquí. Ves el retorno a Segunda A tan, tan, tan cerca y tan en tus manos, que duele que se vaya…

– Y más debe doler por lo complicado que está la situación de la Segunda B. Se dice y se sabe que es una categoría tremendamente dura, pero es que a ti, encima, te ha tocado vivirla en una época de crisis. ¿Cómo se sobrevive a esta preocupante falta de ingresos y el embudo que supone el sistema de ascenso?

En este sentido te diría que al Eibar en Segunda B le beneficia mucho todo lo que ha venido haciendo en un pasado. Es decir, el Eibar es conocido en el mundo del fútbol por estar siempre al día de pagos, por ser un club muy serio. Yo estoy seguro, porque los jugadores que llegan así nos lo dicen, que el club tira mucho por la garantía de pago y la seguridad que transmite. Nosotros cada verano nos lanzamos al mercado a pegarnos contra clubs más potentes que nosotros -en cuanto a recursos…-, y por eso tenemos que jugar otras bazas. En este sentido, lo que es la historia del Eibar, en cuanto a nivel deportivo también, más la garantía que te da que sea un club que nunca haya debido nada a nadie, nos permite atar jugadores que igual otro club del mismo nivel económico no puede.

– A estos temas de la tradición histórica del club y la fama de buen pagador que tiene la institución, imagino que los que ficháis, al disponer de unos recursos tan medidos y contados, también debéis sumar grandes dosis de ingenio.

Nosotros siempre decimos que tenemos que conseguir que uno más uno sean tres; con dos no nos vale. Ahora mismo estamos pegándonos con el Alavés, que fíjate la ciudad que es Vitoria y lo que es Eibar. Y estamos ahí, de tú a tú. También con Logroño u otras ciudades más potentes, pero año tras año competimos e incluso acabamos por delante. Al final, nosotros tenemos que explotar todo lo que es nuestro trabajo, sacar de donde no hay y, bueno, trabajar como locos, que es lo que estamos haciendo. Desde hace ya mucho tiempo la secretaría técnica, en su día con Javi Pérez, que ahora está en la Real Sociedad y fue un poco el encargado de hacer la plantilla en aquella etapa en Segunda, y ahora con mi jefe, que es Fran Garagarza, estamos intentando seguir confeccionando plantillas con cada vez menos dinero, pero igual de competitivas.

– Me decía un buen amigo común, Felipe Sánchez Mateos, que algo que te había sorprendido en tu llegada al Eibar era el cuidado de ciertos detalles como la fuerza o la intensidad. Y hombre, tanto él como tú conocéis perfectamente el fútbol de norte… así que esa sorpresa es más reseñable.

Sí, claro. De esto es algo que hablamos mucho, básicamente porque también creo que hay mucho mito sobre el fútbol del norte. El Eibar, de hecho, es igual hasta el máximo exponente en cuanto a tópicos del fútbol de norte: sólo hay saque del portero, peinada y remate. Pero bueno, sí que es verdad que el Eibar históricamente, y es algo que pensamos que es muy positivo e intentamos mantener a día de hoy, es un equipo superior en intensidad al rival. Luego también tenemos que tener otras cosas, claro, pero a lo referido a la intensidad y el -alto- ritmo de juego le damos una importancia tremenda. Creo que ese es un punto que nos hace ser más competitivos.

– Hace no mucho, en un artículo lo leía definido como un “fútbol clásico”, término que me gustó mucho. Y es que, como dices, es obvio que el Eibar es un equipo bastante representativo del fútbol vasco y, precisamente, Gaizka Garitano, el míster, es un pequeño trotamundos de la zona. Se formó en el Athletic, desarrolló su carrera por Eibar y la Real Sociedad, para luego terminar su carrera en el Alavés. ¿Gaizka encaja tan bien con la idiosincrasia del Eibar como los buenos resultados parecen indicar?

Sí, al final nosotros venimos de una etapa con Manix Mandiola, el entrenador anterior que estuvo en los dos últimos años en el club y que ya había ascendido al equipo anteriormente, en la que con menos recursos que otros equipos venimos entrando siempre en playoff. Luego ahí, que es un poco cara o cruz, sí que es verdad que se ha fallado, pero en la liga regular los objetivos se han cumplido de largo.

