Héroes: El Mesías de Plata | Ecos del Balón

Héroes: El Mesías de Plata


1- MESÍAS.

«En todas partes y en todas épocas los conductores de hombres son prometedores de paraísos». (El árbol de la ciencia. Pío Baroja).

Mesías deriva del vocablo hebreo mashiah, que significa “ungido”. Es este un concepto que está presente en las tres principales religiones monoteístas del mundo (judaísmo, cristianismo e islam), pero cuyo origen puede trazarse hasta los mismos inicios de la cultura humana.

En el primer milenio antes de Cristo, el zoroastrismo, antiguo culto persa de influencia capital en la tradición occidental abrahámica y en la oriental dhármica, ya incluía a un enviado de los cielos, Saoshyans, que habría de liderar la lucha contra la oscuridad. En la tradición hebrea, el mesías es un liberador que conducirá al pueblo judío a un nuevo reino, a la tierra prometida. Para los cristianos, el mesías es Jesús, el hijo de Dios en la tierra, un mártir que perecerá para expiar los pecados del hombre. El islam espera la venida de un profeta renovador y unificador de los pueblos. Son, entonces, los rasgos comunes del mesías los de una figura heroica, elegida por Dios o incluso de naturaleza divina, que precipita un cambio de régimen, una renovación que conducirá a los creyentes a un mundo mejor. El mesías es un salvador y también un pastor de hombres, un líder. Casi siempre, un mártir, cuya influencia no termina con la muerte, sino que su obra no está completa hasta que no trasciende la frontera de la tumba.

El cómic de superhéroes se ha inspirado desde siempre en los mitos clásicos, y por lo tanto, no es de extrañar que también haya dado nueva forma a los milenarios conceptos presentes en las distintas Los superhéroes se han alimentado de los mitos y las religionesreligiones. Además de criaturas superpoderosas fruto de improbables accidentes o de mutaciones genéticas, auténticos dioses caminan entre los hombres: Thor, Hércules, Loki o Ares se han convertido, con asombrosa facilidad, en habituales de las viñetas, hasta el punto de que, en algún caso, es esta recreación moderna la que figura en primer lugar en el imaginario colectivo. Al igual que los antiguos dioses, también seres llegados de otros mundos encuentran un propósito en las numerosas versiones ficticias de nuestro mundo azul. El último hijo de una raza antigua y sabia llega a la Tierra para evitar el destino que sufrió su Krypton natal y se vale para ello del poder del mismo Sol, generador de la vida que habita su hogar adoptivo. Superman es, a todos los efectos, un mesías, la alegoría religiosa más evidente del cómic de superhéroes. Pero no la única. Un visitante plateado de otro mundo también llegó para salvar un planeta ajeno, aunque para ello tuviera que desafiar a una fuerza primaria de la naturaleza.

El fútbol, como es sabido, es hoy la religión mayoritaria de nuestro tiempo. Tiene millones de fieles en todo el mundo, su rito tradicional se celebra los domingos, hay cabida para falsos profetas, ascetas y místicos; cada semana, hay héroes y mártires, muertes deportivas y resurrecciones milagrosas, corderos sacrificados en altares de tinta. Y salvadores. Salvadores vestidos de corto que quiebran las fronteras de lo posible en un rectángulo verde y son la respuesta encarnada a las plegarias de los creyentes. A veces, los salvadores también visten traje y corbata, o incluso chándal. Vienen, a menudo, de otras tierras para insuflar un aire nuevo. Para expiar los pecados del pasado. Un mesías puede ser un extraterrestre con una voluntad más firme que el metal de su exterior, o un hierático alsaciano que no renuncia a sus principios.

Arsène Wenger y Silver Surfer. Dos seres al servicio de fuerzas primarias, de entes que podrían consumirlo todo. Dos extraños profetas que obran portentos en tierra ajena, y que en ella encuentran un propósito.

2- EL HERALDO.

“El espíritu vive en sí mismo, y en sí mismo puede hacer un cielo del infierno, o un infierno del cielo.” (El paraíso perdido. John Milton).

En 1966, el cuarteto protagonista de la serie The Fantastic Four (Los Cuatro Fantásticos), considerada la piedra fundacional del moderno Universo Marvel, se había enfrentado ya a casi todo durante los 45 números publicados hasta ese momento. En los albores de la existencia de lo que hoy es un gigante multimedia, el que llegaría a ser conocido como “método Marvel” era el sistema empleado por los (escasos) autores que trabajaban para la entonces pequeña compañía: el guionista, que casi siempre era el mismo, Stan Lee, enviaba una sinopsis del guión al dibujante, que se encargaba de narrar visualmente la historia (aportando ideas propias en el proceso). Una vez terminadas las páginas, el dibujante se las enviaba al guionista para que este completara el proceso añadiendo los diálogos. La sinopsis de The Fantastic Four 48 que Stan Lee envió a Jack Kirby fue esta: “Que se enfrenten a Dios”. Así nació Galactus, el Devorador de Mundos. Lo interesante de Galactus es que no es un villano, no se trata de un monstruo ni de un megalómano que quiere conquistar el mundo. Galactus es una fuerza primigenia del universo —tanto es así, que su forma real es imposible de asimilar, y cada raza que se lo encuentra lo percibe de un modo distinto— y, por lo tanto, no se le pueden aplicar las gradaciones morales del mundo humano. Él es el fin que ha de llegarle a todo. Un destructor de vida que se alimenta de la fuerza vital de planetas. Pero también es capaz de crear.

