Verona tuvo un sueño

El verano de 1984 fue un torbellino en el Calcio. Dinamita. Magia. Expectación. Había Francia conquistado Europa y elevado a Platini al trono del mundo. No fue más que una confirmación, poner la


L’Inter dei tedeschi

El título es bien claro: el Inter de los alemanes. Así era conocido el equipo nerazzurro de finales de los ’80, para contraponerse al Milan de los holandeses. Y así ha pasado a la historia y ha perdurado en los corazones de quienes simpatizan con el equipo.


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.