A partir de ahí el club decidió darle un giro a lo que era el proyecto, más que por no gustarle lo anterior, por darle un poco de aire fresco y generar un poco más de ilusión. Y que mejor que Gaizka Garitano, un jugador histórico para el club, que lo conoce como nadie y que llevaba dos años en el filial, además de una etapa anterior como segundo entrenador con Ángel Viadero. Entonces yo creo que, por un lado, era el entrenador perfecto porque la gente lo recuerda por la etapa en la que era el máximo estandarte en el campo y luego, encima, ha sabido plasmar eso como entrenador. Ahora mismo todo el mundo está encantado y creemos que se tomó la decisión correcta. Vamos por el buen camino.

– Imagino que, en gran medida, este estilo también lo marca una parte importante y vital del contexto como es Ipurua, ¿no?. Un campo de terreno complicado, muy estrecho y corto, con las gradas encima resulta un reto mayúsculo para el rival. A menudo es el primer gol del Eibar, vaya.

La verdad es que yo, que he estado en otros muchos campos con muchas más localidades, por experiencia te diría que un Ipurua lleno… pffff, impone. Impone de narices. Al rival le aprietas y al tuyo le empujas. Es decir, se crea un ambiente… no sé si decir mágico, pero sí de fútbol en estado puro al que, obviamente, nosotros le sacamos el máximo partido.

– Seguro que Ipurua tuvo mucho que ver en esa larga permanencia en Segunda y, claro, también en el devenir de esta Copa del Rey. Aunque, la gran sorpresa la dio en San Mamés. Un 0-0 para un local no es tan mal resultado como parece, pero el Athletic en su estadio era favoritísimo y el Eibar logró la machada empatando a uno.

Mira, este tema de las eliminatorias y el 0-0 en el partido de ida lo hemos hablado muchísimas veces. Nosotros venimos, como te he dicho antes, de ese golpe duro del playoff ante el Sabadell donde empatamos a cero. Volvimos a casa con la sensación de que todo está en tu mano, de que te la vas a jugar con tu gente en casa y que sólo es ganar, pero de eso nada. Al rival le vale el empate y a ti no, algo que conforme pasan los minutos se te vuelve en contra. Empatamos a uno aquí, y para casa. En Alcoyano paso igual: empatamos a cero fuera y a uno en casa, otra vez a la calle. Así que, claro, nosotros sabemos que ese 0-0 fuera de casa no es tan bueno. Por eso, contra el Athletic, ese resultado en casa lo dimos como muy positivo. Al final tienes que ir a San Mamés y hacer una heroicidad, pero digamos que a nivel de resultado “solo” tienes que empatar.

– El gol lo marcó Mikel Arruabarrena, seguramente el jugador más conocido del Eibar y que, como en la Catedral, forma pareja de ataque con David Mainz. ¿De qué tipo de puntas estamos hablando? ¿Qué tal se compenetran?

Es un tema interesante. Mikel Arruabarrena viene de hacer varias temporadas en las que casi siempre ha jugado como delantero centro de referencia. De hecho, hace dos años estuvo cedido en el Leganés e hizo más de veinte goles jugando como punta en un 4-3-3. Luego viene aquí con Manix y lo sitúa en un 4-4-2 donde sigue siendo la referencia, pero esta vez con un mediapunta detrás que también es rematador. En cambio, Gaizka Garitano le utiliza como mediapunta porque le gusta cómo se relaciona con el juego, su fútbol de espaldas, y cree que su nivel crece jugando con un punta que le trabaje más sobre los espacios a su lado. David Mainz le da un poco más de profundidad al equipo, le da más velocidad, cae mejor a banda…

– Para que nos entienda la gente, un poco como Mario Bermejo y Iago Aspas en el Celta.

Sí, algo así, muy parecido. La figura de Bermejo sería Mikel Arruabarrena, y lo que es la movilidad más lo que te pueda enredar Aspas es lo que te da David.