Al lado de Galactus, viaja Silver Surfer, una imponente figura plateada, imbuida de poder cósmico, que surca incansablemente el universo en su tabla en busca de planetas que sacien el hambre eterna de su amo. Pero el Surfer no fue siempre un heraldo de la muerte cósmica, antaño fue Norrin Radd, nativo del planeta Zenn-La, un astrónomo que soñaba con tocar las estrellas. Y un hombre enamorado. Cuando Galactus llegó a Zenn-La, Norrin Radd ofreció todo lo que tenía a cambio de que el Devorador perdonara a su mundo. Así fue como Galactus obtuvo a su primer heraldo. Y así fue como el astrónomo vio cumplido su sueño y pudo caminar por fin entre las estrellas. Solo le costó su humanidad. Y perder para siempre a su amada Shalla Bal.

El fútbol es el deporte de competición más popular en todo el mundo. El Campeonato del Mundo de este deporte que fue reinventado por los ingleses en 1863 dobla en audiencia a los Juegos Olímpicos. Los campeonatos de clubes, tanto nacionales como internacionales, venden sus derechos de emisión por cifras astronómicas; tan extraordinarias estas como las que figuran en los contratos de las estrellas. También este fenómeno escapa, tal vez, a nuestra comprensión, pero no puede ser negado. Como el Devorador cósmico, es percibido de un modo distinto en cada país.

Arsène Wenger fue un futbolista francés que a duras penas llegó a ser profesional. Su trayectoria sobre el césped, como profesional, es apenas testimonial en el Racing Club de Strasbourg. Pero este espigadoWenger no destacó a nivel profesional como futbolista alsaciano, que compaginó su carrera deportiva con sus estudios universitarios en Ciencias Económicas, pronto encontró su lugar propicio dentro del mundo del fútbol. No fue vestido de corto, sino con traje y corbata. Tras un paso poco memorable por el AS Nancy, Wenger empezó a brillar como entrenador en el Monaco; pese a todo, acabó siendo despedido en 1994 tras haber ganado en anteriores campañas Liga y Copa francesas. Un breve paso por la liga japonesa sirvió de preámbulo a su llegada al destino que habría de marcar su carrera. En 1996, Wenger sucede a Bruce Rioch y se convierte en entrenador del Arsenal inglés. La trayectoria errante y desigual del entrenador francés por el cosmos futbolístico, obtendría un inesperado resultado en Inglaterra. Al igual que el heraldo de Galactus, este antiguo futbolista con alma de entrenador y mente de administrador de empresas iba a encontrar en los odiados Gunners un nuevo hogar muy lejos del suyo.

La primera saga de Galactus abarca los números 48 a 50 de Fantastic Four. A lo largo de esta mítica historia se muestra cómo, si el Devorador es Dios, su heraldo se convertirá en su Ángel Caído. Pues, si bien el Surfer llega a la Tierra y llama a Galactus para que este pueda alimentarse del planeta, acaba rebelándose contra su amo, en buena medida gracias a las súplicas de Alicia Masters, la novia ciega de Ben Grimm. Al igual que en las interpretaciones románticas de Lucifer y su rebelión contra Dios, Silver Surfer se rebela contra su creador por amor al hombre, la única raza, según él mismo reconoce, que le mostró compasión en sus muchos viajes de muerte a través del universo. Tras conseguir ahuyentar a Galactus —con un farol histórico, y de lógica más bien cuestionable, de Reed Richards—, Silver Surfer, liberado de su impuesto servicio, se quedará en la Tierra. Así, el alienígena que desafió a un dios para salvar a un mundo que le es ajeno se enfrentará a lo mejor y a lo peor que la raza que lo habita tiene que ofrecer, y usará su vasto poder cósmico para convertirse en un héroe en su nuevo hogar.

Cuando Arsène Wenger llega al Arsenal, los Gunners son uno de los equipos más odiados de Inglaterra. Tradicionalmente considerados uno de los máximos exponentes nacionales del fútbol ultradefensivo yWenger llegó a uno de los clubes más odiados que había sucio, abundaban entre sus filas los jugadores de escasa técnica y corte defensivo; el equipo era conocido por practicar un fútbol eminentemente físico, con muy pocas concesiones al espectáculo. La aparición del entrenador francés marcó un punto de inflexión en la trayectoria histórica del equipo. Wenger no solo trajo consigo nuevas tácticas y nuevos métodos de entrenamiento, sino que implementó inmediatamente un nuevo estilo de juego, mucho más ofensivo y caracterizado por el toque, para el que incorporó, poco a poco, nuevos jugadores, muchos de los cuales procedían de fuera de las islas. El cambio radical en la filosofía del equipo precipitado por Wenger arrojó resultados positivos en muy poco tiempo: en su segunda temporada al frente del equipo, el Arsenal hizo doblete al ganar la Premier League y la FA Cup; algo que repitieron en la temporada 2001-02, con el añadido de no haber perdido ni un solo partido del campeonato liguero.

