Diego Reyes filtró a Brasil

México es una nación de 112 millones de habitantes que viven y mueren por el fútbol, y que hasta ayer no se había sentido grande de verdad jugando a esto de la pelota. Es curioso. El problema no reside en un bloqueo mental


El paradójico Menezes

Viajó a Londres con la obligación de conquistar el oro y ya ha llegado a la Final. Eso no quiere decir que Brasil juegue bien; ni tan siquiera que sepa competir como la camiseta requiere. De hecho, las vibraciones no son para desatar el optimismo,


Los tres jamaicanos

Lo fácil sería decir Michael Ballack, por eso de perder siempre; pero en esencia, simbólicamente, Asafa Powell recordó a Titi Henry. ¿Que no? De apariencias agraciadas y obsesión por el detalle presumido,


Menezes no se atreve

Seguir a Brasil es obligatorio en los dos años que se vienen, y que preceden al Mundial. Es el país del fútbol, dispone de talento TOP, el equipo


El disfraz rojo

La derrota de España fue injusta, pero sólo desde un prisma súper objetivo que en el fútbol no suele regir. Milla confeccionó un sistema ilógico en su generalidad e incoherente atendiendo a los jugadores escogidos


Un genio y un problema

Brasil ha alumbrado a muchos de los mejores futbolistas de toda la historia. Pioneros que inventaron remates, reyes que lucharán por el trono hasta después de muertos o bestias que nos presentaron el nuevo siglo.


Óscar al mejor actor secundario

Brasil comenzó anoche su particular cuenta atrás hacia la cita más importante para el país en sesenta años. Lo hizo con esperanzadores claros y algún que otro oscuro. Nada relevante, si no fuera porque


Área prohibida

Es muy difícil sacar algo positivo del debut olímpico de Milla y sus chavales. El equipo saltó loco al campo, con una mezcla entre nerviosismo y exceso de confianza de las que solo permiten los entrenadores más discretos.


Neymar y el peso de la camiseta

Las cinco estrellas en el pecho son un orgullo difícil de medir para la nación brasileña. Desde que Edson Arantes abriera la senda de la victoria allá por 1958, ganar se ha convertido en una necesidad irracional


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.