Filogénesis Blanca (Recopilatorio) | Ecos del Balón

Filogénesis Blanca (Recopilatorio)


Filogénesis Blanca es un proyecto que se inició hace un par de años, que ha sido desarrollado en dos blogs [1] distintos y que encuentra ahora acomodo en esta página web. Es por esto que hemos creído necesario introducir el concepto , a través de esta presentación, a todos aquellos recién llegados a los ecos del balón. Originalmente, fue concebida como una forma de “explicar la historia de una gran individualidad, el Real Madrid pentacampeón, como una evolución de las grandes propuestas futbolísticas americanas y europeas que le antecedieron” (sic), pero como suele suceder con estas cosas el relato ha ido adquiriendo su propia identidad y el autor comprende que en estos momentos tiene sus propias intenciones.

Esta es una historia de paternidades, pero ya no exclusivamente madridistas. Hablamos de la progenitura del fútbol moderno. El Real Madrid ha acabado convirtiéndose en un pretexto, un punto de referencia entorno al cual escribir, pero no es más importante que cualquiera de los otros equipos implicados en esta historia. Todos ellos ligados reticularmente a los orígenes del fútbol moderno.

En las primeras entregas podréis encontrar a dos de los grandes conjuntos argentinos de la década de los 40. Fue una época de máxima eclosión cultural y artística en el país, que encontró Colombia fue clave en el devenir de la carrera de don Alfredo di Stefano.también su reflejo en los campos de fútbol con el juego más brillante que se haya visto. Una década de monstruos inolvidables que quisimos sintetizar enLa Maquina de River y La gira europea de San Lorenzo, pero que seguramente vamos a querer ampliar en un futuro cercano.En cambio las dos siguientes suponen el cordón umbilical directo entre aquella época y el Real Madrid. No puede entenderse la historia de don Alfredo Di Stefano, verdadera piedra angular de aquel equipo pentacampeón, sin su paso por Colombia, pero aunque nos detenemos en algunos aspectos de indudable interés histórico -como la gran huelga de futbolistas argentinos– el atractivo de estos capítulos estriba en las anécdotas de esa hermosa singularidad que fue El Dorado Colombiano, precursora de las Ligas de las Estrella posteriores.

 
La evolución definitiva de Filogénesis se dio en el último par de artículos. Lo que debería haber sido un capítulo dedicado a los magyares mágicos, que alcanzaron gloria tras golear a Inglaterra y luego el mito tras sucumbir contra Alemania, acabó sufriendo un retraso considerable al decidirnos a dar un rodeo y explicar de donde procedía la escuela húngara, su relación con el primer gran equipo continental, y el contexto técnico que la aparición de aquella Hungría -entre otros factores- se encargó de superar.

En total seis entregas de la serie con la sana pretensión de que paséis un rato entretenido mientras homenajeamos a algunos de los grandes equipos, estrategas y jugadores de la historia. Ahora bien, es normal que ante todo esto nos asalte una pregunta…


¿ES FILOGÉNESIS NOSTALGIA ÚTIL?

Recientemente, Manuel Pellegrini comentaba: “En cinco años he visto al Real Madrid salir campeón sin conformarse nunca, sin que el proyecto logre la excelencia que la gente quiere. Ese es mi desafío. Mezclarlo con los resultados que ha tenido este plantel, que de los tres últimos años en dos fue campeón. Sabemos lo que se necesita“. Esta apreciación del nuevo técnico nos lleva a una pregunta interesante:

¿Por qué en un club que ha sumado dos campeonatos y un subcampeonato en las últimas tres temporadas han acabado cayendo tres entrenadores y toda una junta directiva?

Pues porque el éxito relativo no tapaba la distancia respecto al referente histórico. No había resonancia con el mito fundacional.