Pero tal vez nada sintetice mejor el papel genuinamente mesiánico de Wenger como su relación con el central Tony Adams. Adams desarrolló toda su longeva carrera como jugador de fútbol en el Arsenal. Debutó con el primer equipo con tan solo 17 años y se hizo rápidamente con un puesto en el once. Con el tiempo, Adams se convirtió en uno de los “famous four”, la mítica línea defensiva del Arsenal de mediados de los ochenta, caracterizada por un innovador uso de la táctica del fuera de juego. Al mismo tiempo, el central inició una relación con el alcohol que se extendió durante varios años y lo llevó a protagonizar no pocos incidentes lamentables, desde jugar un partido completamente borracho hasta caerse por unas escaleras y provocarse una herida que requirió treinta y nueve puntos de sutura. El 6 de mayo de 1990, Adams estampó su coche contra un muro en Rayleigh. El análisis posterior reveló que conducía con una tasa de alcohol cuatro veces superior a la permitida.

Adams reconoció públicamente su adicción, y la llegada de Wenger al club fue clave en su recuperación. El técnico francés no apartó del equipo al problemático jugador; al contrario, Wenger se involucró personalmente y cambió no solo las dietas seguidas por los jugadores, sino, en algún caso, sus estilos de vida. Gracias en buena medida a la comprensión y el interés de su nuevo entrenador, Adams no solo consiguió recuperarse de sus problemas con la bebida, sino que continuó su carrera como futbolista de primer nivel y capitaneó al Arsenal en la consecución de sus dos dobletes.

Silver Surfer se quedó en la Tierra tras unirse a los Cuatro Fantásticos para derrotar a Galactus, pero lo cierto es que, pese su simpatía hacia la raza humana, no tuvo mucha elección en la materia. Antes de abandonarSilver Surfer formó un poderoso grupo con los Cuatro Fantásticos el planeta, Galactus tuvo tiempo de castigar a su antiguo heraldo por su rebeldía. Ya que el Surfer amaba tanto el planeta Tierra y sus habitantes, Galactus ideó un castigo tan cruel como sutil: erigió una barrera alrededor del planeta, una concebida específicamente para que Silver Surfer no pudiera atravesarla. El antiguo astrónomo de Zenn-La perdía así el único consuelo que le quedaba tras haber renunciado voluntariamente a su existencia como Norrin Radd. Las estrellas volvían a estar lejos de su alcance una vez más. Lo peor es que la barrera de Galactus solo le afectaba a él; cualquier nave humana podía atravesarla, incluso los rayos cósmicos lo hacían, y él, que poseía el poder cósmico que lo convertía casi en un dios, era incapaz de hacerlo. Pese a su benevolencia natural y su afinidad con los habitantes de la Tierra, la humillación a la que es sometido por Galactus provoca en Silver Surfer accesos de rabia que aumentan según sus intentos por atravesar la barrera fracasan una y otra vez.

También Arsène Wenger, tras su éxito inicial en el Arsenal, se encuentra cara a cara con la derrota. El Arsenal no consiguió superar la fase de cuartos de final de la Champions League hasta la temporada 2005-06, en la que llega a la final solo para ser derrotado por el Barcelona de Ronaldinho y Eto’o. Además de eso, llegó a convertir casi en una tradición el terminar segundo en la clasificación de la Premier League. Entre 2005 y 2014, el Arsenal no ganó ni un solo título más. Más allá de esta prolongada sequía, la ya larguísima estancia —mucho más teniendo en cuenta la escasa duración de las etapas de los entrenadores en el contexto actual— de Wenger como manager del Arsenal (casi 20 años), hace difícil pensar que pueda existir futuro para él lejos del club. Su adaptación al fútbol británico, aun con las novedades que incorporó con su llegada, es tan completa, y el estilo del que ha dotado a su Arsenal tan marcado, que podríamos hablar de un encasillamiento futbolístico. Tras muchos intentos, el Surfer logró romper la barrera de Galactus para surcar de nuevo libremente el cosmos, pero parece difícil que Wenger pueda ya abandonar algún día su hogar adoptivo.

3- EL PODER CÓSMICO.

Si hay un elemento ineludiblemente asociado a Silver Surfer, esa es su tabla. Galactus le reconoció a Reed Richards que el patrón seguido para crear a sus heraldos (hubo más tras la traición del Surfer) siempre había sido vincularlos a un elemento primario del universo. Así, Terrax tiene dominio sobre la tierra; Firelord, sobre el fuego; Air-Walker, controla el aire. Y Silver Surfer está vinculado al agua. En parte, su aspecto deriva de la fantasía adolescente que Galactus encuentra en la mente de Norrin-Radd, pero la herramienta que el heraldo usaría para rastrear el cosmos en busca de planetas listos para el consumo de su amo recuerda a una tabla de surf. Aunque en alguna ocasión le ha sido arrebatada (por ejemplo, por Victor Von Doom, en el transcurso de una saga vista en The Fantastic Four), la tabla siempre acaba encontrando un modo de volver a manos de su amo. Herramienta, medio de transporte, símbolo; la tabla y el Surfer son uno.