– Sin embargo, mirando los datos sobre sus goles, en lo que me fijé es en que gran parte de la capacidad goleadora la aporta la línea del centro del campo. El Eibar lleva 37 goles en Liga… y los centrocampistas han marcado 17, casi el 50%. Mismamente, Mikel Abaroa, lleva 6 tantos, que son los mismos que el propio Arruabarrena y sólo dos menos que Mainz.

Sí, es una línea muy potente. De hecho, el caso de Mikel Abaroa es el más interesante porque es un jugador que ha jugado con nosotros de banda izquierda, banda derecha, mediapunta, en doble pivote con un jugador de más de sostén e, incluso, contra el Málaga él fue el mediocentro posicional. Vaya, estamos hablando de un jugador que puede jugar en mediapunta, en bandas o por delante de la línea de la defensa. Y, encima, luego te hace esa cifra de goles. Desde luego es un jugador a destacar e interesante por su polivalencia.

– A quien destacó Marcelo Bielsa fue a Errasti, otro de esos centrocampistas. El técnico del Athletic habló muy bien de su gran orden táctico.

Errasti viene del filial de la Real Sociedad. Allí ha estado haciendo un poco el trabajo de mediocentro: equilibrar no tanto por despliegue, sino de hacerlo por orden con sus compañeros, jugar fácil con balón… Es uno de esos chicos de los que se suele decir que es el entrenador sobre el campo. Es el líder, corrige mucho a sus compañeros. Un mediocentro muy posicional. Ahora, por los gustos del míster, se está adaptando un poco más al doble pivote, distribuyéndose mejor las zonas del campo al no ser únicamente él el que se quede en la posición y, bueno, la verdad es que está dando un nivel muy alto. Además, él es del pueblo y tiene esa parte más de sentimiento, o al menos la gente se ve un poco más reflejada en él, con lo que aún es más importante para nosotros. Nos está dando mucho nivel.

– Ya entiendo las palabras de Bielsa. (risas) Tras esa eliminatoria contra el Athletic, os tocó otro equipo con presencia en Europa como es el Málaga. Y, pese a ser una gran cita, se puede decir que Garitano no dispuso en Ipurua el once de gala…

Ni muchísimo menos. De hecho, si no me equivoco, te estoy hablando de memoria, respecto al once de Liga sólo se repite un jugador. Creo que es Raúl Navas, el central izquierdo, que repite porque está sancionado para la próxima jornada. Pasamos de competir el domingo en Lleida contra un equipo de playoff donde nos jugamos lo importante, que es cierto que no es tan mediático pero que es donde nosotros nos jugamos el futuro, a hacerlo el sábado en Copa ante el Málaga. Esta situación de jugar domingo-martes o jueves-sábado, es algo que no sólo a nivel físico, sino también a nivel mental, supone una paliza tremenda. Por eso, el míster se ha visto obligado a hacer unas rotaciones muy agresivas como en aquel partido donde tuvimos que salir con diez jugadores distintos a los que habían competido en Liga dos días antes.

– Pero se sacó un empate. Y pudo haber sido mejor porque el Eibar ganaba 1-0 cuando sólo quedaba el descuento. Más allá de lo doloroso de este hecho, que encima sea a balón parado, si eres el Eibar y juegas en casa fastidia más, ¿no?

A mí no me molestó tanto por ser a balón parado. Es verdad que históricamente si hemos sido fuertes en estas acciones, pero al final si te mete gol Onyewu, que precisamente no es un chico que mida 1’70, pues… bueno, sabíamos que era una opción de ellos para hacernos daño. Pero sí que tuvimos un error y fastidió, tanto por el momento como por la sensación de haberlo tenido ahí a falta de unos segundos. Aun así, hemos llegado a la mitad de la eliminatoria, estamos vivos y aún queda mucho por jugar.

– Además, es que se puede decir que el guión del partido lo llevó el Eibar.

