Hacia arriba con Camacho

El Málaga era el equipo de moda. Con un once plagado de canteranos, su fútbol puntuaba a ritmo de Europa League y seducía a La Rosaleda como ni el conjunto de Isco, Joaquín, Cazorla y Toulalan había logrado salvo en noches de Champions.


La eficacia coherente

La pegada argentina apareció y simplificó un encuentro que se presumía complicado. Sobre todo, tras jugarse los primeros 15 o incluso 30 minutos, en los que mandaron los paraguayos de la manera en que acostumbran,


Corriendo o como Chilavert

En este siglo, todo lo que logró Paraguay lo logró defendiendo. Su personalidad vigente es la herencia de la generación del 98, la de Chilavert, Gamarra y Ayala. La que hizo del cerrojazo arte y que casi acaba con el sueño mundialista


La claridad paraguaya

Paraguay es un equipo muy definido donde cada jugador conoce su función y puede desarrollarla. Nunca se confunde, en parte porque su estilo de juego carece de ambición lúdica, es muy simple.


Málaga 3.1: el sueño de Darder

Quizá fuese su techo. Por lo menos el artístico. Hasta el 45, lo del Málaga consistió en una sucesión de jugadas preciosas propias de conjuntos que valen mucho dinero; las maniobras técnicas que intentaron y colmaron


Weligton de Hummels, por Simeone

El Atlético de Madrid logró convertir en trámite un envite que se presumía complicado. Ciertamente, al Málaga le faltaba su mejor hombre, pero contaba con casi todos los demás y venía de encadenar cinco triunfos consecutivos, con la calidad que


Gracia sin el mejor

Nordin Amrabat se ha lesionado. Junto a Joao Miranda y Luka Modric, ha sido la pérdida más influyente para la Liga en esta última jornada de selecciones. Estará de baja, como mínimo, hasta principios de 2015, en lo que supondrá un auténtico quebradero


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.