Los diecinueve años al frente del Arsenal convierten a Wenger en uno de los técnicos que más tiempo ha permanecido en un mismo equipo, hasta el punto de que el récord de permanencia de Alex Ferguson en elWenger podría aspirar a batir el gran récord de Ferguson Manchester United, 27 años, no parece un objetivo quimérico. Esta situación, a todas luces extraordinaria en el mundo del fútbol, donde no es extraño ver entrenadores que duran meses, o incluso semanas, en el cargo, sería imposible sin una junta directiva que confíe y comparta la visión del francés. Peter Denis Hill-Wood, tercero en una auténtica dinastía familiar de presidentes del Arsenal, presidió el club durante la mayor parte de la estancia de Wenger. Su reemplazo, Chips Keswick continúa manteniendo la confianza del club en un director técnico que, si bien ya no consigue que el equipo presente batalla por los títulos, mantiene el club en puestos europeos año tras año. Por lo tanto, la junta del Arsenal y Wenger parecen ya un binomio indivisible. Curiosamente, el término board en inglés significa tanto tabla como junta directiva.

Uno de los dones más singulares que Norrin Radd obtuvo al convertirse en Silver Surfer fue una capacidad sensorial amplificada de forma asombrosa. La conciencia cósmica es una facultad que permite al Surfer percibir el mismo tejido de la realidad y detectar cualquier rastro de energía a través del cosmos. Asimismo, esta habilidad le permite asomarse a la mente de los seres con los que se encuentra y determinar cuáles son sus habilidades, poderes o debilidades a explotar. La conciencia cósmica fue crucial para el desempeño de Silver Surfer como heraldo, ya que le permitía rastrear, literalmente, vida a través del cosmos y así planetas aptos para el consumo de Galactus.

Algo que ha caracterizado la trayectoria de Wenger como director deportivo desde su llegada al Arsenal ha sido la incorporación de jóvenes valores. Aunque también se ha hecho con los servicios de jugadores consagrados, Wenger siempre ha configurado plantillas compuestas por futbolistas extraordinariamente jovenes, en algunos casos casi niños (Cesc y Bendtner llegaron al Arsenal con tan solo dieciséis años). Además, estos proyectos de futbolistas de primer nivel proceden de todas partes del mundo, lo cual ha convertido a las plantillas del Arsenal en modelos de globalidad. Wenger ha sido pues, como Silver Surfer, un rastreador de vida; donde el Surfer oteaba las profundidades del cosmos para buscar atisbos de vida, el alsaciano escrutaba el fútbol de categorías inferiores de toda Europa para buscar talento apto para ser moldeado en material de primer nivel futbolístico. Si bien muchos proyectos se quedaron por el camino, no pocas jóvenes promesas se convirtieron en jugadores importantes del primer equipo y en auténticas estrellas del fútbol mundial, casos de Cesc o Robin Van Persie.

Durante mucho tiempo, Mefisto, el diablo del Universo Marvel, intentó corromper a Silver Surfer, un ser en el que percibía un alma tan pura que era para él imposible no tratar de arrebatársela. En un mundo cada vez más envilecido, donde incluso los héroes son cada vez más difíciles de distinguir de los villanos, los firmes principios y, en cierto modo, la candidez de este alienígena desterrado lo hacen parecer todavía más extraño que su plateado exterior. En el contexto deportivo actual, donde los clubes de fútbol se han convertido en empresas, un director deportivo como Wenger, que configura sus plantillas dando un papel relevante a jóvenes promesas, no renuncia a un estilo de juego atractivo y ofensivo, y lleva casi dos décadas en el mismo club, es tan singular que resulta casi anacrónico. Pero tal es la naturaleza dual del mesías: ser salvador y paria.

···


···

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER TODAS LAS COLECCIONES DE
– ORIGEN | ECOS –

···


28 comentarios

  • @Rayner_19 8 agosto, 2015

    Impresionante. Esta comparación no se le podía haber ocurrido a nadie, y que bien llevada a cabo está. Mis felicitaciones, señor Alberdi.

    Respond
  • Some 8 agosto, 2015

    ¡Y Luis cierra la serie con uno de mis personajes favoritos del cómic de superhéroes!

    Quiero felicitarle especialmente porque esta era una semblanza, por lo menos a priori, particularmente compleja de hilar y hacer llegar al lector. El resultado lo tenéis aquí y creo que habla por si sólo. Vaya, que estuvieron bien invertidos los millones de la espectacular cláusula de rescisión que blindaba el contrato del señor Luis Vázquez.

    Recuerdo que cuando planteamos la idea de Wenger-Silver Surfer a todos los miembros del equipo de héroes no pasó algo parecido: había ahí una conexión muy íntima entre ambos personajes, todos la vimos, pero a su vez era tan peculiar el caso de una y otra figura (fijáos en Silver Surfer, misamemente, que prácticamente no tiene nada que ver con un superhéroe al uso aunque lo sea a todos los efectos) que daba un poco de vértigo sacar adelante la semblanza. Era un trabajo muy exigente. Sería divertido decir que se lo endosamos alegremente al más nuevo en el equipo para que se comiera el marrón, pero lo cierto es que fue él mismo el que asumió el reto. Luis es valiente, escribe muy bien y ha gestionado esta entrega de la serie Héroes con una inteligencia que merece todo el elogio del mundo.