Sí, yo creo que llevamos el partido a nuestro terreno conforme a lo que nos interesaba: un choque muy intenso. Estuvimos muy ordenados y, sobre todo, por detrás de balón creo que estuvimos muy bien posicionados y tapando muchas líneas de pase. Luego, además, cuando recuperamos hicimos varias jugadas en las que estuvimos relativamente cerca del gol. De hecho, creo que a nosotros igual no nos tiran entre los tres palos salvo una falta y poco más. Conseguimos lo que queríamos, que era que no estuvieran cómodos en el campo. Ya digo, el partido iba según nuestros deseos… pero llegó ese gol que nos dejó un poco fríos.

– ¿Cómo se puede conseguir que el Málaga vuelva a no estar cómodo en La Rosaleda con un resultado que, de partida, les vale? ¿Crees que el Eibar pude poner en problemas su juego asociativo?

Va a ser más complicado. Primero por un fáctor muy sencillo: nosotros tenemos un problema muy grande con el césped, está muy mal y el día del Málaga estuvo peor que nunca porque veníamos de competir dos días antes. No sólo los jugadores no tuvieron tiempo de recuperar, sino que el campo tampoco. Es cierto que ese día, ante un equipo de esa categoría y un nivel técnico tan alto, el que no se pudiera rasear y hubiera mucho balón dividido nos benefició. Pero, ojo, que en Liga esto nos resta porque queremos tener mucho más balón. Obviamente, La Rosaleda está mejor, se jugará más por bajo, con un ritmo más alto de balón y tendremos que dar un plus en cuando a defender en organizado, algo que nos costará un pelín más.

– Pero, si se consigue, ¿el equipo está capacitado para salir bien?

Sí, yo creo que sí. A nuestro míster, hombre, él se adapta a los jugadores que tiene, pero digamos que los equipos que más le gustan son los que salen como balas a la contra haciendo transiciones rapidísimas. Es algo que tenemos muy trabajado. En San Mamés no estuvimos ni mucho menos haciendo un repliegue muy intenso, sino más medio, pero sí que cuando recuperábamos nos juntábamos muy bien y salíamos con bastante criterio. La idea será esa, sabiendo también que no tenemos que volvernos locos. Al final, el resultado no es bueno, pero con un 0-0 vamos a estar vivos en todo momento.

– Pase lo que pase, me quedo con un comentario muy interesante de Álex Aranzabal, el presidente: “los equipos de Segunda B que han pegado campanadas en Copa, después en Liga les ha ido bien. Creo que se genera en el vestuario una dinámica positiva, de ganar, de acostumbrarte a competir en situaciones límite”. Aquí, poniéndote un poquito en un apuro con el presi, ¿tú crees que el resultado en Copa es consecuencia de lo bien que está el equipo en Liga o, sobre todo, es causa del posterior buen hacer liguero?

Yo creo que más lo primero. Es decir, en Copa damos nivel porque lo damos en Liga. Al final, nosotros estamos dando un nivel tan alto contra equipos de Primera División porque estamos trabajados para competir. Empezar muy bien en Liga es lo que luego nos ha dado confianza para dar nivel también en Copa.

– Lo que sí es cierto es que al final te vas a retroalimentar, ¿no?

Eso es. Yo te diría que el año pasado estuvimos hasta el último tercio del año queriendo ganar la Liga. Por muy bien que anduviera el Mirandés, nosotros queríamos ganarla y, de hecho, pensábamos que su andadura en Copa le iba a restar. Pasaban los partidos y, de restar, nada de nada. Todo lo que piensas que te puede restar físicamente, nosotros pensamos que te lo da de más en lo psicológico. Al final el Mirandés va al Madrigal y elimina al Villarreal, también gana al Racing y al Espanyol, pues luego cuando tú juegas contra la Gimnástica o el propio Eibar, que en Segunda B es un partido por todo lo alto, ya no te parece tan difícil porque acabas de eliminar a un primera. Yo creo que por ahí iba el presidente al decir que con todo lo que haces en Copa te puede beneficiar en Liga. Nosotros no somos ni mucho menos de ese pensamiento de tirar la competición por centrarte en la otra, básicamente porque por un lado te resta pero por el otro te puede sumar.

