Las águilas que no llegaron al cielo

Un Woody Allen rubio y guapo, mil años más joven, que no era judío pero sí neurótico hasta la neurosis, soñaba con una París noctambula en la que no había británicos con aires pomposos de pseudointelectual seduciendo a su mujer.


De África para el mundo

8 de marzo de 2005. Los hinchas que llenan el Stade Gerland acaban de ver cómo su equipo, el Olympique de Lyon, ha destrozado al Werder Bremen. La victoria por 7-2, unida al 0-3 de la ida, deja como resultado un 10-2 global que es la


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.