    De varios mundos, incluso, dado que hoy tenemos nada más y nada menos que a Arsène Wenger entre nosotros: Heraldo de Galactus, poseedor del poder cósmico y centinela de las rutas siderales.

    Respond
  • kay 8 agosto, 2015

    Maravilloso, un aplauso.

    Aunque hecho de menos que hables más de la faceta de martir de Wenger. Por que los 9 años sin títulos, han sido por amor al club y a costa de renunciar a su cache y a su prestigio. Podía haberse ido a Real Madrid o PSG a gastar millonadas y ganar ligas. Podía al menos haber señalado el estado actual económico del club y justificarse (con razón) para que se viera a Wenger como el Martir que consigue llevar a un equipo chico (en lo económico, en esos 9 años fue en ventas/ingresos en fichajes el equipo diecinueveavo) a puestos champions contiamente. En vez de eso se autosacrificó, ni penso en marcharse ni pensó en justificarse de cara al público medio. Siguió sacrificando su fama, manteniendo vivo al Arsenal a nivel global en vez de dejar que se perdiera en la mediatabla o incluso peor y finalmente, ahora, vuelve a florecer un Arsenal sano, moderno y listo para reforzarse y volver a ser un campeón.

    Lo de Wenger es sencillamente AMOR.

    Respond
  • @DavidLeonRon 8 agosto, 2015

    Impresionante, Luis. Y eso que, como digo siempre, voy muy cortito en este mundo literario que tan bien manejáis.

    @kay

    ¿Se puede decir que he renacido el amor por Wenger en el aficionado gunner? Si es que alguna vez se fue, claro.

    Respond
  • Abel Rojas 8 agosto, 2015

    "@kay

    ¿Se puede decir que he renacido el amor por Wenger en el aficionado gunner? Si es que alguna vez se fue, claro."

    Hombre, en muchísima gente, pero mucha, se fue ^^ Claro que se fue.

    Respond
  • Abel Rojas 8 agosto, 2015

    Chicos, os pido disculpas por el error en la publicación. A vosotros y también en especial a Luis. Fue fallo mío :-(

    Y aprovecho para felicitar a Luis por el impresionante trabajo.

    Respond
  • Polaquito 8 agosto, 2015

    ¡¡Fantástico!! El mejor heroes de todos.

    Supongo que ya lo habreis leido muchos, pero no puede faltar esta recomendación. Para comprender en toda su magnitud lo que era el Arsenal pre-Wenger, hay un libro imprescindible: Fiebre en las gradas de Nick Hornby. Hay incluso un capítulo magnífico titulado "Payasos" dedicado únicamente a divagar sobre si es importante la estética en el fútbol, capítulo escrito a partir de la frase pronunciada por el entrenador del Arsenal tras un partido en el que ganaron, como no, 1-0 (One nil to the Arsenal, cantaban los fans gunners en aquella época) y los periodistas en rueda de prensa le objetaron el rácano y aburridísimo juego del equipo.

    "Si quieren divertirse, vayan al circo a ver los payasos".

    Wenger cambia el club por completo.

    Respond
  • @Luisconceit 8 agosto, 2015

    No te preocupes, @Abel. La usurpación/duplicidad de identidades es un rasgo característico de las historias de superhéroes; por lo tanto, esto solo le ha dado una dimensión metalingüística nueva al artículo.

    @DavidLeonRon, muchas gracias. Y, bueno, la idea es que los textos sean accesible para todos, se domine o no el tema superhéroes; así que, si se puede disfrutar sabiendo poco del personaje, el objetivo primordial está cumplido.

    @kay, tienes razón en lo que comentas sobre la faceta de mártir de Wenger. Lo que ocurre es que, si se profundizara en todos los puntos, esto se nos iría un poco en cuanto a extensión. Así que sirva tu apunte como bienvenido complemento al texto.

    Respond
  • kay 8 agosto, 2015

    David:

    Diría que en estos años se polarizaron los sentimientos hacia Wenger.Unos lo amamos más por lo que estaba haciendo aunque no fuera lustrosos y otros se desesperaban y desencantaban.

    Luisconceit:

    Graaacias.

    Respond
  • Mark 8 agosto, 2015

    https://www.youtube.com/watch?v=o0Iw01tt_CE

    Una frikada.

    Gran articulo!

    A ver si Wenger espabila esta temporada.

    Respond
  • hola1 8 agosto, 2015

    Otro articulo "TOP":

    Respond
  • killorojillo 8 agosto, 2015

    Yo siempre fui defensor de Wenger, pero no olvidemos lo que dijo Luis Aragonés que era el fútbol: Ganar y ganar y ganar y ganar y ganar…
    Y eso el Arsenal no lo ha tenido durante 8 años. Como bien dicen anteriormente, esa falta de triunfos se debe más a un tema económico que a la gestión de Arsene, no obstante, esta a ayudó a que se nos olvidara lo buen entrenador que es. Y después de dos años sin tener que vender, ya le vemos como un candidato real al título… Impresionante, sencillamente impresionante. Bien por Wenger y bien por los wengeristas (quizá no estábamos tan equivocados).