– Que así sea, Erik. Bien debes saber que en “Ecos” nos apenó mucho el cierre de “El Diván”, pero sabíamos que eran por más que buenas causas. Todo éxito de Felipe y tuyo, de verdad, lo sentimos muy cercano. Mucha suerte y un placer.

Muchas gracias, Miguel. Para lo que queráis aquí estamos.


10 comentarios

  • @DavidLeonRon 8 enero, 2013

    Gran entrevista!!

    ¿Soy al único que hablar del Eibar le recuerda inmediatamente al más que mítico Jon Kortina?

    Cuando vi el otro dia en el partido ante el Málaga que el Eibar vuelve a tener un delantero tanque y calvo no pude contener la risa. Me cae genial el Eibar, la verdad.

    Respond
  • Abel Rojas 8 enero, 2013

    Silva en el Eibar en segunda división. Es tremendo. ¿Cuántos jugadores de ese perfil hubieran sobrevivido a esto? No es fácil imponerse.

    Respond
  • @DavidLeonRon 8 enero, 2013

    Por cierto, veo en la entrevista un pequeño "atisbo" de renegar de ese tópico del Eibar del juego directo, la intensidad y tal. Yo no lo haría. Para mí esa seña de identidad de grandeza absoluta al club. El estadio embarrado, los pocos espacios, la lucha… El Eibar especial por ello.

    En Inglaterra serían glorificados. Con mi cariño cuentan, desde luego.

    Respond
  • @Dany_Oliveros 8 enero, 2013

    Como aficionado al Sporting, cada vez que nombran Eibar e Ipurúa, me viene siempre a la mente este partido http://www.youtube.com/watch?v=GyHb2LXJ-5g Donde se empató a 2 de forma heroica, en el último minuto y con 8 jugadores (7 de campo). Aquel partido costó el ascenso que tanto se mereció aquel Sporting de Marcelino.

    Aunque en 2008 se compensó eso, aunque no fuera en Ipurúa, sino en el Molinón, http://www.youtube.com/watch?v=NpxKMuq-NYg

    Respond
  • @migquintana 8 enero, 2013

    Lo primero decir que fue un gustazo charlar con Erik. Se nota que es un hombre de fútbol, así que sólo es cuestión de tiempo que volvamos a tener buenas noticias de él… y si las damos en Ecos, mejor. Por lo pronto, yo ya he sacado una invitación a Ipurua que pienso cobrarme en los próximos meses. ^^

    @Abel

    Yo recuerdo al Silva del Eibar y del Celta como un jugador más driblador de lo que es hoy en día. Imagino que era su manera de sobrevivir al contexto, sobre todo al de Segunda, pero el hecho es que ahora ves algún vídeo de esas primeras experiencias y te parece un jugador ligeramente diferente a lo que es ahora.

    @David León

    No creo que sea renegar, pues el propio Erik dice que el Eibar es el principal paradigma de fútbol del norte, sólo que parece que Gaizka Garitano tiene una idea un poco diferente. Ahora el balón pasa menos segundos en el cielo y más en el piso, algo que, más allá del romanticismo y la tradición, desde luego no les está yendo mal.

    @Dany_Oliveros

    Es que Ipurua es un campo complicadísimo. Te tienes que adaptar y, claro, ahí siempre serás peor que el Eibar. Para que veas, en el grupo 2 de la Segunda B, que desde luego es uno de los dos más difíciles, esta temporada el Eibar cuenta por victorias todos sus partidos como local.

    Respond
  • @SharkGutierrez 8 enero, 2013

    El Eibar se parece al clásico equipo británico (diría que cierto tono a escocés, por eso de ser del norte) que se adapta a lo que tiene. Es un equipo modesto, que explota al máximo los recursos que tiene y que, cuyo terreno de juego, les da muchísimos puntos en casa. Ese Eibar de Mendilibar tenía matices distintos al de siempre y que Silva jugase ahí, creo que le dio el salto definitivo para jugar en primera y asentarse como un jugador competitivo.