Para explicar este concepto vamos a recurrir al trabajo del historiador y filosofo rumano Mircea Eliade. En su famoso libro “El mito del eterno retorno”, Eliade explicaba que todas las ciudades de la antigüedad estaban basadas en un prototipo divino, de forma que existía una Jerusalén celestial que había servido de modelo a la Jerusalén humana, así como las ciudades babilónicas habían sido construidas en base a arquetipos localizados en las distintas constelaciones. Convenimos pues en que el hombre construye según un prototipo arquetípico. Lo mismo sucede con los rituales. Todos los ritos tiene un modelo divino. Los actos religiosos han sido fundados por los dioses, héroes o antepasados míticos y la repetición del acto en base a un modelo extrahumano es lo que convierte al rito en algo sagrado y eficiente. Del mismo modo el Real Madrid no cesa de intentar repetir una y otra vez su propio ciclo heroico, el pentacampeonato europeo, que es a la vez hoja de ruta y aval de grandeza

Fue el propio Bernabeu el que más trabajó para dotar a la camiseta blanca de esta mística. Tras la retirada de los jugadores diferenciales (semidioses) que lo habían hecho posible, y dado queBernabéu quiso dotar de una mística especial a la camiseta blanca. los grandes jugadores que hubiesen podido ayudar a mantener activo el ciclo eran inalcanzables para la economía blanca, se produjo una hierofanía trasladándose lo trascendente a un “objeto”. Este objeto era el club en si. Gracias a los campeonatos domésticos, a una sexta victoria europea tardía y al hábil manejo publicitario de los éxitos europeos baloncestísticos, el Madrid engrasó su leyenda pese a una ausencia de más de treinta años del trono. Un rey en el exilio. Un ejemplo de la fuerza del mito es que los primeros que se lo creían eran los propios protagonistas.

Cuentan que Jose Antonio Camacho, tras haber sido intervenido de la tríada que casi terminó con su carrera deportiva, recibió un día la visita de un periodista que venía a darle ánimos en tal difícil trance. Durante la conversación subsiguiente el cronista manifestó su sorpresa por lo pequeño que le parecía el jugador -postrado en el lecho- en relación con la imagen que de él tenía de haberle contemplado numerosas veces en el césped del Santiago Bernabeu. Al ser interrogado sobre este fenómeno el murciano no manifestó sorpresa alguna. Al revés, contestó que era una sensación normal y debida a la camiseta. Para Jose Antonio Camacho no había duda de que la zamarra blanca aumentaba la grandeza del que la llevaba.

Esta concepción del Madrid como poseedor del mana, esto es impregnado de una fuerza mágica en virtud de su origen, ha sido más que hábilmente explotada por Florentino Perez, quien convirtió al mito viviente Alfredo Di Stefano en el enlace con este pasado mítico en todas las presentaciones [2] y liga siempre su propia figura a la de Don Santiago Bernabeu, dando a entender que él y solo él es el heredero del espíritu del patriarca blanco.

Toda esta disertación sirve al fin para explicar el presente a partir de ciertos conocimientos del pasado con lo que, respondiendo a nuestra propia pregunta, Filogénesis nos parece sin duda nostalgia útil porque Filogénesis es contexto. Y eso permite entender muchas cosas que de otro modo no entenderíamos.


[1] La ya desaparecida La Dictadura de la Pelota y la versión blog deEcos del Balón.

[2] No hay más que ver la presentación de Cristiano Ronaldo con Alfredo y Eusebio como invitados de excepción. El jugador mito del Real Madrid junto al jugador mito portugués por autonomasia.


4 comentarios

  • DBEcos 25 marzo, 2012

    Si quieres consultar los comentarios de esta entrada en su versión anterior, puedes hacerlo en: http://www.ecosdelbalon.com/ecos/2009/07/30/filog

    Respond
  • Jesúś 12 diciembre, 2014

    Podríais arreglar los links? Sólo me funcionan los de San Lorenzo y la Máquina de River, y sólo cuando los abro desde la "versión anterior". Gracias!

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 13 diciembre, 2014

    @Jesús

    Ya hemos alertado del problema.

    Respond
  • Jesúś 14 diciembre, 2014

    Ok muchas gracias, ya me funcionan todos, y felicidades por la serie.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.