    Respond
  • Mark 8 agosto, 2015

    A mi Wenger, dicho sea de paso, no me parece un entrenador que sepa implantar "competitividad" a sus equipo. Monto hace diez años ya un equipo muy fisico, con gente experimentada y grandes competidores… Pero desde entonces se le ha visto el carton. En estos diez años no se que ha estado mas sobrevalorado, si el Arsenal como equipo catalogandolo como equipo "top" o el propio Wenger como entrenador "top"

    Respond
  • kay 8 agosto, 2015

    Mark:

    Bueno, a lo mejor es que sobrevaloramos a los entrenadores.

    Pep sin Messi, Etoó,Henry,Xavi, Iniesta ,Puyol,Pique,Mascherano ect.. aun con colección de cracks (Robben, Ribery,Gomez,Mandzukiz,Luis Gustavo,Bastian, Kroos, Javi, Lahm,Alaba,Neuer ect… cuento los que echó por que no le gustaban) acumula humillaciones en champions. Y Mou sin un núcleo de gladiadores que le permitan encerrarse ( Por que no hay que irse a los Essien/Ballack/Makele/Lampard/Terry/Carvaho o Ramos/Pepe/Khedira/Xabi, incluso en sus dos grandes éxitos humildes contaban con un nucleo defensivo de calidad y personalidad como Samuel/Materrazi/Cambiasso/Zanetti e incluso Etoó o en Oporto con el gran Carvaho, Deco y otros gladiadores menos lustrosos además de suerte en los cruces) le cuesta ser competitivo ante equipos duros en champions (ni siquiera ante las 3 colecciones de cracks) aun con gente como Terry,Matic, Ivanovic, Aspilicueta, Cesc, Costa y Hazard.

    En cambio a menospreciar a Wenger que solía dar la cara en champions y Premier con un equipo donde tenía que formar a menudo con Denilson, Song antes de explotar, Flamini, Chamackh, Bendnert, Djorou, Campbell,Silvestre, Squilacci, Almunia, Clichy, o Eboue (y estos jugadores no fueron errores, era lo que podías fichar a 0 euros o menos de 5 millones) o poniendo a Arshavin o reubicando jugadores fuera de posición por que no había pasta para fichar un suplente . Y sus estrellas eran promesas explotando (que salvo Cesc a lo sumo la tenía 1 año entero cuando explotaban del todo).

    Si que lo ha hecho cojonudo Wenger si recordais más a Nasri, Cesc, Wilshere, RvP, Wallcot ,Arshavin, Song ,Sagna, Arteta, Koscielny y Metersacker sin recordar que la mayoría de ellos no cincidieron a buen nivel juntos y que disfrutamos más al Rvp lesionado, el Wallcot que solo sabía correr, el song que nadie le veía nada o el Nasri guadiana y olvidais a los ya citados que jugaban en puestos claves.

    Que tuvimos que salir contra el Barcelona con Campbell, Clichy, Bendnert, Denilson, Eboue ,Almunia y cia.

    Respond
  • RDGarca 8 agosto, 2015

    Impresionante. No se si catalogarlo como un artículo de heroes, porque es algo diferente. Al igual que Arsène. Más que un entrenador, es un formador y guía de jugadores/club. Hay una anécdota (no se donde la leí ni que tan verídica sea) en la que Van Persie (que era muy bravucón y agresivo) le pregunta quetiene que hacer para mejorar. Y Wenger le responde con algo como "si te lo digo lo sabrás" instando al jugador a que se analizara e hiciera un cambio por si mismo, mas que darle una orden.

    Siempre quedará la duda de si hubiera sido algo diferente sin lo del tema del dinero que muchas veces se usa de excusa y que lo es en ciertos puntos: 1) es cierto que Wenger no es el mejor para tomar decisiones durante el partido (se parece a Ancelotti en esto) y en esto el dinero no tiene influencia. 2) También es cierto que ha logrado cosas competitivas con jugadores malos y que quizás con mejores jugadores hubiera sido diferente (empezó a gastar y volvieron los títulos).

    Respond
  • RAsk- 8 agosto, 2015

    Texto muy ameno de leer, felicidades
    Como offtopic brutal pobre campbell salir en tu lista kay :p. Campbell su bien llega acabado y casi como un favor en su segunda etapa en la primera hablamos de una figura de nivel que viene como uno de los mejores stopper del país desde… El totteham. Yo creó que sólo Luis figo ha sido más odiado en el camp now que el amigo campbell en white hart line.