    Salvando las distancias-y como dice David León- es un equipo muy británico. Aunque aquí Erik intente renegar un poco de eso y diga que en su grupo de 2ºB es distinto. Por experiencia (UD Las Palmas) que estando en 2ºB los partidos de Copa se vive diferente y me imagino lo que debe de ser el Eibar eliminar a un Athletic. Recuerdo que ese año que llegamos a semifinales, la UD se cargó al Valencia y Espanyol entre otros. Era la época de Ronaldo Nazario en el Barça, de Ferrer, Sergi, etc.

    Como decía en el primer párrafo, hablar del Eibar, es hablar de competición, de rival complicado, correoso y máximo exponencial de "lo british" en nuestro fútbol. Por campo, por idiosincrasia y por juego. Es una seña de identidad, es la referencia del club y nunca habría que renegar de ella.

    Respond
  • piterino 8 enero, 2013

    Quintana va a ser un gran entrevistador. De verdad. Bueno, realmente ya lo es, pero se me entiende. Otra conversación realmente jugosa.

    A mí el Eibar me parece un equipo particularmente interesante. Esas casi dos décadas consecutivas en Segunda División adquieren, hoy, su verdadera dimensión. Además, se consiguió atravesando años de profunda transformación en las estructuras y premisas del fútbol español y siempre bastante apegados a unas señas de identidad muy definidas.

    Yo diferencio "tres Eibar" interesantes: el de Periko Alonso a mediados de los 90, con los clásicos Garmendia, Bixente, Ipintza, Jon Kortina (mito), "Txefe" Guerrero, …; el de Blas Ziarreta en el cambio de siglo (que tuvo el lujo de ver a Xabi Alonso en sus filas) y el ya mencionado de Mendilíbar, con futbolistas como Silva, Joseba Llorente, Kike Mateo, Gorka Iraizoz, Moisés Hurtado o el hoy entrenador Gaizka Garitano. Todos ellos tenían señas futbolísticas de cierta similitud, e incluso los números son asombrosamente parecidos.

    Hoy el Eibar compite en un grupo muy complicado, como dice Quintana. Alavés, Lleida, Real Unión, Logroñés (con ese absurdo inexplicable de tener dos equipos de la ciudad) o Bilbao Athletic son rivales duros y con bagaje histórico. Sólo el grupo I presenta un nivel así.

    Me pareció interesante leer (creo que además al propio Erik) que el club daba prioridad al futbolista vasco o formado en el País Vasco. Siempre le fue bien mantenerse aferrado al futbolista vasco, y revisar la plantilla del último descenso creo que reforzaría la decisión.

    Respond
  • @migquintana 8 enero, 2013

    @Shark Gutierrez

    Además, el Eibar tiene una relación especial con el Athletic, con lo que me imagino que aquellos partidos, además de bonitos y exitosos, fueron muy especiales para sus aficionados. Esto es lo bonito de la Copa, lo realmente bonito. Algo que deberíamos potenciar de alguna manera, más pronto que tarde. El fútbol español tiene mucho nivel y hay que empezar a cuidarlo como se merece, crear espíritu de FA Cup es algo por lo que pagaríamos muchos, creo yo. Aunque, bueno, mientras ya disfrutamos mucho… pero es imaginarse eso y… pues ya sabéis.

    @piterino

    De hecho, si no me equivoco, los cuatro equipos que el año pasado ascienden a Segunda son de estos dos primeros grupos: Lugo, Castilla, Ponferradina y Mirandés. E imagino que la entrada de Querejeta en el Alavés le habrá convertido en máximo favorito, pero ahí el Eibar sigue estando cerquita. Será un bonito duelo.

    Por cierto, Pedro, muchas gracias por tu comentario. Con Erik, como dije, es muy fácil. Es crack, crack.

    Respond
  • @migquintana 8 enero, 2013

    Con sólo ver la primera parte de este Málaga – Eibar, que por cierto está ganando 0-1 el conjunto guipuzcoano, ya entendéis porqué Erik decía que el Eibar, al menos este año, se ha alejado un poco de ese tradicional ''fútbol clásico'' o ''norteño'', ¿no? Qué bien y con qué sentido salen al contragolpe los chicos de Gaizka.

    Respond
  • @mgfon4 9 enero, 2013

    He disfrutado mucho con este post. Enhorabuena

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.