Carlos Gardel y José Samitier, destinados a ser amigos

Gardel nunca fue un devoto del fútbol. Los gardelistas insisten en que su espectáculo de competición preferido era el turf, las carreras de caballos, y que de hecho eran estás las


Por un cachito de Gardel y Sergio Leone

Argentinos y uruguayos llevan casi un siglo discutiendo por el amor y la cuna de Gardel. Los uruguayos le reclaman como suyo aduciendo que actuó insidiosamente a su favor a modo de


El Diego y el Pep

-¿Pero vos estás muerto? – Le inquirió Gardel.

-Podría decirse… Vivo estoy, sí. – Pareció dudar – Pero ya no piso la cancha, así que…


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.