Es ahora

Sucedió un poco lo que sucede tantas veces en casos de futbolistas adolescentes: nos olvidamos de que son niños. Queremos que el fútbol vaya a velocidad de videojuego y soltamos rápido sentencias condenatorias cuando no pasa así. Como


La locomotiva imparable

La sola idea encandiló al universo futbolístico colombiano. Una colosal masa de músculo ébano se prodigaba por los campos de fútbol del país casi que sin caber en ellos. Parecía un gigante jugando en canchas para niños pequeños.


Ceguera sin lazarillo

No está dormido porque tiene los ojos bien abiertos, testigo abominable de su hora más sombría. Tampoco está perdido


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.