    Algún día tendréis que hablar de villanos para las aficiones :p

    Respond
  • kay 8 agosto, 2015

    Rask:

    Hombre, pero es que me parece lo más representativo de las penurias económicas del Arsenal, tener que traer de vuelta a una leyenda jubilada para el arrastre por que tras fichar un central por 10 millones (Un central de 10 millones en la época donde los centrales cuestan 30 o más ojo) se te lesiona y lo que te quedan son 2 canteranos fracasados que no has echado por que no tienes plantilla (por no poder fichar ) y 2 centrales sacados uno a coste 9 (silvestre) y el otro, si estaba ese año , que creo que no, a 2-3 millones. Es lo que pasa cuando tienes que vivir de canteranos (apuestas falibles por mucho que no prometan) y fichajes gratuitos o casi (Y siendo el Arsenal, que a lo mejor a otro le piden 2 por el mismo jugador a que le intentan sacar 10 al Arsenal).

    Que hablamos de un equipo que lo normal es que su fichaje estrella costara 10-16 millones acompañado de un par gratis o que no superasen los 5 tras vender uno o 2 jugadores por 30 millones o más.Así 9 años. Y no solo se mete a champions, si no que consigue que en noviembre la gente piense que ese año puede ganar.

    De hecho incluso este año, la gente está convencida de ser un candidato real cuando su MCD a día de hoy es un chaval que se deja los huevos y despues tiene un ex jugador que ya era mediocre en su mejor época. Y que su 9 es Giroud, que mola muccho, pero ni es Costa, ni Aguero ni Rooney. Su estatus real es el de segundo espada que si el resto flojea y ellos se enrachan bien puede llevársela. Pero de momento cuenta con que Costa+Courtois, Aguero+Hart y Rooney+De Gea van a dar en torno a 30 puntos o más siendo peor a sus rivales. COn GIroud +Cehc nuestra cifra se amplia, pero no tanto, supongo que en torno a 12-15 puntos así.

    Respond
  • kay 8 agosto, 2015

    Rask:

    Y a ver, que agradecido doblemente a Campbell, eso no se duda, pero que tenga que desjubilarse en vez de vernos en la grada pues habla mucho.

    Respond
  • danielgi610 8 agosto, 2015

    Wenger, ídolo
    De esas personalidades que extrañaremos cuando no estén, pero que no apreciamos debidamente mientras están en activo. Su extrema congruencia e idealismo ha provocado que lo tachen de terco o necio, pero yo digo que más que nada es una demostración de carácter y personalidad. Nunca abandonó al club y si bien incluso yo llegue a dudar de el hace unos años, hoy lo amamos nuevamente más que nunca.
    Sin duda cuando se retire siento que una luz abandonará el Emirates :*(
    Pero es tan grande que igual y ya nos tiene un sucesor a la altura de el!

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 9 agosto, 2015

    Si no me equivoco fue Cappa el que dijo que nadie hacia jugar mejor a un equipo de jugadores "normales" que Arsene Wenger. Ha sido una rara avis, en el sentido del estilo de juego, o por su extremada longevidad incluso sin haber tocado chapa. Así que le ha tocado en suerte un arquetipo también muy sui géneris: El Àngel Caído benefactor. Atrapado en la tierra y realizado milagros que son muchas veces denostados e incomprendidos. Incluso el rechazo a Florentino Pérez nos parece algo emparentado con los intentos de Mefisto por canjearle a Estela su alma a cambio de su libertad. Quizás en Madrid hubiese tenido más cerca una gran victoria, pero no hubiese sido tan Wenger.

    Ahora toca despedirse, y creo que hablo por todo cuando os digo que muchas gracias por haberos atrevido con este concepto, incluso cuando seguro habrá habido ocasiones en las que desconociais la pareja escogida para la metáfora.

    Ha sido realmente chulo poder compartir nuestro vicio còmiquero con vosotros.

    Un fuerte abrazo

    Respond
  • Abel Rojas 9 agosto, 2015

    @ Mark

    Yo creo que tuvo un parón demasiado largo quizá porque él sabía que había que hacer el sacrificio económico y desconectó, y aparte de debilitar la plantilla, debilitó el sistema. Pero antes sí que era competitivo. Y ahora está intentando volver a hacerlo, aunque le falten unas dos piezas de nivel altísimo para ser tan bueno como otros de la Premier.

    Pero en lo referente al sistema… A mí por ejemplo las contras del Arsenal ahora mismo me gustan más que las del Chelsea. Con eso te digo todo.

    Respond
  • javimgol 9 agosto, 2015

    Felicidades por el artículo

    De nuevo os invito a hacer alguna comparación con un personaje de comic japonés.

    Respond
  • herbaseca 9 agosto, 2015

    ¡Gran artículo! Es una lástima que haya terminado la serie, resulta muy curioso cómo se puede reflexionary descubrir aspectos nuevos sobre las cuestiones deportivas, sociales, culturales, etc. del fútbol desde una perspectiva tan aparentemente distante.

    Hay una cosa que no me encaja, o más bien en la que creo que se puede profundizar, y es el "Galactus" que Luis propone. No creo que se pueda decir exactamente que Wenger haya sido el heraldo del fútbol entendido como religión (mucho menos en Inglaterra), si no más bien, a mi modo de ver, se puede decir que ha ejercido de pionero del fútbol como industria del espectáculo (el fútbol bonito, el rendimiento mediático de la estrella…), esa en la que los clubes pasan de ser entendidos exclusivamente como instituciones para incorporar una fuerte carga de organización empresarial por la cual los éxitos deportivos son una variable más (no menor) dentro de la gestión de gastos, beneficios, oportunidades de negocio, etc.

