“La vida es un milagro” | Ecos del Balón

“La vida es un milagro”


Conocida es de sobra la pasión de Emir Kusturica por el deporte rey, presente en su filmografía merced a su documental sobre Maradona (tal para cual), como también (o más) lo puede ser su posición ideológica pro-serbia tan latente en su obra, aunque en este caso lo mejor será quedarnos con su faceta futbolista, de la que en ‘La vida es un milagro’ (2004) nos deja un pequeño detalle para el recuerdo. Sin ser lo más logrado de su cine, un cuentito mágico con su estilo sobre la guerra civil Yugoslava, es al tiempo una película en la que al fútbol, normalmente tan maltratado en el séptimo arte, se le regala una secuencia durante un partido marcado por una densa niebla, que bien parece la que hubo en ocasiones durante el partido contra España producida por la quema de bengalas.

Y como si aquella fuera la ambientación perfecta, la selección croata se aferró a un milagro que rozaron con la punta de los dedos. Los de los guantes de Casillas, obviamente. Ahogaron el centro del campo español y estuvieron siempre expectantes de un milagro irlandés que nunca llegó. Porque en esto del fútbol nunca se sabe, tan solo que la vida y la Eurocopa les debe otra oportunidad.

···


 

Artículos relacionados:
La suerte está agotada

Referencias:
Revista Magnolia
Antonio M. Arenas


2 comentarios

Ir abajo

  • @antonioleonro 20 junio, 2012

    Otro comentario que logra mi curiosidad y ganas de verla. He visto otras de Kusturica y recomiendo "Papá está en viaje de negocios" y sobre todo la primera que ví de éste director, "Underground", que por cierto, discrepo Antonio, en ésta al menos no es nada proserbio. Esa fue mi sensación cuando la ví en el 96 ó 97.

    Respond
  • @antonio1004 20 junio, 2012

    No quería que la elección de la película se viera perturbada por ello, pero dado que la cinematografía croata no es muy extensa, me gustó la opción Kusturica porque para bien o para mal representaba ese espíritu tan particular, pese a todas las diferencias políticas siempre ha sido un cineasta integrador dentro del conflicto. Su actitud pro-serbia es más evidente en sus declaraciones que por su cine, es cierto, pero este también tiene un componente muy arraigado de su visión del conflicto, aunque luego le otorgue toques fantásticos y esté repleto de buenos sentimientos. 'Underground' es una fábula que no debe ser tomada estrictamente en serio, pero no deja de ser una fábula sobre la Yugoslavia de Tito. Y no voy a decir a favor de ella, pero sí con añoranza y soñando en cierto modo con una Yugoslavia idílica en la que serbios, croatas y bosnios puedan (con)vivir juntos… aunque no revueltos. Y ni juntos ni revueltos, pero en ello de convivir están, más o menos.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.