    Como rama de este dios/monstruo en el que se ha convertido el fútbol contemporáneo, cabe señalar un ámbito en el que me parece que Wenger destaca y ha supuesto en abierto precursor, y es en la instauración del mercado internacional de futbolistas adolescentes, entendidos como materia prima que pulir y de la que extraer un rendimiento deportivo y económico. Hace 20 años apenas se consideraba esta opción (había "fichajes de canteranos", pero se producían más bien a nivel local o nacional), que a día de hoy forma parte de la política deportiva/empresarial de todos los principales clubes europeos. Un mercado que tiene mucho de ambiguo ética y socialmente, en el que conviven esas cualidades destructoras y creadoras que asignamos a la figura de Galactus y en el que Wenger se convirtió en experto y guía, abriendo un camino que luego seguiría el resto.

    Esta capacidad para "abrir el mercado" y saber escoger dentro de él ya se señala en el texto, pero me parece interesante relacionarla con la necesidad de supervivencia (el "hambre" de Galactus) en la que se encontró el club en un momento dado, y cómo se convirtió en su principal baza para mantenerse en la primera línea internacional, como señalaba kay en los comentarios.

    Bueno, son cosas que se me vinieron a la cabeza al pensar en la figura "heráldica" de Wenger, al final me quedó un buen tocho. Felicidades por el texto y la serie, que ha sido apasionante. :)

    Respond
  • @Luisconceit 9 agosto, 2015

    @herbaseca, antes de nada, me alegra ver que el texto esté dando pie a aportaciones tan interesantes como la tuya. Sobre lo que comentas, hay que tener en cuenta que Galactus aquí funciona como metáfora del fútbol contemporáneo, y que también lo uso para aludir a las distintas formas de entenderlo en cada país. Empiezo ese párrafo haciendo referencia a la condición de fenómeno religioso y hago mucho hincapié en esto, ya que nuestros protagonistas, después de todo, son figuras mesiánicas; pero no habría que entenderlo solo de ese modo. Luego, recordemos que estamos hablando de un heraldo, sí; pero de uno rebelde, que acaba encontrando su propio camino. En este caso, se trataba de utilizar la llegada a la Tierra del Surfer y su rebelión como base para hablar del efecto transformador de Wenger en un equipo fuertemente identificado con un estilo de juego muy definido.

    Seguramente, como tú dices, este concepto de Devorador/fútbol contemporáneo —que aquí, cierto es, me limito tanto solo a esbozar, tal vez, de forma un tanto críptica— requería de una mayor profundización, que hubiera dado pie a algunas reflexiones más concretas sobre el fenómeno y el negocio futbolístico en general. Pero, después de todo, el eje del artículo debía ser la semblanza entre Surfer y Wenger; y, como ocurría con la faceta de "mártir"a la que @kay se refería antes, esto hubiera provocado que el texto se fuera a una extensión tal vez excesiva.

    Respond
  • gustavo 9 agosto, 2015

    qué pena que se termine esta serie. ha dado grandes momentos en el devenir de este lindo espacio

    Respond
  • @JRatazzi 10 agosto, 2015

    Fantástica despedida a una extraordinaria serie de artículos, mis mas sinceras felicitaciones a todos ^^.
    Grandes también Kay y Herbaseca.

    Respond
  • Jaco 10 agosto, 2015

    Aunque retirado, he echado de menos la comparación Zidane-Mr Fantástico. Elasticidad, capacidad de respuesta ante cualquier situación, imaginación… Y el mayor intelecto que ha dado el fútbol.

    Respond
  • Pablo 11 agosto, 2015

    Muy bueno el artículo. Y viene a cuento porque parece que la nueva peli de los 4 fantásticos está levantando mucho revuelo aunque no exactamente por cosas positivas…

    Con respecto a Wenger, es de esos entrenadores que despiertan amores y odios, como Mou, Pepe, Bielsa. Si tiene una virtud es la de no pasar desapercibido. Es curioso como uno lee a sus detractores y da la sensación de que nunca ha ganado nada y por otro lado, sus defensores parecen poner al Arsenal casi en el lugar de un equipo de segunda división que es llevado a pelear en UCL por la magia de Wenger. A fuerza de ser políticamente correcto, seguramente el punto medio sea el más acertado.

    Tal vez a Wenger en estos años le ha faltado encontrar algunos líderes que le den otra cuota de competitividad cuando se enfrentan a situaciones complicadas o equipos más fuertes, en eso creo que Ferguson tenia otra mano. Pero no deja de ser cierto que ha podido mantener al Arsenal desde hace más de 15 años en boca del mundo del fútbol y, tal vez más importante, ha creado una marca. El Arsenal representa algo para el mundo del fútbol, que tal vez a esta altura sea un poco más mito que verdad pero que no deja de estar ahí.

    Yo si tengo algo que reprocharle es, en estas temporadas, haberle sacado tan poco jugo a Ozil. Seguramente el alemán tenga parte de culpa pero aún así…

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.